Tag

reforma electoral

Browsing

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó que el organismo que dirige, en la actualidad no podría hacerse cargo de todas las elecciones del país, como se plantea en el proyecto de la nueva reforma electoral.

“En las condiciones actuales no puede organizar todas las elecciones del país, habría que refundar al INE y eso, evidentemente, significa tener una institución mucho más grande porque va a tener nuevas atribuciones y mucho más presupuesto del que se le destina”, indicó el consejero presidente.

Córdova Vianello resaltó que el INE no está en contra de medidas de racionalidad del gasto, ni de la austeridad, pero, dijo, es primordial cuidar la certeza en las elecciones.

Subrayó que la reforma electoral que se discute no debe improvisarse y mucho menos imponerse, porque se trata de reglas para el juego democrático y la disputa civilizada del poder. Por ello, dijo, se requiere además de una profunda deliberación, un amplio consenso y el acuerdo de todas las fuerzas políticas, de lo contrario, puede abrirse la puerta a descalificaciones futuras de las elecciones por causa de las reglas.

“Debemos mejorar el sistema electoral con una regla básica: el consenso. Sobre las reglas del juego democráticas, tiene que haber consenso, de lo contrario, el día de mañana, quien pierda una elección, eventualmente puede impugnar que las reglas no eran correctas y que éstas eran parte del problema”, precisó.

El consejero presidente planteó implementar la urna electrónica como una medida para reducir los costos del sistema electoral, pues insistió en que la impresión de boletas y de actas es muy costoso, lo que podría también subsanarse con el voto electrónico.

El presidente del Senado de la República, Martí Batres, indicó que los legisladores están abiertos a discutir una nueva Reforma del Estado y electoral profunda, que en esencia garantice una mayor intervención de la sociedad en los asuntos públicos.

Dijo que uno de los planteamientos es la reducción de las prerrogativas de los partidos políticos en 50%, lo cual amerita una enmienda constitucional.

El senador también refirió que uno de los temas relacionado con la austeridad y que se incluiría en la reforma, es que sea el Instituto Nacional Electoral (INE) el que organice todas las elecciones y prescindir de los Órganos Electorales Locales (OPLEs) de las entidades federativas.

Indicó que el balance general sobre estos órganos (OPLEs) «es negativo», pues hay una tendencia de dificultades y conflictos para solicitar la organización de los procesos electorales locales directamente al INE.

También se refirió a temas complicados que requerirán un amplio debate, como es el de la representación proporcional, que consideró, «no debe desaparecer».

«Debe mantenerse la representación proporcional y analizarse, en todo caso, las fórmulas para reducir el tamaño del Congreso, si es eso lo que se pretende, pero combinando adecuadamente la representación proporcional y la mayoría relativa», sostuvo el morenista.

Batres Guadarrama insistió en que el mensaje que se recibió en las urnas el 1 de julio de 2018 fue transformar todo, por lo que es necesario discutir una reforma en este sentido.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó que una reforma electoral requiere, además de una profunda deliberación, un amplio consenso y el acuerdo de todas las fuerzas políticas.

“La reforma electoral no debe improvisarse, ni mucho menos imponerse; estamos hablando de las reglas para el juego democrático y la disputa civilizada del poder político. No entenderlo puede significar abrir la puerta a la descalificación futura de las elecciones precisamente por las reglas, algo, por cierto, que ya vivimos en el pasado”, advirtió.

Córdova Vianello reconoció que el sistema electoral es un sistema perfectible, “pero cambios mal planeados, mal procesados o claramente mal intencionados, pueden implicar una regresión antidemocrática”.

Señaló que en la reforma no se puede dar marcha atrás en la certeza que se ha logrado en la construcción democrática de México. Al respecto recordó que las elecciones de 2018 convirtieron a México en un referente internacional por la capacidad de organizar elecciones en contextos de complejidad.

Argumentó que el centro de una posible reforma electoral no está en el funcionamiento del modelo, sino en el costo de las elecciones.

El consejero presidente del INE dijo que si lo que se quiere es reducir los costos, no se necesita revisar el modelo electoral, sino repensar algunos aspectos del mismo, como las fórmulas para determinar el financiamiento público que se otorga a los partidos a nivel nacional y local; la duración de las campañas electorales y avanzar hacia el voto electrónico, entre otros.

Córdova Vianello enfatizó que reducir los costos de las elecciones minando las reglas, los procedimientos y las instituciones construidas para inyectar certeza por un tema de costos, “es no tener claras las prioridades y abrir la puerta a un pasado superado, cuando, apenas hace treinta años las elecciones eran el principal de los problemas nacionales. Nadie está contra la austeridad, pero lo primero en lo electoral, no nos equivoquemos, es cuidar la certeza”.