Tag

militares

Browsing

Este martes, el departamento de Defensa de Estados Unidos dijo que mantendrá hasta el próximo año a hasta 5 mil 500 militares desplegados en la frontera con México para que ayuden a evitar el ingreso de migrantes indocumentados.

Una semana después de anunciar la canalización de 3 mil 600 millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera, el Pentágono dijo que también ha aprobado el pedido del departamento de Seguridad Nacional para mantener la presencia de los militares.

El departamento de Defensa “proporcionará hasta 5 mil 500 personas para apoyo de infraestructura, soporte operacional, apoyo en detección y monitoreo, y apoyo aéreo”, dijo el vocero del Pentágono, el teniente coronel Chris Mitchell.

El despliegue, que se inició hace cerca de un año, fue aprobado por el secretario de Defensa, Mark Esper, para el siguiente año fiscal, que inicia el 1 de octubre.

Cerca de 2 mil 900 soldados en activo y 2 mil reservistas operan actualmente en la frontera.

Mitchell dijo que el empleo de personal militar para reforzar una operación civil de detención de decenas de miles de personas que tratan de ingresar al país de manera ilegal cada mes no ha tenido un impacto significativo en la preparación de los militares estadounidenses.

Estas misiones pueden llevarse a cabo “sin afectar indebidamente” la preparación militar de las unidades y están condicionadas a la disponibilidad de los fondos necesarios, dijo el portavoz.

El presidente Donald Trump ha hecho de la detención de indocumentados una pieza clave de su gobierno.

El desvío de miles de millones de dólares de fondos del Pentágono -que estaban destinados a 127 proyectos- para la construcción de un muro en la frontera fue justificado bajo una controversial declaración de emergencia nacional por parte de Trump.

El gobierno declaró una emergencia nacional en febrero de este año, después de que el Congreso le negó de manera repetida fondos para financiar un muro en la frontera que él había prometido que México pagaría.

El secretario de Gobierno de Michoacán, Carlos Herrera Tello informó que este viernes elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y Policía de Michoacán incursionaron en el municipio de Tepalcatepec, Michoacán, para restablecer el orden público y proteger a la población.

Ocho días después de que se registró un enfrentamiento entre grupos delictivos en la región de Tepalcatepec, el cual dejó un saldo oficial de nueve muertos y 11 heridos, el Gobierno blindó el conflictivo municipio.

Al respecto, Herrera Tello agregó que el interés tanto del Gobierno federal como del Gobierno estatal es restituir el clima de seguridad y de paz social en la región entre Jalisco y Michoacán.

En lo que respecta a los grupos armados de autodefensas en el estado, afirmó que no se permitirá el reagrupamiento de ese tipo de movimientos, porque, aseguró, detrás hay gente vinculada al crimen.

Además reconoció que entre la población de Tepalcatepec existe miedo tras los hechos violentos entre grupos delictivos registrados la semana anterior.

La Secretaría de Seguridad manifestó que «los Gobiernos de México y del estado de Michoacán se encuentran en total coordinación».

Mediante su cuenta de Twitter, indicó que «se ha ordenado el despliegue de elementos de la Guardia Nacional, de la Defensa Nacional, Seguridad Pública Estatal, de la Fiscalía General del Estado y autoridades municipales que se encuentran realizando patrullajes» en distintos puntos del municipio.

Fue hasta este viernes que inició el arribo de soldados a la región de Tepalcatepec para realizar tareas para proteger a la población.

En Guerrero, alrededor de 40 militares y 10 policías estatales permanecen retenidos por campesinos productores de maíz y amapola, procedentes de 27 comunidades de los municipios de Heliodoro Castillo y San Miguel Totolapan, para exigir que el gobierno federal agilice la entrega de fertilizante en la Sierra del estado.

La retención comenzó la tarde de este viernes en el poblado de Puerto Gallo y los pobladores advirtieron que no dejarán libres a los soldados y agentes estatales, hasta que acuda o lleguen a un acuerdo con el delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros.

Los pobladores señalan que no han tenido respuesta del gobierno federal, particularmente del delegado Sandoval Ballesteros, a quien acusan de no atender las peticiones de los campesinos de Guerrero.

La demanda central es que a sus pueblos llegue el fertilizante y que el padrón de beneficiarios se dé a conocer, porque dicen que en esa zona no se hizo el censo para este programa.

En el lugar, los manifestantes realizaron una protesta, cercaron la comunidad y retuvieron a los militares y una decena de policías estatales.

Los inconformes anunciaron que no se van a retirar del lugar hasta que el delegado del gobierno federal suba a la sierra para resolver el conflicto.

A principios de abril pasado, al menos 40 soldados fueron retenidos por campesinos del poblado de Campo Morado, municipio de Tlacotepec, quienes se oponen a la destrucción de plantíos de amapola en la sierra.

Incluso difundieron un video para exigir al gobernador el cumplimiento de su promesa de llevar proyectos productivos como alternativa de desarrollo en esa zona, donde el cultivo de amapola es su medio de subsistencia.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reprobó la retención, agresión y despojo de armas a militares por parte de grupos de autodefensa en Michoacán, y destacó que bajo ningún supuesto es posible el uso de la fuerza para solicitar o exigir planteamiento alguno.

En ese sentido, el organismo emplazó a las autoridades competentes a realizar investigaciones necesarias para dar con los responsables, así como aplicar las sanciones que corresponda conforme a derecho.

Esto luego de que el domingo pasado, pobladores de la comunidad de Pueblo Viejo, en La Huacana, Michoacán, desarmaron y sometieron a varios elementos del Ejército mexicano, a quienes retuvieron para que les regresaran armas de grueso calibre que, minutos antes, los militares decomisaron en un operativo.

Al respecto, la CNDH, que preside Luis Raúl González Pérez, manifestó su rechazo a este hecho y enfatizó que el organismo reprobará todo acto de violencia y cualquier conducta que esté fuera de la ley.

La CNDH acreditó que en esos hechos, los efectivos de la Sedena fueron agredidos y despojados de armas y de pertenencias.

La tarde de este domingo, elementos del Ejército Mexicano fueron sometidos por habitantes de la comunidad de La Huacana, Michoacán, para que les regresaran armas de grueso calibre que minutos antes los militares decomisaron, entre las que destaca un fusil Barret calibre 50.

A través de un un video difundido en redes sociales fue que se dio difusión a estos hechos, que se sabe, comenzaron a las 15 horas, cuando los habitantes bloquearon varios puntos del municipio debido al constante acoso del crimen organizado.

Por ello, el Ejército realizó un operativo y les decomisó armas de grueso calibre, no obstante, minutos después decenas de pobladores sometieron a golpes a los militares para despojarlos de sus armas.

 

 

El presidente venezolano Nicolás Maduro expulsó al exjefe de la policía política y a otros 54 militares acusados de estar implicados en el alzamiento militar de la semana pasada.

Por medio de un decreto presidencial ordenó la expulsión y degradación del general de división Manuel Figuera, exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), cinco tenientes coroneles, cuatro mayores, cuatro capitanes, seis primeros tenientes y tenientes y 35 sargentos, señaló el gobierno a través de la Gaceta Oficial este miércoles.

Entre los oficiales expulsados y degradados está el teniente coronel de la Guardia Nacional Ilich Sánchez, quien en los últimos meses tuvo a su cargo la jefatura del comando que da protección a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición.

Las autoridades brasileñas confirmaron la semana pasada que 25 militares venezolanos se refugiaron tras el alzamiento en su embajada en Caracas.

Recordemos que ayer, Estados Unidos le suspendió las sanciones a Figuera por retirarle su apoyo a Maduro. La salida de Figuera de la dirección del SEBIN fue anunciada el 30 de abril tras el alzamiento militar encabezado por el líder opositor Juan Guaidó.

Sin ofrecer más detalles, Maduro anunció que el general en jefe Gustavo González López regresaba a la dirección de ese cuerpo policial.

Figuera había asumido la jefatura del SEBIN en octubre luego de la remoción del cargo de González López tras el escándalo por la muerte de un concejal opositor que según las autoridades se suicidó en una sede capitalina de la policía política poco después de su detención. La oposición rechazó esa versión y responsabilizó a González López de la muerte.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó, aseguró este viernes que siguen las conversaciones con militares para que desconozcan al presidente Nicolás Maduro, cuatro días después de que los llamó a darle la espalda al mandatario.

Guaidó no quiso confirmar si él o sus allegados son los que mantiene contacto con el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, o con el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno, como indicó esta semana el gobierno de Estados Unidos.

El opositor, quien invocó la Constitución para declararse presidente interino en enero pasado, ha dicho que para lograr el quiebre definitivo del gobierno se requiere el apoyo de la Fuerza Armada.

Guaidó, junto a un grupo de uniformados de medio y bajo rango, además del dirigente opositor Leopoldo López, había hecho el pasado lunes frente a una base aérea en Caracas un llamado a los militares para que abandonen a Maduro.

Al respecto, dijo que en la movilización del pasado lunes participaron 71 uniformados y no 20 como dijo el régimen de Maduro. Confirmó que algunos militares están resguardados en la embajada de Brasil y otros en la de Panamá.

«¿Hay conversaciones con funcionarios? Sí las hay (…) Ha habido muchas reuniones en muchos sitios», dijo Guaidó en conferencia de prensa. Pero «no sería responsable de mi parte (revelar nombres…) para garantizar la identidad y respetar la palabra empeñada» con esos interlocutores, agregó.

Guaidó reiteró su llamado para que mañana los venezolanos se acerquen pacíficamente a unidades militares en todo el país y hablen con militares para convencerlos de honrar la Constitución al ratificar que Maduro es un usurpador bajo el argumento de que su reelección en mayo del 2018 fue un fraude.

Remató diciendo que es normal que sectores de la población se sintieran «achicopalados» o frustrados por la permanencia en el poder de Maduro.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, aseguró que Venezuela «está en total normalidad» pese a que las manifestaciones opositoras continúan en Caracas, esto luego de la movilización que encabezó desde esta mañana Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado del país.

Pese a su declaración, el funcionario venezolano reconoció que «cualquier escenario es posible» en los próximos días.

Sostuvo que Guaidó tiene el respaldo de “30 soldados o menos”.

Horas antes, Arreaza negó que se estuviera desarrollando un golpe de Estado en el país para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro, y dijo que lo que sucedía es que Juan Guaidó estaba operando bajo las órdenes de Estados Unidos.

«No es un intento de golpe de Estado por parte de las Fuerzas Armadas. Esto es algo directamente planeado en Washington, en el Pentágono y en el Departamento de Estado y por (el asesor de seguridad de la Casa Blanca John) Bolton», dijo en venezolano.

Añadió que los funcionarios estadounidenses están liderando el golpe y dando órdenes a Guaidó. Por el contrario, afirmó que Nicolás Maduro es quien sigue controlando el país con todo el respaldo militar.

También dirigió los señalamientos a “algunos” gobiernos de derecha en América Latina, que dijo, apoyan lo que está pasando en Venezuela. “Dicen que quieren soluciones pacíficas y a la vez apoyan a los violentos y golpistas”.

Tras el incidente en el que militares mexicanos apuntaron y desarmaron a dos soldados estadounidenses porque pensaron erróneamente que estaban del lado mexicano, lo cual desencadenó la amenaza de enviar soldados armados a la frontera entre México y Estados Unidos por parte del presidente Donald Trump, la Secretaría de Relaciones Exteriores precisó que el hecho se trató oportunamente además de ser común y no desata consecuencias para ninguno de los dos países.

A través de un comunicado, la cancillería detalló que el incidente ocurrió el pasado 13 de abril, a la altura de la colonia Parcelas, Ciudad Juárez, donde un grupo de militares mexicanos se encontró con los soldados estadounidenses que realizaban operaciones de apoyo en un vehículo sin identificación que se encontraba al sur de la valla fronteriza, dentro del territorio de Estados Unidos, en una zona en la que los límites de la frontera no resultan claros por su geografía.

Tras la investigación correspondiente, se determinó que el vehículo de los militares de ese país se colocara al norte de la valla fronteriza para evitar confusiones.

“Este tipo de incidentes es común, toda vez que se trata de una verificación de patrullaje ordinario, sin consecuencias para ambos gobiernos, quienes mantienen comunicación permanente y fluida. Sobre este hecho en particular, estuvieron en contacto directo y oportuno”, informó la cancillería.

Asimismo, reiteró que México tiene disposición plena para mantener una buena relación bilateral basada en la confianza y el respeto mutuo con Estados Unidos.

Este lunes, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, indicó que por dignidad política y por la delicadeza de los hechos, se reservó la información sobre los elementos militares que designó para dar protección al exmandatario Felipe Calderón y su familia.

Además, aseguró que la seguridad de los expresidentes costará menos del 10% de lo que costaba en los anteriores sexenios.

«Creo que la gente comprende, genera polémica, pero tengo que tomar decisiones. Son alrededor de ocho elementos del Ejército, no tengo exactamente el dato, pero va a costar menos del 10 por ciento de lo que costaba, ¡mucho menos!», aseguró López Obrador.

Anteriormente, dijo, una partida del presupuesto se incluía para los expresidentes “eso ya no existe, los expresidentes por decreto recibían un sueldo equivalente a lo que ganaba un secretario de Estado, pero además tenían asignado un personal militar o personal de la administración pública, llegaban a tener hasta 80 elementos en total”, dijo.

Asimismo, el Jefe del Ejecutivo dijo que la guardia de ocho militares asignada a Vicente Fox se mantendrá «el tiempo que sea necesario» y afirmó que este tipo de medidas se darán cuando «esté en riesgo la vida o la familia de algún ex servidor público o de cualquier ciudadano».

Rusia rechazó este miércoles la exigencia de Estados Unidos de retirar a su personal militar en Venezuela, afirmando que dicha presencia es totalmente legítima.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, dijo que la presencia del personal militar ruso en Venezuela no necesita aprobación de la Asamblea Nacional venezolana, que es controlada por la oposición.

Zakharova afirmó que el presidente estadounidense Donald Trump primero debería cumplir su propia promesa de retirar todas sus fuerzas de Siria, antes de pedirle a ellos retirar sus tropas de Venezuela.

«Algunos comparan a Estados Unidos con un elefante en una tienda de porcelana, pero en realidad esos animales se mueven con delicadeza y usan la razón, mientras que Estados Unidos actúa más como un vaquero en el Museo de Louvre», dijo Zakharova.

En la televisión rusa, Konstantin Kosachev, jefe de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara alta del Parlamento ruso, también defendió la cooperación militar con Venezuela como «totalmente legítima».

Rechazó el pedido estadounidense de cesar el apoyo a Maduro como «totalmente inaceptable» y llamó a Estados Unidos a «dar el ejemplo» reduciendo su propia presencia militar en todo el mundo.

«La lista de países fuera del Hemisferio Occidental donde Estados Unidos no debería a estar sería muy larga», escribió Kosachev en Facebook. «Y la retirada del ‘policía global’ definitivamente impulsaría la democracia y la independencia en esas regiones mucho más que esa constante presencia militar».

 

Luego de que el Ministerio de Exteriores de Rusia confirmara el arribo de personal militar de Moscú a Venezuela el pasado fin de semana, el presidente Donadl Trump pidió el retiro de dichas tropas.

Las diferencias entre Rusia y Estados Unidos sobre la forma de resolver la crisis en la nación sudamericana se ampliaron tras la llegada de personal militar para respaldar el presidente Nicolás Maduro.

Al respecto, este miércoles el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, afirmó que el arribo de dos aviones militares rusos con casi 100 efectivos representaba una «provocación».

Quien también se refirió al tema fue el presidente Donald Trump, quien dijo que soldados rusos deben abandonar Venezuela, y sostuvo que «todas las opciones» estaban disponibles para lograrlo.

«Rusia tiene que salir», dijo Trump a periodistas durante una reunión con la esposa del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Consultado sobre cómo podría ocurrir que Rusia removiera a sus soldados, Trump respondió: «Ya veremos. Todas las opciones están abiertas».

 

Al menos mil 600 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) fueron enviados a Guanajuato para reforzar la seguridad en el estado como parte de la estrategia de seguridad de los Gobiernos Federal, Estatal y Municipal.

En un comunicado, el gobierno estatal informó que los efectivos serán distribuidos en cuatro coordinaciones regionales de máxima prioridad, es decir, en cada una serán desplegados 400 elementos.

La primera de las coordinaciones tiene como sede Irapuato e integra a los municipios de Romita, Pueblo Nuevo, y Silao; mientras que la coordinación de Celaya se conforma por Apaseo el Alto, Apaseo el Grande, Comonfort y San Miguel de Allende.

La tercera de las coordinaciones se integra por Juventino Rosas, Villagrán, Jaral del Progreso y Valle de Santiago; y la cuarta coordinación está conformada por los municipios de Yuriria, Cortazar, Moroleón, Salvatierra y Santiago Maravatío.

Este personal realizará patrullajes y labores de inteligencia en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, la Fiscalía General del Estado y fuerzas municipales.

El personal de las Fuerzas Armadas, que estarán asignados a la 16/a. Zona Militar reforzará las acciones y operativos de vigilancia en estas cuatro coordinaciones regionales debido a que, desde el inicio de la actual administración federal, se designaron por su prioridad.

Actualmente el Gobierno Federal tiene segmentado el estado en diez diferentes regiones, donde mantiene presencia de fuerzas armadas, coordinadas con autoridades locales y municipales.

Además de las fuerzas militares, en las próximas horas, la Policía Federal enviará a las cuatro coordinaciones regionales prioritarias un total de 800 elementos, que se dividirán en grupos de 200 efectivos cada uno, y que se sumarán a la estrategia conjunta.


WordPress Lightbox Plugin