Tag

Maduro

Browsing

Este sábado, miles de venezolanos tomaron las calles para protestar por la falla de servicios que mantiene a oscuras y sin agua parte del país.

Los manifestantes también reclaman la salida del gobierno de Nicolás Maduro, que ha recibido nuevas sanciones de Estados Unidos.

Venezuela sufre hiperinflación, recesión, escasez de productos e interrupciones de su servicios básicos que provocan protestas en varios puntos del país.

El líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, llamó a salir a las calles el sábado en el inicio de una ola de manifestaciones «definitivas» para presionar a Maduro a dejar el cargo, porque considera que su reelección en 2018 fue un fraude y es responsable de la grave crisis.

En varios puntos de Caracas, miles de manifestantes ganaron las calles, algunos golpeando ollas y otros cargando pancartas contra el gobierno de Maduro.

Venezuela sufrió en marzo dos extensos apagones que dejaron a oscuras a gran parte del país. El gobierno los atribuyó a un «sabotaje», pero expertos dicen que las suspensiones obedecen a la falta de mantenimiento y de inversión en infraestructura.

Aunque el gobierno anunció cortes programados de tres horas a la semana que excluyen a Caracas, en varios estados son más prolongados, sobre todo en el oeste del país. En la capital todavía había algunas fallas en el suministro de agua.

 

La esposa del líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, envió un breve mensaje al presidente Nicolás Maduro, luego del arresto al jefe del despacho de su esposo esta semana: «Ya basta», dijo Fabiana Rosales.

En una entrevista con la agencia Reuters en Perú, donde se reunió con inmigrantes venezolanos antes de un viaje a los Estados Unidos, Rosales afirmó que la detención de Roberto Marrero el jueves por acusaciones de terrorismo fue un «secuestro» que busca romper la moral de la oposición.

«Sabemos a lo que nos enfrentamos, sabemos la calidad del monstruo que es ésta dictadura», dijo Rosales, una periodista de 26 años y activista de la oposición.

Venezuela se hundió en una profunda crisis en enero, cuando Guaidó invocó la Constitución y asumió la presidencia interina, argumentando que la reelección de Maduro el 2018 fue ilegítima. Guaidó es reconocido por la mayoría de países latinoamericanos y occidentales como el líder legítimo de Venezuela.

Pero Maduro retiene el control de las entidades estatales y la lealtad de los altos mandos militares. Maduro dice que Guaidó es un títere de los Estados Unidos y está intentando liderar un golpe de Estado para arrebatar el control de las reservas de petróleo más grande del mundo en la nación venezolana.

A la pregunta de que si tenía un mensaje para Maduro, Rosales dijo: «ya basta».

Rosales manifestó que espías y grupos armados que apoyan al Gobierno conocidos como «colectivos» la han seguido a ella y a su esposo, monitoreando sus movimientos y acosando a sus familiares y amigos. «Hemos recibido amenazas de cárcel o muerte», dijo.

El Grupo de Lima expresó este jueves su rechazo y condena por la «detención ilegal» de Roberto Marrero, jefe de despacho del líder del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, autoproclamado presidente de Venezuela en enero pasado.

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, integrantes del Grupo de Lima, expresaron esta postura en un comunicado.

Dijeron que «rechazan y condenan enérgicamente la detención ilegal del señor Roberto Marrero y el allanamiento inaceptable de la residencia del diputado Sergio Vergara».

Es por ello que demandaron al «régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro la inmediata liberación» de Marrero y «el pleno respeto del fuero parlamentario del diputado Vergara».

«Hacemos responsable al régimen de Maduro de la seguridad e integridad personal de los señores Roberto Marrero y diputado Sergio Vergara. Exigimos el cese del hostigamiento a los demócratas venezolanos y de las prácticas sistemáticas de la detención arbitraria y de la tortura en Venezuela», concluyeron.

Recordemos que Marrero fue detenido la madrugada de este jueves en su vivienda por miembros del Servicio de Inteligencia venezolano después de un allanamiento en el que se se informó que le fueron encontraron dos fusiles y una granada.

El diputado Sergio Vergara, vecino de Marrero y cuya casa también fue allanada esta madrugada, dijo a periodistas que el jefe del despacho de Guaidó le dijo al ser trasladado que habían sido «sembradas» dichas armas en su apartamento durante el operativo.

Por su parte Juan Guaidó calificó la detención de «secuestro» y de «torpeza» política. Sin embargo el gobierno de Maduro acusó a Marrero de ser el responsable de una célula terrorista que planeaba realizar ataques selectivos para crear «caos».

Estados Unidos, por su parte, avisó de que habrá «consecuencias» contra los cinco funcionarios venezolanos involucrados directamente en la detención.

 

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, pidió a sus ministros que pongan sus cargos a disposición para realizar una «reestructuración profunda», anunció a través de Twitter la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, mientras el país se recupera del apagón eléctrico más largo en décadas.

Maduro acusó al gobierno de Estados Unidos de estar detrás de la extensa falla eléctrica que paralizó al país en medio de la crisis económica, pero ingenieros eléctricos dijeron a la agencia Reuters que fue el resultado de años de falta de inversión y mantenimiento de las centrales y red eléctrica.

«El Pdte @NicolasMaduro ha solicitado a todo el Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano para blindar la Patria de Bolívar y Chávez ante cualquier amenaza!», escribió Rodríguez, sin aportar más detalles.

Maduro, que más tarde retuiteó el escrito de la vicepresidenta, acusó a John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de dirigir el «ataque al sistema eléctrico» desde las ciudades de Houston y Chicago, asegurando que tiene pruebas.

La Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, quien es reconocido por docenas de países como presidente encargado, aprobó una declaración «de alarma», una figura de la Constitución que se usa en caso de «catástrofes y calamidades públicas».

Maduro ha cambiado con frecuencia a los miembros de su gabinete desde que asumió el cargo en 2013, con la incorporación de militares en puestos clave en los ministerios de Petróleo, Interior y Electricidad.

El sábado, en una visita a los trabajadores de la estatal eléctrica Corpoelec, en el sureño estado de Bolívar, Maduro prometió una reestructuración de la empresa y la creación de una unidad en las fuerzas armadas centrada en proteger la infraestructura clave de los denominados «ataques cibernéticos».

El autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, arrancó este sábado una gira por el país para organizar una movilización nacional hacia el palacio de Miraflores en Caracas, siguiente paso en su estrategia para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro.

«Iniciamos una etapa nueva (…), vamos a visitar todos los estados posibles, vamos a organizarnos muy bien en la operación libertad por el cese definitivo de la usurpación», dijo Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de 50 países encabezados por Estados Unidos.

Ante miles de seguidores en la ciudad de Valencia (norte), el jefe parlamentario explicó que serán conformados «comandos por la libertad», células que movilizarán a la base opositora. Adelantó que «muy pronto», cuando haya recorrido y organizado cada rincón del país, se dirigirán a Miraflores a «reclamar lo que es del pueblo».

Sin embargo, el líder opositor no indicó fecha para llevar a cabo dicha marcha.

Guaidó insistió en que sus partidarios deben estar «muy organizados» para evitar una «confrontación», y les pidió convencer a los militares y funcionarios que conozcan de que abandonen a Maduro.

«Todas las opciones están en la mesa con responsabilidad, con fuerza, pero depende de nosotros, cualquier opción nos debe encontrar movilizados», reiteró el opositor, quien no descartó pedir una intervención militar extranjera.

Paralelamente, cientos de partidarios de Maduro marcharon en el centro de Caracas, a la vez que la Fuerza Armada inició dos días de ejercicios para blindar la infraestructura hidroeléctrica tras el apagón del 7 de marzo que paralizó el país durante una semana.

Diosdado Cabello advirtió ante miles de chavistas que la «oligarquía (…) no volverá a entrar al palacio del pueblo revolucionario».

En medio de los esfuerzos por completar la restauración del servicio eléctrico en Venezuela, el presidente Nicolás Maduro pidió a la población que esté preparada para “lo peor”, ante la posibilidad de que el suministro vuelva a tener fallas prolongadas a nivel nacional, lo que ha ocasionado la pérdida de alimentos y una grave escasez de agua.

Al dirigirse en un mensaje televisado a sus connacionales, el mandatario recomendó abastecerse de velas, linternas y preparar depósitos de agua.

Maduro ha dicho que la falla eléctrica se debió a un sabotaje de sus adversarios, encabezados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sin embargo, expertos afirman que se produjo por falta de mantenimiento en la red.

“Pido a Dios que meta su mano y cambie el curso de esta conspiración y le abra las compuertas a un proceso de negociación y de acuerdos entre el presidente Donald Trump y el gobierno bolivariano”, dijo Maduro.

También afirmó que pedirá ayuda a la ONU, así como a sus aliados de Cuba, China, Irán y Rusia para investigar el presunto “ciberataque” que causó el masivo apagón, el pasado jueves, y que aún no ha sido solventado completamente.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela (SNTP) reportó la desaparición del periodista y activista Luis Carlos Díaz, quien, según informa el sindicato, salió de la radio donde trabaja y nunca llegó a su casa.

«Desde hace cinco horas está desaparecido el periodista Luis Carlos Díaz. Salió de la radio a las 5:30 pm, rumbo a su casa y nunca llegó. En los últimos días había recibido amenazas por las redes sociales #11Mar», publicó el SNTP a través de Twitter.

Posterior a esto, el Sindicato venezolano informó que horas después seguía desaparecido y que lo estaban buscando en centros de detención ‘que podrían tratarse de uno de los centros de los que habló Maduro’.

Hace unos días, el partido del presidente Nicolás Maduro, había acusado, sin pruebas, al periodista de promover el apagón que afecta a Venezuela.

El último tuit publicado por Díaz fue este:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, atribuyó este sábado al Gobierno de Estados Unidos el apagón que se registra en la nación sudamericana desde el jueves pasado.

Maduro dijo que el apagón se debe a un ataque cibernético contra las lineas de transmisión con «tecnología de alto nivel que solo tiene el gobierno de Estados Unidos».

El presidente venezolano agregó que estos ataques son del tipo electromagnético y fueron dirigidos a las líneas de transmisión, de acuerdo con el canal Telesur.

Pidió paciencia a la población ante el corte de electricidad que consideró producto de una «emboscada» de la derecha, a la que acusó de ejecutar el ataque eléctrico «más grave que haya recibido cualquier país de América Latina en la historia”.

”Este es un ataque anormal, extraordinario, grave, no dan la cara los cobardes (…) aspiro a que el proceso de reconexión sea definitivo y estable en las próximas horas», añadió en el marco de la ‘gran marcha antiimperialista’ convocada por el oficialismo ayer.

Maduro señaló que hasta el momento ya se había logrado restablecer el 70 por ciento del servicio eléctrico «cuando recibimos otro ataque de carácter cibernético a una de las fuentes de generación y eso perturbó y tumbó todo lo logrado”.

El presidente venezolano sostuvo que hay infiltrados en la empresa de electricidad que han colaborado en esta serie de ataques que buscan generar un escenario de inestabilidad política y social en una «guerra de desgaste», pero aseguró que serán identificados y castigados.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, anunció este jueves que designó como embajador en Cuba a Adán Chávez, hermano del fallecido mandatario Hugo Chávez.

Cuba es el más cercano aliado político de la nación petrolera y por años Caracas ha apoyado a la isla con envíos de crudo en condiciones preferenciales de pago.

Maduro dijo en un mensaje a través de Twitter que además de la embajada, Chávez seguirá al frente de la Vicepresidencia de Asuntos Internacionales del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela.

La embajada de Cuba estuvo en manos del exministro de Petróleo venezolano, Alí Rodríguez, hasta su fallecimiento a fines del 2018.

Adán Chávez, un físico de 66 años y hermano mayor del expresidente, ya fue el embajador venezolano en La Habana en el 2004 y está entre los funcionarios sancionados por Estados Unidos.

El autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, regresó este lunes a su país tras una gira por varios países.  Indicó que haber sido detenido pudo haber sido uno de los últimos errores que cometiera el Gobierno de Nicolás Maduro, al que tachó de dictatorial.

Añadió que en caso de haber sido encarcelado, sus aliados internacionales, encabezados por el Gobierno de Estados Unidos, tenían «claras instrucciones» sobre la ruta que se debe seguir para poner fin a la crisis que se vive en el país.

En su primer discurso en suelo venezolano, Guaidó convocó a una nueva marcha el próximo sábado para redoblar la presión contra el gobierno de Nicolás Maduro.

«El sábado continuamos en las calles, toda Venezuela vuelve a las calles. No nos quedaremos ni un segundo tranquilos hasta lograr la libertad», dijo el líder opositor.

Al respecto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, celebró el regreso a Venezuela de Guaidó.

«Estados Unidos celebra al pueblo de Venezuela por sus acciones para crear una transición democrática pacífica y felicita al presidente interino Juan Guaidó por sus exitosos esfuerzos diplomáticos en la región», dijo Pompeo en un comunicado.

El gobierno de Estados Unidos continúa con las represalias contra Nicolás Maduro y sus aliados. En esta ocasión anunció una serie de restricciones a los visados de docenas de partidarios del presidente venezolano incluidos miembros de su familia quienes no podrán entrar en territorio estadounidense.

En una conferencia de prensa, Elliott Abrams, enviado de Trump en Venezuela, anunció la medida y explicó que con ella se busca afectar al ‘círculo cercano’ de Maduro.

El funcionario no quiso indicar los nombres de las personas que se verán afectadas con estas medidas.

Cuando la prensa le pidió más detalles, el diplomático contestó: «No puedo revelar mucho más sobre los visados, me han dicho los abogados que debido a las normas simplemente no puedo hacer eso, se trata de información confidencial de visados. Estaré encantado de hacerlo (público) si me permiten».

En su discurso, Abrams aseguró que Estados Unidos seguirá adoptando «las acciones apropiadas» contra Maduro y mencionó que también serán impuestas sanciones contra seis miembros de las fuerzas de seguridad venezolanas, a los que Washington acusa de «obstruir» la entrada de la ayuda humanitaria que la oposición quería introducir el sábado pasado en Venezuela.

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, aseguró este viernes que más de 600 oficiales de las Fuerzas Armadas de ese país retiraron su apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro en los últimos días.

Guaidó viajó a la capital paraguaya para entrevistarse con el presidente Mario Abdo, quien lo recibió con honores de jefe de Estado en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, un día después de haberse reunido con el mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro.

«Hemos hablado claramente a las Fuerzas Armadas de Venezuela (…) Hay un proceso muy claro de transición a la democracia», dijo Guaidó en una declaración en la sede del Gobierno paraguayo frente a parlamentarios, embajadores y otras autoridades.

Más tarde, el opositor señaló al canal de televisión local ABC TV, que «un 80 por ciento de las Fuerzas Armadas están a favor del cambio».

Por otro lado, un miembro del equipo asesor de Guaidó confirmó que el político también se reunirá este viernes, en Buenos Aires, con el presidente argentino, Mauricio Macri.

Un portavoz de la cancillería argentina informó que el opositor ofrecerá una conferencia de prensa a las 19:00 horas locales de hoy tras la reunión con Macri en la residencia presidencial de Argentina.