Tag

reos

Browsing

Este fin de semana se registró una explosión provocada en la parte exterior de los juzgados del Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Cuautitlán México, la cual ayudó a tres reos a fugarse del penal.

La Subsecretaría de Control Penitenciario de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) informó que el artefacto explosivo no causó daños o pérdidas humanas, pues no había personal en el área ya que por ser día de visita todos se encontraban en el interior del penal.

La explosión derribó la pared que separaba al juzgado con el pasillo del reclusorio, por donde los reos implicados se dirigieron para abrir la puerta principal que daba a la calle.

Indicaron que de las tres personas privadas de su libertad que participaron en la fuga, una fue recapturada en las inmediaciones del Centro Penitenciario.

Al respecto anunciaron que por medidas de seguridad, se determinó suspender la visita familiar que se llevaba a cabo en ese momento, toda vez que se procedió a realizar las investigaciones correspondientes.

Además precisaron que se continúa la búsqueda de los dos reos que lograron fugarse. Añadieron que ahora la situación en el penal es de calma.

 

Luego de que el Gobierno del Estado de Nuevo León, confirmara la muerte de dos internos del Centro de Prevención y Readaptación Social Topo Chico, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJNL) abrió una investigación para aclarar los hechos.

 

A través de la Agencia de Administración Penitenciaria, se informó que los reos habrían sido agredidos por otros en la zona de talleres, aproximadamente a las 18:40 horas de este sábado.

 

Los internos fallecidos, presuntamente a causa de traumatismo, fueron identificados como Antony Emmanuel Macías Ovalle y Víctor Manuel Ortiz Guerrero.

 

Recordemos que en el Penal del Topo Chico, durante la administración del ahora aspirante a candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, que inició en octubre de 2015, han muerto por lo menos 77 internos.

 

Con información de El Universal / Foto: Archivo APO

Este fin de semana dos reos fueron asesinados en el penal de Chiconautla en el Estado de México, por presuntamente negarse a pagar una “cuota” a los jefes de custodios.

 

De acuerdo al portal informativo local “A Fondo”, los reos fueron asesinados durante una simulación de riña, pues aseguró que “las extorsiones que continúan dentro del penal están encabezadas por los propios mandos, quienes para sacar dinero juntaron a procesados con sentenciados y así exigirles una jugosa cantidad de dinero para pasarlos al módulo correspondiente”.

 

Al respecto la Dirección General de Reinserción y Prevención Social (DGRYPS) del gobierno estatal indicaron que se investigan el homicidio de los reos, quienes “participaron en una riña”.

 

A través de un comunicado informaron que los hechos se suscitaron en el dormitorio 6, celda 11, del penal en Ecatepec, y que de acuerdo a las primeras investigaciones, Luis “N” privó de la vida a Diego “N” y el interno  Gilberto “N” presumiblemente atacó a Luis “N” por defender a Diego “N”.

 

Restando importancia a lo sucedido, la dependencia indicó que “el resto del dormitorio y población en general  se encuentra en completo orden”, y aseguró que “la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) no permitirá ningún acto de corrupción, autogobierno o de impunidad en ninguno de los centros penitenciarios de la entidad mexiquense”.

 

Adelantó que continuarán los operativos aleatorios y rotación de reos, personal de guardia y custodia y administrativo “a fin de evitar posibles colusiones entre autoridad y población penitenciaria”.

 

Con información de Medios / Foto: Twitter

La Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) informó que trasladó a 49 reos catalogados como de alto riesgo de acuerdo a sus perfiles criminológicos, a los penales federales ubicados en Guanajuato, Michoacán, zona Oriente y Oaxaca.

 

El traslado es resultado de las acciones implementadas por el Gabinete de Seguridad estatal, así como de la participación de la policía estatal, la Comisión Nacional de Seguridad, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la Policía Federal (PF).

 

Al respecto, Maribel Cervantes, titular de la SSEM, aseguró que de esta manera se da cumplimiento a la estrategia instruida por el gobernador Alfredo Del Mazo, en el Decálogo de Seguridad. Dijo que se trata de fortalecer los mecanismos de control y seguimiento en los centros penitenciarios de la entidad, de detectar a los reos de alto riesgo, para que sean llevados a otros penales federales del país.

 

Recalcó que la dependencia a su cargo continuará fortaleciendo el orden en los centros de reclusión y así evitar la colusión de células delincuenciales y prevenir posibles disturbios en los penales de la entidad.

 

Los trasladados a penales federales son reos sentenciados por delitos como delincuencia organizada, homicidio, extorsión y secuestro.

 

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT), que depende de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), indicó que luego de una revisión, constató que persisten situaciones alarmantes de riesgo en materia de tortura o maltrato para los internos de los Centros Preventivos y de Readaptación Social (CERESOS) de la entidad tales como:

 

  • Almoloya de Juárez, Chalco
  • Cuautitlán Izcalli
  • Ecatepec de Morelos
  • Nezahualcóyotl Bordo de Xochiaca
  • Otumba
  • Texcoco
  • Tlalnepantla de Baz
  • Valle de Bravo

 

 

En la recomendación se establece que condiciones tales como el llamado “autogobierno” favorecen diversas clases de abusos por parte de grupos de poder que ejercen el control en los penales, lo que genera un ambiente de violencia al interior de los centros, extorsión, tráfico de sustancias prohibidas y cobro por privilegios y tratos especiales para algunos internos. Además, señala que los cobros propician corrupción en la que pueden participar internos y servidores públicos para obtener beneficios económicos a costa de las necesidades de los demás reclusos.

 

Entre las irregularidades detectadas destacan la existencia de sobrepoblación y hacinamiento, condiciones de autogobierno, insuficiencia de personal, deficiencia en servicios médicos, alimentos insuficientes y de mala calidad, ausencia de programas para prevenir y atender situaciones de emergencia o de eventos violentos, malas condiciones de mantenimiento e higiene en dormitorios, instalaciones sanitarias, cocina y área médica, así como falta de espacios exclusivos y adecuados para mujeres.

 

El MNPT adelantó que se estará pendiente de que el Gobierno Estatal, particularmente la Secretaría de Seguridad, responsable de administrar el sistema estatal penitenciario, cumpla con las recomendaciones formuladas, en los tiempos señalados.

 

El Sistema Penitenciario del Estado de México informó que se han trasladado 30 personas privadas de su libertad en el penal Neza-Bordo, hacia otros penales de la entidad.

 

Esta decisión fue tomada, aseguran, “con base en su perfil criminológico y otros factores legales, a fin de incrementar la seguridad y el buen funcionamiento de dicho penal”.

 

 

 

 

Reconocieron que el traslado se dio luego de la riña del pasado viernes en el Centro Penitenciario, donde un grupo de personas privadas de la libertad se “manifestaron” al interior del penal, contra operativos de seguridad y control de objetos prohibidos.

 

Detallaron que los penales a los que fueron trasladados son: “Juan Fernández Albarrán”, Barrientos, en Nezahualcóyotl; penal de Huitzilzingo, en Chalco; Santiaguito, en Almoloya de Juárez y “Sergio Ramírez García”, Chiconautla, en Ecatepec.

 

Adicional se dio a conocer un nuevo video en el que se observa a un grupo de reos reteniendo a custodios, con el fin de “mandar mensajes” al resto de las autoridades del penal, a quienes les exigen “acabar con los malos tratos”. Algunas versiones indicaron que también retuvieron al director del penal, con el fin de que se “comprometiera” a acabar con las “golpizas y malos tratos” que se viven en el área conocida como “La Fortaleza”, sin embargo dicha versión fue desmentida por las autoridades e indicaron que se trató de un “encuentro” que se prolongó por 16 horas.

 

 

La noche de ayer, un nuevo incidente se registró al interior del Penal Neza-Bordo, en donde un grupo de reclusos del área de Conductas Especiales desató un enfrentamiento con las autoridades carcelarias.

 

De acuerdo a la información proporcionada por el gobierno del Estado de México, la riña se suscitó derivado de un operativo que se implementó para retirar objetos prohibidos que poseían algunos internos, lo que desató el enfrentamiento en el que participaron más de 30 reos.

 

Cerca de la media noche, un total de 200 elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) ingresaron al penal con el fin de controlar la situación al interior, mientras otro número de elementos de la policía resguardan los alrededores del penal, pues se informó que al momento de enterarse, familiares de los internos acudieron a las afueras del centro penitenciario para exigir información.

 

Los familiares de los reclusos enfrentaron a los policías, quienes tuvieron que usar gas lacrimógeno para controlarlos. Minutos más tarde, un hombre uniformado se presentó ante ellos y les indicó que la situación era de “completa calma”.

 

José Alberto Rodríguez, titular del Órgano Administrativo de Prevención y Readaptación Social del Gobierno Federal, informó que Luis Alberto González Nieto, mejor conocido como “El Tatos”, fue trasladado esta mañana al penal federal de Gómez Palacio, Durango, luego de los enfrentamientos registrados en el Penal de Santa María Chiconautla, en Ecatepec, donde se encontraba González Nieto luego de ser reubicado del Penal Neza-Bordo.

 

“Hace media hora acaba de ser trasladado del penal de Chiconautla, (El Tatos) va en camino al aeropuerto de Toluca y ahí va a volar en vuelo especial, rumbo al penal federal número 14 en Gómez Palacio”, indicó el funcionario en entrevista con Radio Fórmula.

 

Descartó que dicha acción vaya en contra del amparo que “El Tatos” obtuvo para no ser trasladado de Penal, pues el artículo 52 de la Ley de Ejecución Penal indica que un reo puede ser reubicado si pone “en riesgo la seguridad o gobernabilidad del Centro Penitenciario”, situación que se cumplió al ser su presencia la que desencadenó el motín en Chiconautla y que dejó 3 personas heridas, dos reos y un custodio.

 

 

 

Con información de Radio Fórmula / Foto: Archivo APO

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León, indicó que investiga a 54 internos del Penal de Cadereyta por su probable participación en los disturbios registrados en este centro penitenciario y que dejó, en cifra actualizada, 16 personas sin vida.

 

Aldo Fasci Zuazua, director del Centro de Información para la Seguridad del Estado, acompañado del Procurador Bernardo González Garza, informó que también ascendió a 31 el número de lesionados, los cuales están fuera de peligro, incluso un elemento de Fuerza Civil que resultó con un pulmón perforado y que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

 

Fasci Zuazua señaló que 13 de los 16 muertos ya fueron identificados y está pendiente la identificación de otros 3 reos; del total de fallecidos, 11 eran secuestradores y miembros del crimen organizado y 5 estaban procesados por delitos graves violentos.

 

El funcionario aseguró que para no incurrir en la violación a los derechos humanos, la intervención policíaca evitó la muerte de más personas y de tres custodios retenidos por los reos. “Es una situación delicada (…) se tomaron las medidas que se tenían qué tomar, estamos abiertos a que las organizaciones de derechos humanos y la Comisión Estatal, incluso la Comisión Nacional (de Derechos Humanos), nos acompañen en todo este procedimiento”.

 

Se denunció y pidió que se considere la situación que prevalece en el Penal: sobrepoblación; alta peligrosidad en los internos; las instalaciones no son las adecuadas para este tipo de personas; y evidenciar que hay un déficit de custodios.

 

 

Foto: Twitter

En el marco del evento del día del abogado, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, adelantó que presentará la solicitud correspondiente al gobierno federal para que dote de brazaletes electrónicos con los que puedan monitorear a quienes saldrán de las cárceles de acuerdo a las normas que contempla el Nuevo Sistema Penal Acusatorio.

 

“Vamos a realizar este llamado a las autoridades federales para que a la brevedad podamos contar, por ejemplo, con los brazaletes, que esta es una necesidad urgente. No es fácil, pero se tiene que hacer, esto es poder explicarle a la gente que estamos preocupados por ellos, por nuestras familias, porque nadie está exento de sufrir un ataque, sobre todo cuando creas incentivos contrarios”, indicó Mancera.

 

El funcionario afirmó que las reformas planteadas al nuevo sistema de justicia no buscan “sepultarlo”, sino perfeccionarlo con el fin de brindar mayores garantías a la ciudadanía y dar certeza de que se actúa respetando la ley.

 

“De ninguna manera estamos hablando de ir hacia atrás, estamos hablando de perfeccionarlo. Porque si no cómo le vamos a explicar a la gente que sufre del daño que causa la realización de un delito”.

 

Con información de El Universal / Foto: Archivo APO

Esta tarde, medios locales y usuarios en redes sociales comenzaron a reportar disturbios en el penal de Topo Chico, lo que incluía presumiblemente detonaciones de arma de fuego. En las inmediaciones del penal se podía apreciar una columna de humo proveniente del penal.

 

Estos hechos se dan luego de que elementos de la Policía Federal y Estatal realizaran esta mañana un operativo especial en el reclusorio de Monterrey, en el que se informó se buscaba drogas o armas que los reos pudieran tener y utilizar.

 

 

Autoridades del Estado aún no han dado información al respecto, sin embargo gracias a las redes sociales se ha podido saber que un grupo de internos subieron a los techos y se atrincheraron en rejas que dan al exterior en la parte superior del penal, portando mantas y cartulinas con mensajes como “no keremoz a kakino”, lo que al parecer se refiere  a uno de los reos recién llegados.

 

Con información de 24 Horas y El Universal / Foto: Twitter

Como parte de las acciones emprendidas por el gobierno de Tamaulipas en conjunto con el gobierno federal que tiene como finalidad mantener el orden dentro de los distintos Centros Penitenciarios de la entidad, 50 internos del fuero federal y común fueron trasladados del Centro de Ejecución de Sanciones de Ciudad Victoria a la Ciudad de México.

 

 

La Secretaría de Seguridad Pública informó a través de un comunicado que el operativo de excarcelación se realizó a partir de las 3:00 horas de este viernes.

 

 

La vocería de seguridad de Tamaulipas informó que la política penitenciaria nacional establece que los internos federales recluidos en el CEDES de Ciudad Victoria, serán reubicados en los CEFERESOS, tal como lo establece el Convenio para Reclusión de Procesados y Sentenciados del Fuero Federal e Internos del Fuero Común.

 

Detalló que debido a los protocolos de seguridad establecidos al respecto, la Federación no notifica la fecha en que los reos deberán ser trasladados, haciéndolo hasta que son ingresados a un centro penitenciario del orden federal ajeno a Tamaulipas.

 

 

El operativo de traslado se realizó en coordinación entre la Policía Estatal, la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Gobernación.

 

Foto: Twitter

Luego de que a primeras horas de este miércoles aún persistiera el operativo al interior del penal de Ciudad Victoria, Tamaulipas, la vocería de seguridad en Tamaulipas informó a través de sus redes sociales que el número de víctimas ha ascendido a 7, mientras que los heridos se elevaron a 13.

 

 

Las autoridades indicaron que de las personas fallecidas, 3 fueron policías y 4 fueron internos. Sobre los lesionados informaron que 6 son policías y 7 internos.  Añadieron que ya se cuenta con el control de tres módulos, en los que se ha realizado el pase de lista.

 

Debido a que el penal se encuentra inmerso en la zona urbano de la ciudad, las autoridades indicaron que se reaperturaron las vialidades, además de que el ejército se retiró del lugar. Adicional se informó que las escuelas aledañas susperán clases, ante cualquier nueva emergencia. 

 

 

Los familiares ya podrán ingresar a ver a sus familiares. Autoridades penales aseguraron que se hará en grupos de 10 familiares, para poder mantener un control. Se sabe que el motín se derivó luego de que se anunciara un operativo sorpresa al interior que buscaba “recuperar el orden y la seguridad”, por lo que los reos respondieron de forma violenta.

 

Foto: Archivo APO