Tag

política

Browsing

Durante la conferencia matutina de este lunes 8 de julio, ofrecida por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Palacio Nacional, se abordaron estos temas:

  • El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que «estamos listos y preparados para hacer una defensa legal» de mexicanos en Estados Unidos, ante posibles deportaciones.
  • Ebrard informó que ya se trabaja en acciones «ante esta eventualidad».
  • El canciller destacó que se estableció una mesa para presentar denuncias a la Fiscalía General de la República (FGR) por casos de transportación de migrantes como ocurrió en tráileres en Veracruz.
  • El Presidente reconoció la labor de los compatriotas  mexicanos en el extranjero a quienes llamó «nuestros héroes vivientes» pues en mayo ingresaron al país 3 mil 900 millones de dólares.
  • «Estamos agradecidos, comprometidos a apoyarlos y a protegerlos que les tenemos mucho respeto y mucha admiración», dijo AMLO.
  • El Presidente dijo que los centros integradores serán un referente para la comunicación, por lo que se buscará llevar el internet a través de las líneas de la CFE y fibra óptica a las comunidades del país.
  • Ante las protestas de los elementos de la Policía Federal contra la Guardia Nacional, el Presidente aseguró que se les dio libertad y cero represión, durante sus manifestaciones.
  • El Presidente afirmó que en materia educativa no habrá cierre de escuelas en el país, sin importar el nivel de escolaridad del que se trate.
  • El mandatario subrayó que no se habían creado escuelas públicas desde la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.
  • El Presidente informó que se reunirá con los padres de familia de los niños que fallecieron tras un incendio en la Guardería ABC, el 5 de junio de 2009.

A nombre de la bancada del PRD, la diputada Mónica Almeida López señaló que los despidos en la administración pública federal generarán altos costos y dificultará su gestión, ya que el gobierno no se está considerando la eficiencia de los empleados en el sector.

En un comunicado, los perredistas indicaron que hasta el momento los despidos se han realizado sin evaluar las capacidades, experiencias y conocimientos de los empleados, por lo que se corre el riesgo de tener personal poco eficiente.

Enfatizzaron que se debe priorizar y garantizar una gestión y un sistema profesional del servicio público de calidad, donde las decisiones sobre ascensos correspondan al grado de responsabilidad, escolaridad, experiencia y capacidad de desempeño.

Almeida López comentó que “la austeridad no debería ser sinónimo de desempleo, sino todo lo contrario, poder hacer más con menos y de mejor manera”.

Al respecto, recordó que este 30 de junio vence el plazo para que se cumpla el recorte de cinco mil servidores públicos de carrera de la administración pública federal bajo el concepto de “retiro voluntario”.

“Estas personas se sumarán a las filas del desempleo al igual que lo han hecho trabajadores de otras instancias gubernamentales», sostuvo la legisladora.

Finalmente alertó sobre que los despidos se seguirán presentando durante el primer año de la administración.

Al exponerle casos de irregularidades que se viven en el Fondo para el Alto Rendimiento (Fodepar) al interior de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) adelantó que se iniciará una auditoría para aclarar lo sucedido.

Señaló que la auditoría e investigación correrán a cargo de la Secretaría de la Función Pública (SFP), pues afirmó que es una obligación al tratarse de recursos públicos.

“Yo voy a pedirle a la secretaria de la Función Pública que actué de inmediato y que demos a conocer el resultado de la investigación aquí mismo (…) todo lo que tenga que ver con corrupción, denunciarlo aun cuando pueda exagerarse, es mejor denunciar actos de corrupción para acabar con la corrupción, con ese cáncer que tanto daño le ha hecho al país. Y es nuestro compromiso, no permitir la corrupción”, dijo AMLO.

Sin embargo, el presidente también fue cuestionado sobre el desempeño de Ana Gabriela Guevara al frente de la Conade, a quien se le acusa de estar más interesada en conseguir la candidatura de Morena a la gubernatura de Sonora y de no atender a los deportistas de manera eficiente.

Al respecto, AMLO dijo que preferiría no opinar, pues enfatizó que esa es una información que ya está “editorializado”.

Pidió presentar pruebas que comprueben que Guevara está haciendo campaña en Sonora, pues ha trascendido que sólo trabajar en la dependencia de lunes a jueves y el fin de semana se traslada a dicho estado para atender temas relacionados a sus aspiraciones políticas

“No creo eso. Se me hace, con todo respeto, bastante exagerado”, respondió López Obrador.

El mandatario prefirió ponerle fin al tema al decir que lo más importante es acabar con la corrupción, pues las acusaciones contra su colaboradora, no era más que “politiquería”. Sin embargo, reconoció que abandonar el trabajo para dedicarse a hacer campaña es también corrupción.

A 10 días de la jornada electoral del próximo 2 de junio, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, afirmó que la elección se disputará entre la vieja política de Morena y los candidatos de Acción Nacional.

“Les pedimos que salgan a votar, porque sólo así podemos defender nuestra nación, defender nuestra democracia, salir a votar y denunciar toda irregularidad, toda compra de votos y uso de programas sociales”, dijo el panista.

Cortés expuso que todos deben estar atentos para combatir las viejas prácticas de la política de Morena. Señaló que México debe avanzar en unidad, “sin fifís ni chairos, ni neoliberales ni conservadores”.

El dirigente del PAN solicitó al gobierno federal respetar la democracia y a los mexicanos, pues afirmó que han recibido denuncias de uso y abuso de la maquinaria pública y de los programas sociales para influir en la decisión de las personas con más escasos recursos.

Acusó que la Cuarta Transformación es “retroceder a las más viejas prácticas priistas de la política mexicana”, pues Morena ha demostrado volver al pasado recurriendo al clientelismo y al México donde se vale todo.

Hizo un llamado a la legalidad y al respeto a la libertad democrática, y le exigió al gobierno federal dejar de intervenir en las elecciones de las seis entidades federativas.

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que aunque se ha controlado la incidencia delictiva, en lo que va de su administración no ha habido una disminución notoria en inseguridad y violencia y que, aunque se logró disminuir el índice de homicidios «es un promedio marginal».

«No ha reducido la inseguridad y la violencia, no hay una disminución notoria, este mes logramos disminuir homicidios, pero es un promedio marginal, no ha habido reducción en la incidencia delictiva, lo hicimos con el huachicol aunque no se puede comparar con la inseguridad y la violencia», señaló el mandatario.

Tras ser cuestionado sobre los resultados de una encuesta donde se revela que la inseguridad está peor que el año pasado, el presidente afirmó en la conferencia mañanera que todos los días se están atendiendo la inseguridad y violencia en México.

El político tabasqueño aceptó que la inseguridad es el principal desafío de su gobierno; esto debido a la herencia que dejaron los anteriores presidentes de México.

Asimismo, afirmó que aunque no se ha logrado disminuir la violencia, los ciudadanos confían en que podrán conseguirlo a mediano plazo.

“La gente sabe eso, que no se ha podido resolver el tema de la inseguridad y la violencia, pero al mismo tiempo nos tiene confianza y sabe que vamos a lograr en mediano (plazo) bajar la incidencia delictiva, lo hicimos ya con el robo de combustible, nada más que aún cuando era un asunto complicado, no se puede comparar con el problema de la violencia”, afirmó el presidente.

LIÉBANO SÁENZ

MILENIO

El mayor desafío de ahora es entenderse y asumirse en los nuevos tiempos. Es mucho lo que cambia de forma vertiginosa y es natural, ante lo desconocido y la incertidumbre, optar por resistirse al cambio. Suscribir la nueva realidad es imprescindible para todos. Esto no significa desentenderse de lo bueno del pasado ni transitar en una contemplación negativa hacia todo lo que sucede. El país está inmerso en una nueva realidad. Hay signos de preocupación, pero más que ello, compromisos por identificar y asimilar.

Es preciso diferenciar las causas de los efectos, y también efectos que se vuelven causa. En términos políticos, el amplio descontento social de años pasados dio origen a un proyecto que contó con el aval de la mayoría de la población. Para bien se abre la puerta a un gobierno decidido a cambiar, con objetivos irrefutables, pero para mal, con métodos y estrategias dudosas y que resultan contraproducentes para el mismo proyecto en curso, y también para el país. La secuela del enojo social y el deseo de cambio echó abajo los contrapesos que habían caracterizado el régimen político desde que el gobierno dividido se instauró en 1997. Esta es nuestra nueva realidad. Hay que asumirla y actuar en consecuencia. Hoy, a lo social le corresponde hacer más, porque la política no está dando para los contrapesos.

Aunque los signos del cambio despierten incertidumbre y preocupación, lo importante es ser proactivos y positivos en el espacio que a cada quien corresponde. El país es mucho más que un proyecto político en particular, éste, por más pretensiones y respaldo que tenga, se inscribe en la circunstancia de nuestros tiempos. De hecho, lo político es más precario en su continuidad que lo económico, lo social o lo cultural. Por ello es preciso observar la realidad actual con perspectiva, con un sentido de lo importante y de lo que debe trascender y permanecer.

Asumirse positivo no es una forma de someterse, como tampoco lo negativo es por sí mismo resistencia. Cuidar lo importante obliga a la mesura y también a la paciencia. La persistencia ha probado ser una actitud válida, pero ésta debe tener propósito. Además, debe inscribirse en los mejores valores de la cultura liberal como es la tolerancia, el respeto a la dignidad de las personas, y el cuidado a las instituciones que dan vigor y vigencia a las libertades y a la contención al abuso del poder.

Es posible que conforme pasa el tiempo se acentúe en algún sector el sentimiento de que lo nuevo no muestra consistencia entre lo que se hace y lo que pretende, entre lo que se predica y lo que resulta, entre los compromisos y los hechos. El futuro no es fatalmente promisorio ni desastroso, es lo que cada quien, desde su propio espacio va construyendo y defendiendo. Si vale para lo individual, mucho más para lo colectivo.

La realidad de hoy día demanda un esfuerzo de adaptación. No es la primera vez que el cambio se impone. En otros momentos ha ocurrido a partir de la crisis con todas sus expresiones dramáticas y elevados costos sociales. Afortunadamente, ahora vivimos un cambio no accidentado y que obliga a una participación con entusiasmo, pero, sobre todo, con claridad de lo que se pretende. No es asunto de supervivencia, sino hacer que lo nuevo sea consecuente con lo mejor del ayer, que no es poco. A pesar de que los nuevos tiempos deslumbren e impidan ver con claridad lo mucho que hay por preservar y cuidar, al margen de la nostalgia o de cualquier interés particular, es necesario reflexionar que el futuro del país nunca se ha construido destruyendo el pasado, sino usando lo mejor de aquellos tiempos como piso firme para fincar hacia adelante.

La causa del cambio está en lo social y en lo económico. Se entreverán para transformar a las personas en sus ideas, valores y pretensiones. La realidad política de ahora convoca a la inclusión y a revisar mucho de lo que se daba por válido en el paradigma del pasado. Es muy positivo que los actuales tiempos convoquen a la equidad, a ampliar el bienestar y mejorar las condiciones de vida no solo de las mayorías, sino también de los por mucho tiempo olvidados. Eso es bueno, pero el reto está en lograr lo que se quiere; no es la pretensión ni la intención lo que convalida, sino los resultados, y es allí donde más dudas despierta lo que ahora desde el poder se instaura como método, causa y razón.

La voluntad cuenta y mucho, pero también el orden, la claridad y los medios para alcanzar lo que se pretende.En los mexicanos hay consenso en lo que hay que hacer, pero no así en la manera de lograrlo. No hay coartadas fáciles para cambiar lo que no nos gusta de la realidad. Además, no se debe desentender de los instrumentos ni siquiera a partir de lo elevado del propósito. La justicia no puede someter a la ley; tampoco la ley puede quedar a merced del calculado interés político.

Los nuevos tiempos convocan hoy más que nunca a la claridad de visión, al compromiso y a la persistencia con perspectiva del largo horizonte de nuestra historia.

@liebano

El diputado local del Congreso de San Luis Potosí (SLP), Pedro Carrizales, «El Mijis», dijo que analiza «qué hacer» con su vida, luego de que la casa de su padre fue baleada hace unos días.

En entrevista con Radio Fórmula, el legislador potosino dijo que se encuentra muy preocupado por la seguridad de su familia, debido que su carrera política le ha traído enemigos que han intentado atentar contra su vida y que ahora parecen estar dirigiéndose contra personas de su círculo más cercano.

Carrizales Becerra recordó que apenas hace unos meses fue víctima de un ataque directo en su contra que fue frustrado por sus escoltas.

Además, dijo que las amenazas de muerte se han hecho presentes desde su inicio en la política y que se han endurecido conforme su adhesión a diversas causas sociales y de derechos humanos, como la legalización del aborto.

En cuanto a su situación familiar, dijo que el ataque contra su padre le trajo confrontaciones con sus hermanos y que incluso uno de ellos lo golpeó.

Fue por ese motivo que el fin de semana decidió publicar un video en el que solicitaba el apoyo de las autoridades federales para garantizar su seguridad y la de sus seres queridos.

El legislador señaló que aunque de momento su prioridad es mantenerse con la agenda legislativa que ha decidido impulsar, debido al compromiso establecido con los ciudadanos que le dieron su voto, «a veces como que anda uno queriendo tirar la toalla».

MOISÉS NAÍM

EL PAÍS

 

 

La mayoría de los animales no comen carne humana. Sin embargo, hay tigres, leones, leopardos, osos y cocodrilos que, una vez que la han probado, la incorporan a su dieta y, activamente, cazan seres humanos para comerlos. Son los llamados “devoradores de hombres”. Una vez que han probado carne humana no pueden dejar de comerla.

Algo parecido está sucediendo con la política. En algunos países, una vez que el sistema político aprende a defenestrar al jefe de Estado, se acostumbra a hacerlo periódicamente. Los elimina a través de un sacrificio ritual que, generalmente, ocurre en tribunales, parlamentos y medios de comunicación, así como en plazas y calles. La conflictividad social, el revanchismo, la polarización y la antipolítica que hoy caracteriza a muchas sociedades crean el caldo de cultivo que conduce al despido, la cárcel y, a veces, hasta la muerte de sus presidentes. Como sabemos, ese difuso pero feroz animal come-políticos ahora cuenta con las redes sociales como potente arma para acorralar a sus presas. También sabemos que la exasperación y frustración de los votantes contra sus políticos no es ni artificial, ni gratuita: la precariedad económica, la desigualdad, la corrupción y el mal desempeño de los Gobiernos son la causa última del enardecimiento de la fiera come-políticos.

Es obvio que a veces es sano salir de un mal jefe de Estado antes de que termine su periodo. Eso hay que aplaudirlo, no censurarlo. Brasil, por ejemplo, les debe mucho a los jueces que se enfrentaron a algunos de los políticos y empresarios más poderosos y lograron mandarlos a prisión. Cientos de miles de brasileños indignados por la corrupción reinante tomaron las calles y crearon el ambiente que condujo a la salida de la presidenta Dilma Rousseff antes de terminar su mandato. La fiera política brasileña que, sin darse cuenta, le abrió paso al ahora presidente Jair Bolsonaro, podría también devorarlo a él.

En Centroamérica el hábitat natural de uno de cada dos expresidentes es la cárcel. Según el diario mexicano El Universal, de los 42 presidentes que entre 1990 y 2018 gobernaron Guatemala, el Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, y Panamá 19 han estado, o aún están, en la cárcel.

Lo mismo sucede en Perú. El presidente Pedro Pablo Kuczysnki se vio obligado a dimitir en 2018 y recientemente, un tribunal ordenó su prisión preventiva por tres años. El expresidente Ollanta Humala también estuvo encarcelado, al igual que su esposa Nadine Heredia. Alejandro Toledo, quien fue presidente del 2001 al 2006 es prófugo de la justicia peruana y desde 2017 las autoridades han solicitado al Gobierno de Estados Unidos su extradición. Su esposa, Eliane Karp, tiene orden de arresto y está fuera del país. Keiko Fujimori, la líder de la oposición, ha sido condenada a tres años de prisión preventiva, mientras que su padre, el expresidente Alberto Fujimori, sigue purgando una larga condena. La cárcel también hubiese sido el destino de Alan García, el dos veces presidente, de no ser porque hace unas semanas se suicidó de un disparo en la cabeza cuando la policía llegó a su casa a detenerlo.

Este no es solo un fenómeno latinoamericano, es una tendencia mundial. La fiera come-políticos esta activísima en Europa. Y Asia no se queda atrás. Park Geun-hye, de 67 años, acusada de corrupción, se vio obligada a dimitir como presidenta de Corea del sur y cumple una condena de 24 años de cárcel, lo que en su caso equivale a cadena perpetua. Lee Myung-Bak, uno de sus predecesores, fue juzgado por corrupción y condenado a 15 años, mientras que otro expresidente, Roh Moo-Hyun, también implicado en un escándalo de corrupción, se suicidó. En Tailandia, Malasia e Indonesia hay situaciones parecidas.

Una de las sorpresas de todos estos derrocamientos es el reducido rol que han jugado los militares. En el pasado, los generales eran protagonistas centrales. Ya no. Ahora es la gente en la calle y los magistrados en los tribunales. El problema es que, a veces, la presión de la calle desborda a los jueces y los tribunales, en vez de hacer justicia, ceban la fiera mata-políticos.

¿Qué pensar de todo esto? Primero, que la impunidad no es tan común como se cree; muchos políticos corruptos terminan en prisión. Segundo, esto no parece hacer mella en la corrupción. Nada parece indicar que haya disminuido. Tercero, en estas cruzadas judiciales contra funcionarios corruptos, potenciadas por la indignación de la gente en la calle, seguramente se cometen injusticias. Cuarto: las acusaciones de corrupción forman parte del arsenal que usan los políticos contra sus adversarios.

¿Qué hacer? No hay que limitar el activismo judicial contra los corruptos, sino despolitizarlo. La más potente arma contra la corrupción son políticas públicas que no la incentivan. Las políticas públicas deben aumentar la transparencia de las decisiones de los funcionarios y disminuir su discrecionalidad. Y mejorar el escrutinio por parte de entes de vigilancia, medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales.

Esto es más aburrido que ver a la fiera come-políticos en acción. Pero también mucho más sano.

@moisesnaim

Este lunes la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) comenzó con la conmemoración de los 90 años de su autonomía política, y por ello anunció el inicio de una campaña de comunicación para recordarle al país la relevancia de dicha condición.

En un comunicado, señaló que tras diversas batallas de los universitarios la autonomía fue conquistada, y ha sido un factor invaluable para el desarrollo académico, político, social y cultural de la universidad y del país.

Señaló que la autonomía universitaria ha contribuido en la formación de profesionales y en la generación y difusión del conocimiento.

“Autonomía que fue conquistada tras diversas batallas de los universitarios, que ha sido un factor invaluable para el desarrollo académico, político, social y cultural de la Universidad Nacional y del país entero”, enfatizó.

Insistió en que, a través del ejercicio de una autonomía responsable, la máxima casa de estudios es un espacio de libertades en el que se cultiva y fomenta el pensamiento crítico.

Recordemos que la autonomía universitaria fue decretada el 22 de mayo de 1929 por el presidente mexicano Emilio Portes Gil (1928-1930).

De acuerdo a la Constitución mexicana, las universidades con autonomía tienen la facultad de gobernarse a sí mismas sin injerencia del poder político.

Tras el mensaje que esta mañana publicó en sus redes sociales el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a propósito del viernes santo, el ex presidente Felipe Calderón utilizó la misma vía para criticar el actuar del tabasqueño.

Calderón citó el Artículo 87 Constitucional, que fue el que recitó AMLO el pasado 1 de diciembre: “Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen…” indicando que México votó por un presidente que cumpla la ley.

«No mezclar», pidió Calderón en alusión a juntar temas políticos con religiosos. Incluso retomó otro pasaje bíblico (Mateo 22,21) para mandarle un mensaje al mandatario: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.”

Y es que esta mañana, López Obrador compartió un mensaje en el que parafraseó un pasaje bíblico. “Dicen que no es de su autoría, que ni siquiera es sermón (…) Pero qué bello es parafrasearlo: bienaventurados los pobres, los humildes, los que lloran, los que padecen de persecución, los que tienen hambre y sed de justicia, y los de buen corazón».

De visita por Champotón, Campeche, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que va a cumplir todo lo que ofreció, no sólo en la campaña pasada, sino en las tres campañas que hizo, en las que habló de un cambio verdadero.

«Y como somos un poco tercos, perseverantes, se logró. La tercera fue la vencida», indicó el mandatario.

Afirmó que su gobierno seguirá adelante, trabajando en beneficio de todos los mexicanos, y sostuvo que para lograr el cambio se necesita la unidad de todo el pueblo.

«Ya van a venir las elecciones, porque también se va a establecer, es parte de la transformación, una auténtica, una verdadera democracia. Se va a acabar lo de la compra del voto, la entrega de despensa, el frijol con gorgojo, el tráfico con la pobreza, con la necesidad de la gente, el voto va a ser libre y secreto. Ya cuando vengan las elecciones, entonces sí, cada quien jala para su partido, pero si no hay elecciones, el pueblo está unido», enfatizó,

AMLO señaló que la política es como las religiones, pues cada quien va a su templo y la gente no se anda peleando. Dijo que si bien pleitos siempre hay las familias, siempre debe de haber dos cosas: respeto y un interés general. «La patria es primero».

Reconoció que cuando menos hay dos desafíos importantes en el país: garantizar la paz y la tranquilidad en el país, para lo cual está recibiendo el parte todos los días, desde antes de las seis de la mañana, sobre lo que pasa en todo el país, los robos a casa habitación, los robos a vehículos, los secuestros, los homicidios. «Y ya saben que soy perseverante y que soy terco. Vamos a poner orden y vamos a pacificar al país».

El otro reto que tiene su gobierno es que haya un buen sistema de salud pública y que la atención médica y los medicamentos sean gratuitos, que ya se acabe el llamado cuadro básico.

Un juez de Estados Unidos dictó esta tarde una orden judicial que detiene la política del gobierno de Donald Trump de enviar a algunos solicitantes de asilo de regreso a la frontera sur para esperar en México a que se resuelvan sus casos.

La decisión entraría en vigencia el viernes, según lo dispuesto por el juez federal de distrito Richard Seeborg en San Francisco, quien brindó el tiempo suficiente para que las autoridades pudieran presentar su apelación correspondiente.

La orden judicial se produce gracias a la solicitud de que luchan por los derechos humanos, quienes argumentaron que dicha política violaba las leyes federales al no evaluar adecuadamente los peligros que enfrentan los migrantes en México.

A penas en enero pasado, cuando la política entró en vigor, fue duramente criticada pues representaba un cambio sin precedentes en el sistema de asilo de los Estados Unidos, instrumentada por el presidente Donald Trump quien alegaba que los migrantes buscaban burlar a la ley y quedarse en territorio estadounidense mientras se resolvía su solicitud.

Al respecto, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aclaró en su momento que se trataba de una medida implementada por Estados Unidos conforme a su ley, por lo que “no se plantea la firma de un tratado o de un acuerdo donde México acepte ser tercer estado seguro”, como muchos medios lo señalaron.

 

Luego de que revelara que anoche se reunió con el yerno y asesor del presidente Donald Trump, Jared Kushner, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre si viajaría a Estados Unidos a reunirse con su homólogo.

El presidente dijo que hasta que se pongan de acuerdo los equipos de ambos países, que son los que están trabajando en los proyectos específicos, y cuando haya las condiciones necesarias, es que decidiría viajar, aunque dijo que su gobierno no quiere nada “espectacular”.

“Si hay ya un acuerdo específico, con proyectos de inversión, con empleo, entonces sí viajamos. Yo he dicho que voy a salir del país si se trata de firmar acuerdos para que se logren inversiones para México”, dijo AMLO.

Enfatizó que no estará viajando sin sentido, “no voy a hacer turismo político, tengo muchas cosas que hacer en el país”, añadió.

No descartó que este mismo año decida hacer su primer viaje al extranjero, siempre y cuando exista un avance en los proyectos y el viaje sea para cerrarlos.

En ese sentido se le preguntó si tiene planeado asistir a las Cumbres de la Organización de las Naciones Unidas que se hacen en Nueva York. “Sí, me están invitando, pero vamos a ver” respondió López Obrador.