Tag

pemex

Browsing

Luego recorrer las instalaciones de la refinería de Salamanca, con lo que terminó las visitas de supervisión a las seis refinerías de Pemex, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) presentó el Plan Nacional de Refinación.

Informó que ya está aprobado un presupuesto de 2 mil millones de pesos para rehabilitación del complejo de Salamanca y aseguró que en 2020 tendrá más recursos con el objetivo de aumentar su producción.

Con esta estrategia, dijo, a partir de 2022 la empresa productiva contribuirá al crecimiento del país una vez que se convierta en una empresa fortalecida y logre la autosuficiencia.

Llamó a todos los mexicanos a que ayuden a qe todos en el país se sientan muy orgullosos de levantar la industria petrolera y de sacar adelante a nuestro país. «Va a ser un timbre de orgullo el día de mañana poder contar esto a nuestros hijos, a nuestros nietos. Yo les invito a participar en este desafío, en este reto. Y vamos a lograr el propósito con la participación de todas, de todos ustedes».

En ese sentido, respondió a las críticas y señalamientos que se han hecho sobre la relación que hay entre dos de sus colaborares: Rocío Nahle y Octavio Romero Oropeza, titulares de la Secretaría de Energía y de Petróleos Mexicanos, respectivamente.

Enfatizó que los dos colabores son «de primera», que se están organizado de manera correcta pese a que son dos instituciones distintas, una más de carácter normativa (Energía) y otra que tiene que ver con la operación (Pemex).

«Hay mucha coordinación y hay una división, en los hechos, del trabajo (…) no hay celos, no hay sentimientos, están trabajando juntos. Y por eso hay ya muy buenos resultados», señaló el presidente.

AMLO finalizó indicando que a Octavio Romero le ha encomendado la extracción del petróleo, la producción del petróleo; y a Rocío Nahle le ha encargando que además de lo normativo de la Secretaría, le ayude en todo lo que tiene que ver con la refinación.

De visita por Salamanca, Guanajuato, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que es de vital importancia el rescatar a a Pemex, porque si se rescata a Pemex y se rescata al sector energético, se va a rescatar a México.

Indicó que Pemex tiene que ser la palanca para el desarrollo nacional, y dejar atrás los tiempos en que se intentó desmantelarla, al igual que a todo el sector energético.

«Se esmeraron en destruir la industria petrolera y la industria eléctrica en los últimos tiempos. Afortunadamente no les dio tiempo y era mucho lo que tenían estas empresas, porque México es un país rico en recursos naturales, a pesar del saqueo no han podido acabar con las riquezas de México», señaló el presidente.

Sin embargo dijo que la gente decidió por un cambio cuando estaban a punto de consumar el desmantelamiento de Pemex.

Reiteró que en la nueva etapa del país, se va a apoyar el fortalecimiento de Pemex y de la Comisión Federal de Electricidad. En ese sentido destacó que Pemex tiene más presupuesto, tan solo este año, tendrá un presupuesto adicional de cerca de 100 mil millones de pesos con relación a lo que se invirtió con el año pasado.

AMLO recordó que todos los contratos que entregaron a las empresas particulares nacionales y extranjeras no han dado resultados, pues no se ha producido ni un barril de petróleo desde la llamada Reforma Energética. Precisó que su gobierno tomó la decisión de no cancelar los contratos,  pues no querían pleitos.

Reiteró lo dicho en días pasados, acerca de que Pemex tendrá mayor apoyo por parte del gobierno.

«Estamos animados y se va a apoyar más todavía a Pemex, porque ya estoy por firmar un decreto en el que le vamos a quitar le Pemex la carga fiscal, le vamos a reducir sus impuestos, porque Hacienda, con todo respeto, se dedicaba a exprimir a Pemex. Entonces, ahora le vamos a dejar los recursos a Pemex», enfatizó López Obrador.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a Petróleos Mexicanos informar sobre el estudio de impacto ambiental y presupuesto del proyecto para la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco.

EL INAI reveló que un particular solicitó la información y en respuesta, Pemex informó que después de una exhaustiva búsqueda de la información solicitada no fue localizada en razón de que la Gerencia de Desarrollo de Proyectos no es la responsable del proyecto y de la construcción de la refinería Dos Bocas en el municipio de Paraíso, Tabasco.

“Desde la perspectiva de un servidor, el proyecto de Dos Bocas es de gran envergadura por el nuevo gobierno y es de suma trascendencia e interés para la ciudadanía”, puntualizó el comisionado Rosendoevgueni Monterrey Chepo.

Dada la respuesta recibida, el particular interpuso un recurso de revisión pues alegó que no puede existir una obra en construcción, sin la documentación que justifique el impacto ambiental y presupuesto.

“De sí este asunto ha cobrado una especial relevancia en la vida pública del país al ser una obra estandarte del nuevo gobierno, incluso, hace algunos días el presidente de la República informó a la ciudadanía que a pesar de haberse declarado desierta la licitación la obra va y cuenta con los recursos económicos para llevarse a cabo”, subrayó.

El Pleno del INAI determinó que si bien el proyecto es responsabilidad de Pemex Transformación Industrial, al tratarse de sus empresas subsidiarias, Petróleos Mexicanos es el encargado de dirigir la estrategia integral de alianzas y nuevos negocios, así como definir y proponer las directrices, prioridades, criterios y mecanismos generales para tal fin.

Refirieron que existen implicaciones ambientales que atender en relación a Dos Bocas, por lo que la transparencia es el vehículo ideal para gozar a plenitud el derecho humano de un ambiente sano. Recordaron que el terreno donde se pretende llevar a cabo la construcción de la refinería está integrado por 400 hectáreas que resentirán un impacto ambiental considerable y que deberá hacerse público.

De acuerdo a reportes de la agencia Bloomberg, el gobierno federal, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), contempla llevar a cabo un recorte fiscal de 138 mil millones de pesos para Pemex en 2020 y 2021.

La agencia estadounidense reporta que dicho plan fue revelado por el actual director de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero.

Según el reporte, el gobierno contemplaría cambios a la Ley de Ingresos de Hidrocarburos, que repercutirían directamente en el arancel de Pemex, DUC (Derecho por la Utilidad Compartida), que representa más del 85% de los impuestos directos sobre su producción del petróleo.

La propuesta reduciría el impuesto actual que es del 65%, al 58% para 2020 y al 54% en 2021. Dichas modificaciones representarían un ahorro cercano a los 47 mil millones de pesos y 91 mil millones de pesos cada año respectivamente.

Dicha propuesta reemplazaría la idea de transferir 7 mil millones de dólares del Fondo de Estabilización de Ingresos Petroleros (FEIP) a Pemex.

«Pemex enfrenta una alta carga fiscal, por lo que el Gobierno de México ha decidido modificar el régimen fiscal para aligerarlo (…) esta modificación se hará gradualmente en los siguientes años, de tal forma que no genere desequilibrios fiscales para el Gobierno», indicó Romero en entrevista con Bloomberg.

La idea ya había sido anunciada por AMLO, pues el pasado 21 de mayo, durante su visita Ixachi, Tierra Blanca, en Veracruz, dijo que ya se estaba trabajando en una estrategia para seguir apoyando a Pemex.

Explicó que consistiría en invertir recursos del presupuesto y bajándole los impuestos a Pemex, «que ya Hacienda no siga exprimiendo a Pemex, para que tenga Pemex manera de financiarse en tres años, ya lo estamos haciendo en 2019, lo vamos hacer en el 20 y lo vamos hacer en el 21».

La Secretaría de la Función Pública (SFP) informó que dos “altos mandos” de Pemex durante el gobierno de Enrique Peña Nieto fueron inhabilitados como servidores públicos por un periodo de 10 y 15 años, respectivamente.

Adicional, la dependencia impuso sanciones económicas por casi 620 millones de pesos a uno de ellos.

Una de las inhabilitaciones, por 10 años, derivó de un procedimiento de responsabilidades administrativas en donde, entre otras cosas, se detectó que el funcionario proporcionó información falsa en la declaración de su situación patrimonial, pues detalló, en dos ocasiones se omitió una cuenta bancaria que registraba saldos de cientos de miles de pesos.

La otra sanción se impuso por irregularidades en la compra de la planta industrial de Grupo Fertinal; tras una investigación, se demostró que el funcionario responsable hizo un mal uso de los recursos públicos al pagar un sobrecosto cercano a los 620 millones de pesos, por tal razón, se estableció una sanción resarcitoria equivalente al daño patrimonial infligido, además de los 15 años de inhabilitación al funcionario.

La dependencia prefirió no revelar los nombres de los funcionarios sancionados.

La SFP indicó que desde el pasado 1 de diciembre, hasta la fecha, se han iniciado más de 6 mil 200 procedimientos de responsabilidades administrativas, y se han impuesto casi 400 inhabilitaciones, que van desde funcionarios de nivel operativo hasta los rangos de directores generales.

Añadió que se han aplicado 112 sanciones económicas, que suman un monto superior a los 656 millones de pesos.

De acuerdo a la agencia Fitch Ratings, el paquete de medidas financieras anunciadas esta semana por el gobierno federal para apoyar a Pemex representa un paso en la dirección correcta, aunque no son suficientes.

La calificadora indicó que las acciones son alentadoras, pero están muy lejos de dar respuesta a las necesidades de la paraestatal.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció este lunes medidas para tratar de aliviar las finanzas de la endeudada empresa, que lucha por estabilizar su producción, incluyendo la renovación de líneas de crédito y la intención de reducir gradualmente su carga tributaria.

En ese sentido, encabezó la firma de un acuerdo con HSBC, J.P.Morgan México y Mizuho Securities para refinanciar parte de la deuda de Pemex y renovar dos líneas revolventes de crédito.

En la conferencia, AMLO dijo que la firma de dicho acuerdo demostraba la confianza que hay en México y en su gobierno. «Es por eso un acontecimiento muy importante el que los bancos nos estén dando su confianza, lo cual agradecemos mucho porque a pesar de la desinformación, de la manipulación, de querer sembrar la percepción de que no va bien la economía, de que hay una enorme deuda en Pemex, inmanejable, a pesar de eso, quienes tienen información verdadera saben que la economía va bien”.

En el mismo sentido, Citibanamex consideró que las medidas anunciadas para Pemex le otorgarían un respiro, pero no resolverían sus problemas financieros a largo plazo.

Citibanamex anunció este jueves un ajuste a la baja en su pronóstico de crecimiento para este año, reduciendo el 1.4% anunciado con anterioridad, a 1.2%.

La dirigencia nacional del PRD acusó que con el refinanciamiento de la deuda de Pemex con tres principales instituciones de la banca internacional y la renovación de dos de sus líneas de crédito revolvente, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recurrió a la misma fórmula neoliberal aplicada por Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón.

El partido del sol azteca indicó que, con dicha decisión, AMLO endeuda y agudiza la crisis financiera que enfrenta Pemex.

Afirmaron que el presidente López Obrador engañó una vez más a los electores que votaron por él, pues durante su campaña ofreció sanear, mejorar la estabilidad financiera y hacer crecer a la paraestatal.

“Contrariamente a sus promesas, el día de hoy, firma una ampliación de la deuda y una renegociación”, señaló la dirigencia del PRD.

Los perredistas recordaron que apenas en febrero pasado, el gobierno anunció una serie de apoyos económicos y un plan de ahorros para la paraestatal, con lo que dispondría de 107 mil millones de pesos para este año; además de que se comprometió a no contraer una nueva deuda y a aumentar el monto destinado para sus actividades de producción en 36 por ciento.

Resaltaron que incluso el propio Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, había declarado que Pemex no debía adquirir mayor endeudamiento.

“El PRD considera que la intervención de AMLO en las direcciones corporativas de la paraestatal ha generado un debilitamiento en la empresa y que en esta no exista una directriz en sus estrategias comerciales”, remató el partido.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre si José Antonio Meade, ex candidato presidencial, en su calidad de consejero de HSBC México participó en las negociaciones que propiciaron la firma del acuerdo para fortalecer a Pemex

“No, él no. Es una negociación que como se dijo ayer se llevó como cuatro meses antes de que se nombrara a Meade, consejero de un banco. No sé exactamente qué cargo, pero sí fue mucho antes. No tiene nada que ver”, respondió AMLO.

López Obrador dijo que el acuerdo fue un “trato institucional”, en el que no participó el priísta.

Al respecto, insistió en que lo importante del acuerdo que se firmó ayer fue que se amplió el plazo para la utilización del fondo, pues de tres años se amplió a cinco.

Indicó que cuando no hay confianza, por lo general, los acuerdos con los bancos se dan a corto plazo y con una mayor tasa, por lo que enfatizó, como hay confianza, el acuerdo firmado fue a largo plazo y con menores tasas de interés.

Lamentó que a la par de la firma de ayer, los adversarios inmediatamente fueron a buscar a Moody´s para que opinara sobre la refinería de Dos Bocas que construirá el gobierno. La agencia dijo que la refinería va a costar más de lo que el gobierno tiene estimado, por lo que la nota que se movió en medios fue esa, reconoció AMLO.

En ese sentido,  el mandatario reiteró que la refinería costará en ocho mil millones de dólares o incluso en un poco menos, pues se pueden tener algunos ahorros. Dijo que, con las conferencias matutinas, todo queda grabado.

“Son desafíos, son retos, a ver quién tiene la razón y a mí me importa tomar estos desafíos, porque permiten también demostrar con hechos lo ineficiente, además de corruptos que eran los tecnócratas que mal gobernaron México en 36 años. Entonces, es un desafío. A ver, vamos a demostrarles que se pueden hacer mucho mejor las cosas con menos tiempo, con menos recursos. Por eso es importante aceptar estos planteamientos”, remató el presidente.

La calificafora Moody’s dijo este lunes que la decisión del Gobierno de México de levantar por sí mismo una nueva refinería será costosa dada la falta de experiencia gubernamental así como de la Pemex en la construcción de este tipo de infraestructura.

Moody’s advirtió que la refinería de Dos Bocas, Tabasco, podría terminar costando más de lo proyectado por el presidente, entre 10,000 y 12,000 millones de dólares y llevaría a un «drenaje de recursos fiscales».

Y es que recordemos que la semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) declaró desierta la licitación restringida para elegir a la empresa encargada del proyecto, argumentando que las firmas invitadas excedieron el presupuesto de 8,000 millones de dólares y el plazo límite de tres años que el mismo gobierno dio.

Dijo que la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco comenzará el 2 de junio y se comprometió a que estará  terminada en mayo de 2022.

«Van a ser tres años (de construcción), no más y con este presupuesto necesitamos hacerla nosotros de manera directa y para eso lo haremos con ingenieros, especialistas de Pemex, del sector energético», señaló el mandatario.

Adicional detalló que Pemex «va a destinar todo su departamento de proyectos para la realización de la refinería», y que la encargada de supervisar la construcción será la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien operará desde Villahermosa, Tabasco.

AMLO afirmó que los que se oponen a la refinería es porque «no les gusta que cambie la política económica» del país.

Una de las voces que se opuso al proyecto, fue el Partido Acción Nacional (PAN), quien calificó dicha encomienda como un proyecto demencial. Indicó que Dos Bocas era tirar el dinero de los mexicanos a la basura porque si ninguna empresa «quiso entrarle» es porque no es negocio en un mundo que va hacia las energías limpias.

Luego de la firma de un acuerdo con tres instituciones bancarias con el propósito de fortalecer las finanzas de Pemex, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre si dicho anuncio es una forma de contestar a quienes han afirmado que Pemex no podrá «levantarse».

“Sí, pero en buen plan, porque nosotros no vamos a estar respondiendo a todos los cuestionamientos, además estamos construyendo una auténtica democracia, no una dictadura y tiene que haber cuestionamiento, tiene que haber crítica y se tiene que garantizar el derecho a disentir”, contestó AMLO.

El mandatario reconoció que dicho acuerdo sí era una forma de responderle a sus detractores, decirles que no tienen la razón y que están distorsionando la realidad.

Subrayó que los tres bancos, quienes dijo, tienen información, están dando su confianza a Pemex y al gobierno de México.

Al respecto, el presidente y director general de JP Morgan fue cuestionado sobre el cambio de posición que la institución tuvo, pues le recordaron que el 19 de febrero pasado calificaron junto a otras instituciones, como insuficientes y decepcionantes las acciones que el gobierno de AMLO estaba llevando a cabo para rescatar a Pemex.

Felipe Gacría-Moreno indicó que el banco concluyó que tanto la administración de Pemex, como la Secretaría de Hacienda y todo el gabinete encabezado por López Obrador están tomando diversas acciones “muy conducentes” hacia el fortalecimiento de la empresa y su desarrollo y perspectivas de crecimiento de largo plazo.

“Siempre, incluso dentro del mismo banco, tenemos analistas que pueden al igual que la prensa expresar sus opiniones de los distintos temas en relación ya sea Pemex o el gobierno, pero como bien comenta, la administración del banco tiene plena confianza en la empresa y por eso es nuestro gran interés en participar en esta operación y en apoyar a Pemex y a México”, justificó el directivo.

Finalmente, AMLO confió en que las diferentes calificadoras reconozcan el esfuerzo que se está haciendo para fortalecer a Pemex y puedan estar modificando sus calificaciones.

“Ahora creo yo que van a tomar en consideración todos los elementos para que se actúe profesionalmente, que es lo que pedimos, no vamos a hacer lobby, a gastar para ir a convencerlos de que está muy bien las cosas y apapacharlos. No. Aquí todo mundo tiene que actuar con profesionalismo y con responsabilidad”, remató el mandatario.

Durante la conferencia de prensa matutina de este lunes, el presidente Andrés Manuel López “pidió” al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, que le ayudara con la ceremonia en la que anunció la firma de un acuerdo con HSBC, J.P.Morgan México y Mizuho Securities, para refinanciar parte de la deuda de Pemex y renovar dos líneas revolventes de crédito.

Aún sin ser un tema que le compitiera con su labor de canciller, Ebrard fue el encargado de hacer una “introducción” y hacer los primeros agradecimientos a todos los involucrados en el acuerdo firmado.

“Me congratula participar el día de hoy en este evento en el que el gobierno de la República da a conocer buenas para nuestra economía, para nuestra sociedad. Se va el día de hoy a firmar, como ya aquí lo mencionó el señor presidente de la República, un documento de refinanciamiento de parte de la deuda de Pemex, así como la renovación de dos de sus líneas revolventes de crédito más importantes”, comenzó Ebrard.

El titular de la SRE dio la bienvenida a Nuno Matos de Macedo, CEO del Grupo Financiero HSBC México; a Felipe García Moreno presidente y director general de JP Morgan México; y a Gerald A. Rizzieri, presidente y CEO de Mizuho Securities, de quien fungió como traductor.

Tras su labor de maestro de ceremonias, y aprovechando que se encontraba en Palacio Nacional, Ebrard Casaubón aprovechó para anunciar que el próximo lunes se va a presentar el Plan de Desarrollo Integral Sur de México-Centroamérica por parte de la Cepal.

Indicó que la presentación se hará simultánea en la Ciudad de México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

Indicó que una vez hecha la presentación, el gobierno de México va a tocar “las puertas de Estados Unidos, tanto Casa Blanca, como congreso, así como Unión Europea, Banco de Desarrollo del Japón y otras instituciones que desean participar” en el Plan de Desarrollo.

Octavio Romero Oropeza, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), dijo hoy que la deuda neta de la empresa creció casi 150 por ciento durante el gobierno del priista Enrique Peña Nieto.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el funcionario federal agregó que gracias a las acciones emprendidas por la actual administración se ha podido estabilizar la deuda, que creció a una tasa promedio de 17 por ciento entre 2013 y 2018, e incluso ya se puede observar una ligera disminución en su monto.

Romero Oropeza mostró una gráfica donde se aprecia que, al cierre de 2013, el saldo de la deuda neta de Pemex era de 841 mil millones de pesos, cifra que se elevó a 2 billones 082 mil millones de pesos al 31 de diciembre de 2018, es decir, se elevó 147 por ciento en tan solo cinco años.

Además, destacó que el saldo al primer trimestre de este año es de 2 billones 064 mil millones de pesos, una ligera reducción de 18 mil millones de pesos.

“En contraste con lo anterior, el actual gobierno federal posee plena conciencia de la responsabilidad que debemos tener en el manejo financiero de la empresa. Es por ello que desde el primer día de la administración hemos diseñado y aplicado una responsabilidad absoluta en el manejo de la deuda pública, en el marco de una estricta disciplina financiera”, dijo Romero.

Finalmente, el funcionario destacó también que en los primeros cinco meses de este gobierno se ha reportado un incremento de 6.7 por ciento en los ingresos totales de Pemex, mientras que su costo financiero cayó 43.3 por ciento.

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la firma de un acuerdo con HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities para ampliar un fondo revolvente para Petróleos Mexicanos (Pemex) a 8 mil millones de dólares.

“Vamos a suscribir un acuerdo que consiste en ampliar un fondo revolvente, un fondo que se pone a disposición de Pemex. Existía ya un acuerdo en este sentido, pero ahora este fondo se amplía, estaba firmado a tres años y ahora se amplía a cinco años”, dijo.

López Obrador subrayó que la firma del acuerdo es una muestra de la confianza de las instituciones financieras en la economía nacional.

“Agradezco mucho a los bancos que tomaron la iniciativa de darnos su apoyo. Su confianza será correspondida”, dijo el presidente.

De igual forma, Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, explicó que el acuerdo consiste en el refinanciamiento de deuda por un monto de 2 mil 500 millones de dólares más la renovación de dos líneas de crédito hasta por 5 mil 500 millones de dólares.

El directivo señaló que el proceso de negociación para alcanzar el acuerdo con los tres bancos fue de cinco meses.

Romero Oropeza subrayó que el documento no representa la contratación de nueva deuda para la empresa productiva del Estado.

«Con la presente renegociación no estamos contratando deuda, al contrario, estamos mejorando las condiciones financieras de lo que ya se debía desde administraciones pasadas tanto en plazos como en tasas», indicó.