Tag

inseguridad

Browsing

Al participar en el informe de trabajo de los tres primeros meses del Sistema Nacional de Búsqueda, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró su compromiso con los familiares de víctimas de la violencia en el país y desaparecidos de que va a haber justicia en México.

«No voy a ocultarme, voy a dar la cara siempre. Por difícil que sea, por doloroso que sea, por incómodo que sea, voy a estar siempre dando la cara y tratando con ustedes este lamentable asunto», sostuvo el mandatario.

Al afirmar que los gobiernos anteriores dejaron un gran número de problemas como herencia, las desapariciones son el más grave, enfatizó.

Lamentó que los gobernantes anteriores se robaron miles de millones de pesos y dejaran una enorme deuda pública. Acusó que también dejaron un pueblo empobrecido, con hambre y sed de justicia.

«Quiero decirles que puedo enfrentar esta situación lamentable, grave, porque no tengo problema de conciencia. Cuando fui opositor siempre me opuse a la política que aplicaron los gobiernos neoliberales y di la cara y protesté en todas las plazas públicas. Por eso, puedo enfrentar cualquier circunstancia por difícil que sea», relató AMLO,

Negó que haya dado la instrucción de recortar los recursos para la búsqueda de desaparecidos. Dijo que eso es una vil calumnia.

Adicional dijo, sigue en pie el compromiso que el Estado mexicano nunca va a utilizar el uso de la fuerza para resolver un problema que se ha originado por la falta de atención al pueblo, por la pobreza, por la falta de empleos, por la falta de bienestar.

Finalizó su mensaje pidiendo a todos los mexicanos tenerle confianza a él y al gobierno que encabeza. «No nos confundan, no somos iguales, no somos corruptos, no permitirnos la impunidad, no somos encubridores»,

Señaló que aunque tenga la resistencia de los causantes de la crisis de México, va a sacar el país adelante y lo va a sacar del atraso, del sufrimiento, de la marginación y de la pobreza.

Luego de que esta mañana se encontrara el cuerpo sin vida del estudiante universitario Norberto Ronquillo en las inmediaciones de la alcaldía Xochimilco, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, utilizó su cuenta de Twitter para lamentar la muerte.

Pese a la empatía mostrada, su mensaje no fue bien recibido por los internautas, quienes reclamaron a la mandataria local la falta de resultados en la capital en materia de seguridad.

El conductor Callo de Hacha publicó uno de los mensajes más duros, en los que se dijo estar «hasta la madre» de la incompetencia de la ex alcaldesa de Tlalpan, quien dijo, sigue echándole la culpa a sus antecesores de los problemas que aquejan a la Ciudad.

Por su parte la ex comisionada del entonces Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), María Elena Pérez Jaén también respondió al tuit de Sheinbaum. Le reclamó el estarse lamentando en lugar de trabajar. Le pidió replantear sus prioridades, y dejar de gastar dinero para posicionar su imagen, y mejor resolver el asesinato de Ronquillo.

La actriz y comediante Mara Escalante se sumó la conversación y le pidió a Sheinbaum dejar las palabras atrás y responder con «hechos contundentes». Indicó que si bien el reclamo es por justicia para el caso del estudiante, lo más importante es acabar con la inseguridad que se vive en la capital del país.

Uno de los reclamos que más se repitieron en la red social, fue el hecho de que hasta la tarde de ayer, cuando se desconocía el paradero del joven universitario, Sheinbaum prefirió viajar a Tijuana para participar en el mitin que convocó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

«No hubiera sido mejor estar aquí agotando los esfuerzos porque apareciera vivo? Por tener una Ciudad Segura? Vaya prioridades las tuyas. Ahí está el resultado», le dijo el usuario Caros Trigos.

Incluso le respondieron con imágenes que se tomó en el marco del mitin que encabezó AMLO en Tijuana, en donde se le acusa de salir muy «sonriente», y no preocupada por lo que pasaba en la CDMX.

Otra de las demandas que más se repitieron fue el pedir la renuncia de la morenista; al respecto, ha surgido el hashtag #RenunciaClaudiaSheinbaum. Hasta el momento, su mensaje cuenta con cerca de 7 mil respuestas, más de mil retuits y más de cuatro mil me gusta.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, reconoció que México vive una situación de emergencia en materia de inseguridad, la cual dijo, es en gran parte resultado de la corrupción de los cuerpos de seguridad que se permitió durante años.

El funcionario dijo que durante muchos años, funcionarios han amparado y protegido a grupos delictivos, hecho que ha generado la crisis que actualmente  se vive.

“Esta situación que vivimos tiene que ver con asumir el compromiso que nos lleve a combatir a fondo también a la corrupción y las desviaciones en los cuerpos de seguridad en todos los niveles», dijo el funcionario.

Agregó que por muchos años, la violencia y criminalidad se han sustentado en la desviación de funcionarios, que amparan y protegen a grupos y conductas delictivas; subrayó que el resultado ha sido la más grave crisis de violencia que ha vivido nuestro país, «acaso desde la Revolución Mexicana”.

Reconoció que llevará tiempo corregir lo que dejaron los gobiernos anteriores, aunque dijo, trabajarán para solucionar.

Durazo dijo que no hay pretexto político o ideológico que pueda anteponerse a la responsabilidad de la institución, para garantizar la seguridad y poner fin a la impunidad. “La lucha contra la delincuencia es un asunto de Estado y como tal, requiere de la suma y voluntad política de todos”, expuso.

A punto de cumplir seis meses al frente del gobierno federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cuenta con una aprobación del 70%.

Sin embargo, al afirmar que la seguridad pública es el principal problema que enfrenta el país, la mayoría de los encuestados consideran que estamos peor que hace un año cuando de inseguridad se habla.

De acuerdo a la más reciente encuesta de Arcop/El Heraldo de México, el 42% de los consultados percibe que la seguridad pública en el país está peor si se le compara con 2018. A 30% le parece que está igual, y a 27% que está mejor.

El 41% de los encuestados cree que la situación va a mejorar; 25% considera que permanecerá igual y 20% que va a empeorar.

Al respecto, 78% expresó estar a favor de la creación de la Guardia Nacional para luchar contra el crimen organizado. Sólo 9% dijo estar en contra y 11% ni a favor ni en contra.

El diario resalta que siete de cada 10 mexicanos aprueban lo que López Obrador ha realizado como Presidente. 17% lo desaprueban, 12% ni lo aprueba ni lo desaprueba y 1%no sabe o no contestó.

59% de los consultados considera que ahora, en nuestro país, hay más democracia que hace 12 años, y pese a los enfrentamientos que ha tenido con diversos medios, en especial con el diario Reforma, 64% opinó que el actual gobierno es más respetuoso de la libertad de expresión comparado con lo que ocurría hace 12 años.

Sobre la confianza ciudadana hacia las instituciones, 74% confía en el Presidente de la República; 77% en el Ejército; 61% en el Instituto Nacional Electoral (INE), y 56 por ciento en la Policía Federal.

Luego de que el pasado 25 de abril, el Secretario Federal de Seguridad Publica y Paz Social, Alfonso Durazo, presentara ante el Senado de la República la Estrategia Nacional de Seguridad Publica, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) emitió un posicionamiento.

A través de un comunicado, la Confederación señaló que el documento que se presentó tienen como objetivo atacar el origen de la delincuencia buscando devolver la paz social a los mexicanos, a través de dos vertientes: el fortalecimiento del tejido social en ocho ejes fundamentales, que van desde la erradicación de la corrupción como causa principal de la inseguridad, la garantía de empleo educación, salud y bienestar para los mexicanos, hasta la regeneración de la ética social y la reinserción social en los centros penitenciarios.

La segunda vertiente se enfoca en la estrategia policial, incluyendo un modelo incluyente a las policías municipales y estatales con la Guardia Nacional, así como en la prevención del delito incluyendo el combate a las adicciones.

También contempla la correcta distribución de los recursos federales a los estados en materia de capacitación y adiestramiento policial, estrategias de combate al robo de hidrocarburos, lavado de dinero, robo de transporte, tráfico de armas y la aplicación efectiva de la extinción de dominio.

La Coparmex destaca que el documento menciona la importancia de la participación de la sociedad civil en el combate a la inseguridad a través de redes vecinales, incluyendo estrategias focalizadas de acuerdo a las particularidades de cada región.

Sin embargo, dentro de las cosas que se podrían mejorar, la Confederación indica que el documento menciona muy pocas estrategias en materia de procuración de justicia, aun cuando acepta que anualmente se cometen en el país más de 31 millones de delitos y 99% quedan impunes.

También menciona que el documento no contiene tiempos de implementación de las estrategias propuestas ni los responsables de ejecutarlas, también adolece de la asignación de partidas presupuestales para su ejecución.

“La Estrategia Nacional de Seguridad Publica es ciertamente un documento perfectible pero un buen arranque para este enorme problema que sufrimos actualmente los mexicanos”, concluyó la Coparmex.

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, afirmó que la meta de crecimiento del 6% del PIB, previsto en el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno federal, no es realizable si no se corrigen las malas decisiones tomadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Le decimos al gobierno federal que vemos bien su expectativa de crecer al 6 por ciento, pero que no la vemos realizable si no corrige los errores, si no reactiva el aeropuerto de Texcoco, si no reactiva las Zonas Económicas Especiales, si no controla el gravísimo problema de inseguridad que se está padeciendo que también ahuyenta la inversión y el turismo”, destacó.

En rueda de prensa, Cortés Mendoza afirmó que la cancelación del aeropuerto de Texcoco significó tirar a la basura mil 500 millones de pesos, además de que fue una pésima señal a los inversionistas del mundo.

También dijo que la cancelación de las Zonas Económicas Especiales generó incertidumbre y propició que las inversiones migraran a Brasil y Chile.

De visita en Quintana Roo, el líder panista aprovechó para exigir al gobierno federal atender la inseguridad en el estado y el problema del sargazo que afecta las costas de la entidad, para no matar a la “gallina de los huevos de oro”.

“Desde aquí hacemos un serio llamado al gobierno de la República a que atienda la problemática de la seguridad que atenta contra el turismo, que es la tercera fuente de ingresos de México y la principal de Quintana Roo, y a que tome medidas de clara emergencia nacional del fenómeno del sargazo, que hoy atenta contra la principal atracción y, por lo tanto, fuente de ingresos de los quintanarroenses”, remató.

De acuerdo a cifras reveladas este lunes por la organización Semáforo Delictivo, la Ciudad de México tuvo un mal primer trimestre en materia de seguridad.

Indicaron que se registró un incremento en los delitos de crimen organizado: 550% el secuestro; 127% la extorsión; 48% el homicidio; 46% el robo de vehículo y 31% el narcomenudeo. También subió 62% el robo a negocio.

En lo que respecta a los delitos socio-familiares, la violación incrementó 454% y la violencia familiar 17%. En cambio, bajó 10% el feminicidio y 5% las lesiones dolosas o riñas.

“Lo más preocupante es que, con toda esta alza de delitos de crimen organizado, la ciudad ya se ubica en el Rojo del Semáforo de Delitos de Alto Impacto. Después de Nuevo León, fue la entidad con mayor incremento en homicidios. Hace mucho que no veíamos un deterioro tan marcado en la CDMX”, puntualizó Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo.

La organización reconoció la labor de la nueva administración capitalina por medir de una mejor forma la incidencia delictiva, esto luego de que se diera a conocer que la pasada administración «maquilló» las cifras; indicaron que debido a esta situación, se refleje el incremento tan notorio en algunos delitos como el secuestro o la extorsión.

Pese al incremento en el índice que homicidios, la CDMX aún reporta una tasa trimestral de 4.3 homicidios por cada 100 mil habitantes, que es inferior a la tasa nacional de 5.9; las alcaldías con mayores tasas son: Venustiano Carranza (8.1); Tláhuac (5.3), Iztapalapa (5.1); Álvaro Obregón (5.0) y la GAM (4.9).

Roel remato afirmando que, con las cifras que se tienen hoy, se acaba el mito de que la CDMX es la entidad más segura del país, en donde no existe crimen organizado, como quiso vender con tanta insistencia la anterior administración. Ese es el riesgo de pelearse con la evidencia y con los críticos; ese el peligro de anteponer la imagen del gobernante a la realidad de la ciudad o del país”.

En su segundo día por Veracruz, y para sorpresa de los representantes de los medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó este sábado una conferencia de prensa, con el formato de las ya clásicas conferencias matutinas.

Ahí, el presidente indicó que además de dar a conocer el Programa de Desarrollo del Istmo, algo que ya tenían programado antes de la tragedia vivida en Minatitlán, su visita tuvo como objetivo dar respuesta a la demanda de seguridad de los ciudadanos de Minatitlán, de Coatzacoalcos y de todo Veracruz.

«Por eso decidimos iniciar en Minatitlán lo de la Guardia Nacional, el establecimiento de la Guardia Nacional. Ya quedó instalada la Guardia Nacional en Minatitlán», indicó el mandatario.

Al respecto, fue cuestionado sobre si no se estaba violando la Ley al echar a andar la Guardia Nacional sin tener las leyes secundarias, a lo que AMLO indicó que la Guardia Nacional es algo que ya está autorizado en la Constitución y que incluso ya se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

«Lo que estamos haciendo no afecta en nada los principios constitucionales, es decir, sin que haya leyes reglamentarias ya teníamos posibilidad de hacer lo que se llevó a cabo el día de ayer en Minatitlán, establecer ya la primera coordinación de la Guardia Nacional», añadió.

Al retomar el tema de la masacre, López Obrador reiteró que se va a hacer justicia, y se buscará a los responsables de los crímenes y se les va castigar. Tras afirmar que la autoridad competente está actuando y que el gobernador del estado está cumpliendo con su responsabilidad, AMLO insistió en que Cuitláhuac García es un hombre «honesto y limpio».

«Antes en Veracruz el gobierno era el problema, era el que representaba la banda que más dañaba al pueblo de Veracruz. Esto también sucedía a nivel nacional, la banda más temible era la banda de Los Pinos. Entonces, cuando ya no opera esa banda vamos de gane, nada más que algunos no les gusta que yo lo diga, pero siempre digo lo que pienso», sostuvo el tabasqueño.

AMLO insistió en que los «lamentables hechos» como el de Minatitlán, son casos que se heredaron de las pasadas administraciones. En ese sentido dijo que sus adversarios, la prensa fifí y la prensa que está acostumbrada a vender su libertad, quieren aprovechar este tipo de desgracias para culpar a su gobierno: «como si nosotros en estos meses hubiésemos alentado la creación de las bandas».

Fue en ese punto donde lamentó que aunque hubo más de un millón de víctimas en los gobierno de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, «eso como que se olvida. Hay como amnesia».

Mauricio Tabe, coordinador de la bancada del PAN en el Congreso de la Ciudad de México, exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dejar del lado conflictos políticos y centrar su atención en combatir la inseguridad.

“El problema es que la autoridad no ha querido aceptar el problema, el problema es que mientras el Presidente se pelea con la oposición, la delincuencia sigue tomando las calles y sigue tomando la vida de la gente”, dijo el panista.

Lamentó que mientras el presidente sigue en su conflicto político con ‘adversarios’, se deja de atender el principal problema por el que atraviesa el país.

Señaló que el problema más grave de AMLO es seguir negando el problema a partir de un diagnóstico equivocado y asumir que la culpa es de quienes lo antecedieron.

Tabe aseguró que los legisladores del PAN no se han conducido como una oposición mezquina y, por el contrario, han mostrado su disposición política y técnica para contribuir a la disminución del problema.

“Desde un principio le ofrecimos aquí, al Gobierno de la Ciudad, a la Jefa de Gobierno y a las autoridades, toda nuestra disposición para combatir la impunidad y la delincuencia, no vamos a regatear en eso, lo que tampoco vamos a hacer es quedarnos cruzados de brazos ante un problema que sigue creciendo”.

Recordó que, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Ciudad de México es la más insegura, después del EDOMEX, con 21 mil 391 delitos durante marzo de este año.

La Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del PRD hizo un llamado al gobierno federal y estatal de Veracruz, a castigar con todo el rigor de la ley a los responsables de la matanza que dejó 13 personas adultas y un bebé sin vida, en una fiesta en Minatitlán.

“Unimos nuestra voz a su exigencia de justicia y de la sociedad veracruzana para tener un clima de paz y seguridad para su convivencia cotidiana”, indicó el partido.

Afirmó que dicha tragedia no solo enluta a la sociedad que cada vez más es víctima del crimen organizado, sino que demuestra que la política y acciones de seguridad de las instituciones encargadas, están fracasando en esta administración morenista.

Indicó que la falta de resultados por parte de los gobiernos que encabeza Morena, son tanto a nivel estatal como federal.

Recordó que, durante los primeros meses de la gestión de López Obrador, los índices de violencia aumentaron en comparación con la de Enrique Peña Nieto, que registró 4 mil 633 homicidios dolosos, 48% menos de los cometidos al inicio de la actual administración, que es de 7 mil 299.

El partido del sol azteca externó su preocupación respecto a que a pesar de la aprobación histórica que ha tenido el presidente de la República, las cifras de homicidios también superan a las correspondientes al inicio de los pasados 4 sexenios presidenciales.

“México vive una realidad social peligrosa y las acciones gubernamentales para abatir este flagelo no están teniendo los resultados esperados, por lo que reiteramos nuestro exhorto al gobierno federal a trabajar de la mano con la sociedad para abatir esta problemática que agobia a nuestra nación y a su pueblo”, remataron.

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que en seis meses, una vez que todos los programas sociales del gobierno federal estén funcionando, bajará la inseguridad en el país.

En conferencia de prensa desde Veracruz, el mandatario explicó que la situación de seguridad en todo México mejorará conforme se consoliden acciones de gobierno como atender a los jóvenes para prevenir que se unan a la delincuencia, programas de bienestar y la Guardia Nacional.

«Yo creo que en seis meses ya van a estar operando todos los programas, eso es lo más importando de todo», dijo.

Asimismo, el presidente destacó la puesta en marcha de la Guardia Nacional para que más de 230 mil elementos del Ejército y Marina realicen acciones de seguridad en todo el país.

«La otra acción es que se va a constituir la Guardia Nacional, no olviden, porque nuestros adversarios padecen de amnesia, no había protección para la gente», dijo.

El Presidente lamentó los hechos ocurridos en Minatitlán, Veracruz, el pasado viernes en los que 13 personas fueron asesinadas en una fiesta por un grupo armado.

«Lamento mucho lo que sucedió en Minatitlán, lo que ha venido pasando también en otras partes, sólo quiero decir que vamos a garantizar la paz en Veracruz», afirmó.

En los poco más de cuatro meses que lleva la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador los homicidios se mantienen al alza, según lo demuestran las cifras oficiales de delitos.

Los registros sobre incidencia delictiva en México publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indican que entre diciembre y marzo pasados, los primeros cuatro meses de la Presidencia lopezobradorista, han sido asesinadas 11,372 personas cuyos casos se encuentran agrupados en 9,718 carpetas de investigación.

Estas cifras, históricas, colocan al inicio del sexenio de López Obrador como el de mayor número de asesinatos cometidos en México desde que se llevan registros en 1997 y de las tres administraciones anteriores de las que se tienen datos.

En comparación con los primeros cuatro meses de la administración de Enrique Peña Nieto, cuando se registraron 6,288 carpetas de investigación, el incremento es de 54.5 por ciento.

Mientras que si se coteja con el mismo periodo de Felipe Calderón Hinojosa, entre diciembre del 2006 y marzo del 2007 (3,450 carpetas de investigación por homicidio dolosos), el incremento es de 181.6% y, con respecto a los primeros cuatro meses del mandato de Fox, comprendido entre diciembre del 2000 y marzo del 2001 (4,742 carpetas), el aumento es de 104.9 por ciento.

Durante el final del periodo de Peña Nieto y lo que va del de López Obrador se han convertido en una tendencia los fines de semana violentos en los estados del país, como el pasado, en donde fueron asesinadas, solamente en el municipio veracruzano de Minatitlán, 13 personas tras el ataque de un comando armado.

Lo mismo ha sucedido en municipios como Tijuana, en Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua o Apaseo el Grande, en Guanajuato; entre otros, en donde se han registrado asesinatos múltiples.

El incremento de asesinatos en México es un fenómeno que cruza a las dos administraciones anteriores.

Basados en los datos del secretariado ejecutivo, durante el mandato de Vicente Fox los homicidios dolosos se mantuvieron en niveles similares durante los seis años de su gestión y alcanzaron un máximo de 13,148 carpetas de investigación por homicidio intencional en el 2002.

Al inicio del sexenio de Felipe Calderón, los asesinatos continuaron en niveles similares a los de Fox.

No obstante, entre el 2009 y el 2010 fue cuando los homicidios en México comenzaron a incrementarse de manera exponencial, tras alrededor de tres años de la llamada guerra contra el narcotráfico.

En el 2009 se registraron 16,118 carpetas de investigación por homicidios dolosos; en el 2010 las investigaciones alcanzaron 20,143.

Para el 2011 la cifra de asesinatos creció nuevamente a 22,409 carpetas de investigación; en comparación entre el 2009 y el 2011, los asesinatos se incrementaron en 39 por ciento.

Ese, el 2011, fue el año en que más asesinatos se registraron en el mandato de Calderón.

Por su parte, al principio del sexenio de Enrique Peña Nieto las averiguaciones por homicidios dolosos se mantuvieron por debajo del máximo de homicidios de la administración calderonista, no obstante, a partir del 2016, nuevamente se dispararon.

En el 2016 se contabilizaron 20,548 carpetas de investigación por asesinatos; en el 2017 fueron 25,499 carpetas de investigación y en el 2018 se registró el máximo histórico de asesinatos, hasta ahora, con 28,956 carpetas.

 

Con información de El Economista

De acuerdo con los resultados del vigésimo tercer levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por el Instituto nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 74.6% de la población de 18 años y más considera que vivir en su ciudad es inseguro.

El dato corresponde a la primera quincena de marzo de 2019; sin embargo, el INEGI indicó que dicha cifra no representa un cambio estadísticamente significativo respecto a lo reportado en diciembre de 2018, cuando el porcentaje fue de 73.7%.

Se detalló que la percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 79.6%, mientras que para los hombres fue de 68.3%.

En casos específicos, el 81.7% de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 75.1% en el transporte público, 69.7% en el banco y 67.1% en las calles que habitualmente usa.

El estudio detalla que las ciudades con mayor porcentaje de personas de 18 años y más que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fueron: Tapachula (96%); Villahermosa (95.2%); Cancún (93.2%); Reynosa (92.8%); Coatzacoalcos (92.6%), y Ecatepec de Morelos, con 92%.

Por otro lado, las ciudades con menor percepción de inseguridad fueron: Saltillo (26.4%); San Pedro Garza García (34.5%); Mérida (38.5%); Los Cabos (40.8%); San Nicolás de los Garza (41.7%), y Durango con 42.9%.