Tag

Maduro

Browsing

Este sábado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la ruptura total de relaciones con Colombia, y ordenó la salida del embajador y los cónsules de ese país en 24 horas.

“La paciencia se agotó”, dijo Maduro durante un encuentro con seguidores en la capital. “No podemos seguir soportando que se preste el territorio de Colombia para una agresión contra Venezuela”, agregó.

El anuncio ocurrió mientras la oposición venezolana, encabezada por Juan Guaidó, ponía en marcha una operación para intentar meter ayuda humanitaria al país sudamericano por varios puntos, incluida la frontera con Colombia.

Debido a las tumultuosas relaciones políticas entre Caracas y Bogotá en los últimos años, ya en la capital venezolana no hay embajador del vecino país desde hace al menos un año.

Además el paso de personas en algunos puentes entre los dos países fue cerrado la noche del viernes, según anunció el viernes por la noche la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Este jueves, el presidente Nicolás Maduro anunció el cierre por tiempo indefinido de la frontera con Brasil y dijo que está evaluando una medida similar con Colombia.

El anuncio de Maduro ocurre a dos días de que la oposición inicie el proceso para el ingreso de ayuda humanitaria internacional al país, iniciativa que el mandatario ha rechazado alegando que es un pretexto para una intervención militar.

Durante un encuentro con el alto mando militar, el gobernante dijo que a partir de este jueves se cerrará la frontera con Brasil y que está evaluando un “cierre total” de la frontera con Colombia.

Las autoridades también cerraron esta semana por tiempo indefinido las fronteras marítima y aérea con las islas caribeñas de Aruba, Curazao y Bonaire, que están frente a las costas occidentales de Venezuela.

En la ciudad colombiana de Cúcuta, en el estado brasileño de Roraima, Curazao y la ciudad de Miami, se abrieron centros de acopio de ayuda humanitaria.

Los anuncios de Maduro se dan en momentos en el que el líder opositor y jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, partió hacia el límite con Colombia para presionar por el ingreso de la ayuda.

El Gobierno de Maduro niega que haya una crisis humanitaria en el país y ha dicho que los militares permanecerán estacionados a lo largo de las fronteras para evitar posibles incursiones.

Maduro además acusa a la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que apoya el esfuerzo de ayuda, de tratar de forzar su salida.

El ministro de la Defensa venezolano, Vladimir Padrino, respondió este martes a los llamados del presidente estadounidense Donald Trump, quien pidió desobedecer a Nicolás Maduro.

Padrino dijo que tendrán que pasar sobre los “cadáveres” de los oficiales de su país para imponer un gobierno “títere” de la oposición.

“No lo van a poder lograr. Van a tener que pasar por estos cadáveres pues”, dijo Padrino señalando a sus compañeros de la cúpula militar frente a las cámaras de la televisora estatal.

El funcionario consideró “grosero” y “arrogante” a Trump y reiteró que se mantendrán obedientes a Maduro y continuarán desplegados en las fronteras “para evitar cualquier violación al territorio”.

Señaló que los comentarios vertidos por Trump fueron parte de un “acto de extrema soberbia y terrible insensatez”, que además dejan ver la “peligrosa actitud” de quien lamentablemente dirige los destinos de una potencia militar.

Acusó que el gobierno de Estados Unidos ha recurrido al método de la guerra híbrida, para “asfixiar” la economía venezolana imponiendo un bloqueo económico y financiero, con lo cual se persigue generar ingobernabilidad, caos y anarquía.

Lamentó la táctica de “chantaje” a la que ha recurrido el republicano con la supuesta amnistía, pues dijo que por encima del ofrecimiento intentan “intimidarnos con la coerción”.

“Los generales y almirantes, oficiales superiores, oficiales subalternos, tropas profesionales y tropa alistada; todos soldados y soldadas de la patria, reiteramos irrestrictamente obediencia, subordinación y lealtad” al gobierno de Maduro, remató Padrino.

 

Venezuela expulsó a una misión de europarlamentarios que iban a visitar el país y sostener varias reuniones, entre ellas una con el jefe del Parlamento, Juan Guaidó.

“Nos están expulsando, primero nos han retenido (…) nos han retirado el pasaporte y sin explicarnos nada los pasaportes siguen retenidos. Nos están conduciendo directamente a un avión que espero sea el que va a Madrid, pero nos están expulsando del país”, dijo el diputado español Esteban González Pons, quien señaló que Guaidó es reconocido como presidente encargado del país por medio centenar de naciones.

La comisión que viajó a Venezuela está integrada por Esteban González Pons, portavoz de la delegación española del Partido Popular en el Parlamento Europeo (PE); Esther de Lange, vicepresidenta del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) y Paulo Rangel, vicepresidente del Grupo PPE y tesorero; entre otros.

“La razón que nos dan (para la expulsión) es que (el gobernante Nicolás) Maduro no quiere que estemos aquí”, explicó González Pons.

“Hemos recibido una invitación formal por parte del presidente de la comisión de asuntos exteriores de la AN (Francisco Sucre)”, añadió en el aeropuerto internacional Simón Bolívar del estado de Vargas, antes de ser expulsado formalmente del país.

González Pons afirmó que están “muy indignados” y consideran que “esta es la última prueba de que este régimen se ha convertido en una dictadura tiránica”.

Este miércoles se dio a conocer la respuesta que el Papa Francisco envió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro,  a su petición de fungir como mediador de la crisis que se vive en su país. Le recordó que ya en el pasado “lo que se acordó en las reuniones no fue seguido por acciones concretas”, con lo que descartó la petición de Maduro.

La carta fue publicada por el diario ‘Corriere della Sera’, en la cual se observa que está dirigida al “Excelentísimo señor”, y no al “Presidente”, Nicolás Maduro Moros. Con ese detalle, el Pontífice podría dar muestras de que ya no reconoce a Maduro como presidente de Venezuela.

En la carta fechada el 7 de febrero de 2019, el Papa Francisco recuerda los repetidos intentos solicitados por Maduro y realizados por la Santa Sede en los últimos años para “tratar de encontrar una salida a la crisis venezolana”.

“Desafortunadamente, todos fueron interrumpidos porque lo que se había acordado en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para implementar los acuerdos”, escribió el pontífice según Corriere della Sera.

El Papa argentino reiteró “la necesidad de evitar cualquier forma de derramamiento de sangre”.

Por su parte el portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, no quiso comentar, ni desmentir, lo que consideró la publicación “de una carta privada” del Papa en un medio.

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que el líder opositor Juan Guaidó tendrá que responder “tarde o temprano” a la justicia por violar la Constitución y las leyes, según una entrevista con la televisión libanesa difundida este miércoles.

Maduro consideró que Guaidó al intentar “dividir al país” y buscar una “intervención extranjera” incurre en violaciones a las normas y que por eso ya en días pasados autoridades como el Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía General habían tomado “cartas en el asunto”.

Cabe recordar que el opositor, como líder de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó como presidente encargado y fue reconocido por Estados Unidos, Canadá, 11 países latinoamericanos y varias naciones europeas.

Mientras tanto, Guaidó intenta convencer a Uruguay y México de reconocerlo a él y desconocer a Maduro a fin de convocar elecciones demócraticas en el corto plazo.

El Consejero de Seguridad Nacional de La Casa Blanca, Mauricio Claver, reiteró que la oferta que le han hecho al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, sobre abandonar el poder sigue en pie, a fin de buscar una solución pacífica a la crisis en esa nación.

“Le hemos dado la oportunidad a Maduro de que salga del país, estamos dispuestos a conversar el cómo, cuándo y a qué hora”, para buscar una solución “si no lo acepta la situación va a seguir empeorando”, advirtió.

Aseguró que gran parte de la Fuerza Armada “está con (Juan) Guaidó” porque saben que Maduro “no tiene ningún tipo de salida”.

La crisis política en Venezuela se profundizó luego que Guaidó se autoproclamó presidente interino del país, tras argumentar que las votaciones en las que Maduro resultó reelecto como mandatario en mayo de 2018 fueron fraudulentas.

A pesar de que Nicolás Maduro se ha negado a salir de su país, Estados Unidos junto con la oposición venezolana mantienen en pie la oferta que se le ha hecho. Washington ofreció al mandatario venezolano irse del país y buscar su futuro “en otras partes”, destacó Claver en entrevista con EVTV Miami.

“El gobierno de Guaidó le ha dado la oportunidad a Maduro de una amnistía, nosotros también le hemos dado la oportunidad de que salga del país, a que busque su futuro en otras partes (…) esa es una gran oportunidad, si yo fuese Maduro lo vería como un final feliz para él y su familia”, añadió el funcionario estadounidense.

Opinó que quizás Maduro no puede dormir tranquilo, por temor a que en cualquier momento el Ejército le de la espalda. “Por eso está rodeado de un grupo de cubanos y de rusos. No tiene ningún venezolano en su equipo de seguridad, porque no confía en el propio pueblo venezolano, ni en las Fuerzas Armadas”, remató.

 

La Contraloría General de Venezuela anunció este lunes la apertura de una investigación sobre el patrimonio del líder opositor Juan Guaidó, en una nueva escalada del enfrentamiento entre el gobierno y la Asamblea Nacional.

El contralor general Elvis Amoroso dijo a la prensa que ordenó una auditoria del patrimonio de Guaidó, quien se declaró el mes pasado presidente encargado de Venezuela, tras detectar que supuestamente “falseó datos” en su declaración jurada y recibió dinero de entidades internacionales “sin ningún tipo de justificación”.

La acción de la Contraloría General, un órgano manejado por el gobierno que tiene a su cargo la revisión de la gestión de todos los organismos estatales y funcionarios públicos, se da a menos de dos semanas de que el Tribunal Supremo de Justicia le prohibiera a Guaidó la salida del país, congelara sus cuentas bancarias y le prohibiera enajenar y gravar bienes en atención a una solicitud que realizó la Fiscalía General que investiga al líder opositor por hechos violentos ocurridos en enero.

Desde el mes pasado el gobierno y la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, mantienen una pugna tras declarar que el presidente Nicolás Maduro usurpa el cargo al ser reelecto en comicios que la oposición considera una “farsa”.

Las tensiones se han acrecentado en los últimos días ante el plan que impulsa el Congreso para ingresar al país ayuda humanitaria con el apoyo de Estados Unidos y Colombia.

Este domingo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, inició una serie de ejercicios militares que se extenderán hasta el viernes y aprovechó la ocasión para gritar “fuera” al mandatario estadounidense, Donald Trump, por considerar que éste pretende intervenir el país.

“Que no nos amenace Donald Trump. Fuera Donald Trump de Venezuela, fuera sus amenazas, aquí hay fuerza armada y aquí hay pueblo para defender el honor, la dignidad y el decoro de una patria que tiene más de 200 años luchando”, dijo desde un acto con uniformados en el estado de Miranda, cercano a Caracas.

En la actividad, que fue transmitida por el canal estatal VTV, el mandatario anunció que aprobará las inversiones que sean necesarias para que Venezuela “tenga todo su sistema de defensa antiaérea y antimisilística”.

“Para hacer de nuestros lugares y pueblos lugares inexpugnables, inexpugnables por aire. Por tierra no se pueden meter porque aquí están los soldados de Bolívar que le harían pagar caro al imperio estadounidense cualquier osadía de tocar el sagrado suelo de la patria venezolana”, dijo.

Estas prácticas que involucran a civiles y militares fueron convocadas por Maduro luego de que el Parlamento, de mayoría opositora, no le reconociera como presidente legítimo desde el mes pasado cuando arrancó su segundo mandato y al que llegó tras obtener la reelección en unos comicios tachados de fraudulentos.

 

A dos meses de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, visitara a su par turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara, una misteriosa compañía llamada Sardes está ayudando al venezolano.

La firma inició su actividad comercial en enero de 2018, cuando importó cerca de 41 millones de dólares en oro desde Venezuela, la primera transacción de este tipo entre los dos países en registros que se remontan a 50 años. El mes siguiente, su volumen aumentó más del doble, con Sardes transportando casi 100 millones de dólares a Turquía.

En noviembre, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que autorizaba las sanciones sobre el oro venezolano, después de enviar a una misión para advertir a Turquía sobre la operación, Sardes había sacado del país 900 millones de dólares del metal precioso. No está mal para una compañía con solo 1 millón de dólares en capital, de acuerdo con los documentos regulatorios en Estambul.

No es la primera vez que Turquía se posiciona como una alternativa para los países que enfrentan las sanciones de Estados Unidos, lo que potencialmente socava los esfuerzos de Washington por aislar a los gobiernos que considera hostiles o corruptos.

Ankara a menudo ha probado los límites de la tolerancia de Estados Unidos y la alianza entre los miembros clave de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ahora está esencialmente rota, según dos altos funcionarios de EUA.

Turquía, que durante mucho tiempo fue uno de los socios más valiosos de Estados Unidos en una región que se extiende a lo largo de Europa y Oriente Medio, ha encontrado cada vez más intereses comunes con países autoritarios como Rusia, China, Irán y Venezuela.

Cuando el líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se declaró presidente legítimo de Venezuela el mes pasado, Estados Unidos y muchos otros países occidentales se apresuraron a declararle su apoyo. Turquía se alineó con los que respaldan a Maduro.

No se sabe qué es lo que sustenta el apoyo de Turquía a Maduro más allá de una oposición general a la intromisión de Estados Unidos y los esfuerzos para derrocar a los gobiernos nominalmente democráticos.

Este viernes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que no permitirá el “show” de la ayuda humanitaria, al referirse al cargamento que llegó a la frontera con Colombia por solicitud del opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por unos 40 países.

“Venezuela no va a permitir el show de la ayuda humanitaria falsa, porque nosotros no somos mendigos de nadie”, aseguró Maduro en conferencia de prensa.

Según Maduro, la “emergencia humanitaria” es “fabricada desde Washington” para “intervenir” Venezuela. “Es el expediente que completa la intervención, es el show de la ayuda humanitaria”, agregó.

Maduro culpa de la escasez de alimentos y medicinas que padecen los venezolanos a las sanciones impuestas por Estados Unidos.

“Liberen el dinero que nos tienen bloqueado y secuestrado. Es un juego macabro: los apretamos por el cuello y les hacemos pedir migajas”, manifestó.

Una decena de vehículos cargados de medicinas y alimentos llegaron el jueves a la ciudad de Cúcuta, en la frontera colombiana, donde fue instalado un centro de acopio cerca del puente internacional Tienditas, bloqueado por los militares venezolanos con dos camiones y una cisterna.

“No es ninguna ayuda. Es un mensaje de humillación al pueblo, porque si quisieran ayudar deberían cesar todas las sanciones económicas (…) El paquete es muy bonito por fuera, ayuda humanitaria, pero por dentro lleva veneno”, aseguró Maduro.

La Casa Blanca difundió este jueves un video en español en el que compara al presidente venezolano, Nicolás Maduro, con líderes autoritarios como el soviético Iósif Stalin, el italiano Benito Mussolini, el iraquí Sadam Huseín, el libio Muamar el Gadafi, el ayatolá iraní Ruholá Jomeini y el ugandés Idi Amin Dada.

El video muestra las imágenes de los dirigentes ya fallecidos, justo después de asegurar que Maduro “es un maestro en violar la Constitución venezolana”.

“Sus tácticas son copiadas directamente de los innumerables líderes autoritarios anteriores a él”, indica un rótulo en el vídeo. Detrás de ese mensaje, aparecen primero las imágenes de Stalin, Mussolini y Huseín, seguidas por las de Amin, Jomeini y Gadafi.

Las fotografías de los tres primeros vuelven a salir al final del video, una vez enumerados los presuntos abusos cometidos por Maduro. Es en ese momento cuando La Casa Blanca advierte: “Hemos visto esto antes”.

El video muestra imágenes del discurso sobre el Estado de la Unión que el presidente estadounidense, Donald Trump, dio el martes ante el Congreso de su país, y en el que se refirió a su reconocimiento del jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela.

El material también hace un recorrido por las supuestas violaciones de la Carta Magna cometidas por Maduro desde 2013, y concluye con una denuncia de que, ahora, el mandatario “está convocando a nuevas elecciones legislativas, una vez más ignorando la Constitución y la voz del pueblo”.

“Maduro debe irse”, concluye el video que, según se indica al final, está producido por el Departamento de Estado.