Tag

Kushner

Browsing

Al encuentro entre el virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador y el Secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, se unirá el asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, además de los funcionarios ya confirmados: el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y la titular de la Secretaría de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

López Obrador señaló que los temas principales que se tocarán en esta primera reunión, que se celebrará en su casa de transición este viernes 13 de julio, son el de la inmigración, el desarrollo regional y la renegociación del Tratado de Libre Comercio.

Por su parte, Estados Unidos buscará que México le apoye en detectar y retener a los migrantes sin papeles provenientes de Centroamérica antes de que lleguen a los Estados Unidos.

Previo al encuentro con AMLO, Mike Pompeo se reunirá con el presidente Enrique Peña Nieto y con el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

El yerno y consejero de Donald Trump, Jared Kushner, volvió a tener acceso a la información clasificadas como más delicada de La Casa Blanca, informó este miércoles una fuente cercana al caso, informó este miércoles una fuente cercana al caso.

Kushner, de 37 años, encargado de las negociaciones del proceso de paz israelo-palestino, había perdido su permiso de seguridad de alto nivel en La Casa Blanca en febrero pasado, tras una reconsideración de los procedimientos del gobierno.

Esta decisión significó un revés para el marido de Ivanka Trump, hija mayor del presidente, al ser mantenido aparte de las reuniones más delicadas del gobierno.

“Su demanda fue hecha con todas las reglas y siguió un proceso normal. El proceso terminó y se determinó que Kushner continué con el trabajo que el presidente le pidió que lleve a cabo”, dijo Abbe Lowell, abogado del yerno del presidente.

En un comunicado, Lowell dijo que Kushner fue interrogado en dos ocasiones por el equipo del procurador especial de Robert Mueller que intenta determinar si hubo colusión entre Rusia y los allegados de Trump durante las elecciones presidenciales de 2016.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

Tras dos horas con 45 minutos, el asesor y yerno del Presidente Donald Trump, Jared Kushner, abandonó las instalaciones de la Residencia Oficial de Los Pinos, en donde sostuvo un encuentro con el Presidente Enrique Peña Nieto.

El mandatario mexicano estuvo acompañado de algunos miembros de su gabinete tales como el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien hasta ahora ha encabezado las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y del canciller Luis Videgaray, quien se sabe ha sido el punto de enlace junto a Kushner entre ambos países.

La reunión finalizó poco después de las 16:00 hrs. cuando el estadounidense salió flanqueado por un fuerte dispositivo de seguridad.

Hasta ahora se desconocen mayores detalles sobre la reunión, y solo ha trascendido que los temas centrales fueron seguridad, migración y comercio.

 

Foto: Twitter El Universal

El candidato presidencial de Morena-PT-PES, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), confió en que la visita que esta tarde realiza el yerno y asesor del Presidente Donald Trump a la Ciudad de México, Jared Kushner, para reunirse con el Presidente Enrique Peña Nieto, sea en beneficio de la relación de los países.

 

López Obrador aseguró que es mucho mejor que se busque la vía del diálogo para lograr el entendimiento entre los países y se evite así la la confrontación. “Si lo envían es porque trae mandato, sino no se atreverían a mandarlo, no se atreverían si no tuviera capacidad de buscar entendimientos”.

 

Al participar en el evento The Real Estate Show 2018  organizado por la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), AMLO reconoció que Kushner no tiene la última palabra sobre la relación México-Estados Unidos, pero consideró que es importante que se de la negociación a través de personajes como él.

 

AMLO indicó que no puede prolongarse más una relación como la que hasta ahora hay entre los países, misma que ha llevado a que se suspendan los encuentros entre los Presidentes, pues dijo, no hay entendimiento entre ellos.

 

El tabasqueño aseguró que lo que más les conviene a ambos países es una relación cordial, de amistad, de respeto mutuo y de cooperación para el desarrollo, sobre todo ahora que se está renegociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

 

Remató al pedir que tras el encuentro entre Kushner y Peña, se informe qué fue lo que se conversó y lo que se acordó, sobre lo que dijo espera no se comprometa nada que perjudique al pueblo de México.

 

La noche de ayer, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó la vista de Jared Kushner, asesor y yerno del Presidente Donald Trump quien visitará nuestro país, con el fin de limar asperezas entre ambos gobierno.

 

La dependencia señaló que en su carácter de enviado del Presidente Donald Trump, Kushner estará acompañado por funcionarios del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

 

La SRE informó que el yerno de Trump sostendrá una reunión privada con el Presidente Enrique Peña Nieto, y una reunión de trabajo con el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, con quien se sabe mantiene una relación de amistad, y es él el punte de comunicación entre ambos gobiernos.

 

Indicaron que durante los encuentros se revisará el estado de diversos temas de la agenda bilateral, como DACA, TLCAN, migración, tráfico de drogas, y por supuesto el muro fronterizo que el mandatario estadounidense planea construir en los límites con nuestro país.

 

Con tal de distraer a los medios de comunicación sobre la atención que se le estaban dando a la investigación sobre los vínculos de su campaña con Rusia, Donald Trump decidió dejar a un lado a los globalistas de La Casa Blanca y hacerle caso a los nacionalistas. El resultado fue el anuncio de querer imponer aranceles del 25 por ciento a las importaciones de acero y 10 por ciento a las de aluminio.

A lo anterior se debe agregar las notas que dieron a conocer el Washington Post y el New York Times sobre el yerno de Trump, Jared Kushner, respecto a sus conflictos de interés como funcionario del gobierno y empresario. Por un lado se supo que las centrales de inteligencia estaban investigando si cuatro países, uno de ellos México, estaban abusando de la ingenuidad de Kushner para querer avanzar agendas propias. Por el otro, se supo que Kushner aprovechó juntas en La Casa Blanca con directivos de dos grandes bancos para obtener préstamos para sus empresas por cerca de $500 millones de dólares.

Si bien los gobiernos del mundo han tenido que irse acostumbrando a los exabruptos de Trump, este anuncio de imponer aranceles vuelve a poner al mundo en estado de shock. La globalización vista como un factor de estabilidad política y económica está siendo sacudida por Estados Unidos. Y como bien sabemos, México es uno de los países que más resulta afectado por todo lo que ocurre con nuestro vecino. Más aun cuando el anuncio llegó en plena renegociación del TLCAN, la 7ª ronda.

¿Qué significa este anuncio de Trump? ¿Es el último clavo en el ataúd del TLCAN?

Son las preguntas que ha estado sopesando el gobierno mexicano con dos apuestas en mente. La primera es que Trump deje a México y Canadá, junto con Reino Unido, fuera de dicha medida ya que somos aliados y no representamos una amenaza a la seguridad nacional, razón por la cual Trump dice invocar los aranceles.

La segunda es a que Trump cambie de opinión y decida retractarse de aplicar los aranceles. Esta alternativa podría haberse considerado viable hasta ayer por la tarde. Trump ha cambiado de opinión en varios temas. En migración y en control de armas de forma notable. ¿Por qué no en materia arancelaria?

La respuesta parece haber llegado con la renuncia de Gary Cohn, el ex directivo de Goldman Sachs y ex empleado de US Steel, quien renunció a su jugoso salario privado para incorporarse como el principal Asesor Económico de Donald Trump cuando éste asumió la presidencia de EUA.

Cohn era uno de los pocos funcionarios pro libre comercio y globalización que quedaban en La Casa Blanca. Junto con él estaba Rob Porter, asesor que renunció cuando dos de sus ex esposas lo acusaron de violencia doméstica, y el Jefe de Gabinete, John Kelly.

 

 

Columna completa en El Universal

Funcionarios de al menos cuatro países, entre los que destaca México, han discutido en privado formas de manipular a Jared Kushner, yerno y asesor principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprovechando sus complejos arreglos comerciales, dificultades financieras y falta de experiencia en política exterior, reveló el diario The Washington Post, retomando declaraciones de funcionarios familiarizados con el asunto.

 

Entre esas naciones que discutieron la forma de influenciar a Kushner en su beneficio fueron los Emiratos Árabes Unidos, China, Israel.

 

No está claro si alguno de esos países actuó al respecto, pero los contactos de Kushner con ciertos funcionarios del gobierno extranjero han generado preocupación dentro de la Casa Blanca y son una razón por la que no ha podido obtener una autorización de seguridad permanente, dijeron los funcionarios.

 

La autorización de seguridad interina de Kushner fue degradada la semana pasada del nivel secreto superior al secreto, lo que restringirá el acceso regular que ha tenido a la información altamente clasificada, de acuerdo con funcionarios de la administración.

 

H.R. McMaster, asesor de seguridad nacional del presidente Trump, se enteró de que Kushner tenía contactos con funcionarios extranjeros que no coordinó a través del Consejo de Seguridad Nacional ni informó oficialmente. El tema de los funcionarios extranjeros hablando sobre sus reuniones con Kushner y sus percepciones sobre sus vulnerabilidades fue un tema planteado en los informes de inteligencia diarios de McMaster, de acuerdo a lo que relata al diario estadounidense.

 

Dentro de la Casa Blanca, la falta de experiencia de Kushner en el gobierno y la deuda de su negocio se vieron desde el comienzo de su labor en la Administración, como posibles puntos de influencia que los gobiernos extranjeros podrían usar para influir en él, añaden las fuentes consultadas que hablaron bajo condición de anonimato.

 

También podrían tener implicaciones legales. El fiscal especial Robert Mueller preguntó a los funcionarios sobre los protocolos que usó Kushner cuando estableció conversaciones con líderes extranjeros, según un ex funcionario del gobierno estadounidense.

 

Los funcionarios de la Casa Blanca estaban preocupados de que Kushner fuera “ingenuo y engañado” en conversaciones con funcionarios extranjeros, ya que algunos dijeron que querían tratar directamente con Kushner y no con personal más experimentado.

 

Kushner tiene un conjunto inusual de arreglos comerciales en el extranjeros para un alto asesor de la Casa Blanca, según los expertos. Pero su comportamiento en el cargo ha generado preocupaciones de que no podrá obtener una autorización de seguridad permanente, que necesita para realizar los muchos trabajos que Trump le ha encomendado, desde negociar acuerdos de comercio exterior hasta supervisar la paz en Medio Oriente.

 

“No responderemos de manera sustantiva a fuentes anónimas que esparcen rumores de segunda mano con especulaciones de rango que continúan filtrando información inexacta”, dijo Peter Mirijanian, portavoz del abogado de Kushner.

 

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que McMaster estaba desconcertado por algunos de los contactos extranjeros de Kushner. “Cuando se enteró, le sorprendió”, dijo un funcionario. “Él pensó que eso era extraño.. Fue algo inusual. No sé si alguna Casa Blanca lo ha hecho de esta manera antes “.

 

El funcionario dijo que McMaster “no estaba preocupado, pero quería una explicación. Parecía inusual para él “.

 

McMaster y Kushner han trabajado para coordinarse a fin de que el Consejo de Seguridad Nacional esté al tanto de los contactos de Kushner con funcionarios extranjeros, por lo que Kushner tiene acceso a los expertos del país del consejo para prepararse para las reuniones.

 

“El general McMaster tiene la mayor consideración por Kushner, y los dos funcionan bien juntos”, dijo el portavoz del consejo, Michael Anton. “Todo lo que hacen está integrado… está en la misma línea”.

 

Los gobiernos extranjeros habitualmente discuten las formas en que pueden influir en los altos cargos de todas las administraciones. “Todos los países buscarán su punto de influencia”, dijo una persona familiarizada con las labores de inteligencia de funcionarios extranjeros sobre Kushner.

 

Pero Kushner llegó a su puesto con un grupo inusualmente complejo de empresas y una empresa familiar que enfrentaba problemas importantes de deudas.

 

Una fuente diplomática mexicana dijo que Kushner “se ha mantenido estrictamente profesional” en sus tratos con el país, “con ambos lados cuidando sus intereses pero tratando de encontrar puntos en común”.

 

Los funcionarios de los Estados Unidos identificaron a Kushner ya en la primavera de 2017 como particularmente manipulable debido a la búsqueda de su familia de inversionistas en su compañía de bienes raíces, dijeron los funcionarios.

 

Los funcionarios de las embajadas de China, Israel y los Emiratos Árabes Unidos no respondieron a las solicitudes de comentarios.

 

Kushner tenía una autorización provisional que le daba acceso a la información de más alto nivel secreto, así como a la información más altamente confidencial, como la información diaria de inteligencia del presidente. Pero la solicitud de su autorización final se prolongó durante más de un año. La degradación de su autorización provisional de alto secreto a secreto fue reportada por primera vez por el portal Politico.

 

El 9 de febrero, el vicefiscal general Rod J. Rosenstein alertó al asesor de la Casa Blanca, Don McGahn, de que asuntos importantes demorarían aún más el proceso de autorización de seguridad de Kushner, de acuerdo con cuatro personas familiarizadas con las discusiones.

 

Kushner ha corregido repetidamente un formulario que detalla sus contactos con personas extranjeras. El hecho de que no se divulguen completamente los contactos extranjeros normalmente daría lugar a la denegación, aclararon los expertos.

 

El viernes, Trump dijo que el Jefe de Gabinete de la Casa Blanca John Kelly tomaría una decisión final sobre si Kushner continuaría teniendo una autorización de seguridad.

 

En 2016, Kushner dirigía su negocio familiar, Kushner Co. mientras ayudó a supervisar la campaña de Trump. Una de sus principales preocupaciones comerciales era qué hacer con la inversión de su familia en Nueva York, misma que la compañía compró bajo su dirección por $1.8 mil millones en 2007, el precio más alto pagado en ese momento por una torre de oficinas de los Estados Unidos. La compra se convirtió en un problema cuando golpeó la Gran Recesión, y Kushner la refinanció, dejando a la compañía con una deuda de $1,200 millones que vence en enero de 2019.

 

La propiedad de Manhattan ha sido un problema particularmente difícil dentro del gobierno porque la compañía de Kushner ha buscado dinero extranjero para el proyecto.

 

Kushner y su compañía habían propuesto un plan de reurbanización que doblaría el tamaño del edificio, requiriendo nuevas inversiones. Antes de que Trump asumiera el cargo, Kushner y otros funcionarios de la compañía exploraron varias opciones de financiamiento. Se reunieron con un ejecutivo de una compañía aseguradora de gestión china, Anbang, que había comprado el Hotel Waldorf Astoria. También discutieron una posible inversión del ex ministro de Finanzas de Qatar. Pero después de que Kushner se integró como asesor principal de Trump surgieron preguntas sobre sus posibles conflictos de intereses, lo que provocó que las conversaciones sobre financiamiento terminaran y ni Anbang ni el fondo de Qatar se unieran.

 

Thomas Barrack, un amigo cercano de Trump que pidió a los qataríes que consideraran invertir en la propiedad de Nueva York, y le dijo al Washington Post que los esfuerzos de refinanciamiento fueron “aplastados” porque la llegada de Kushner a la Casa Blanca “casi enfrió completamente el mercado”, dijo “ce ninguna manera, no se puede asociar con ninguna apariencia de conflicto de intereses’, aunque no haya ninguno”.

 

También se han planteado preguntas sobre si Kushner discutió el financiamiento con un banquero ruso. Se reunió en diciembre de 2016 con Sergey Gorkov, el máximo ejecutivo de Vnesheconombank. El banco ha dicho que hablaron sobre “líneas comerciales y sectores prometedores”, pero Kushner le dijo al Congreso que la reunión no incluyó ninguna discusión sobre la compañía de su familia.

 

Kushner, al entrar a la Casa Blanca, abandonó su posición en la compañía que ahora es controlada por miembros de la familia. Con la fecha límite para la deuda de $1.2 billones que se avecina, la compañía ha continuado en búsqueda de un prestamista. El plan de reurbanización parece estar suspendido después de que el socio principal de la compañía, Vornado, dirigido por el amigo de Trump, Steve Roth, considerara que “no era factible”.

 

El padre de Kushner, Charles Kushner, que desempeña un papel importante en la compañía, le dijo a The Post en una entrevista reciente que él y la empresa no habían sido contactados por Mueller. La compañía, que es de propiedad privada, ha enfatizado que la propiedad de la Quinta Avenida es una pequeña fracción de sus activos y que le está yendo bien económicamente.

 

Texto publicado en The Washington Post por 

Jared Kushner, el yerno y asesor del presidente estadounidense Donald Trump, perdió su permiso de acceso a la información de alto secreto del Gobierno de Estados Unidos, por lo que La Casa Blanca espera que eso no afecte su trabajo en la relación con México e Israel, informaron hoy varios medios.

 

El permiso de Kushner fue rebajado de “alto secreto” a “secreto”, lo que veta su acceso a la información de  inteligencia más delicada del Gobierno estadounidense, según indicaron la revista Politico y la cadena de televisión CNN, que citan fuentes familiarizadas con la situación.

 

Hasta ahora, Kushner tenía acceso a esa información gracias a un permiso temporal concedido por la Casa Blanca, pero no había logrado de forma permanente porque para ello era necesario que las agencias de seguridad del país completaran una investigación sobre sus antecedentes, la cual en su caso sigue abierta.

 

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, anunció a mediados de este mes que retiraría los permisos temporales de alto secreto a aquellos empleados que llevaran más de ocho meses sin que se completara la investigación de antecedentes necesaria para obtener una autorización permanente. Por su parte Trump afirmó la semana pasada que él no tomaría la decisión final sobre si Kushner podía mantener su acceso a información de alto secreto, y que dejaría que Kelly tuviera la última palabra al respecto.

 

Al respecto, el diario The Washington Post (WP) reveló esta tarde que cuatro países, entre ellos México, han discutido de forma privada cómo manipular a Kushner, con el fin de aprovechar cualquier tipo de ventaja que su posición pudiera ofrecerles.

 

WP precisó que las naciones que han llevado a cabo dichas prácticas además de nuestro país, son los Emiratos Árabes Unidos, China, Israel.

 

El diario relata que “funcionarios de al menos cuatro países han discutido privadamente las maneras como pueden manipular a Jared Kushner, yerno y asesor senior del Presidente, al tomar ventaja de sus complejos arreglos financieros, dificultades financieras y falta de experiencia en política exterior, según funcionarios y ex funcionarios que conocen de reportes de inteligencia del tema”.

 

Con información de EFE y The Washington Post / Foto: Archivo APO

En canciller Luis Videgaray sostuvo un encuentro en Washington con el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, y con el asesor y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner.

Durante su visita a Estados Unidos, Videgaray conversó con Kelly y Kushner sobre migración, comercio y seguridad, según detalló este martes la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. La Casa Blanca, por su lado, no mencionó el contenido de las reuniones.

En anteriores visitas a la Casa Blanca, Videgaray ya abordó la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que México, Estados Unidos y Canadá mantienen desde el año pasado.

Esta tarde llegará a México el Secretario de Estado del país vecino, Rex Tillerson quien busca destacar que la relación entre ambas naciones es “profunda y amplia”, además de que busca impulsar un trabajo conjunto en la lucha contra el crimen organizado y la inmigración irregular, según explicó un alto funcionario de Exteriores.

 

El libro  “Fire and Fury” que se comenzó a vender esta mañana, revela más detalles acerca de la campaña del ahora Presidente Donald Trump y de los miembros más cercanos a él, entre los que aparece su yerno, Jared Kushner.

 

De acuerdo a lo relatado, Kushner habría buscado alcanzar un acuerdo con el gobierno mexicano, específicamente con el Presidente mexicano Enrique Peña Nieto para que se construyera el muro fronterizo que Trump prometió en campaña y que le significaría una victoria segura entre su base electoral.

 

“Kushner veía la oportunidad para convertir el tema del muro en un acuerdo bilateral que lidiara con la inmigración, lo que sería un logro impresionante en la política trumpista”, indica el periodista Michael Wolff en su polémico libro.

 

Aunque no revela detalles, Wolff califica que “en los primeros días de la Administración México perdió su oportunidad. En las transcripciones de conversaciones entre Trump y el Presidente mexicano Enrique Peña Nieto, que luego se harían públicas, era vivamente claro que México no entendía o no quería jugar el nuevo juego”.

 

“El Presidente mexicano rechazó construir la simulación de pagar por el muro, una simulación que pudiera haberle redundado en una gran ventaja para él, sin que él tuviera que pagar en realidad por el muro”, se lee en el libro.

 

Con información de Reforma / Foto: Archivo APO

Jared Kushner, yerno del presidente estadounidense Donald Trump, ordenó a Michael Flynn cuando era asesor que contactara a funcionarios rusos en una fecha cercana al 22 de diciembre por una resolución de la ONU sobre Israel, informó la cadena NBC News el viernes, citando a dos personas conocedoras de la situación.

Flynn, quien posteriormente fue por breve tiempo asesor de Seguridad Nacional de Trump, se declaró culpable este viernes de mentir al FBI sobre sus contactos con el embajador ruso.

Asimismo, fiscales dijeron que él consultó con un alto cargo del equipo de transición de Trump antes de hablar con el diplomático.

 

Adiciona, el Departamento de Justicia. indicó que el falso testimonio ofrecido por Michael Flynn sobre sus contactos con un alto diplomático ruso antes de asumir como su cargo fue obstaculizó en la investigación sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

 

Las mentiras y omisiones “obstaculizaron y tuvieron un impacto material en la investigación del FBI sobre la existencia de algún lazo o coordinación entre integrantes de la campaña (de Trump) y Rusia para interferir en la elección presidencial”, señaló en un documento el fiscal especial, Robert Mueller.

 

Con información de Agencias / Foto: Archivo APO

Previo a su comparecencia ante la Comisión de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Donald Trump, aseguró que fuera de los encuentro previamente divulgados, no ha sostenido ningún contacto adicional con entes relacionados al gobierno ruso.

 

A través de un texto de 11 páginas que entregó al Senado este lunes, indicó que fueron cuatro las reuniones con ciudadanos rusos durante la campaña en 2016 y la transición en las cuales, asegura, no discutió nada impropio durante esas reuniones.

 

Las contactos incluye dos encuentros con el embajador ruso en Washington, una reunión con el jefe de un banco estatal ruso y la reunión de junio de 2016 con una abogada rusa concertada por su cuñado, Donald Trump Jr. “No me coludí, ni supe de nadie más en la campaña que se coludiera, con un gobierno extranjero”.

 

Kushner indica que “No tuve contactos inapropiados, no he dependido de fondos rusos para financiar mis actividades empresariales en el sector privado”.

 

Luego de que la agencia Reuters afirmara que el esposo de Ivanka Trump sostuviera dos llamadas telefónicas entre abril y noviembre de 2016 con el embajador de Rusia, Sergey Kislyak, Kushner afirmó que “no recuerda esas llamadas” y que tras una “revisión completa de mi línea fija y los registros de teléfonos celulares de la época no revela esas llamadas”.

 

 

 

Sobre la reunión que sostuvo con Donald Jr., el funcionario de la Casa Blanca informó que “Ese correo (el de la aboga rusa a Trump Jr.) estaba en una larga cadena que no leí en su momento (…) como con la mayoría de emails cuando he trabajado remotamente, lo revisé rápidamente en mi iPhone viendo el mensaje relevante de que habría una reunión a las 4:00 p.m. en su oficina”.

 

Con información de CNN / Foto: Archivo APO

Donald Trump Jr. y el ex director de campaña del presidente Donald Trump, Paul Manafort, serán citados a declarar ante el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos en una audiencia pública programada para el próximo miércoles.

 

De acuerdo a lo informado, la audiencia tiene como finalidad indagar si de acuerdo a la Ley de Registro de Agentes Extranjeros se intentó influir en las elecciones estadounidenses del año pasado.

 

El hijo mayor del presidente Trump, que no forma parte de la administración, ha estado bajo escrutinio por asistir a una reunión en junio de 2016 con una mujer presentada como abogada del gobierno ruso, quien supuestamente ofrecería información perjudicial de la demócrata Hillary Clinton.

 

Jared Kusher, el yerno del presidente, y quien ahora se desempeña como asesor de la Casa Blanca, testificará también a puertas cerradas ante el Comité de Inteligencia del Senado dos días antes, toda vez que de acuerdo a lo ya revelado, también estuvo presente en la reunión de Trump Tower. 

 

Con información de The Hill / Foto: Archivo APO