Tag

políticos

Browsing

El adelanto que se presentó sobre el documental que Epigmenio Ibarra realizó sobre quién es Andrés Manuel López Obrador, es un buen intento para acercar a la figura con la ciudadanía, pero al mismo tiempo trae nuevas interrogantes sobre el líder nacional de Morena.

 

El video es bueno, pero todo depende de la perspectiva con que se mire, ya que la vara que le ha puesto la clase política del país. Se le reconoce los buenos asesores que tiene, pero ¿todo lo que dice es verdad?, ¿deja claras todas las ideas que ahí se expresan?

 

No te pierdas este análisis en voz de Ana Paula Ordorica.

 

 

 

Durante si visita al Senado, el Presidente de la República Eslovaca, Andrej Kiska, advirtió sobre el peligro del avance del populismo en el mundo, al que calificó como una “arma de los políticos” que los lleva a pensar más en “su propio poder que en sus propios ciudadanos”.

 

 

“El populismo, por desgracia, muchas veces se convierte en un arma de los políticos, como lo ha dicho el antiguo Secretario de la ONU, Ban Ki-Moon, que su experiencia más triste en su trabajo es que muchos líderes y muchos políticos piensan más en su propio poder que en sus propios ciudadanos”, indicó el mandatario.

 

“Lo que me preocupa a mi es el auge del nacionalismo, populismo, extremismo y el hecho de que se esté perdiendo la tolerancia en nuestras sociedades. Es deber de todos los países que se basan en los principios y valores de la democracia el unirse, no separarse”, sostuvo Kiska.

 

El mandatario advirtió que “el deber de nosotros los políticos es servir a los ciudadanos, es nuestro deber construir un mundo de amistad, de respeto mutuo y de comprensión, es nuestro deber construir un mundo de democracia y libertad”.

 

Con información de Reforma / Foto: Twitter

El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseguró que el 1 de julio de 2018, en punto de las 11 de la noche, estarán dando a conocer en cadena nacional, los resultados electorales que arroje el conteo rápido, “sean cuales sean”, pues sostuvo que a pesar de los números que tengan los partidos, “el grado de precisión que va a llegar a tener el conteo rápido del INE no lo tiene nadie más”.

 

En entrevista con el diario El Financiero, Córdova subrayó que la fortaleza el INE se encuentra en su capacidad de campo, pues “podemos  (INE) llegar a tener hasta 45 mil funcionarios del INE en aptitud de recabar la información de las casillas de la muestra del conteo rápido. Y si el INE, con este grado de precisión de este instrumento, no puede dar a conocer un ganador cierto, quien lo haga estará actuando irresponsablemente”.

 

Añadió que luego de los aprendizajes que las elecciones pasadas han dejado, “pase lo que pase, la información tiene que ser hecha pública. No va a ocurrir lo que sucedió en 2006, en donde por lo estrecho de los resultados, y dado que no se podía dar un ganador, el IFE decidió no dar los resultados. No, el INE va a dar los resultados”, y aseguró que en caso de que se presente de nueva cuenta un escenario muy cerrado, “saldremos a decir los rangos y saldremos a decir por qué en ese momento nadie puede darse por ganador”.

 

Sobre los señalamientos que han hecho distintos actores políticos al INE, el Consejero Presidente puntualiza que “el INE como órgano de control, como árbitro de las elecciones, sin duda afecta intereses y genera en consecuencia reacciones. Ahora, ¿preocupan al árbitro las críticas? Sí, porque implican un desgaste del mismo, sin lugar a dudas. Pero si bien es bienvenida la crítica, también tiene que ser claramente respondida”.

Con información de El Financiero / Foto: Archivo APO

La nueva encuesta de El Universal / Buendía & Laredo revelan qué tan conocidos son los políticos que aspiran competir por la Presidencia de la República, y cual es la opinión que la ciudadanía tiene de ellos.

 

  • Andrés Manuel López Obrador +7 (Balance de opinión)
    • 40% opinión positiva
    • 17% ni buena ni mala
    • 33% negativa
    • 6% no lo conoce
  • Miguel Ángel Mancera +6 (Balance de opinión)
    • 27% opinión positiva
    • 13% ni buena ni mala
    • 21% negativa
    • 32% no lo conoce
  • Margarita Zavala +5 (Balance de opinión)
    • 26% opinión positiva
    • 14% ni buena ni mala
    • 21% negativa
    • 30% no lo conoce
  • Ricardo Anaya -6 (Balance de opinión)
    • 21% opinión positiva
    • 11% ni buena ni mala
    • 27% negativa
    • 33% no lo conoce
  • Miguel Ángel Osorio Chong -4 (Balance de opinión)
    • 20% opinión positiva
    • 13% ni buena ni mala
    • 24% negativa
    • 37% no lo conoce
  • Rafael Moreno Valle +2 (Balance de opinión)
    • 16% opinión positiva
    • 8% ni buena ni mala
    • 14% negativa
    • 56% no lo conoce
  • Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” -7 (Balance de opinión)
    • 9% opinión positiva
    • 5% ni buena ni mala
    • 16% negativa
    • 64% no lo conoce
  • Aurelio Nuño -7 (Balance de opinión)
    • 10% opinión positiva
    • 6% ni buena ni mala
    • 17% negativa
    • 64% no lo conoce
  • José Narro +2 (Balance de opinión)
    • 9% opinión positiva
    • 5% ni buena ni mala
    • 7% negativa
    • 75% no lo conoce
  • José Antonio Meade 0 (Balance de opinión)
    • 7% opinión positiva
    • 5% ni buena ni mala
    • 7% negativa
    • 78% no lo conoce

 

Con estos resultados, AMLO resulta ser el político más conocido con mejor saldo de opiniones, mientras que tres priístas resultan ser los menos conocidos y quienes obtienen peor saldo de balance de opiniones.

 

En cuanto a la preferencia electoral que la encuesta recoge, se aprecia que el lìder nacional de Morena vencería a todos sus posibles rivales, incluso si el PAN-PRD-MC conformaran el Frente Ciudadano por México.

 

Sin Frente

  • AMLO 27%; Anaya (PAN) 15%; Osorio (PRI) 17%; Mancera (PRD) 7%
  • AMLO 28%; Anaya (PAN) 21%; Osorio (PRI) 20%
  • AMLO 27%; Mancera (PRD) 21%; Osorio (PRI) 20%

Con Frente

  • AMLO 30%; Anaya (FCM) 22%; Osorio (PRI-PVEM) 16%
  • AMLO 28%; Anaya (FCM) 23%; Narro (PRI-PVEM) 17%
  • AMLO 29%; Anaya (FCM) 24%;Nuño (PRI-PVEM) 14%

 

Con información de El Universal / Foto: Archivo APO

Las elecciones del próximo año están plagadas de incertidumbre. Y no es solo por la falta de definición en las coaliciones y en sus candidatos.

 

El papel de las redes sociales y la posible injerencia extranjera amenazante, como la rusa son riesgos nuevos a enfrentar. En las elecciones de noviembre del 2016 en Estados Unidos 126 millones de personas vieron cuando menos un spot, video, nota que Facebook reconoce hoy provino de cuentas ligadas a un esfuerzo ruso por interferir en esos comicios. Ya sea con la intención de dañar a Hillary Clinton o con el propósito de generar inestabilidad política en el país.

 

El esfuerzo no se restringió únicamente a Facebook. También han sido identificadas 36 mil 476 cuentas en twitter y mil 108 cuentas con más de 43 horas de video en YouTube vinculadas a Rusia.

 

Las redes sociales que en el 2009 fueron vistas en occidente como la herramienta para lograr movilizar a ciudadanos de Medio Oriente para que acabaran con dictadores como Muammar Gadafi en Libia o Hosni Mubarak en Egipto, en esa región fueron vistas como una herramienta utilizada por Estados Unidos para intervenir en sus propios proceso políticos.

 

Y ahora Estados Unidos es víctima de esas mismas redes sociales que no pueden ser legisladas como medios de comunicación, con reglas que obligan a que den a conocer quién paga y cuánto por sus anuncios, spots o videos, porque se asumen como una herramienta para socializar y conectar personas.

 

Prometen que van a hacer algo para que sus plataformas no sean explotadas con fines de odio o para difundir información falsa.

 

Columna completa en El Universal 

Foto: Archivo APO

Me imagino a la hoy ex presidenta de Corea del Sur, Park Geun-Hye, lamentando que fue víctima del bullying. Que por eso surgió la Revolución de las Velas que terminó sacándola del poder a ella y que puso a los directivos de Samsung, la empresa más grande e importante de ese país, en prisión.

 

Fue solo por bullying. Bullying ante una pobre presidenta que tenía una amiga, Choi Soon-sil, que manejaba a la tituar del ejecutivo a su antojo y, mediante esa cercanía logró que su hija Chung Yoo-ra, dedicada a la equitación, fuera admitida a una de las mejores universidades de Corea y que Samsung le regalara un caballo sumamente elegante y competitivo.

 

Esas fueron las dos gotas que derramaron el vaso de la corrupción en Corea del Sur. Un país que estaba acostumbrado a las trampas y los cochupos, allá los llaman chaebols, y que decidió hace poco más de un año, el 28 de septiembre del 2016, ponerle punto final a estas prácticas mediante el Acta Kim Young-ran.

 

Esta política regula las prácticas que antes se consideraban tradición en las relaciones entre servidores públicos y empresarios. Prohíbe invitar a los políticos o periodistas a comidas que impliquen un gasto mayor a $25 dólares; dar regalos más caros de $45 dólares y otorgar más de $100 dólares en efectivo como regalos de boda o funerales. Para los maestros de escuela la cifra máxima permitida en cualquiera de estos rubros es de CERO wons (moneda de Corea del Sur).

 

Esta Acta anticorrupción afectó de arranque a 4 millones de servidores públicos (que por cierto, en Corea no pueden pertenecer a ningún partido salvo los Secretarios de Estado). Pero como tiene prohibiciones para las familias de los servidores, el Acta Him Young-ran ha afectado prácticamente a todos los ciudadanos.

 

 

Columna completa en El Universal 

Foto: Twitter

Se presentó el estudio correspondiente a octubre sobre el volumen y sentido de la cobertura que periódicos, televisoras y radiodifusoras, dan a políticos de cara a la elección del 2018. El ejercicio es elaborado por Central de Inteligencia Política (CIP) y difundido por el diario El Financiero.

 

La ahora aspirante a candidata independiente, Margarita Zavala (362), fue la que mayor saldo positivo obtuvo, seguida del secretario de Hacienda, José Antonio Meade (185), el titular de la SEP, Aurelio Nuño (113), el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle (108), y el jefe capitalino Miguel Ángel Mancera (81).

 

La ahora aspirante a candidata independiente, Margarita Zavala (362), fue la que mayor saldo positivo obtuvo, seguida del secretario de Hacienda, José Antonio Meade (185), el titular de la SEP, Aurelio Nuño (113), el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle (108), y el jefe capitalino Miguel Ángel Mancera (81).

 

Sin embargo, a pesar del “avance” que asegura tener el proyecto que está impulsando, el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya (-281), fue el único político que obtuvo saldo negativo (diferencia entre impactos positivos u negativos), a pesar de ser el que mayor cobertura tuvo.

 

Las posiciones respecto al volumen de cobertura, son:

  • Ricardo Anaya 641.00
  • Margarita Zavala 625.00
  • AMLO 475.00
  • José Antonio Meade 412.000
  • Miguel Ángel Mancera 316.000

(valores en millones de puntos/pesos)

 

Sobre los saldos negativos, la situación de los presidenciables son:

  • Ricardo Anaya 61%
  • Jaime Rodríguez Calderón 28%
  • AMLO 18%
  • Margarita Zavala 6%
  • Miguel Ángel Mancera 3%

 

Quienes más saldo positivo obtuvieron fueron (tomando su porcentaje de cobertura):

  • Rafael Moreno Valle 69%
  • Margarita Zavala 64%
  • Jaime Rodríguez Calderón 57%
  • Miguel Ángel Osorio Chong 56%
  • Aurelio Nuño 52%

 

 

Con información de El Financiero / Foto: Archivo APO

JESÚS SILVA-HERZORG MÁRQUEZ

REFORMA

 

 

 

Las instituciones del país siguen erosionándose. Una persistente conspiración corroe su legitimidad, se les incapacita para cumplir su labor, se les ensucia, se les olvida. Se tuercen las normas que las cuidan, se cambian las reglas para desnaturalizarlas, se les abandona como si fueran un estorbo. Los últimos años han sido terribles para el régimen de las instituciones. La erosión, por supuesto, no tiene fecha de nacimiento. No hemos vivido nunca bajo un régimen institucional estricto, sólido pero, en tiempos recientes, debe registrarse el golpe que sufrió el instituto electoral como el inicio de una acelerada descomposición, el inicio de una reversión: el origen de nuestra desinstitucionalización. Fue hace ya una década cuando el Instituto Federal Electoral fue descabezado. Un órgano constitucionalmente autónomo, el símbolo del cambio democrático fue decapitado. La protección constitucional que lo amparaba fue arrollada por el perverso acuerdo de la clase política. Si la Constitución escuda a un órgano, no hace falta más que cambiar la Constitución para derruirlo. La clase política truena los dedos y cambia una ley en principio inamovible. El golpe era una advertencia o, más bien, una amenaza: la autonomía de los árbitros depende del capricho de los jugadores.

 

Si uno atiende al texto de las reglas, pensaría que el país cuenta con instituciones admirablemente sólidas, que el conflicto encuentra árbitros jurídicamente robustos que se elevan con tranquilidad por encima de los poderes políticos y los intereses económicos. Hemos establecido un archipiélago de órganos autónomos para regular las elecciones, para promover la competencia, para regular las telecomunicaciones, para recabar datos, para defender los derechos humanos, para combatir la discriminación. Cada uno de estos órganos cuenta con un estatuto protector: se cuida el reclutamiento de los titulares, se dispone una serie de procedimientos para impedir su subordinación, se fijan mecanismos para marcar distancia. Pero de nada sirven estos resguardos frente a la sagacidad autoritaria. Hemos levantado fortines que son, en realidad, estructuras de cartón.

 

No hay órgano que resista la inquina de los poderes. Puede haber estatutos de autonomía pero no hay respeto por la autonomía. Los órganos autónomos pueden decapitarse con facilidad. También se les puede desnaturalizar a través de su integración. Vulnerar la autonomía tratando a las entidades como delegaciones de la administración o de los partidos políticos. Más grave aún es que se viole la ley para colocar a subalternos. Así se hizo con una institución crucial para el país: el INEGI. El escándalo de su reclutamiento más reciente fue breve pero no debe olvidarse. Violar la ley para insertar a un subordinado en un órgano autónomo es trastocar el sentido mismo de su existencia. Colocar en el órgano directivo de un órgano autónomo a un representante del gobierno aunque no cumpla los requisitos de ley es darle al traste a la institución. Los tecnócratas como el secretario de Hacienda que gritan sobre el peligro del populismo, lo arremedan y lo convocan al degradar a las instituciones.

 

El desdén corroe igualmente la vida institucional. Actuar como si las instituciones no existieran, como si no fueran necesarias, como si lo que dijeran no mereciera respuesta. Se deslegitiman los órganos públicos cuando enfrentan el vacío de las instituciones a las que interpelan. Ignorar, por ejemplo, las recomendaciones de los órganos autónomos, dejar en el aire sus avisos es demoler su mecanismo de autoridad. Hoy atestiguamos ese desprecio al constatar que se les pretende dejar baldías. Dejar a las instituciones sin titular; mantenerlas con interinos de precaria legitimidad. Como no tenemos problemas de delincuencia, como no existe impunidad en el país, podemos darnos el lujo de vivir sin un procurador en plenitud. Como la corrupción es un problema menor, no tenemos urgencia de un fiscal anticorrupción. Como nos encaminamos a una elección plácida y en concordia, como el delito no merodea las campañas, nos podemos dar un lujo de prescindir de un fiscal electoral.

 

Debilitar instituciones: el propósito que une a la clase política entera.

Coincidentemente, los Senados de México y Estados Unidos enfrentan una crisis respectivamente. En el Senado mexicano, la crisis es por la destitución del titular de la FEPADE, Santiago Nieto, en donde el PRI junto al PVEM buscan que la votación para revertir dicha acción sea secreta, lo que ha llevado a enfrentarse con los partidos de oposición quienes acusan de que con ese mecanismo de votación podrían haber la compra de legisladores.

 

Por otro lado en el Senado de Estados Unidos, la agenda del Presidente Donald Trump se ha visto frenada por legisladores de su propio partido, lo que ha llevado evidenciar que la capacidad de negociar del magnate se encuentra muy alejada de lo que ha presumido desde que decidió incursionar en la política.

 

No te pierdas este análisis en voz de Ana Paula Ordorica.

 

 

 

 

El Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón mejor conocido como El Bronco, arribó esta mañana a las oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE) para entregar los documentos que avalaron su intención de contender por la Presidencia de la República por la vía independiente.

 

 

Aunque durante su campaña a la gubernatura de Nueo León criticó fuertemente a los “chapulines”, El Bronco estaría perfilando pedir licencia al cargo si es que reúne las firmas necesarias para hacerse de la candidatura presidencial, pues afirmó, las firmas las recolectará sin dejar su cargo actual.

 

“El chapulineo es inmoral, no puedes dejar abandonada tu responsabilidad, no puedes hacerle eso al Estado”, aseguró el independiente en 2015; sin embargo ahora asegura que él tiene el permiso de los nuvoleonenses,

 

Rodríguez Calderón aseguró que los políticos que han manifestado su intención de ser candidatos independientes deben dejar atrás a sus partidos y repetir la historia que hizo. “Yo decidí hacerlo, decidí quitarme el lastre que tenía por muchos años en mi espalda y que no estaba a gusto. Me exorcicé, me guacarié y me saqué al PRI totalmente de mis venas y de mi corazón”, dijo el Gobernador de Nuevo León, quien para llegar a ese cargo en 2015 renunció al PRI.

 

 

Con información de Reforma / Foto: Archivo APO

La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó sustituir varios promocionales de donaciones a la Cruz Roja Mexicana pautados en televisión por los partidos Acción Nacional (PAN), y de la Revolución Democrática (PRD), al argumentar que el contenido de los mismos, aparentemente, no es de índole político o electoral, lo que contraviene el modelo de comunicación política y la finalidad de los tiempos otorgados a los partidos políticos.

 

En votación unánime, la Comisión determinó conceder las medidas cautelares solicitadas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Director General de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT), Televisión Azteca y Televisora del Valle de México, debido a que los tiempos en televisión concedidos a los partidos denunciados fueron utilizados para difundir los spots referidos.

 

Se precisó que el PAN y el PRD, al pautar dichos spots de manera directa y en entidades del país que no resultaron afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado, no se ajustaron al acuerdo aprobado por el Consejo General del INE el 29 de septiembre pasado, donde se estableció una ruta para atender la emergencia registrada en Chiapas, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla, Veracruz y Ciudad de México.

 

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) indicó que luego del sismo que golpeó a estados del centro del país, y de la ayuda que la sociedad mexicana ha aportado para los damnificados, indicó que “la transparencia en el uso de la ayuda humanitaria, la rendición de cuentas de los tres órdenes de gobierno, y sobre todo, el imperio de la ley, son factores vitales para hacer frente a la tragedia”.

 

El grupo empresarial indicó que tal como lo han alertado diversas organizaciones,  existe el riesgo de que alimentos, agua y medicamentos donados por la sociedad sean desviados para fines de promoción de políticos o que sean robados, como desafortunadamente ya se han reportado algunos casos, sobre todo debido a la proximidad de las elecciones de 2018.

 

La Coparmex indicó que tanto los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), como las aportaciones y donaciones privadas de personas y empresas nacionales y extranjeras, deben transparentarse valiéndose de reglas claras.

 

“Demandamos que los fideicomisos creados para canalizar la ayuda, que por ley son privados, en esta ocasión operen con criterios de transparencia y fiscalización cual si fueren públicos, para conocer a detalle cómo se ejercen estos recursos. Es preciso poner candados para que ningún político lucre ni saque ventaja de las labores de ayuda y de reconstrucción. Demandamos a los gobernantes ser prudentes, sensatos y poner lo trascendente por delante y no su imagen en la entrega de la ayuda a los damnificados”, indicó el grupo empresarial a través de un comunicado.

 

 

 

Foto: Archivo APO

LUIS RUBIO

REFORMA

 

 

En la Odisea, Ulises retorna a su casa habiendo aprendido a distinguir lo esencial de la vida: separar lo profano de lo sagrado, así como la existencia de límites para el ejercicio del poder. Ulises había destruido el alcázar sagrado de Troya para conseguir alimentos para sus compañeros, un cálculo pragmático que entrañaba la profanación de lo que merecía respeto. La experiencia le enseña a Ulises que tiene que aprender a ser reverente ante lo sagrado, metáfora que emplea Homero para explicar los límites de las cosas, la necesidad de mesura.

El debate político en el país es álgido y en ocasiones violento, pero siempre divertido, sobre todo porque refleja lo que es natural: los intereses, pero también las pasiones. Lo que es peculiar del debate es la personalización de los asuntos: que si Calderón inició una “guerra contra las drogas” o si a López Obrador le robaron la elección de 2006. Como dice Leonardo Curzio, llevamos más de dos décadas de alternancia en una multiplicidad de estados, municipios y la presidencia y, sin embargo, seguimos peleando los asuntos electorales, como si la realidad fuese la de la vieja era del PRI. Las cosas cambian, los actores se mimetizan y la naturaleza de los problemas acaba siendo otra, exigiendo respuestas que tienen que ser distintas.

Nuestro problema es de gobierno -gobernanza- y no de naturaleza electoral. Por supuesto, no tengo duda que se podrían y deberían mejorar los procesos electorales y avanzar hacia un estadio en el que las prácticas violatorias del espíritu de la ley sean erradicadas, a la vez que se logra una legitimidad absoluta del resultado. Sin embargo, el hecho de que no hayamos logrado romper con estos vicios sugiere que el problema que enfrentamos no se encuentra en el ámbito electoral pues es evidente que quienes ahí se juegan la vida son los mismos que establecen las reglas y están dispuestos -de hecho, decididos- a violarlas tan pronto se seca la tinta del Diario Oficial.

México tiene un sistema de gobierno nominalmente federalista pero que de hecho tiene un espíritu centralista. El fenómeno del “jefe máximo”, el caudillo instalado en la silla presidencial se reproduce a nivel estatal y municipal. Antes, con un centralismo asfixiante, el presidente servía de contrapeso frente a los gobernadores, evitando sus peores excesos. Ahora, con un sistema centralista en ruinas pero que permanece ubicuo, nos hemos quedado con todos los vicios del centralismo sin su única potencial virtud, que es la que hoy caracteriza a China: ser capaz de enfocar todos los recursos hacia el desarrollo, le guste a la población o no.

Nuestro federalismo es de papel. No existen estructuras institucionales para hacerlo funcionar, sobre todo a nivel estatal y municipal, donde sobrevive el viejo centralismo asfixiante, pero dedicado casi sin excepción al enriquecimiento del gobernante en turno. Pero son las excepciones las que son reveladoras: independientemente de que se enriquezca el gobernador temporal, hay estados en los que las realidades del poder -o sea, la existencia de contrapesos de facto- hacen mucho más difícil el exceso. Por ejemplo, no es casualidad que haya menos escándalos de corrupción desmedida en estados como Querétaro y Aguascalientes, donde la presencia de enormes inversiones extranjeras se ha tornado en un factor de estabilidad y avance sistemático (en infraestructura, seguridad, etc.) que no existe en estados más diversificados o menos exitosos en atraer esas inversiones. Con esto no quiero sugerir que tienen un mejor sistema de gobierno, solo que existen contrapesos fácticos y éstos cambian la lógica del ejercicio del poder. Es decir, los incentivos del gobernador son muy claros y limitativos.

Así como antes los presidentes “supervisaban” a los gobernadores y, con frecuencia, los removían del cargo, hoy muchos gobernadores hacen lo propio con los presidentes municipales. Los métodos han cambiado en algunos casos, pero el fenómeno es el mismo: la noción del mando único es exactamente eso, la búsqueda de la subordinación con la excusa de la inseguridad. Lo que no ha mejorado -ni cambiado- es la forma de “gobernar”.

El gobierno (y la seguridad) comienza desde abajo. Si queremos lograr un país bien gobernado tendremos que construir un sistema de gobierno municipal que funcione y eso comienza con el impuesto predial, pues así se establece un vínculo de contrapeso entre el ciudadano que paga y el munícipe que gasta. De ahí hacia arriba: justo lo opuesto de lo que hoy existe.

Cuando “explotó” Michoacán al inicio de este sexenio, el gobierno envió al ejército y a la policía federal para estabilizar el lugar, a la vez que envió a un encargado que se dedicó a comprar voluntades sin ton ni son, pero también sin éxito. Hubiera sido mucho mejor aprovechar la presencia de las fuerzas federales para construir capacidad local: policías nuevas, un sistema fiscal, un fuerte contrapeso ciudadano y así sucesivamente. O sea, construir un nuevo sistema de gobierno.

Oportunidades no faltan, pero el diagnóstico correcto sigue estando ausente, probablemente porque eso cambiaría el equilibrio de poder que es, a final de cuentas, nuestro problema de fondo.

@lrubiof