Tag

Rusia

Browsing

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este jueves a la cadena NBC de “manipular” una entrevista realizada en mayo de 2017, pocos días después de que el mandatario despidiera al entonces director del FBI, James Comey, y en la que mencionaba la investigación sobre Rusia, aunque no proveyó evidencias.

En dicha entrevista, Trump parecía destacar que el despido de Comey estaba relacionado con su trabajo en el FBI y no con la investigación de la Oficina del Consejero Especial sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Al respecto, el mandatario dijo a NBC que sabía que despedir a Comey podría “confundir a la gente” y “alargar la investigación”.

Las palabras en la entrevista de Trump fueron: “Independientemente de cualquier recomendación, iba a despedir a Comey sabiendo que no iba a haber nunca un buen momento para hacerlo. Y, de hecho, cuando decidí simplemente hacerlo, pensé: esta cosa de Rusia, con Trump es una cosa inventada. Es una excusa de los demócratas por haber perdido una elección que debían de haber ganado”.

En una publicación en Twitter el día de hoy, Trump acusó al medio de comunicación y a su periodista Lester Holt de “manipular” la cinta sobre Rusia.

En el tuit, Trump expresa que Lester Holt “fue atrapado manipulando la grabación”; sin embargo, esto no ha sido comprobado, ni siquiera mencionado por otra persona que no sea Trump, quien no presentó ninguna evidencia del hecho.

Además, Holt no es el encargado de la edición de video, por lo que, si fuera verdad que hubo una manipulación, Holt no sería el culpable.

La Canciller alemana, Angela Merkel, se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Berlín el próximo sábado para discutir sobre los conflictos en Siria y Ucrania, informó hoy el Gobierno alemán.

Por segunda vez en tres meses, los dos mandatarios mantendrán una reunión, en esta ocasión, en el Palacio de Meseberg, a 60 kilómetros al norte de Berlín.

En el encuentro hablarán también sobre el gasoducto Nord Stream 2, informó el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

Merkel y Putin se reunieron a mediados de mayo en el balneario ruso de Sochi, en el mar Negro. Posteriormente, Merkel recibió al ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, y al jefe de Gabinete, Valery Gerassimov, en Berlín, a finales de julio.

 

Con información de DPA / Foto: Archivo APO

Este jueves, Estados Unidos anunció nuevas sanciones económicas contra Rusia, mismas que entrarán en vigor en noventa días, lo que provocó que el rublo cayera a mínimos de dos años y se registraran amplias ventas de activos por temor de los inversionistas.

Rusia calificó como “draconiana” la nueva ronda de sanciones estadounidenses, impuestas después de que el Departamento de Estado norteamericano determinara que Moscú utilizó un arma química contra un exespía ruso y su hija en Reino Unido.

Las nuevas sanciones se implementarán en dos tramos. El primero apunta a las exportaciones estadounidenses de productos sensibles relacionados con la seguridad nacional, y tiene grandes excepciones de artículos que ya han sido restringidos previamente.

El segundo tramo de sanciones, sin embargo, podría suponer la suspensión de las actividades de aerolíneas rusas en Estados Unidos y una reducción de casi todas las exportaciones e importaciones. Se prevé que este bloque de gravámenes entre en vigor dentro de 90 días si Moscú no entrega “garantías confiables” de que ya no usará armas químicas y permitirá inspecciones in situ por parte de Naciones Unidas y otros grupos internacionales.

Moscú ha estado intentando mejorar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia desde que Donald Trump asumió la presidencia en 2016, y la élite política rusa calificó como victoria la cumbre del mes pasado entre los principales mandatarios de las naciones en Helsinki, Finlandia.

Rusia reaccionó rápidamente al comunicado estadounidense, argumentando que las sanciones eran ilegales y hostiles. También hizo hincapié en que la decisión va en detrimento de la atmósfera “constructiva” del encuentro de Trump y Putin en Finlandia.

El Gobierno de Estados Unidos impondrá nuevas sanciones a Rusia en respuesta al presunto ataque de Moscú contra el exespía Sergei Skripal en Gran Bretaña, argumentando que el Kremlin usó armas químicas para tal efecto, informaron este miércoles fuentes oficiales a medios estadounidenses.

Según los reportes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, rubricó la evaluación sobre la violación por parte de Rusia del derecho internacional al envenenar a Skripal y a la hija del mismo en marzo pasado.

Aunque Estados Unidos se unió a varios países europeos para culpar públicamente a Moscú pocos días después del ataque, la Administración del presiente Donald Trump nunca emitió la determinación formal que desencadena sanciones automáticas en virtud de una ley estadounidense contra el uso de armas químicas.

Esta medida llega con cinco meses de retraso desde que ocurrió el suceso y en medio de las acusaciones de Trump al fiscal especial Robert Mueller, quien lidera la investigación federal sobre la llamada trama rusa, por la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016.

Mueller también investiga la posible coordinación de la campaña de Trump con el Kremlin para perjudicar a la entonces aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, algo que el multimillonario ha calificado de “cacería de brujas”.

La imposición de sanciones, cuyos detalles aún se desconocen, ayudará al relato del Gobierno estadounidense sobre su relación con Moscú, en el que alega que una buena relación con el presidente ruso, Vladimir Putin, beneficia al país, pero a la vez defienden que a Estados Unidos no le tiembla la mano contra el Kremlin si es necesario.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, insistió hoy en que su departamento está colaborando con otras agencias gubernamentales para evitar posibles injerencias extranjeras en las próximas elecciones, que dijo, podrían proceder de “más allá de Rusia”.

“Prefiero no entrar en detalles porque de hacerlo nuestros adversarios estarían sobre aviso y nuestros adversarios pueden ser otros más allá de Rusia. No estamos centrados en un único país”, declaró Mattis, poco antes de reunirse en el Pentágono con el ministro de Defensa del Reino Unido, Gavin Williamson.

El funcionario estadounidense subrayó que el Departamento de Defensa está prestando apoyo al de Seguridad Nacional con el objetivo de evitar que agentes externos puedan “corromper o violar” la integridad de los comicios legislativos del próximo mes de noviembre.

Mattis citó las pasadas elecciones presidenciales, celebradas en 2016, como un claro ejemplo, en el que países como Rusia, “y posiblemente otros”, intentaron influir en los comicios y, de hecho, llegaron a “corromper parte del proceso”.

Cuestionado sobre si ve la mano del Kremlin en aquella campaña que tenía por objetivo socavar la democracia estadounidense o bien considera que los ataques procedieron de agentes particulares movidos por intereses turbios, el secretario se mostró contundente.

“Creo que existió apoyo oficial ruso, sin embargo, no fue exclusivo. También se produjeron otras acciones que no necesariamente están directamente adscritas a funcionarios rusos. Pero hemos realizado un seguimiento y al menos parte de dichas acciones nos lleva al Gobierno ruso”, aseguró el colaborador de Donald Trump.

 

El presidente  estadounidense, Donald Trump, admitió a través de Twitter que su hijo se reunió con una abogada rusa en la Torre Trump en 2016 para obtener información sobre un oponente, pero aseguró que se trató de un acto legal.

“Fue una reunión para obtener información sobre un oponente, totalmente legal y que se hace todo el tiempo en política, y no sirvió. ¡Yo no sabía sobre esto!”, escribió a través de su red social favorita.

Se trata del reconocimiento más directo del mandatario sobre que el motivo de la reunión de junio de 2016 fue encontrar información comprometedora sobre Hillary Clinton, su rival demócrata para la presidencia.

La reunión ha sido sometida a un intenso escrutinio por parte del fiscal especial Robert Mueller, quien está investigando si los miembros de la campaña de Trump coludieron con Rusia para influir en las elecciones de 2016 a favor del republicano.

Donald Trump  Jr.  aseguró en julio de 2017, que la reunión era principalmente sobre las adopciones por parte de estadounidenses a niños rusos, posteriormente admitió que aceptó la reunión con Veselnitskaya, con la esperanza de obtener información que dañara a Clinton, pero aseguró que no obtuvo nada de eso.

 

 

Con información de Agencias / Foto: Twitter

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, exhortó este miércoles al Fiscal General y Secretario de Justicia, Jeff Sessions, a que ponga fin a la investigación en marcha sobre la alegada injerencia de Rusia en las elecciones de 2016.

“Es una situación terrible y el Fiscal General Jeff Sessions debería interrumpir esta cacería de brujas ahora mismo, antes que manche aún más a nuestro país”, expresó Trump en Twitter, en referencia a la investigación que conduce el Fiscal Especial Robert Mueller.

Trump sostuvo que la llamada colusión con Rusia es una de las historias más exitosas del país, pues es un “engaño total”.

Señaló también que el informe que supuestamente establece la relación entre él y Rusia fue pagado por el partido Demócrata “y fue usado para comenzar esta Cacería de Brujas. ¡Es una vergüenza!”, remató.

 

Este viernes, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que invitó a su homólogo estadounidense, Donald Trump, a Moscú y que ambos estaban dispuestos a nuevos encuentros, aunque debían prepararse las condiciones para llevarlos a cabo.

Cabe recordar que Putin y Trump se reunieron en Helsinki la semana pasada, pero el mandatario estadounidense enfrentó una ola de críticas a su regreso a Estados Unidos por el manejo de la reunión con su par ruso.

En un encuentro con periodistas durante una cumbre del bloque de países BRICS en Sudáfrica, Putin dijo que las llamadas telefónicas entre Moscú y Washington no eran suficientes y que ambos lados necesitaban reunirse otra vez para hablar sobre asuntos como el acuerdo nuclear de Irán y conflictos globales.

El FBI cree que un exasesor de campaña de Donald Trump estaba “colaborando” con Rusia mientras trabajaba para influir en las elecciones presidenciales de 2016, revelaron documentos secretos entregados a organizaciones noticiosas estadounidenses.

El presidente de Estados Unidos respondió el domingo calificando a las escuchas telefónicas a su ex asistente como parte de una conspiración partidista e “ilegal” porque parte de las informaciones manejadas por el FBI provenían de fuentes demócratas.

“Se podría decir cada vez más que la Campaña Presidencial de Trump fue ilegalmente espiada (vigilada) para que obtuviesen beneficios políticos la deshonesta Hillary Clinton” y los demócratas, escribió en Twitter el presidente, sin brindar más detalles al respecto.

Carter Page, asesor en política exterior del equipo de Trump durante la campaña presidencial de 2016, es mencionado directamente en un documento del organismo encargado de controlar la vigilancia de los espías, la Foreign Intelligence Surveillance Court, fechado en octubre de 2016, según elementos publicados por el diario The New York Times.

“El FBI piensa que Page fue objeto de reclutamiento por parte del gobierno ruso”, señala el texto escrito por un funcionario de la policía federal estadounidense.

En el documento, redactado un mes antes de la victoria de Trump, el FBI dice creer que “los esfuerzos del gobierno ruso son coordinados con Page y tal vez con otros individuos asociados a la campaña del Candidato #1”, en referencia al postulante republicano.

“Page estableció relaciones con funcionarios del gobierno ruso, incluidos agentes de inteligencia”, agrega el texto. Carter Page, que hasta ahora no ha sido inculpado, dijo este domingo a la cadena CNN: “No, nunca he sido un agente de un poder extranjero”.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

El arresto en Estados Unidos de Maria Butina, una mujer rusa acusada de haber intentado, en secreto, tener influencia en organizaciones políticas estadounidenses a cuenta de Rusia, es “inaceptable”, declaró este sábado el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.

En una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, Lavrov “subrayó que las acciones de las autoridades estadounidenses que detuvieron a la ciudadana rusa en virtud de unas acusaciones falsas son inaceptables”, indicó en un comunicado el ministerio ruso de Relaciones Exteriores.

Lavrov también señaló que era “necesario liberarla lo antes posible”, según el ministerio.

Maria Butina, de 29 años, fue arrestada en Estados Unidos por haber actuado “como agente responsable de un gobierno extranjero”. Está acusada de haber “infiltrado organizaciones” políticas “para promover los intereses de la Federación de Rusia”, según el acta de acusación, que menciona una “organización que milita por el derecho a portar armas”.

La joven, que asegura ser no culpable, compareció el miércoles ante un tribunal de Washington. Podría enfrentar al menos diez años de prisión.

Incluso el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, cambia su foto de perfil en Twitter por una de Butina, acompañada del hashtag #FreeMariaButina.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

Tras la reunión que sostuvieron en Finlandia el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, así como de la polémica declaración del magnate sobre la negación de una injerencia rusa en los comicios estadounidenses, la revista Time, fusionó los rostros de ambos líderes para su portada de julio.

La publicación presenta un texto titulado “Trump buscó una reunión con Putin. Obtuvo más de lo que negoció”, de Brian Bennett, el cual inicia en su primer párrafo con la pregunta: “¿En quién creyó más Trump?”.

Esto, debido a lo declarado por el presidente estadounidense el pasado 16 de julio en Helsinki, en una conferencia con Putin, acerca de que “él no veía ninguna razón por la cual el gobierno ruso interferiría en las elecciones estadounidenses”, pese a que recibió un informe de autoridades de su país sobre este hecho que confirmaba la injerencia rusa.

De acuerdo con Time, días antes de la reunión, el Fiscal general Adjunto Rod Rosenstein informó al magnate sobre una acusación en contra de 12 oficiales de los servicios de inteligencia militar de Rusia por haber ejecutado elementos clave del ataque de 2016.

“Los cargos, recopilados por el abogado especial, Robert Mueller, y puestos a disposición del público el 13 de julio, fueron minuciosos en sus pruebas, condenativas en sus conclusiones y basados, al menos en parte, en la profunda penetración de los servicios de inteligencia de Rusia por parte de sus contrapartes estadounidenses”, detalla el texto.

Y destaca que incluso a los propios rusos sorprendió la declaración de Trump y, más allá de eso, su falta de confianza en sus agencias de inteligencia.

La revista critica también los calificativos que el presidente de Estados Unidos utilizó para referirse a Putin como: “un buen competidor”.

Cabe recordar que ya el pasado 21 de junio, Time también dedicó su portada a Trump a causa de su política ‘tolerancia cero’ que incluía la medida de separar a familias de migrantes sin papeles al cruzar la frontera.

En entrevista con el noticiero “CBS Evening News”, el presidente estadounidense Donald Trump señaló que en caso de ser cierta la presunta interferencia del gobierno de Rusia en las elecciones norteamericanas, el presidente Vladimir Putin sería el “responsable”.

Otra vez, Trump cambió sobre la marcha sus declaraciones previas y afirmó que en “numerosas ocasiones” ha señalado que Rusia intervino en las elecciones del 2016.

Ahora, en entrevista con el conductor Jeff Glor, Trump señaló que en caso de que se compruebe esta interferencia, el reponsable llevará como nombre Vladimir Putin.

“(Lo tomaría como responsable) porque está a cargo de su país. De igual manera como yo me considero responsable de las cosas que pasan en este país. Así que, ciertamente, como líder de ese país, deberías considerarlo responsable, sí”, señaló Trump.

Estos comentarios fueron hechos luego de que Trump recibiera fuertes críticas tras afirmar que “no tenía razones” para creer que el gobierno ruso hubiera interferido en el proceso electoral en donde él resultó ganador, hace dos años.

El mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este miércoles que su país nunca ha tenido un Presidente más “firme” que él mismo respecto a la relación con Rusia.

“Nunca ha habido un presidente más firme con Rusia de lo que he sido yo”, dijo Trump a periodistas en La Casa Blanca. Añadió que es algo que el mandatario ruso “lo sabe mejor que nadie”.

Pese a asegurar su firmeza con Putin, sostuvo que “nos estamos llevando muy bien”.

Las declaraciones de Trump han sido tomadas como un nuevo esfuerzo para superar la controversia que generó su reunión con Putin este lunes en Helsinki.

Adicional indicó que “no cree” que Rusia siga interfiriendo en el sistema político estadounidense, lo que una vez más contradice la posición del director de las agencias de inteligencia del país, Dan Coats.

Sin embargo para La Casa Blanca la “amenaza” que representa Rusia aún existe para la democracia estadounidense.

 

Con información de Agencias / Foto: Archivo APO