Tag

notre dame

Browsing

Tres meses después del incendio en Notre Dame de París el parlamento francés aprobó este martes un proyecto de ley sobre las obras de restauración de la catedral, que deberán concluir en un plazo de cinco años.

El objetivo «es brindar a Notre Dame una restauración que esté a la altura del puesto que ocupa en el corazón de los franceses y en el mundo entero», dijo el ministro francés de Cultura, Franck Riester.

Recordemos que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha fijado como objetivo reconstruir la catedral en un plazo de cinco años, justo a tiempo para los Juegos Olímpicos de París de 2024. Un objetivo irrealista, según varios parlamentarios.

El texto, que fue aprobado por 91 votos a favor, 8 en contra y 33 abstenciones, tiene como objetivo organizar y controlar la colecta y el uso de las donaciones que han afluido de todo el mundo y coordinar las delicadas obras de reconstrucción.

El proyecto prevé una exención fiscal excepcional de 75% para los particulares que donen hasta 1,000 euros, en lugar de 66%, y la creación de una suscripción nacional para recibir los más de 850 millones de euros de donaciones prometidos tanto por empresas como particulares.

No obstante, el ministro llamó a la prudencia entre aquellos que dicen que el monto excedería el costo de la reconstrucción. «Apenas se han concretizado un poco más del 10% de las promesas de donaciones» y «el costo de las obras aún no ha sido establecido», recalcó.

Asimismo, el texto prevé encargar a un establecimiento público, bajo la supervisión del ministro de Cultura, la supervisión de las obras, con la ayuda de un consejo científico.

Sin embargo, una parte de la oposición denuncia un texto realizado de forma «precipitada» que introduce «derogaciones inaceptables» a las reglas sobre patrimonio, urbanismo y medioambiente para acelerar los trabajos.

La empresa Le Bras Frères, encargada de colocar los andamios en el techo de la catedral de Notre Dame de París que estaba en renovación cuando se incendió, admitió el miércoles que algunos empleados fumaban en la obra, pese a que estaba prohibido.

“Efectivamente, algunos empleados violaban esta prohibición de vez en cuando y lo lamentamos”, dijo en declaraciones a la agencia AFP el portavoz de la empresa, Marc Eskenazi. “Se lo han dicho a la policía”, aseguró.

El portavoz respondía así a un artículo del semanario satírico Le Canard enchaîné, publicado este miércoles, que afirma que la policía encontró siete colillas de cigarrillos cerca de los andamios.

No obstante, Eskenazi “excluyó” que una colilla mal apagada haya causado el incendio que arrasó el lunes pasado parte del techo de la catedral gótica y derrumbó su emblemática aguja.

“Cualquier persona que haya intentado alguna vez prender el fuego de una chimenea (sabe que) no pasa gran cosa cuando se lanza una colilla sobre un tronco de roble”, agregó, en referencia a los mil 200 troncos que sostenían la cubierta de la catedral.

“Estaba prohibido fumar en los andamios”, indicó Eskenazi. Pero era “un poco complicado bajar porque tomaba tiempo”, explicó.

Sobre la pista de que el fuego partiera de los motores eléctricos de los ascensores colocados para montar los andamios, Eskenazi indicó que no se identificó “ningún problema” en éstos.

“De todas maneras, están lejos de la aguja, y según lo que se ha establecido, el incendio arrancó dentro del edificio”, subrayó.

Los primeros indicios apuntan a que el fuego se originó accidentalmente, probablemente por un cortocircuito, pero los expertos deberán estudiar minuciosamente todos los restos calcinados en busca de pruebas para determinar exactamente las causas.

Un representante de la Policía judicial francesa afirmó que los investigadores apuntan a un cortocircuito como la causa más probable del incendio que se desató el pasado lunes 15 de abril en la catedral parisina de Notre Dame.

El funcionario habló de forma anónima con la agencia de noticias AP, debido a que la investigación se encuentra en curso e informó que los investigadores todavía no tienen permiso para trabajar en el interior de la iglesia y buscar en los escombros, por motivos de seguridad.

Asimismo, el agente informó que el monumento aún se está consolidando con tablas de madera para apuntalar algunas partes de las paredes que se encuentran inestables.

Las llamas han producido enormes desperfectos en uno de los mayores símbolos artísticos y arquitectónicos de Francia.

El techo de la catedral, construido en madera, se derrumbó por completo el mismo lunes, tras lo cual, el incendio se extendió a una de las torres y su aguja central colapsó por las llamas.

Prácticamente desde el comienzo de la tragedia se descartó que se tratase de un acto provocado. El propio Fiscal de París desechó que el incendio se hubiese producido a propósito. Todo apuntaba a que podía estar relacionado con las obras de restauración que se estaban llevando a cabo y que debían finalizar en 2022.

Aún así, la Fiscalía de París ha abierto una investigación en la que están participando más de 50 personas. Se tratará de establecer, además de la causa, las posibles responsabilidades, deficiencias o negligencias que pudieron ocasionar la tragedia.

El rector de Notre Dame, Patrick Chauvet, anunció este jueves que se construirá una catedral de madera «efímera» delante del inmueble que fue consumido en gran parte por un incendio este lunes, mientras que se lleva a cabo su reconstrucción.

Y es que explicó que Notre Dame estará cerrada durante al menos cinco años que se han propuesto para reconstruirla, por lo que se planteó la posibilidad de poder construir una «catedral efímera», para seguir recibiendo a fieles y turistas.

«Quiero un lugar lindo (…) un lugar un poco simbólico, que atraiga». El rector detalló que dicha construcción provisional será la que esté abierta al público, y en la que habrá sacerdotes para poder hablar con los visitantes. Indicó que servirá también para recibir a los «curiosos» y turistas que visitan cada año Notre Dame.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, recibió con gusto el proyecto y aceptó prestar una parte de la explanada que se ubica frente a la catedral para la construcción de madera.

Chauvet insistió en que la construcción permanecerá en el lugar hasta que terminen los trabajos de reconstrucción, y señaló que su propuesta nació ya que Notre Dame es el edificio más visitado de toda Europa.

La construcción de la catedral «efímera» se hará «rápidamente», precisó el rector, tan pronto se tenga acceso a la explanada, que sigue cerrada.

Tal como lo indicó el presidente francés, Emmanuel Macrón, este martes dio inicio la campaña para recaudar fondos para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame, que la tarde noche de ayer fue consumida en gran parte por un incendio.

Sin embargo, a unas cuantas horas del incidente, se sabe que la falta de recursos no será algo que impida la reconstrucción, pues el fondo privado que se abrió para este fin, suma ya más de 700 millones de euros.

Una de las primeras donaciones anunciadas fue la del grupo de lujo LVMH y la familia Arnault, quienes indicaron que donarán 200 millones de euros al fondo.

“La familia Arnault y el grupo LVMH, solidarios con esta tragedia nacional, se asocian a la reconstrucción de esta extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y de su unidad», informaron en un comunicado.

Otra de las donaciones es la anunciada por el grupo cosmético L’Oréal y la familia Bettencourt Meyers, quienes se comprometieron con 100 millones que procederán, transcendió, de la fundación que maneja la familia.

Ayer, siendo la primera donación millonaria anunciada, el magnate François-Henri Pinault, indicó que, junto a su padre, donarían 100 millones de euros para las obras en la catedral.

La petrolera francesa Total, en voz de su consejero delegado, Patrick Pouyanné, anunció la donación de 100 millones de euros. Compañías como Société Générale, JC Decaux o Apple han ofrecido cantidades entre uno y 20 millones.

También el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado contribuirá económicamente a la restauración, aunque no especificó el monto que aportará.

Finalmente, el Ayuntamiento de París “desbloqueo” 50 millones de euros para la reconstrucción de la catedral, sumados a los 10 millones que la presidenta de la región de París, Valérie Pécresse, anunció.

La empresa encargada de las obras de remodelación en la catedral de Notre Dame, aseguró que “fueron respetadas” todas las normas de seguridad en las labores que realizaban este lunes.

“Todo lo que puedo decirles por el momento es que cuando se declaró el incendio ninguno de mis empleados estaban ahí», dijo a la cadena de noticias BFM Julien Le Bras, el presidente de la empresa Le Bras Frères.

«Todas las normas de seguridad fueron respetadas», añadió, indicando que 12 de sus empleados trabajaban en la catedral, donde se realizaban los trabajos de restauración.

Al respecto, las autoridades confirmaron que no hubo personas heridas o muertas a causa del incendio, solo un bombero que tras la labor que hizo para contener el percance, tuvo que ser trasladado a un hospital.

El empresario indicó que nadie más que ellos están interesados en que se aclare y se sepa que fue lo que originó el incendio.

Las declaraciones del empresario llegan luego de que el fiscal de París señaló este martes que las autoridades privilegian la pista accidental en el incendio que devastó la catedral, al asegurar que «nada apunta a un acto voluntario».

El funcionario indicó que «cinco empresas intervenían en el lugar. Hoy comenzaron a prestar declaración obreros empleados de estas empresas. Están previstos unos 15. Hubo unos 15 que intervinieron, que estuvieron presentes ayer”, precisó Rémy Heitz.

El fuego se logró contener luego de nueve horas de intenso trabajo, aunque el secretario de Estado de Interior francés, Laurent Nuñez, afirmó que los trabajos para garantizar la seguridad en el interior de Notre Dame de París durarían 48 horas más, para que bomberos pudieran ingresar en compañía de personal del ministerio de Cultura y seguir con la labor de rescate de las obras.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, dijo este martes que quiere que la Catedral de Notre Dame, devastada por el fuego, quede reconstruida dentro de cinco años.

“Reconstruiremos la catedral aún más bella y quiero que esté acabada en cinco años” dijo el jefe de Estado desde el Palacio del Elíseo.

Y añadió: «podemos hacerlo y, una vez más, nos movilizaremos» para hacerlo.

El mandatario, quien debía hacer una alocución la víspera sobre las medidas para hacer frente a la crisis de los “chalecos amarillos“, pero que fue anulada debido al siniestro, dijo hoy que volvería a abordar las cuestiones políticas “en los próximos días”.

“Mañana la política y sus tumultos volverán a imponerse pero todavía no es el momento”, añadió.

Durante su discurso, Macron dio las gracias a los bomberos, policías, personal sanitario y a los donantes que están aportando dinero para la renovación del emblemático monumento e insistió en la unidad del país después de la tragedia: “Hemos visto esta capacidad para movilizarnos y de unirnos para vencer”.

De acuerdo con el director de patrimonio de Notre Dame, solo una pieza de arquitectura dentro de la catedral resultó dañada.

«Algunos lo llamarán un milagro», dijo Laurent Prades a The Associated Press y afirmó que el altar mayor, que fue instalado en 1989, resultó dañado por la aguja de la catedral cuando se derrumbó entre las llamas.

«Hemos podido salvar todo lo demás», explicó Prades, quien fue testigo de los trabajos de recuperación durante la madrugada.

«Todas las estelas del siglo XVIII, las ‘pietas’, los frescos, las capillas y el órgano mayor están bien», detalló.

Entre los elementos más famosos del interior de la catedral, Prades añadió que los tres grandes rosetones se salvaron, aunque pueden haber sido dañados por el calor y serán evaluados por un experto.

Asimismo, los bomberos declararon que el incendio destruyó la aguja y parte del techo de la catedral, pero que no afectó a sus campanarios ni a la llamada Corona de Cristo.

La «Sainte Couronne» (santa corona), elaborada con caña trenzada, fue llevada a Francia desde Constantinopla, en el siglo XII. Aunque carece de las espinas originales, la corona ha sido venerada como un objeto de culto cristiano durante siglos.

Cálices de oro, plata y con incrustaciones de gemas; candelabros y otras piezas sobrevivieron también a las llamas.

La catedral de Notre Dame de París, símbolo de la cultura europea, sufrió este lunes un devastador incendio que arrasó con buena parte de la estructura y ha derribado su aguja y techo, construidos entre los siglos XII y XIV.

Desde las siete de la tarde de ayer, se observaba una gran cantidad de humo, visible desde kilómetros de distancia.

A través de redes sociales, diversos usuarios han capturado y compartido en video el impactante instante en el que la aguja del edificio se derrumbó como consecuencia las llamas.

La catedral, de estilo gótico, es un símbolo de la capital francesa, Patrimonio Mundial de la Unesco y uno de los monumentos más visitados del mundo. Cada año recibe alrededor de 13 millones de visitantes.

Llegó a temerse un desastre total con el incendio, pero hacia las 23:00 horas, los bomberos aseguraron que la estructura y las torres estaban a salvo.

De acuerdo con expertos, reparar los destrozos puede llevar años.

Pocas horas después de que los bomberos declararan controlado, la pasada madrugada, el incendio que ha devastado, pero no destruido completamente, como se temió en un principio, buena parte de la emblemática Catedral de Notre Dame, los planes para su restauración y, sobre todo, los fondos necesarios para ello, empezaron a llegar de todas partes.

Entre las donaciones más generosas que se han recibido hasta ahora están las hechas por tres de las familias más poderosas de Francia. El grupo Louis Vuitton Moët Hennessy, del empresario Bernard Arnault, anunció la donación de 200 millones para “la reconstrucción de esta extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y de su unidad”, dijo el grupo en un comunicado, en el que además puso a disposición de las autoridades todos sus equipos «creativos, arquitectónicos, financieros para ayudar al largo trabajo de reconstrucción de una parte, y de la colecta de fondos de la otra, que se anuncia”.

De igual modo, el magnate François-Henri Pinault, uno de los grandes mecenas del arte francés, y su padre, François, donarán 100 millones para las obras en la catedral, según anunció el empresario, que preside el conglomerado de empresas Artemis y el grupo Kering, dueño de marcas de lujo como Saint Laurent, Gucci o Alexander McQueen.

Otros 100 millones de euros donará la petrolera Total, según anunció este martes el presidente ejecutivo del grupo petrolero y gasífero francés, Patrick Pouyanné, en Twitter.

También el Ayuntamiento de París ha anunciado ya el desbloqueo inmediato de 50 millones de euros, mientras que la presidenta de la región de París, Valérie Pécresse, anunció otros 10 millones de los fondos de emergencia “para que las obras más urgentes puedan comenzarse rápidamente”, dijo en una visita matutina a la catedral.

La ayuda exterior tampoco se ha hecho esperar. Varias organizaciones estadounidenses ya han comenzado a recaudar fondos para la restauración de Notre Dame. French Heritage Society, con sede en Nueva York, inició el proceso de recolecta incluso antes de que las llamas fuesen extinguidas por los bomberos franceses.

De igual modo, la plataforma de microfinanciación GoFundMe también ha sido de las primeras en poner en marcha un mecanismo de recaudación. En su portal, se abrieron más de 50 campañas relacionadas a la catedral en todo el mundo.

Luego de más de 9 horas, el incendio que ha consumido gran parte de la catedral de Notre Dame en París, Francia, ha logrado controlarse, al grado de que gran parte de los bomberos que trabajan se han comenzado a retirar.

Autoridades indicaron que los trabajos de contención seguirán durante las próximas horas, para apagar cualquier llama que quede, y evitar que otras vuelvan a encenderse.

En redes sociales comenzaron a circular las primeras imágenes del interior de la catedral. Fue la periodista Nicole Cousins, quien compartió el material de la agencia Reuters.

En las imágenes se aprecia como quedaron diversas partes de la catedral. Una de ellas muestra la vista general desde la entrada de la catedral.

Se observan grandes columnas de humo en el atrio principal, así como que la cruz que se encontraba en el altar permaneció en su lugar pese al incendio.

En otra de las imágenes se puede ver como uno de los techos se quebraron debido al fuego que consumió la parte alta del inmueble.

Más de 500 bomberos colaboraron para sofocar el incendio que se originó desde las 18:50 horas, y que acabó con al menos dos tercios de la cubierta de la catedral; adicional provocó el desplome de la aguja del templo, la cual estaba echa de más de 500 toneladas de madera.

En su mensaje a medios, el presidente Emmanuel Macron dijo que lo pasó en la catedral era «evidentemente, un drama terrible». Informó que gracias al valor del personal que trabajó para contener el fuego, la fachada y las dos torres principales no se derrumbaron.

El presidente francés insistió que «Notre Dame de París es nuestra historia, nuestra literatura, nuestro imaginario, el lugar donde hemos vivido todos nuestros grandes momentos, nuestras epidemias, nuestras guerras, nuestras liberaciones. Es el epicentro de nuestra vida, es el punto de referencia de donde parten las distancias y de donde se mide desde París. Es tantos libros, tantas pinturas. Es una catedral que es la de todas las francesas y todos los franceses, hasta de los que nunca han venido».

El magnate francés François-Henri Pinault donará 100 millones de euros para la remodelación de la catedral de Notre Dame de París, que fue parcialmente arrasada por un incendio este lunes.

«Mi padre (François Pinault) y yo hemos decidido desbloquear (…) una suma de 100 millones de euros para participar en la reconstrucción completa de Notre Dame», indicó François-Henri Pinault, cuya familia posee un conglomerado de marcas de lujo.

«Esta tragedia golpeó a todos los franceses y a todos quienes están vinculados a los valores espirituales. Frente a un drama como este, todo el mundo desea volver a dar vida a esta joya de nuestro patrimonio», añadió François-Henri Pinault, presidente de dicho holding y del grupo de lujo Kreing.

François Pinault, de 82 años, fue el fundador del imperio Kreing y actualmente es la tercera fortuna de Francia. La empresa se fundó en 1992 y desde 2003 la dirige François-Henri Pinault.

François Pinault se convirtió en un influyente coleccionista de arte contemporáneo en el mundo, tras haber sido uno de los empresarios más poderosos del país.

La cadena de televisión «France 2», compartió un trabajo de hace meses, en el que se mostraba el techo de madera de la catedral de Notre Dame. En ella se aprecia como los techos contaban con vigas de madera, lo que habría provocado que el techo se incendiara con mayor facilidad.

«La carpintería es del siglo XII o XIII y todavía está intacta», dice el entrevistado. «Es lo que hace la riqueza».

Por su parte el ministro francés de Cultura, Fanck Riester, compartió en sus redes sociales, imágenes y videos de cómo se aseguraron  algunas de las piezas más valiosas que se encontraban en el interior de la catedral.

El rector-arcipreste de la catedral de Notre Dame, Patrick Chauvet, ha anunciado que  se han salvado dos de los objetos religiosos más importantes que albergaba el inmueble: la Corona de Espinas y la Túnica de San Luis.

La reliquia de la Corona de Espinas corresponde a la corona que los soldados romanos colocaron a Jesús de Nazaret en la cabeza durante su crucifixión para burlarse de que se hubiera proclamado rey de los judíos.

El otro objeto rescatado es la Túnica de San Luis, un jubón que supuestamente perteneció al rey Luix IX (1214-1270), último monarca europeo que se embarcó en una cruzada para recuperar Jerusalén.

Adicional, el Gobierno francés cree que la estructura de la catedral de Notre Dame de París «puede haberse salvado»,
debido al enfriamiento registrado tras el arribo de los cuerpos de bomberos.

El secretario de Estado del Interior francés, Laurent Nunez, declaró a los periodistas que «el fuego ha bajado en intensidad» gracias a la labor de los bomberos, por lo que se ha entrado «en fase de enfriamiento».

Al respecto informó de que hay un bombero herido de gravedad, en los trabajos de extinción que se realizan en la catedral.

Nunez rechazó las críticas expresada en las redes sociales, sobre la decisión de no utilizar helicópteros o aviones  cisterna para sofocar el fuego. «El lanzamiento de agua desde el aire habría sido extremadamente peligroso».

El jefe del dispositivo de bomberos que trabaja en apagar el fuego, Jean-Claude Gallet, explicó que era necesario esperar «varias horas», pues lo que se busca es que se enfríe la estructura y así evitar el derrumbe.

Relató que están tratando de poner a salvo el mayor número de obras de arte de la catedral, aunque reconoció que resulta muy complicado por el humo y por que no dejan de desprenderse fragmentos desde los techos.

 

Foto: Twitter @FerCanalesF