Tag

instituciones

Browsing

El candidato presidencial del PRI-PVEM-PANAL, José Antonio Meade, expresó a través de sus redes sociales, su apoyo a las instituciones  que guían al país, y aseguró que las leyes deben ser cumplidas y respetadas.

 

 

Criticó el actuar de algunos políticos, y aunque no mencionó nombres, el mensaje pareció estar dirigido a Andrés Manuel López Obrador (AMLO). “Lamentablemente, algunos insisten en mandarlas al carajo. No lo comparto”.

 

Añadió que hace décadas los mexicanos decidieron dejar atrás la época de los caudillos para convertirse en un país de instituciones, por lo que los planteamientos hechos por políticos y aspirantes presidenciales, no tienen cabida en esta época.

 

José Antonio Meade cuestionó la declaración que hiciera Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en el marco de la Convención Bancaria, pues dijo que el proceso electoral no se trata de que nadie suelte al tigre; aseguró que lo que se busca es convencer a la gente y que esta vote por los proyectos de cada candidato.

 

El abanderado priísta señaló que tal afirmación retrata al tabasqueño de nuevo en su falta de respeto a las instituciones.

 

Indicó que mientras muchos mexicanos han trabajado mucho en construir buenas instituciones, algo habría que reprocharle a las que hoy se tienen es la tolerancia que han tenido con la forma de hacer política de López Obrador, la cual se ha caracterizado por ser una forma de hacer política que lo ha llevado a violar todas las disposiciones, no solamente las electorales, sino a violar la libertad de comercio de libre tránsito que se tenía en Paseo de la Reforma, después de una toma de casi seis meses que él orquestó.

 

El aspirante presidencial indicó que la amenaza de violencia del tabasqueño es una amenaza que debe ser tomada y reflexionada, porque pinta, de nuevo, a los candidatos como son, “uno que llama a la concordia, a la unidad y a trabajar para construir un país de instituciones, y otro que se esmera en criticarlas y en denostarlas”.

 

Indicó que tal como lo ha expresado, los mexicanos deben concentrarse en el país que quieren hacia el futuro, el cual aseguró es un país con paz, un país en armonía y en el que absolutamente nadie amenace con ideas de “soltar al tigre” y a ningún otro animal del zoológico.

 

Recordemos que AMLO declaró que en caso de fraude electoral durante la elección del próximo 1 de julio, “el que suelte al tigre, que lo amarre”.

 

Un grupo de intelectuales dieron a conocer una carta pública dirigida al Presidente Enrique Peña Nieto en la que solicitan no utilizar a las instituciones del gobierno federal como un instrumento para perjudicar la aspiración presidencial de ninguno de los candidatos.

 

Los firmantes acusan que México es una democracia joven con instituciones débiles, y rechazan el uso del Ministerio Público federal para perjudicar el proyecto de Ricardo Anaya, pues sostienen, erosiona aún más a las instituciones que encarnan la autoridad del Estado mexicano.

 

“Si hay pruebas contundentes sobre la responsabilidad legal de Ricardo Anaya exhortamos a que la autoridad ministerial proceda en consecuencia. De lo contrario, el uso de la Procuraduría General de la República para perseguir a un líder de la oposición, pone a México junto a países con regímenes autoritarios  democracias totalmente disfuncionales. Ante la falta de autonomía del Ministerio Público federal, usted presidente Peña Nieto es la máxima autoridad responsable de este proceso. En 2005, el intento de desafuero de Andrés Manuel López Obrador abrió brechas de polarización en la sociedad, que aún dividen y lastiman la convivencia social en nuestro país”, se lee en la carta.

 

Aclararon que a pesar de respaldar la carta, los firmantes tiene filiaciones políticas diversas y plurales, por lo que la petición no implica de ninguna manera un apoyo a la candidatura de Anaya sino una preocupación fundada en el uso del poder del Estado para incidir en el destino de los comicios. “La decisión de quién será el próximo presidente de México le corresponde exclusivamente a las y los ciudadanos mexicanos” remataron.

 

Entre los intelectuales que secundaron la carta aparecen Héctor Aguilar Camín, Emilio Álvarez Icaza, Mario Arriagada,
Aram Barra, José Luis Caballero, Enrique Cárdenas, Jorge A. Castañeda, Jorge Castañeda,Juan Arturo Covarrubias, Denise Dresser, Christopher Domínguez, Carlos Elizondo, Elena Fortes, Fernando García Ramírez Alejandra Garza, José Pablo Girault, Fernando Gómez-Mont, Claudio X. González Guajardo, Bosco Gutiérrez Cortina Carlos Heredia, Esteban Illades, Edna Jaime, Enrique Krauze entre otros.

 

El presidente nacional del PAN, Damián Zepeda aseguró que este gobierno del PRI utiliza a las instituciones de justicia para perseguir a sus opositores, situación que ha quedado clara en los ataques que ha recibido el candidato presidencial del Frente, Ricardo Anaya.

 

Zepeda dijo que situaciones como esa no se debe permitir en un país democrático, y afirmó que es responsabilidad de todos los mexicanos evitarlo; pidió luchar contra el autoritarismo.

 

Damián Zepeda aseguró que este gobierno federal del PRI es de lo más autoritario que jamás hayamos tenido en México. Dijo que a los mexicanos no se nos debe olvidar que fue descubierto espiando a activistas defensores de los derechos humanos, periodistas críticos y dirigentes de la oposición; que intentó imponer un Fiscal Carnal a modo para cubrirse las espaldas; y que ahora está utilizando a instituciones del Estado para intimidar, atacar y amenazar a la oposición.

 

El dirigente panista acusó que existen cuatro denuncias penales que la Auditoría Superior de la Federación  (ASF) presentó por los desvíos millonarios que se produjeron cuando José Antonio Meade fue Secretario de Desarrollo Social y la PGR no ha hecho nada al respecto.

 

El presidente del PAN llamó a la ciudadanía a defender a la democracia contra el autoritarismo del PRI y comparó el gobierno del PRI con Venezuela: “Tanto que han usado esa crítica para AMLO, su nuevo aliado, pero hoy la verdad es que quien más se parece a Venezuela es el gobierno del PRI. Allá también persiguen a los opositores, como ha sido el caso de Henrique Capriles o Leopoldo López, entre muchos otros. Ese no es el México que nos merecemos”, finalizó.

 

México volvió a caer en el Índice de Percepción de la Corrupción que presentó esta semana Transparencia Internacional en conjunto con Transparencia Mexicana. De 185 países medidos, México ocupa el lugar 135.

 

Se trata de uno de los perores resultados para toda la región de América Latina y del Caribe, en especial para México, quien incluso se ubica por debajo de Brasil, país que se ha visto envuelto en múltiples escándalos por el tema Odebrecht.

 

El Índice refleja que en Mexico no se trata de un tema de instituciones, sino de la falta de implementación de las leyes.

 

 

Durante la Convención Nacional de Delegados donde se ratificó su candidatura a la Presidencia de la República, José Antonio Meade le mando mensaje a su rival político Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pues dijo en las filas del PRI sí se respeta a las instituciones.

 

“Que, desde aquí, las Fuerzas Armadas sepan que aquí se les respeta, que aquí se les reconoce y que aquí se les agradece lo que hacen todos los días por México (…) un partido en el que se les quiere y en donde se les guarda en el corazón”, dijo el ahora candidato presidencial el claro mensaje al tabasqueño, a quien se le ha señalado de ofender a las instituciones mexicana y en especial a las fuerzas armadas.

 

Sin embargo no fue ese el único mensaje en referencia a López Obrador, pues el ex titular de Hacienda sostuvo que el país va hacia atrás cuando se agrede a las instituciones; cuando se cancela la educación de excelencia para los niños o cuando se ofrece impunidad a los criminales.

 

Meade insistió en que México se está jugando su futuro, y por ello toma en cuenta lo que los mexicanos piden, “nos piden que les quitemos las armas, el dinero y los bienes a los criminales y a los corruptos, y eso es justamente lo que vamos a hacer”

 

El priísta subrayó que ha detectado el desaliento y enojo de muchos mexicanos, sobretodo el profundo malestar que prevalece por los actos de corrupción. “Encabezaré nuestro esfuerzo con mi ejemplo y mi conducta, sometida cada día a la evaluación crítica y objetiva de los mexicanos. Seré implacable en el combate a la corrupción”.

 

Esta semana se difundió la encuesta de Consulta Mitofsky y difundida por El Economista, sobre la confianza en las instituciones del 2017. En el documento se refiere que las seis peores instituciones, en términos de nivel de confianza entre los ciudadanos son: los partidos con 4.4 puntos, sindicatos 4.6, los Diputados y la policía con 4.8 cada uno, la Presidencia con 4.9 puntos y los Senadores con 5 puntos.

 

 

Al medir 17 instituciones en una escala del 1 al 10, las Universidades se colocan como las mejores calificadas con 7.4 puntos, seguidas de la Iglesia con 7.1 y el Ejército con 7.0. De acuerdo a las cifras obtenidas, el nivel de confianza promedio fue de 5.9.

 

La medición revela que ocho instituciones mejoraron su calificación respecto a 2016: Universidades, Iglesia, Ejército, CNDH, medios de comunicación, empresarios, bancos y sindicatos; dos la mantuvieron: estaciones de radio y el INE; y siete disminuyeron: cadenas de televisión, SCJN, policía, Senadores, Presidencia, Diputados y partidos políticos.

 

Respecto a la categoría que las instituciones obtuvieron por sus calificaciones, tres fueron Alta: Universidades, Iglesia, Ejército; cinco en categoría media: CNDH, medios de comunicación, empresarios, estaciones de radio y bancos; mientras que en la categoría baja aparecen: INE, cadenas de televisión, SCJN, sindicatos, policía, Senadores, Presidencia, Diputados y partidos políticos.

 

Al inaugurar la XI Asamblea Plenaria de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (COPECOL), el titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Alfonso Navarrete Prida, afirmó que “el Gobierno Federal sabrá cumplir con su papel de garante”, de cara a las elecciones que se realizarán este año.

 

 

“México tiene la posibilidad de celebrar elecciones en tranquilidad, con instituciones sólidas, a través de las cuales podamos dirimir diferencias”, dijo el funcionario, y sostuvo que así se garantizará que los “mexicanos se expresen en libertad, con transparencia, escuchando y debatiendo proyectos e ideas en beneficio de su futuro”.

 

No es la primera vez que el ex titular de la Secretaría del Trabajo se posiciona al respecto, pues desde que asumió su nuevo cargo, indicó que una de las principales encomiendas que le dio el Presidente Enrique Peña Nieto, fue el vigilar y acompañar las elecciones de este año.

 

Navarrete Prida subrayó que la mejor manera de responder a los retos es la suma de esfuerzos y el trabajo en unidad, dando prioridad a las coincidencias y anteponiendo el interés nacional. “Hagamos honor a la democracia y la justicia como principios de la República, y eso se logra con un sentido de gobernabilidad”.

 

En lo que parece haber sido un mensaje director al precandidato presidencial de Morena-PT-PES, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el presidente del Senado de la República, Ernesto Cordero, afirmó México cuenta “con instituciones electorales sólidas y confiables que trabajan para mantener la unidad nacional y que no se dejarán afectar por voces autoritarias y populistas que buscan confrontar y dividir”.

 

En el marco del conversatorio “Prioridades de México en la Agenda Multilateral 2018”, cordero refirió que uno de los temas más importantes de la agenda multilateral son los procesos electorales que se llevarán a cabo este año en México, Estados Unidos, Brasil, Colombia y Venezuela.

 

“A pesar de las críticas y señalamientos que abundan, contamos con instituciones electorales sólidas y confiables que trabajan para mantener la unidad nacional y que no se dejarán afectar por voces autoritarias y populistas que buscan confrontar y dividir, así como sembrar dudas sobre la confiabilidad en el proceso electoral”, aseguró el panista.

 

Durante el evento se refirió al proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sobre el que señaló que ha sufrido los embates de la administración de Donald Trump, la cual no ha reconocido los beneficios que ha traído para toda la región.

 

“No debemos de pasar por alto que este proceso es la oportunidad para modernizar áreas que se habían quedado desfasadas por el avance global en las últimas décadas, así como para fortalecer a una de las regiones más importantes y dinámicas del mundo, que contribuye con el 30 por ciento del Producto Interno Bruto mundial”, indicó el legislador.

 

Cordero afirmó que ante las amenazas del Gobierno de Estados Unidos de dar por terminado el TLCAN, “debemos recordar que nunca un muro, físico o comercial, será la solución”.

 

 

El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, indicó que el reciente reporte que publicó el Bank of America Merrill Lynch señala que una improbable presidencia de Andrés Manuel López Obrador significaría al menos una devaluación del 10%.

 

Subrayó que el pronóstico de la institución financiera internacional añade que con López Obrador también habría presiones que se traducirían en crisis, desempleo y un aumento en las tasas de interés.

 

Ochoa Reza subrayó que diarios prestigiados en el mundo como The Wall Sreet Journal, han señalado que el tabasqueño no ha cambiado desde que inició su trayectoria política, en cuanto a sus propuestas autoritarias, que lastimarían la certidumbre de la economía mexicana. “The Wall Sreet Journal califica a López como un demagogo populista que recurre a la toma de calles cuando no llega al poder y a la descalificación de las instituciones”.

 

El Presidente del CEN remarcó que, en contraste, Financial Times pronostica, que el precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade, ganará la elección del 2018.

 

“Nosotros estamos ciertos que Pepe Meade ganará con más del 40 por ciento del voto la elección presidencial. Trabajamos para que al menos 4 de cada 10 mexicanos voten por Pepe Meade, quien es el hombre más preparado en esta elección para Presidente de México”, puntualizó.

 

A través del colectivo #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva, cerca de 300 organizaciones civiles y académicas, hicieron un pronunciamiento en que resaltan que “realizar la designación de nuevos titulares en las Fiscalías acéfalas sin haber transformado antes la institución sería un cambio superficial que no logrará hacer frente al flagelo de la impunidad”.
https://twitter.com/MXvsCORRUPCION/status/930881760149118977
“Diseñar la nueva Fiscalía General debe ser una prioridad para nuestro Congreso. Del diseño integral de la fiscalía dependen la eficacia de los ministerios públicos y buena parte también de la procuración de justicia en el país, pero también piezas tan importantes como la Fiscalía Anticorrupción y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, y una cada vez más necesaria Fiscalía Especializada en Derechos Humanos”, sostuvieron las organizaciones a través de un comunicado.
Indicaron que abrir la discusión legislativa sobre la Fiscalía General es la antesala para el nombramiento del Procurador General de la República y los Fiscales Especializados en Anticorrupción y Delitos Electorales.
“Sin instituciones funcionales que garanticen la autonomía, independencia, funcionalidad operativa, personal calificado, transparencia y rendición de cuentas de la procuración de justicia, no se puede romper con las malas prácticas y vicios institucionales que durante años ha arrastrado la Procuraduría General de la República y que podría heredar la nueva Fiscalía. Por eso consideramos necesario abrir la discusión legislativa del 102 Constitucional y después nombrar a los fiscales”.
La discusión de la nueva Fiscalía General es un asunto urgente y muy necesario para fortalecer nuestro Estado de Derecho, y tal vez la principal prioridad legislativa una vez aprobado el paquete económico 2018.

Al participar en la clausura del VI Foro Nacional Sumemos Causas, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que a pesar del trabajo que día a día realizan las instituciones del país para hacerle frente a la inseguridad y trabajan en el combate al crimen organizado, son más las voces de la sociedad que se dedican a hacer “bullying” a la labor del gobierno federal.

 

 

 

 

“Esperamos que sean las instituciones del Estado mexicano las que resuelvan este problema (inseguridad), este enorme desafío, pero, lamentablemente, a veces se escuchan más las voces que vienen de la propia sociedad civil, que condena, la propia Maria Elena lo dijo en su discurso, que condena, que critica, que hacen bullying sobre el trabajo que hacen las instituciones del Estado mexicano”, sostuvo el mandatario.

 

Al transcurrir su discurso, y dada la energía con que hablaba, el Presidente tuvo que aclarar que no estaba “regañando” a nadie, sino más bien, aseguró era un tono enérgico el que tenía que usar para hacer comprender el mensaje, pues aseguró “son más las críticas que son escuchadas, que los reconocimientos”.

 

“Perdón que lo diga, y aquí entramos en un problema todavía más grave, queremos actuación responsable y eficaz de las instituciones a las que todos los días o, casi todos los días, pretendemos desmoronar o descalificar especialmente a los integrantes de las corporaciones policíacas”, recriminó el jefe del ejecutivo.

 

JESÚS SILVA-HERZORG MÁRQUEZ

REFORMA

 

 

 

Las instituciones del país siguen erosionándose. Una persistente conspiración corroe su legitimidad, se les incapacita para cumplir su labor, se les ensucia, se les olvida. Se tuercen las normas que las cuidan, se cambian las reglas para desnaturalizarlas, se les abandona como si fueran un estorbo. Los últimos años han sido terribles para el régimen de las instituciones. La erosión, por supuesto, no tiene fecha de nacimiento. No hemos vivido nunca bajo un régimen institucional estricto, sólido pero, en tiempos recientes, debe registrarse el golpe que sufrió el instituto electoral como el inicio de una acelerada descomposición, el inicio de una reversión: el origen de nuestra desinstitucionalización. Fue hace ya una década cuando el Instituto Federal Electoral fue descabezado. Un órgano constitucionalmente autónomo, el símbolo del cambio democrático fue decapitado. La protección constitucional que lo amparaba fue arrollada por el perverso acuerdo de la clase política. Si la Constitución escuda a un órgano, no hace falta más que cambiar la Constitución para derruirlo. La clase política truena los dedos y cambia una ley en principio inamovible. El golpe era una advertencia o, más bien, una amenaza: la autonomía de los árbitros depende del capricho de los jugadores.

 

Si uno atiende al texto de las reglas, pensaría que el país cuenta con instituciones admirablemente sólidas, que el conflicto encuentra árbitros jurídicamente robustos que se elevan con tranquilidad por encima de los poderes políticos y los intereses económicos. Hemos establecido un archipiélago de órganos autónomos para regular las elecciones, para promover la competencia, para regular las telecomunicaciones, para recabar datos, para defender los derechos humanos, para combatir la discriminación. Cada uno de estos órganos cuenta con un estatuto protector: se cuida el reclutamiento de los titulares, se dispone una serie de procedimientos para impedir su subordinación, se fijan mecanismos para marcar distancia. Pero de nada sirven estos resguardos frente a la sagacidad autoritaria. Hemos levantado fortines que son, en realidad, estructuras de cartón.

 

No hay órgano que resista la inquina de los poderes. Puede haber estatutos de autonomía pero no hay respeto por la autonomía. Los órganos autónomos pueden decapitarse con facilidad. También se les puede desnaturalizar a través de su integración. Vulnerar la autonomía tratando a las entidades como delegaciones de la administración o de los partidos políticos. Más grave aún es que se viole la ley para colocar a subalternos. Así se hizo con una institución crucial para el país: el INEGI. El escándalo de su reclutamiento más reciente fue breve pero no debe olvidarse. Violar la ley para insertar a un subordinado en un órgano autónomo es trastocar el sentido mismo de su existencia. Colocar en el órgano directivo de un órgano autónomo a un representante del gobierno aunque no cumpla los requisitos de ley es darle al traste a la institución. Los tecnócratas como el secretario de Hacienda que gritan sobre el peligro del populismo, lo arremedan y lo convocan al degradar a las instituciones.

 

El desdén corroe igualmente la vida institucional. Actuar como si las instituciones no existieran, como si no fueran necesarias, como si lo que dijeran no mereciera respuesta. Se deslegitiman los órganos públicos cuando enfrentan el vacío de las instituciones a las que interpelan. Ignorar, por ejemplo, las recomendaciones de los órganos autónomos, dejar en el aire sus avisos es demoler su mecanismo de autoridad. Hoy atestiguamos ese desprecio al constatar que se les pretende dejar baldías. Dejar a las instituciones sin titular; mantenerlas con interinos de precaria legitimidad. Como no tenemos problemas de delincuencia, como no existe impunidad en el país, podemos darnos el lujo de vivir sin un procurador en plenitud. Como la corrupción es un problema menor, no tenemos urgencia de un fiscal anticorrupción. Como nos encaminamos a una elección plácida y en concordia, como el delito no merodea las campañas, nos podemos dar un lujo de prescindir de un fiscal electoral.

 

Debilitar instituciones: el propósito que une a la clase política entera.