Tag

gasolina

Browsing

De acuerdo a una grabación del perfil “SoyAMLOver” en Facebook, los discursos del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) han llegado a discotecas de Cancún, Quintan Roo.

‘The City’, una de las discotecas de Cancún, utiliza un fragmento de uno de los discurso del presidente de la República, para amenizar la fiesta en el lugar. En específico retoma las declaraciones que AMLO hizo sobre el desabasto de gasolinas en el país.

“Le puedo decir a la gente, a todos los mexicanos, que tenemos gasolina suficiente. No hay ningún problema de desabasto”, se escucha en la grabación; acto seguido comienza a sonar la famosa canción de Daddy Yankee que lleva por nombre “Gasolina”.

Tan pronto surge la imagen del mandatario en las pantallas del lugar, la gente rompe en gritos, y además de rechiflas, se escuchan frases como “viva México”.

La grabación se difunde en coincidencia con la explosión que se presentó en un ducto de Pemex en el estado de Hidalgo, luego de que pobladores de Tlahuelilpan recolectaran combustible en una toma clandestina.

 

Julio Patán

24 HORAS

Tal vez la palabra que sintetice mejor el incipiente sexenio sea “normalización”. No me refiero a la “normalización” del abasto de combustible, que hay que ser de veras muy ingenuo para pensar que se va a conseguir pronto. La normalización a que me refiero es esa que, como nos enseña la historia del siglo XX, destruye las democracias y las economías en que se sostienen, por deficientes que sean unas y otras. Lo de la gasolina puede tener la virtud de recordárnoslo.

¿A qué me refiero? A que, de pronto, parezca normal formarse sólo tres horas en una gasolinera, es decir: al racionamiento. A que la explicación de ese racionamiento sea diferente cada día. A que la responsable, Rocío Nahle, le diga al Presidente en la conferencia mañanera que sí, en media hora nos proporciona los datos de compra de combustible que “no tiene a mano”, y días después los datos sigan sin aparecer. A que el director de Pemex sea un ingeniero agrónomo sin la menor experiencia en ese campo. A que el jefe de finanzas de Pemex diga flow cash frente a los de la banca gringa, la reunión sea un desastre y el Bank of America recorte el pronóstico de crecimiento de México a 1%, es decir, a la mitad que ese “crecimiento mediocre” que tanto criticaron el Presidente y sus economistas afines en sexenios pasados, y a años luz del 4% que nos prometieron.

También, a que el motor del desarrollo, una expresión de por sí anticuadona, sean tandas, trenes y refinerías. A que se cancele una obra sin que haya evidencias de la corrupción que tanto denunciaron los perpetradores de la cancelación y se tiren 13 mil millones de dólares a la basura. A que un legislador proponga darle muerte al INE. A pactar con el PRI para militarizar al país.

Y es que no, no estamos ahí, pero, de Venezuela a Rusia, así, con la normalización de la incompetencia, de la no rendición de cuentas, de la mentira, una normalización perfectamente calculada por quienes gobiernan, sus opinadores a modo y sus pandilleros de redes sociales, es como se muere lo mejor que tienen los países, y a la larga los países mismos. Porque no, no es cierto que la situación de México en los años pasados no fuera susceptible de empeorar, y porque no, no hay señal alguna de que los problemas que efectivamente teníamos vayan a resolverse.

Va a ser un sexenio largo y agotador. Hay que empeñarse, en medios, en redes, donde sea, sin ceder al desaliento, en poner el dedo en el renglón. La alternativa es esa: ser el enésimo país que muere de normalización.

A lo largo de las dos semanas que lleva el problema de desabasto de gasolinas en el país se han publicado diversas encuestas que muestran el apoyo a la estrategia del gobierno federal para hacer frente al robo de  combustibles; sin embargo El Financiero presentó este jueves la primera encuesta que se realizó directamente en las gasolineras para saber el sentir de los automovilistas.

En un ejercicio realizado a 480 automovilistas que estaban esperando cargar gasolina en 60 gasolineras de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM), el 73% afirmó que estarían dispuesto a seguir haciendo filas si es que eso ayudaba a combatir el llamado huachicoleo.

Solo un 23% dijo que no estaría dispuesto a seguir perdiendo su tiempo en largas filas.

Respecto al programa de carga sugerido por el gobierno de la Ciudad de México, en el que los automovilistas podrían cargar gasolina de acuerdo al engomado y placas de su vehículo, el 56% de los consultados dijeron que estaría dispuesto a seguir la sugerencia; 41% dijo que no.

Al preguntar en cuánto tiempo las cosas deberían de regresar a la normalidad, 31% dijo que el tiempo que fuera necesario; 7% indicó que meses; 13% semanas y 31% afirmó que solo algunos días. 16% sostuvo que ya no pasar más tiempo, pues se les acabó la paciencia.

Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) agradeció una vez más a la ciudadanía por el apoyo y respaldo que han dado a su estrategia para combatir el robo de combustibles.

“Entre todos vamos a vencer el robo de combustible. Entre todos vamos a vencer el huachicoleo. Todos estamos participando y ha sido fundamental, si no es que más de la misma dimensión el apoyo de la gente en todo este plan”, dijo el mandatario.

Reconoció la paciencia y el respaldo que los mexicanos le han dado, sobre todo por “aguantar” las molestias que significan las largas filas para cargar combustible.

Calificó como extraordinaria la respuesta de la gente, por lo que dijo, “los abrazo a todos”; señaló que ningún gobierno podría enfrentar solo un problema de gran dimensión como el robo “descarado, excesivo e impune” de combustibles.

“¿Qué le digo a los mexicanos, qué le digo a la gente? Que tengan confianza, que muchas gracias por su apoyo y que vamos hacia la normalidad; vamos hacia la normalidad, que vamos avanzando”, sostuvo López Obrador.

Sin embargo aclaró que “no podemos echar las campanas al vuelo”, aunque enfatizó que su gobierno tiene el control de la situación, “tenemos las riendas en las manos; que tengan confianza, que esto lo vamos a resolver”.

 

El Partido Acción Nacional estimó en 10 mil millones de dólares las pérdidas económicas relacionas con el desabasto de combustible que se vive en algunas zonas del país como consecuencia de la lucha frontal del gobierno contra el robo de combustible.

El secretario de Asuntos Económicos del partido blanquiazul, Armando Rivera Castillejos, apuntó que “la incompetencia del gobierno” se ha traducido en dicha cantidad de pérdidas, una situación que afecta a todos los eslabones de la cadena productiva del país.

“La estrategia emprendida por la administración de Andrés Manuel López Obrador para regularizar el abasto de combustible “es ineficiente” y “está afectando a millones de mexicanos, así como a los sectores productivos del país”, declaró al periódico El Financiero.

Además, advirtió que la situación ya está presionando a la inflación y en algunas entidades se puede notar un incremento en el precio de los alimentos, mientras que los agricultores no cuentan con la posibilidad de llevar sus productos al consumidor.

“Le exigimos al Gobierno federal que hable con la verdad y que resuelva este tema. Si no saben cómo, sí no pueden, que pidan ayuda”, remató el panista.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que es opcional la maniobra anunciada por el gobierno capitalino para que la gente cargue gasolina según su engomado y dijo que muy pronto se normalizaría el servicio.

“Se habló de cargar gasolina de acuerdo al número de placas, no es obligatorio, los que quieran ayudar es pensar en que se carga combustible el día que le corresponde y con ello se contribuye (…) hoy no cargo gasolina porque estoy en contra del huachicoleo y estoy en contra de la corrupción (…) pero insisto, es de manera voluntaria”, dijo el mandatario.

Durante la conferencia de prensa de esta mañana, López Obrador aseguró que “si seguimos así en muy poco tiempo vamos a normalizar el servicio.”

Esto, luego de que la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, sugirió cargar gasolina dependiendo del color de engomado y último número de placa, lo que generó protestas y desató polémica en redes sociales.

 

Como ya es costumbre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció este martes 15 de enero su conferencia matutina desde Palacio Nacional. Estos son los temas de los que habló:

– López Obrador anunció la compra de 500 pipas para que nunca falte combustible en el País.

– El Jefe del Ejecutivo reiteró que están hablando con quienes tienen permisos de importación de combustible, que suman 3 mil empresas.

– Desde Palacio Nacional, el Presidente de la República reiteró que hay inventario y reservas suficientes de gasolina, diesel y turbosina.

– López Obrador informó que el ducto Tuxpan- Azcapotzalco, que abastece a la Ciudad de México, fue afectado nuevamente ayer, por lo que no está operando e indicó que el próximo martes hará un recorrido por la zona.

– AMLO dijo que no irá al Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, porque debe atender asuntos importantes en el país. La Secretaría de Hacienda (SHCP) definirá quién irá.

– El Jefe del Ejecutivo aclaró que cargar gasolina de acuerdo al número de placas, no es obligatorio, los que quieran ayudar es pensar en que se carga combustible el día que le corresponde y con ello se contribuye. Es un plan voluntario.

 

Pablo Hiriart

EL FINANCIERO

Por supuesto que los gobiernos anteriores no fueron eficaces en detener el robo de gasolinas, por la razón que hemos expuesto una y otra vez: no es delito grave y los involucrados –entre ellos, empleados y funcionarios de Pemex– salen libres de inmediato.

Pero de ahí a decir que “era una especie de tolerancia, algo pactado… lo sabían todos, desde Fox”, como afirmó el Presidente el pasado miércoles, es falso y temerario.

Si de veras lo cree López Obrador, que instruya a su Procurador General, Alejandro Gertz Manero, que cite de inmediato a Alejandro Gertz Manero, secretario de Seguridad Pública de Vicente Fox, para que responda por el delito de encubrimiento.

No cuadra, ¿verdad?

En su cuenta de Twitter el presidente del Senado, Martí Batres, expresa como un logro de Morena (y realmente lo es) haber impulsado en esa Cámara que se eleve a delito grave el robo de gasolinas. El proceso está ahora en comisiones de Diputados.

Sin embargo hace menos de un año el PRI, el PAN y el PRD no pudieron hacerlo, ya que la iniciativa que elevó las penas al robo de gasolinas tuvo la férrea oposición de Morena y no había fuerzas para subirla a delito grave.

El 5 de abril del año pasado, el senador Manuel Bartlett (hoy director de CFE) subió a la tribuna para hablar en contra del dictamen que subió las penas por robo de combustibles.

Dijo que “viene empujada esta iniciativa de penalidades, viene empujada por los intereses extranjeros de las empresas trasnacionales petroleras, gaseras, y quieren que las penas, por cualquier acción que no les guste o reacción de algún grupo social, las penas son muy grandes. Ya metieron el terrorismo en el aspecto de hidrocarburos, cuando no hemos tenido nunca terrorismo. Es para favorecer intereses extranjeros… Las penas son para atacar a los campesinos que se rebelan contra los daños que les hacen Pemex y las trasnacionales”.

Lo dijo hace menos de un año. Y hoy quieren elevar (acertadamente) a delito grave el huachicol.

Señalan que los ladrones de gasolina “sabotearon” el ducto Tuxpan-Azcapotzalco para dejar sin gasolina a la Ciudad de México. Y antes denunciaban como alardes de las trasnacionales el terrorismo que “no hemos tenido nunca”.

Bartlett planteó en tribuna que el huachicol “no se resuelve porque el gobierno, las autoridades están coludidas… hay que ir por las altas autoridades: el robo de hidrocarburos está en el gobierno de la República y en los gobiernos de los estados”.

Ellos, que son muy honestos, ahora son gobierno. Ellos, que no roban, son ahora “las altas autoridades”. ¿Qué pasó? ¿Por qué no hay gasolinas?

Centenares de acciones contra funcionarios y empleados de Pemex se llevaron a cabo en los gobiernos anteriores, y los delincuentes salían libres porque no era (ni es) delito grave robar gasolina.

Hasta dos barcos cargados de combustibles se robaron frente a las costas de Dos Bocas (Tabasco) en noviembre de 2016. La Marina detuvo a los once piratas y un juez los dejó libres.

Es cosa de buscar en Google las detenciones y acciones en esos años y son racimos.

Al azar: 29 de octubre de 2013, Sin Embargo: “la Procuraduría General de la República en coordinación con elementos del Ejército Mexicano y de la Policía Federal, detuvieron este día a 39 empleados de Petróleos Mexicanos y a nueve operadores de autotanques particulares por estar presuntamente involucrados con robo de combustible”.

Cinco de marzo de 2018, Animal Político: “La secretaría de la Función Pública suspendió de sus cargos a ocho servidores públicos adscritos a Petróleos Mexicanos, quienes presuntamente participaron en el robo de hidrocarburos. Los servidores públicos forman parte de una red organizada que manipulaban y alteraban las válvulas de seccionamiento San Octavio, del Poliducto Minatitlán-México, en Acayucan, Veracruz, con el fin de apoderarse de manera ilegal de hidrocarburos”.

Dieciocho de octubre de 2017, El Economista: “El director de Petróleos Mexicanos, José Antonio González Anaya, informó que mientras en 2016 se recuperaron cuatro millones de litros de combustible robado, de enero a septiembre de este año se han recuperado once millones de litros”.

Ocho de febrero de 2018, Expansión: “Setenta gasolineras clausuradas por venta de combustible ilícito”.

Etcétera, etcétera, etcétera.

Decir que en el pasado se fue “omiso” ante el robo de gasolinas es una mentira.

Por nuestra corta memoria, sirve, eso sí, para vestir de “gesta histórica” lo que en realidad es un error descomunal del presente gobierno.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció este lunes su conferencia matutina desde Palacio Nacional. Estos fueron los temas que abordó:

– Robo de hidrocarburos. López Obrador afirmó que después de resolver el problema del robo de combustibles pasarán a otros asuntos, pero “uno por uno”.

– Restablecen ducto Tuxpan-Azcapotzalco. El Gobierno federal informó que fue restablecido el ducto Tuxpan-Azcapotzalco y lleva más de tres días en operación.

Llevan a PGR 5 casos de lavado de dinero. El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, Santiago Nieto, informó que llevaron ante la PGR cinco casos por lavado de dinero relacionado al robo de hidrocarburos, que incluyen a un ex funcionario de Pemex, a un ex diputado local, y a un ex alcalde.

– SAT detecta inconsistencias relacionadas con gasolinas. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) detectó en el ejercicio de 2017 inconsistencias fiscales en el renglón de ISR por un total aproximado de 3 mil 217 millones pesos. La directora del organismo, Margarita Ríos, informó que en las inconsistencias están involucrados 194 contribuyentes.

– Abren mil 700 carpetas de investigación. Alejandro Gertz, encargado de la Fiscalía General de la República (FGR), dijo que tienen abiertas mil 700 carpetas de investigación por robo de combustible, además de que se han asegurado 4.5 millones de barriles.

– Caída en las ventas de Pemex. El director de Pemex, Octavio Romero, dijo que tuvieron una caída “pronunciada” en las ventas de la petrolera pero que han ido al alza, sin lograr aún la normalidad.

– Evalúan traslado de gasolina en ferrocarril. Ante el desabasto de combustible, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se analiza transportar gasolina por ferrocarril para que llegue a los puntos con déficit.

– Robo de combustible a la baja. Romero Oropeza, director de Pemex, mostró gráficas para mostrar que a partir de la intervención de los ductos de Pemex, el 20 de diciembre, empezó a bajar el robo de combustibles. Dijo que de 126 mil barriles que se llegaron a robar en los primeros días de diciembre, ahora son 2 mil 500, en promedio.

– AMLO pide usar permisos de importación de gasolinas. El Mandatario federal pidió a quienes tienen permisos de importación de combustible usarlos, para que se pueda normalizar el abasto.

– Escoltas, ahora vigilarán ductos. López Obrador dijo que mil agentes del MP que eran utilizados como guardaespaldas por particulares y funcionarios, serán destinados a la vigilancia de ductos.

– Vigilancia militar. El General Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, dijo que desde el 5 de enero inició una operación para dar seguridad a instalaciones de Pemex en la que participan 5 mil 092 elementos del Ejército, la Marina y la SSP.

– AMLO reitera: “punto final”. Cuestionado sobre si se investigará a los ex Presidentes de la República o a ex directores de Pemex por el robo de combustibles, el Presidente López Obrador reiteró su idea de no quedarse empantanados con asuntos del pasado.

– AMLO Afirma que tiene miedo pero no es cobarde. Cuestionado sobre si teme represalias por combatir al huachicoleo, el Presidente respondió que tiene miedo, pero no es cobarde.

– No confrontación. Sobre los reportes de enfrentamientos en Tula, Hidalgo, entre soldados y huachicoleros, lo que originó la retención por pobladores de elementos castrenses, López Obrador indicó que la instrucción es no confrontarse con la población.

 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los mexicanos a no hacerle “el juego a los corruptos” que ofrecen gasolina a la gente.

Y pidió a la ciudadanía actuar con honestidad, porque dijo que México es un “pueblo honesto, limpio, digno”. Esto, luego de que un ducto fue perforado por huachicoleros en el Estado de México y pobladores locales acudieron con cubetas, tambos y tinacos a robar combustible.

López Obrador pidió a la gente no caer en esto y no proteger “a estos delincuentes” y afirmó que para obtener ingresos, la población puede acercarse al gobierno para acceder a los programas sociales, en lugar de cometer ilícitos.

“Es preferible dejarle a los hijos pobreza pero no deshonra”, afirmó enérgicamente el tabasqueño.

Asimismo, el mandatario afirmó que entiende que hay molestias por las largas filas para comprar gasolina, pero, agregó: “si me siguen apoyando, si me tienen confianza, nos vamos a sentir muy orgullosos de haber acabado con el huachicol. Entre todos”.

La Secretaria de Energía, Rocío Nahle, negó que la dependencia y ella hayan prohibido algún permiso para la importación de combustibles, esto, luego de que el diario estadounidense The Wall Street Journal publicó que desde el inicio del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se importa un promedio de 350 mil barriles diarios, esto es un 28% menos respecto a diciembre de 2017 y enero de 2018.

“La @SENER_mx y una servidora NO hemos prohibido permiso alguno para la importación de combustibles. Actualmente los artículos 48 y 80 de la Ley de Hidrocarburos permiten la importación de gasolina y diésel cuando se cumple la reglamentación establecida”, escribió la funcionaria en su cuenta de Twitter.

Luego del reportaje hecho por el diario estadounidense, el presidente López Obrador negó, sin dar cifras, que México haya reducido las importaciones de gasolina de Estados Unidos. En un video en redes sociales informó que se está comprando más combustible y que hay reservas suficientes y atribuyó el desabasto al robo de hidrocarburos o “huachicoleo”.

“Es falso lo que dice un periódico de EUA. Desgraciadamente estamos comprando más. El desabasto es por el combate al huachicol… Puedo probar con datos que estamos desgraciadamente comprando más gasolina en Estados Unidos para que no falte el abasto y vamos a resolver pronto este asunto”, sostuvo el mandatario.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el desabasto de combustibles es un juego de vencidas que los huachicoleros no van a ganar.

“¿Quieren jugar a las vencidas? No van a poder con la voluntad del pueblo de que se acaben ya, de una vez, para siempre, la corrupción y la impunidad. Basta de robos y saqueos”, sostuvo el mandatario.

En un video difundido a través de sus redes sociales, el presidente recalcó que su administración no se dará por vencida en el combate a este delito, pues él tiene el apoyo de la sociedad.

“Por eso esta decisión de decir no al huachicol, y no nos vamos a dar por vencidos, a ver quién se cansa primero, porque hay acciones de sabotaje; llamo a que toda la población nos ayude”, insistió el Presidente en su mensaje.

Reconoció que hay desabasto, aunque será transitorio.

“Está costando molestias porque temporalmente va a haber desabasto, transitoriamente. Tenemos gasolina y diesel suficientes en el país, hay reservas suficientes. Es cosa de cambiar el sistema de distribución, controlar los ductos”, dijo el Presidente.

Llamó a la población a no caer en pánico y a administrar el combustible que tienen.

“Administren lo que tienen, y no consuman más de lo necesario para que, de esta forma, podamos regularizar el abasto en la Ciudad de México y en todo el país”, recalcó López Obrador.

Asimismo, el mandatario aseguró que la versión del diario The Wall Street Journal, de que el gobierno mexicano redujo sus importaciones de gasolina, es falsa.

“No, desgraciadamente estamos comprando más. El desabasto es por el combate al huachicol”, dijo.