Tag

Maduro

Browsing

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

 

En caso de que las circunstancias obligaran a que Nicolás Maduro saliera de su país, (tal como ocurrió con Evo Morales en Bolivia), el Gobierno de AMLO ya cuenta con una partida presupuestal para cubrir sus gastos de estancia, seguridad y transporte, entre otros.

De acuerdo a fuentes en Presidencia de la República, México podría convertirse en refugio de mandatarios “estilo 4T” si las condiciones así lo exigen. “La instrucción consiste en mantenerse atentos para activar un esquema similar al de Evo Morales”, me dijeron.

Si bien es cierto, de acuerdo a la Ley de Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Politico, México no está obligado a pagar la manutención de Morales, la orden presidencial fue que se hiciera, y lo mismo ocurriría en caso de que Nicolás Maduro (o Daniel Ortega) lo necesitaran.

De hecho, aunque de antemano en Presidencia contemplan no asilar a otro jefe de izquierda mientras Evo Morales siga aquí, (pues hacerlo podría, ahora sí, generar una crisis con Estados Unidos), en caso de presentarse la lejana coyuntura, AMLO optaría por refugiarlos al mismo tiempo, sin importar lo que pasara.

“Nosotros no nos fijamos en si ocurre a corto o largo plazo, o si eventualmente no fuera necesario, de todas forma tenemos contemplada la partida presupuestal para cubrir los gastos de Maduro u Ortega, por ejemplo, como personalidades históricas que son”, me comentaron.

Tomando en cuenta lo que me dicen, tanto Evo Morales como Nicolás Maduro, o cualquier otro jefe de izquierda, no es considerado refugiado o asilado político, sino “amigo de la nación”, por ello su manutención corre a cargo del Gobierno Federal.

Sobre el primer informe

Cuitláhuac García dedicó buena parte de su mensaje a sostener que en su administración no hay corrupción, lo cual supongo, incluye a todos sus colaboradores, ¿está muy seguro, Gobernador?

 

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, respondió a su homólogo venezolano quien este fin de semana se refirió a él como un “traidor y pelele del imperialismo”, en referencia al gobierno de Estados Unidos.

Fue a través de sus redes sociales, donde Bukele respondió a lo expuesto por Maduro en un evento realizado en Cuba. “Más respeto Sr. @NicolasMaduro. Habla de un presidente electo democráticamente, a diferencia suya”, soltó vía Twitter.

Bukele añadió, en su defensa, que en su país «sin estar sobre mares de petróleo, un rollo de papel higiénico no nos cuesta el salario de un mes”.

Y es que Maduro aseguró que da vergüenza como se «desfigura, se derrite» el mandatario de El Salvador frente al imperialismo. Se refirió a Bukele como una persona que llegó a la presidencia de su país como una «esperanza» para el pueblo salvadoreño.

Maduro acusó que de la historia nadie se salva, por lo que dijo, «no te salvas Bukele, te toca tu lugar como traidor y pelele del imperialismo».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó esta mañana que pretenda encabezar un bloque antineoliberal en América Latina como lo planteó su homólogo venezolano Nicolás Maduro.

Durante un congreso antiimperialista realizado en Cuba, el presidente de Venezuela afirmó que con el triunfo de Alberto Fernández en Argentina y el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador en México, se estaría conformando un nuevo frente para abolir en neoliberalismo en la región.

Cuestionado al respecto en su conferencia de prensa matutina de este lunes, el mandatario mexicano rechazó ese planteamiento al afirmar que cada nación tiene un contexto, cultura e historia diferente.

«No, porque cada país tiene su propia realidad, cada país tiene su propia historia, por eso precisamente es el principio de autodeterminación de los pueblos, de ahí viene, cada pueblo tiene su propia historia, su idiosincrasia. Cada quien tiene que actuar de acuerdo a sus circunstancias y agradecemos mucho las muestras de solidaridad de los gobiernos del mundo, en general, vamos bien, vamos muy bien», aseguró López Obrador.

AMLO agradeció que tanto Maduro como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, vean a México como un aliado y amigo, y afirmó que su gobierno seguirá trabajando con todos los líderes del mundo siempre respetando el principio de autodeterminación de los pueblos y el respeto a la soberanía.

En ese sentido, dijo que cada vez que el presidente Donald Trump se refiere a nuestro país, lo hace de manera muy respetuosa.

Para López Obrador esa postura es positiva; «que México sea apreciado, querido, respetado, por todos los pueblos y gobiernos del mundo, porque es recíproco, nosotros queremos y respetamos a todos los pueblos y gobiernos del mundo», aseguró.

Y es que ayer durante su discurso en Cuba, Mauro dijo que había un frente que se «levanta» en América Latina, el cual llamó el «frente progresista» que dijo, estaba encabezado por dos líderes que afirmó, van a un jugar un papel determinante en los próximos años: el presidente de México, López Obrador y el Presidente electo de Argentina, Alberto Fernández.

Maduro refirió que se ha comenzado a configurar una nueva situación geopolítica en la región: una ola antineoliberal contra gobiernos de centro o derecha.

El presidente Donald Trump, llamó este martes «marioneta de Cuba» a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, y prometió que Estados Unidos seguirá del lado del pueblo venezolano «hasta que se restaure la democracia» en el país.

«El dictador Maduro es una marioneta cubana protegida por guardaespaldas cubanos», sentenció Trump durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Además denunció que Cuba saquea la riqueza de Venezuela para mantenerse a flote, y pidió a los venezolanos atrapados en dicha «pesadilla» que no olviden que Estados Unidos está apoyándoles, con grandes cantidades de ayuda humanitaria.

«Estamos siguiendo muy de cerca la situación en Venezuela. Esperamos el día en que se restaure la democracia y Venezuela sea libre», agregó.

El mandatario dijo que la situación en Venezuela es un recordatorio de que el socialismo y el comunismo no se tratan de justicia ni de sacar a la gente de la pobreza, un mensaje que pareció estar dirigido al ala de la izquierda del Partido Demócrata de su país.

Donald Trump definió el socialismo como «el destructor de las naciones y de las sociedades» y advirtió de sus efectos nefastos «cuando se combina con las nuevas tecnologías», sin dar más detalles.

Trump también aprovechó su intervención para reconocer las acciones del gobierno mexicano y en especial del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respecto al flujo migratorio.

“Me gustaría agradecer al presidente López Obrador de México por la gran cooperación que estamos recibiendo y por poner 27,000 efectivos en nuestra frontera sur”, dijo Trump ante los líderes del mundo en la 74 Sesión de la Asamblea General de la ONU.

“México nos está mostrando gran respeto y yo lo respeto de vuelta”, enfatizó el republicano al decir que trabaja coordinadamente con «amigos» como México, Canadá, Guatemala, Honduras, El Salvador y Panamá para defender la integridad de las fronteras y asegurar la seguridad y prosperidad los habitantes de la región.

En ese tema, Trump advirtió que pese a pagar a contrabandistas que les prometan introducirlos en su país, a los migrantes que lleguen de manera ilegal no se les permitirá entrar y se les regresará a sus países de origen.

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela dijo que dos prófugos exdirigentes de la desmovilizada guerrilla de las FARC son «bienvenidos a Venezuela», días después de que Colombia denunció que estarían ocultos en el país petrolero.

Se trata de Seuxis Paucias Hernández, más conocido como ‘Jesús Santrich’, y de Luciano Marín Arango, alias ‘Iván Márquez’, quienes participaron en la negociación de paz entre el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 260 mil muertos.

«Habían anunciado que venía Iván Márquez y Jesús Santrich, me quedé esperando. Iván Márquez y Jesús Santrich son bienvenidos a Venezuela y al Foro de Sao Paulo cuando quieran venir, son los dos líderes de paz», dijo Maduro en la clausura del evento de políticos y activistas de izquierda latinoamericana, acompañado del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

«Y ‘Timochenko’ y ‘Catatumbo’ y las FARC es bienvenida a Venezuela cuando quieran venir porque son líderes de paz, claro que sí, claro que son bienvenidos, me quedé esperando, me alegré cuando supe que venían», aseguró Maduro refiriéndose a algunas versiones que aseguraban que Santrich y Márquez participarían en el Foro de Sao Paulo.

Márquez desapareció desde mediados de 2018 sin posesionarse como congresista, mientras que Santrich se posesionó como legislador en junio de este año luego de recuperar la libertad en medio de un proceso en el que se le acusa de estar involucrado en un plan para enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos valoradas en 320 millones de dólares.

En una señal de que considera beneficioso que Chevron siga operando en el país Venezuela a pesar de la debacle económica. El Gobierno de Estados Unidos anunció que renovará la licencia de la petrolera para continuar la extracción de petróleo y gas en el país sudamericano como exención a las sanciones.

La dependencia estadounidence informó que que renovaría la licencia por tres meses para la firma, la última gran compañía estadounidense en operar en Venezuela, una nación miembro de la OPEP. El permiso expira el 25 de octubre de 2019.

En un comunicado el portavoz de Chevron, Ray Fohr indicó: «Nuestras operaciones en Venezuela se mantienen en cumplimiento de todas las leyes y regulaciones aplicables»

Estados Unidos impuso fuertes sanciones sobre Venezuela a inicios de este año, en un esfuerzo por sacar del poder al presidente Nicolás Maduro.

A otras petroleras estadounidenses se les había estado otorgando licencias a pesar de las sanciones, pero la gran mayoría ha detenido sus operaciones debido a la inestabilidad en Venezuela.

Chevron es socio minoritario en Petropiar y Petroindependencia, una empresa conjunta en la faja del Orinoco, como también en Petroboscán y Petroindependencia en el oeste de Venezuela, que en conjunto producen 44 mil barriles por día (bpd) para la compañía en el 2018.

Venezuela produjo 734 mil bpd en junio, de acuerdo a fuentes secundarias de la OPEP, por debajo de un bombeo promedio de unos 1.4 millones de bpd en 2018.

Estados Unidos dijo este martes que ha comunicado a los cercanos del presidente Nicolás Maduro, que el mandatario tiene un «corto plazo» para dejar el poder si no quiere enfrentar la justicia internacional y nuevas medidas estadounidenses.

Adicional, el gobierno de Donald Trump confió en que el Grupo de Lima envíe pronto el mismo mensaje al chavismo.

«Es el momento de que Estados Unidos y los países del Grupo de Lima le ofrezcan una salida (a Maduro) en un tiempo definido. Y si no la toma, las medidas se van a endurecer mucho, mucho más», afirmó a la agencia Efe el encargado de las relaciones con Latinoamérica en La Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone.

«Ese plazo es inmediato (…) y ya lo hemos comunicado indirectamente (a Maduro), con personas en quien él confía. Es importante que también los países del Grupo de Lima hagan lo mismo», añadió el asesor del presidente  estadounidense, Donald Trump.

Al respecto, se dio a conocer que la oposición de Venezuela incluidos representantes del líder Juan Guaidó, ha estado en contacto con Moscú, dijo el martes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en su sitio de internet.

«Hemos estado hablando activamente con representantes de la escena política de Venezuela: el gobierno, figuras de la oposición, incluida la gente de Juan Guaidó, que nos está contactando», dijo el ministerio, citando entrevistas del ministro Sergei Lavrov a medios de comunicación latinoamericanos.

Lavrov comentó, según el reporte, que Moscú le dijo a la oposición de Venezuela que no «resuelva sus problemas internos provocando interferencias externas», en una referencia a Estados Unidos. El canciller ruso dijo además que la situación en Venezuela estaba cambiando para mejor.

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó hoy un informe sobre la situación de Venezuela en el que instó al régimen de Nicolás Maduro a tomar medidas paras «detener y remediar las graves vulneraciones de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales».

El informe, que mañana viernes presentará la alta comisionada Michelle Bachelet ante el Consejo de Derechos Humanos reunido en Ginebra, advierte de que, si la situación no mejora, continuará el éxodo “sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país», que supera ya los cuatro millones de personas.

En el documento, que se elaboró a petición del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, se afirma que en el último decenio –y especialmente desde 2016- el Gobierno venezolano y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia “orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”.

Se destaca la repercusión de la profunda crisis económica, que ha privado a la población de los medios necesarios para satisfacer sus derechos fundamentales en materia de alimentación y cuidados médicos, entre otros.

Se señala que el gobierno venezolano registró 5,287 muertes en operativos de seguridad el año pasado y tales muertes se debieron a «resistencia a la autoridad.  Adicional, otras 1,569 muertes se registraron en los primeros cuatro o cinco meses del 2019, agregó el reporte.

Hasta el 31 de mayo de 2019, había 793 personas privadas arbitrariamente de libertad, entre ellas 58 mujeres, y en lo que va de año 22 diputados de la Asamblea Nacional, incluido su Presidente, han sido despojados de su inmunidad parlamentaria.

Recordemos que Bachelet visitó Venezuela del 19 al 21 de junio pasado, en donde sostuvo entrevistas con figuras políticas, desde el Presidente Nicolás Maduro y otros altos funcionarios del gobierno, hasta el Presidente de la Asamblea Nacional, así como con miembros de la sociedad civil.

Indicó que “el Gobierno se comprometió con nosotros a solucionar algunas de las cuestiones más espinosas –entre otras, el uso de la tortura y el acceso a la justicia (…) La situación es compleja, pero este informe contiene recomendaciones claras sobre las medidas que pueden adoptarse de inmediato para frenar las violaciones actuales, impartir justicia a las víctimas y crear un espacio para discusiones significativas”.

El convoy de guardaespaldas que lo acompañaban al desplazarse por Caracas con cinco teléfonos celulares repletos de contactos claves confirmaban la reputación de que Manuel Cristopher Figuera fue un soldado leal que tras su infancia en una casucha de bahareque llegó a ser el jefe de la inteligencia venezolana.

Sin embargo, a medida que el presidente Nicolás Maduro comenzó a solicitarle que se encargara del trabajo sucio (encarcelar a opositores y víctimas de tortura, según declaró) el oficial de inteligencia entrenado en Cuba y Bielorrusia comenzó a perder la fe. En abril pasado, en una demostración de audacia, el musculoso general de 55 años traicionó al líder con el que se reunía casi a diario y en secreto planificó un fallido alzamiento militar que, asegura, estuvo increíblemente cerca de derrocar a Maduro.

Ahora, uno de los grandes desertores del partido socialista que ha gobernado Venezuela durante dos décadas llegó a Washington para vengarse de quien fuera su jefe, por lo que busca ayuda del mismo “imperio” estadounidense al que había aprendido a odiar para investigar actos de corrupción y violaciones de derechos humanos.

“Yo estoy como el soldado que iza la bandera al revés, que es una señal de auxilio universal”, dijo el general a The Associated Press. “Mi misión es buscar auxilio para que me ayuden a liberar a mi país de la desgracia que está viviendo”.

El martes se reunió con el enviado especial estadounidense para Venezuela, Elliott Abrams. Queda por ver si Cristopher Figuera aún ejerce influencia dentro de la estructura gubernamental y si puede reunir evidencias para sustentar sus denuncias.

Durante una entrevista que duró siete horas en la suite presidencial de un hotel en Washington, Manuel Cristopher Figuera relató por primera vez detalles de lo que describió como órdenes directas de Maduro para cometer abusos, incluyendo detenciones arbitrarias y siembra de evidencias para inculpar a opositores.

Primero como subdirector de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y luego director del temido Servicio de Inteligencia Bolivariana (SEBIN), Cristopher Figuera permaneció junto a Maduro mientras la situación en Venezuela seguía deteriorándose.

Durante la profundización de la crisis, dijo haber presenciado y jugado un papel en la consumación de abusos, tales como constatar indicios muy probables de torturas practicadas por terceros a varios prisioneros y no haber evitado la detención de Luis Carlos Díaz, un prominente periodista.

No obstante, el general aseveró que la orden más arbitraria fue la de perturbar el entorno íntimo de Juan Guaidó para quebrar la moral del líder opositor.

Inicialmente, dijo, Maduro quería arrestar a la madre de Guaidó. Cuando Cristopher Figuera le comentó que padecía cáncer entonces pensaron en Roberto Marrero, un estrecho colaborador de Guaidó arrestado desde marzo por presuntamente encabezar una “célula terrorista” dedicada a perpetrar asesinatos.

“¿Qué hago para meterlo preso?”, recordó el general haber preguntado a Maduro durante una tensa reunión celebrada en Fuerte Tiuna menos de 72 horas antes de la detención de Marrero. “Me dijo: ‘Eso no es mi problema. Mételo preso, siémbrale armas. Ve qué haces’”.

 

 

Con información de AP

Este viernes, el Gobierno del presidente Donald Trump incrementó la presión sobre el presidente venezolano Nicolás Maduro apuntando con sanciones a su hijo también llamado Nicolás y conocido como ‘Nicolasito’.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció las medidas en su sitio de internet.

«El hijo de Maduro ha estado involucrado en la propaganda y la censura, se ha beneficiado de las minas venezolanas y ha ayudado a presionar a los militares para mantener la ayuda humanitaria fuera del país», afirmó la dependencia

Las nuevas sanciones son el último giro en seis meses de esfuerzos para sacar del poder a Maduro, cuya reelección de 2018 fue calificada como ‘ilegítima’ por Estados Unidos y otras naciones

«Maduro confía en su hijo ‘Nicolasito’ y otros cercanos a su régimen autoritario para mantener un dominio absoluto sobre la economía y reprimir al pueblo de Venezuela», afirmó en documento el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

«El Tesoro continuará sancionando a los familiares cómplices de los miembros del régimen ilegítimo que se benefician de la corrupción de Maduro», puntualizó.

El presidente Trump apoyó al líder opositor Juan Guaidó , quien invocó la Constitución de Venezuela en enero para declararse presidente interino.

Maduro, que está respaldado por China, Rusia y Turquía, ha mantenido el apoyo de las instituciones militares y de otro tipo del país, y considera a Guaidó un ‘títere’ de Washington.

«Todos los bienes e intereses en la propiedad de este individuo, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento de esta persona, que se encuentre en Estados Unidos o en posesión o control de gente estadounidense están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC», señaló en el documento.

Tras abandonar las filas del chavismo el pasado 30 de abril y de esconderse en Bogotá, Colombia, el exjefe de los Servicios de Inteligencia de Venezuela (Sebin), Manuel Ricardo Cristopher Figuera, llegó a Estados Unidos con muchos secretos del gobierno de Nicolás Maduro.

Figuera, de 55 años, dio una entrevista al diario The Washington Post, en la que aseguró que no se arrepiente de haberse volteado contra su jefe, Nicolás Maduro.

En 12 horas de entrevista, el exjefe del Sebin hace revelaciones que el propio diario estadounidense calificó como “un tesoro”.

Por ejemplo, acusa al gobierno Venezolano de negocios ilegales con oro. Él ya investigaba, asegura, a una compañía creada por un asistente del hijo de Maduro, Nicolás Maduro Guerra, de 29 años, la cual se dedicaba a comprar oro barato a mineros del sur, para venderlo a precios elevados al Banco Central.

También dijo que comprobó casos de lavado de dinero que involucraban al entonces vicepresidente Tareck El Aissami, actual ministro de industrias de Maduro.

Reveló la presencia de células de Hezbolá en Maracay, Nueva Esparta y Caracas, aparentemente ligadas a negocios ilícitos para financiar operaciones en el Medio Oriente.

“Nunca vi la situación del país y la corrupción del gobierno tan de cerca como la vi en mis últimos seis meses. Entendí que Maduro es la cabeza de una empresa criminal. Su propia familia está involucrada”, aseguró Figuera.

El militar, que estuvo dos meses escondido en Colombia, dijo: “Yo estoy orgulloso de lo que hice” (haber dimitido del chavismo), y dijo estar en deuda con muchas personas que están presas, “hay mucha gente inocente”.

Figuera también relató que el plan de levantamiento del pasado 1 de mayo, por el cual serían reconocidos los poderes de la Asamblea Nacional, incluía al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y al jefe del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno.

Explicó que el plan fracasó cuando estos dos personajes cambiaron de opinión y decidieron mantenerse del lado de Maduro. Moreno, según el relato del Post, pedía 100 millones de dólares para sumarse al complot.

A poco más de 3 meses de su grabación, se difundió la entrevista que le realizó el periodista de Univisión Jorge Ramos al presidente Nicolás Maduro, la cual terminó con el gobierno venezolano confiscando el material y reteniendo tanto al periodista como a su equipo.

La entrevista inicia de forma áspera pues el periodista le pregunta cómo es que debe llamarlo ya que «no es el presidente legítimo», a lo que Maduro responde tajante:

«Me tienes que llamar como dice la constitución. Yo me llamo Nicolás, un solo nombre, Nicolás Maduro Moros (…)Ya te corresponde a ti como me quieras llamar, pero te estoy recibiendo en el Palacio de Miraflores donde legítimamente llegué por el voto popular», le dice Maduro.

Posteriormente, Ramos lo cuestiona sobre la pulcritud de las elecciones de 2013 y le señala que «fueron muchas las irregularidades e intimidación».

Ante esto, Maduro le contesta al periodista de Univision que él trae una postura política, «tienes que ser un poco más equilibrado, haz una entrevista con equilibrio, un diálogo (…) tú tienes una posición contra la revolución bolivariana, yo la respeto, eres un opositor de derecha que vive en Estados Unidos».

Luego de eso, Jorge Ramos le pregunta sobre los presos políticos y las muertes ocurridas durante el tiempo que Maduro ha estado al frente de Venezuela.

«No juegas juego limpio como periodista (…) traes afirmaciones, acusaciones. Si fueras venezolano tendrías que enfrentarte a la justicia, porque son afirmaciones falsas de casos que fueron juzgados», respondió el mandatario venezolano.

Los ánimos se siguieron calentando, al punto de que Maduro le dijo a Ramos que si había ido para provocarlo, se tragaría su «provocación con una Coca Cola».

Finalmente, Maduro da por concluida la entrevista al considerar que no tenía «ningún sentido» seguir con ella.

Juan Guaidó, líder opositor venezolano dijo que el gobierno del presidente Nicolás Maduro llegará a su fin este 2019, tras asegurar que la oposición seguirá en las calles, días después de las últimas conversaciones en Noruega, que finalizaron sin acuerdos.

Guaidó insistió en que mantiene sobre la mesa todas las opciones como respuesta ante la crisis económica y humanitaria que afecta al país sudamericano y que ha presionado la migración de millones de venezolanos y afectado a países vecinos.

«Esto no empezó en el 2019, pero sí va a terminar en el 2019. Que sea el régimen quien decida si salen por las buenas o si salen por las malas (…) 20 años fueron suficientes”, dijo Guaidó, citado un comunicado de la Asamblea Nacional, sin mencionar directamente a Maduro.

“Llegó el momento de echar el resto porque no hay soluciones mágicas”, agregó el también presidente del Congreso, en un acto masivo con sus seguidores en el occidental estado Barinas, la región natal del fallecido mandatario Hugo Chávez.

Y es que, en enero, Guaidó, invocó artículos de la Constitución para proclamarse presidente encargado por considerar ilegítimo al mandatario venezolano. En tanto que, Maduro, ha acusado a Guaidó de ser un “títere” que con apoyo de Estados Unidos busca sacarlo del poder.

WordPress Lightbox Plugin