Tag

Rusia

Browsing

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados se reunirán el próximo lunes por videoconferencia para analizar la fuerte caída de los precios del petróleo provocada por la crisis del coronavirus.

Arabia Saudita, el principal productor del grupo había pedido el jueves «a instancias de Estados Unidos», una reunión urgente de la Organización y sus socios, entre ellos Rusia, para alcanzar «un acuerdo equitativo que restablezca el equilibrio de los mercados petroleros», según la agencia oficial saudita SPA.

«Azerbaiyán fue invitado a una reunión de los ministros de la OPEP y de países no miembros por videoconferencia el 6 de abril para estabilizar el mercado petrolero», indicó por su parte en un comunicado el ministro de Energía de este país.

Según el gobierno de Bakú, la reunión se celebra por invitación de Arabia Saudita tras negociaciones con el presidente estadounidense Donald Trump. El objetivo será adoptar «una nueva declaración de cooperación».

Una fuente rusa citada por la agencia pública Ria Novosti también habló de la fecha del 6 de abril y afirmó que la reunión servirá para hablar sobre una reducción de la producción de unos 10 millones de barriles al día.

Según otra fuente rusa citada por la agencia TASS, el regulador estadounidense fue invitado a participar en la reunión.

El presidente Trump habló la tarde de ayer de un posible acuerdo entre Arabia Saudita y Rusia, en plena guerra de precios del petroleo, para reducir la producción en unos diez millones de barriles al día.

Rusia, segundo productor mundial pero que no es miembro de la OPEP, rechazó el mes pasado la posibilidad de una reducción de la producción mundial de crudo para compensar la caída de la demanda provocada por la pandemia de coronavirus.

Ayer, los precios del barril se dispararon después de que Trump diera a entender que existía la posibilidad de este acuerdo.

El presidente ruso Vladimir Putin dijo este miércoles que se postergará el voto por su reforma constitucional a raíz de la pandemia de coronavirus, y declaró asueto laboral la semana próxima para frenar la expansión del virus.

«Creo que la votación tiene que ser postergada», afirmó Putin en referencia al plebiscito previsto para el 22 de abril en un poco frecuente discurso retransmitido por la televisión.

Frente al covid-19, «lo más seguro actualmente es estar en casa», afirmó.

Putin anunció que los rusos no trabajarán la semana que viene, hasta el 5 de abril, para «desacelerar» la propagación del Covid-19.

La reforma constitucional apunta a permitirle a Putin volver a presentarse en la elección presidencial de 2024. Y aunque se tomó dicha decisión, el presidente no decretó el confinamiento total como se está haciendo en muchos países.

Los comercios y la administración pública permanecerán abiertos.

«No se fíen al azar. Esto puede afectar todo el mundo, lo que ocurre en otros países puede ser nuestro futuro cercano», afirmó Putin.

Putin también anunció una serie de medidas económicas para las empresas y los trabajadores, afirmando que la «economía rusa está bajo fuerte presión debido a las consecuencias de la epidemia».

En particular, el presidente decretó la renovación automática de todas las ayudas sociales durante seis meses, un aumento del seguro de paro y una pausa en los rembolsos de los préstamos contraídos por los particulares.

Para las empresa, Putin anunció un aplazamiento de seis meses para el pago de los impuestos.

«Todas las medidas que se adoptan y adoptarán funcionarán, tendrán resultados, si nos mostramos unidos y comprensivos ante la actual situación», dijo Putin al hacer un llamado a la «solidaridad».

El número de casos declarados oficialmente en Rusia no ha dejado de aumentar, aunque es bajo con respecto a Europa occidental. El país reporta 658 casos confirmados de Covid-19.

Los diputados rusos entraron este martes a la segunda lectura las enmiendas constitucionales impulsadas por el presidente Vladimir Putin, que incluyen la posibilidad de permitir al jefe del Estado que vuelva a ser candidato a la presidencia.

El texto fue aprobado por 382 votos a favor, 44 abstenciones y ningún voto en contra en la Duma, la cámara baja del Parlamento. La tercera y última lectura tendrá lugar el miércoles e inmediatamente después, el texto será sometido al visto bueno de la cámara alta, el Consejo de la Federación.

El texto será luego sometido a «votación popular» por los rusos el próximo 22 de abril.

Las enmiendas afectarán al sistema político, las garantías socioeconómicas y afianzarán los valores sociales conservadores que propugna el presidente ruso.

Esta primera revisión de la Constitución desde su adopción en 1993, anunciada por sorpresa por Putin, de 67 años, en enero, es considerada además como una forma de preparar al presidente para 2024, fecha en la que culmina su último mandato como jefe de Estado y en teoría ya no podría presentarse a la reelección presidencial.

Sin embargo, Putin afirmó este martes que será el Tribunal Constitucional el que decida si puede volver a presentarse.

El presidente ruso consideró, ante el parlamento, que es «posible reinicializar» el período que limita a dos los mandatos presidenciales, tras la adopción de la revisión constitucional, a condición de que «los ciudadanos la aprueben» y que «el Tribunal constitucional confirme que ello no es contrario a la ley fundamental».

Por otra parte, este martes Putin dijo que se opone a la celebración de elecciones legislativas anticipadas, deseadas por muchos diputados en el marco de la profunda reforma constitucional que impulsa el jefe de estado.

Estas enmiendas constitucionales, como las que refuerzan las prerrogativas del presidente o el rol del Consejo de Estado, órgano hasta ahora consultivo, ya fueron adoptadas de forma unánime por los diputados en enero, en primera lectura.

Vladimir Putin ha sometido desde entonces 24 páginas suplementarias que serán debatidas desde este martes.

Para muchos analistas, esta reforma deja a Putin un máximo de puertas abiertas para preservar su influencia y perennizar el sistema que ha construido a lo largo de los últimos 20 años en el poder.

La reforma del Consejo de Estado fue, al respecto, muy controvertida, pues muchos ven en ella la institución mediante la cual Putin podría mantener el control si es que tuviera que salir del Kremlin.

Las enmiendas refuerzan además ciertos poderes del presidente, que podrá por ejemplo rehusar promulgar una ley adoptada por dos terceras partes de los diputados, o nombrar jueces.

Otra innovación es que los jueves y los dirigentes políticos de nivel federal no podrán poseer una nacionalidad extranjera o un permiso de residencia en otro país.

Al respecto, el partido Rusia Unida anunció hoy, en la Duma estatal, que apoyará una enmienda constitucional que permitiría al actual mandatario, Vladimir Putin, ser reelegido en 2024.

El líder de Rusia Nueva, Sergey Neverov, afirmó en conferencia de prensa que su partido está a favor de la iniciativa de su congresista Valentina Tereshkova.

Los precios del petróleo se hundieron este lunes cerca de un 30%, su caída más fuerte desde la guerra del Golfo en 1991, después de que Arabia Saudita desatara una guerra de precios con grandes rebajas de sus barriles de crudo.

La semana pasada la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderada por Arabia Saudita, y sus socios petroleros, encabezados por Rusia, no lograron un acuerdo para reducir la producción y apoyar los precios, en un contexto de caída de la demanda por el coronavirus.

Rusia, el segundo productor mundial de petróleo y que no es miembro del cártel, se negó a una nueva reducción colectiva de esos 23 países (la llamada OPEP+) de 1.5 millones de barriles al día, como proponían los sauditas.

Como consecuencia, y tras el fracaso de las negociaciones, Arabia Saudita decidió aplicar ayer el mayor recorte de sus precios del barril en 20 años, indicó el domingo la agencia Bloomberg News, provocando además una tormenta en los mercados.

Los sauditas recortaron así entre 4 y 6 dólares el precio de sus barriles para entrega en abril con destino a Asia y en 7 dólares los destinados a Estados Unidos, indicó Bloomberg.

La petrolera nacional Aramco redujo además el barril de Arabian Light a un precio sin precedentes de 10.25 dólares, según la agencia.  El desacuerdo ya hizo caer los precios del crudo un 10% el viernes.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) publicó este lunes una previsión a la baja de la demanda mundial de petróleo para 2020, que sería la primera desde 2009.

Las bolsas también cayeron en Asia, en el Golfo y en Europa. La bolsa de Riad, la más importante del Golfo, cedió 9.2% en la apertura mientras que el precio de la petrolera nacional Saudi Aramco cayó un 10%, muy por debajo de su precio de entrada en bolsa en diciembre.

Los índices europeos abrieron en rojo, de París a Londres, pasando por Milán. En la capital financiera de Italia, aislada para intentar frenar la propagación del nuevo coronavirus, el principal índice perdió más de un 8% poco después de la apertura.

La bolsa de Tokio también se vio afectada, en particular por el aumento del valor del yen, que afecta negativamente a las exportaciones, y el Nikkei cerró con una caída del 5.07%, un récord desde febrero de 2018. Las bolsas chinas también terminaron a la baja, igual que las del Golfo.

Los mercados temen ahora una crisis de la economía real, a medida que la epidemia de coronavirus afecta a las cadenas de producción de todo el planeta, obliga a cancelar vuelos y eventos profesionales y hace caer el turismo.

La caída en las bolsas podría además provocar dificultades de financiación para la economía real, como ya ocurrió en la crisis financiera de 2008.

La campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha demandado al diario The New York Times (NYT) por difamación y ha acusado al periódico de publicar intencionadamente una historia «falsa» relacionada con las investigaciones sobre las interferencias de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.

Trump ha puesto la demanda en la Corte Suprema de Manhattan y busca millones de dólares por daños porque, a su juicio, el rotativo neoyorquino publicó «falsamente» que había una «conspiración con Rusia» como un hecho verídico.

Los hechos se remontan al 27 de marzo del pasado año y la campaña del presidente estadounidense hace alusión a un artículo del periodista Max Frankel titulado «The Real Trump-Russia Quid Pro Quo» («El quid pro quo real entre Trump y Rusia» o «El ‘una cosa por otra’ real entre Trump y Rusia»).

En un comunicado, la asesora jurídica de la campaña de Trump, Jenna Ellis, expresó que han decidido demandar porque el New York Times dijo que la campaña tenía un «acuerdo general con la oligarquía de Vladimir Putin para ayudar a la compaña contra Hillary Clinton a cambio de una política exterior pro-Rusia y un alivio en las sanciones económicas».

Para Ellis, la información publicada en el Times era «cien por cien falsa y difamatoria» y a juicio de la campaña del presidente el diario neoyorquino lo publicó siendo consciente en el momento «de la falsedad».

Según la asesora jurídica, el New York Times tenía el propósito intencional de dañar la campaña, mientras engañaba a sus propios lectores en el proceso.

El artículo de Frankel hacía referencia a la investigación del exasesor especial Robert Mueller, que intentó documentar las evidencias de una campaña de «hackeos» por parte de Rusia agravada con propaganda en las redes sociales que supuestamente buscaban impulsar la candidatura de Trump en 2016 y dañar a su oponente demócrata Hillary Clinton.

Aunque el informe documentó numerosos contactos entre personas asociadas a la campaña de Trump con personas vinculadas a Rusia, Mueller no encontró pruebas suficientes para mostrar una conspiración criminal entre el equipo de Trump y Rusia.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, apoyó la propuesta de celebrar una consulta popular sobre su reforma constitucional el próximo 22 de abril, declaró hoy el diputado Pável Krashenínnikov.

«Vladímir Putin acaba de expresar su conformidad, por lo cual partimos de esto», dijo a la prensa el también copresidente del grupo de trabajo para las enmiendas a la Constitución rusa.

El legislador añadió que esta votación se celebrará el 22 de abril, día que será declarado no laborable, y se vinculará a los festivos previstos por el Código Laboral.

Esta fecha se viene manejando desde el 11 de febrero pasado, cuando fuentes del grupo de trabajo que estudia las enmiendas a la Constitución propuestas por Putin el pasado 15 de enero en su discurso sobre el estado de la nación informaron de que «efectivamente» la votación podría celebrarse el 22 de abril, miércoles.

En el pasado se habló también del 12 de abril, día en que Yuri Gagarin, el primer cosmonauta de la historia, dio la vuelta a la Tierra; del 19 de abril, en que se celebra la Pascua ortodoxa, y del 26, en que se recuerda la catástrofe nuclear de la central de Chernóbil.

En todo caso, la idea es que los rusos acudan a votar antes del 9 de mayo, cuando se celebrará el 75º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi.

En principio, habría que aprobar una ley especial para convocar la consulta popular en día de semana.

Tras hacerse pública la propuesta de celebrar la consulta popular el 22 de abril, el día en que se cumplirán 150 años desde el nacimiento del fundador de la Unión Soviética, Vladímir Lenin (1870), los comunistas expresaron su rechazo a esta elección.

El líder de los comunistas rusos, Guennadi Ziugánov, aseveró que hay otras fechas para esta consulta y «no hay que correr con la aprobación de la Constitución».

Putin es el principal impulsor de esta reforma. Entre las propuestas figura limitar el número de mandatos presidenciales y revisar el actual equilibrio de poderes, para que el Gobierno sea nombrado por el Parlamento y no por el jefe de Estado.

Putin ha rechazado que vaya a aspirar a un nuevo mandato en el  Kremlin, pero no ha descartado por ahora seguir en la vida política  rusa. A finales de diciembre de 2019 cumplió 20 años en el poder, en  su mayoría como presidente salvo un paréntesis de cuatro años en los que, por ley, se vio forzado a seguir como primer ministro.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, afirmó este martes que su reciente propuesta de revisión constitucional no tiene como finalidad «prolongar su poder» luego de que concluya su mandato en 2024.

«Las enmiendas que propuse son simplemente dictadas por la vida (…) He adquirido la certeza al ejercer mis funciones de presidente y de jefe de gobierno que algunas cosas no funcionan como deberían», declaró Putin.

En una reunión con representantes de la sociedad civil transmitida por la televisión, Putin negó que busque prolongar su permanencia en el poder como han acusado sus detractores.

«¿Deberíamos prolongar el poder del actual presidente? Pienso que no», agregó Putin, quien no puede volver a presentarse en 2024 a la presidencia, pues alcanzó el límite constitucional de dos mandatos consecutivos.

Putin sorprendió en enero al proponer una serie de cambios que transfieren al Parlamento prerrogativas como la designación del primer ministro, refuerza poderes del presidente y el papel del Consejo de Estado, hasta ahora un órgano consultativo.

Al respecto, los diputados rusos aprobaron el jueves por unanimidad y en primera lectura todas las enmiendas constitucionales. El presidente dijo el martes que espera que el texto sea adoptado definitivamente de aquí a poco más de tres meses.

Las reformas deben ser sometidas a votación de los rusos, pero no ha sido anunciado ni en qué forma ni cuando.

Para muchos analistas, Putin organiza con esta reforma el período posterior a 2024, cuando termine su mandato, dejándose un máximo de puertas abiertas para preservar su influencia en el país que dirige, como presidente o primer ministro, desde hace 20 años.

Se han confirmado dos casos de infectados por coronavirus en Rusia, afirmó hoy la viceprimer ministra rusa para la salud, Tatyana Golikova.

«Dos pacientes con una nueva infección por coronavirus han sido identificados en la Federación de Rusia, en el territorio Trans-Baikal y la región de Tyumen», dijo durante una sesión informativa reportada por la agencia Sputnik.

De acuerdo con la agencia rusa TASS, los dos ciudadanos chinos infectados se han aislado inmediatamente y se les ha proporcionado la asistencia necesaria.

Golikova adelantó que comenzarán la evacuación de ciudadanos rusos de la ciudad china Wuhan, capital de la provincia de Hubei, hasta ahora considerado como lugar donde se originó el virus.

Según la funcionaria rusa, se está elaborando un plan para evitar la importación de coronavirus en el país, y pronto se presentará al primer ministro ruso, Mikhail Mishustin.

Hasta ahora, Rusia ha tomado la decisión de limitar vuelos a China aunque el servicio federal al consumidor ruso (Rospotrebnadzor, por su nombre en ruso) ha declarado que no hay riesgo de propagar el virus.

Este anuncio ocurre horas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, discutió el tema del coronavirus con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Por su parte el gobierno italiano declaró hoy estado de emergencia de seis meses como consecuencia del riesgo para la salud asociado con el coronavirus, tras confirmarse los dos primeros casos en el país.

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara emergencia internacional, “hemos activado los instrumentos reglamentarios de precaución proporcionados en nuestro país en estos casos, como ya sucedió en 2003 con motivo de la infección del Sars», declaró el Ministro de Salud italiano, Roberto Speranza.

Los infectados son una pareja de turistas chinos de Wuhan que aterrizaron en Milán el 23 de enero y se hospedaron cuatro días en un hotel de la capital italiana.

«Estamos casi completamente seguros de que no hay otras infecciones», dijo Giuseppe Ippolito, director científico del hospital Spallanzani en Roma, donde están hospitalizados la pareja de turistas..

Mientras tanto, un ciudadano francés evacuado en avión junto con otros 180 conciudadanos de la ciudad china de Wuhan fue hospitalizado en su país con síntomas del nuevo coronavirus, anunció este viernes la ministra de Salud, Agnès Buzyn.

Tras aterrizar en una base militar en Istres (sureste de Francia), «la persona fue trasladada inmediatamente al hospital y será examinada», dijo la ministra en una rueda de prensa.

El avión fue el primero enviado por Francia para evacuar a los franceses de Wuhan, el epicentro del brote del nuevo coronavirus. Los pasajeros restantes fueron trasladados a un centro de vacaciones en el que permanecerán 14 días confinados.

El jueves, las autoridades confirmaron un sexto caso de coronavirus en Francia, un doctor que fue infectado por una persona que había viajado desde China.

A la par, más de 40,000 trabajadores de un complejo industrial chino en Indonesia fueron puestos en cuarentena para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

El grupo PT Indonesia Morowali Industrial Park aisló desde el fin de semana sus instalaciones de extracción de níquel y sus fábricas de acero inoxidable en la isla de Célebes e impide a sus empleados, que son 43.000, entrar o salir sin autorización escrita.

Finalmente, el microbiólogo español Francisco Martínez Mojica, «padre» de la herramienta de edición genética CRISPR, apuntó este viernes la posibilidad de que el coronavirus pueda ser un «virus mutante» y haya «escapado» de un laboratorio de Wuhan (China).

«No me extrañaría que simplemente fuera un virus mutante», dijo a la prensa Mojica. Los virus mutan muchísimo y, cuando no se controlan exactamente, «no sabes dónde» te pueden «atacar, y «éste puede ser un caso de estos», explicó este científico de Universidad española de Alicante, varias veces favorito a los Premios Nobel.

El virus apareció, recordó Mojica, en una ciudad (Wuhan) donde hay «una laboratorio de investigación con virus patógenos y sobre el cual ya saltaron unas cuantas alarmas desde otro centro de investigación, sobre todo de los Estados Unidos, diciendo que, a lo mejor, no reunía todos los requisitos de seguridad».

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró este jueves al presidente ruso Vladimir Putin que el polémico plan presentado el martes por Donald Trump era «una oportunidad única» de resolver el conflicto israelo-palestino.

Putin, que recibió a Netanyahu en el Kremlin, no hizo comentarios al inicio de esta reunión.

«Usted es el primer dirigente con el que hablo del ‘acuerdo del siglo’ de Donald Trump (…) Pienso que hay ahí quizás una oportunidad única y quiero hablar con usted de esto y escuchar también su opinión», dijo Netanyahu.

Rusia no comentó en detalle hasta el momento la propuesta de Trump, pero sí destacó que le parecía que entraba en contradicción con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Moscú también instó al diálogo directo entre israelíes y palestinos para lograr «un compromiso mutuo aceptable».

Este plan hace muchas concesiones a Israel, sobre todo reconoce el derecho israelí de anexar colonias en Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, concretamente en el estratégico y fértil valle del Jordán.

Los diputados rusos confirmaron este jueves por una abrumadora mayoría como nuevo primer ministro a Mijail Mishustin, quien dijo que era prioritario recuperar «la confianza entre las autoridades y las empresas».

Mishustin recibió 383 votos a favor, ninguno en contra y 41 abstenciones. «La decisión está tomada» dijo el presidente de la Duma rusa, Viatcheslav Volodin tras la votación.

«Es necesario estimular el crecimiento de las inversiones y recuperar la confianza entre las autoridades y las empresas» para reactivar la economía rusa, dijo Mishustin ante los legisladores poco antes de la votacion.

Mishustin, quien venía desempeñándose como jefe de la oficina recaudadora de impuestos, aseguró que tal como lo indicó Vladímir Putin, los cambios que se han propuesto son necesarios, pues la gente ya debería estar sintiendo mejorías reales.

También dijo a los diputados que el gobierno tenía una gran cantidad de trabajo por delante y estaría abierto a críticas constructivas.

Recordemos que ayer, Dmitry Medvedev, dijo que dejaría el cargo de Primer Ministro para darle espacio a Putin a fin de llevar a cabo los cambios. Y aunque no era a quien los medios y especialistas perfilaban, Putin sorprendió al pedir considerar la candidatura a Mishustin.

«El presidente Vladímir Putin mantuvo una reunión de trabajo con Mijaíl Mishustin y le propuso ocupar el cargo del primer ministro; tras obtener su consentimiento, presentó la candidatura de Mishustin para el puesto del primer ministro a la Duma de Estado», comunicó el servicio de prensa gubernamental la tarde de ayer.

Foto: Twitter

Vladimir Putin propuso este miércoles una votación en Rusia sobre profundos cambios constitucionales que darían mayor poder al Parlamento y al primer ministro ruso en detrimento del presidente, una medida que podría permitirle mantenerse en el poder tras abandonar el Kremlin.

Ante el anuncio de Putin, el gabinete presentó su renuncia. El primer ministro, Dmitry Medvedev, dijo que dejaría el cargo para darle espacio a Putin a fin de llevar a cabo los cambios.

Medvedev, un viejo aliado de Putin y expresidente, anunció su renuncia en la televisión estatal sentado junto al mandatario, quien le agradeció su trabajo.

La atención ahora se dirige a quién se convierte en el próximo primer ministro. Entre los posibles candidatos aparecía el alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin.

Sin embargo, Putin sorprendió al proponer considerar la candidatura del actual jefe del Servicio Federal de Impuestos ruso (FNS), Mijaíl Mishustin, para el puesto de primer ministro.

«El presidente Vladímir Putin mantuvo una reunión de trabajo con Mijaíl Mishustin y le propuso ocupar el cargo del primer ministro; tras obtener su consentimiento, presentó la candidatura de Mishustin para el puesto del primer ministro a la Duma de Estado», comunicó el servicio de prensa gubernamental.

El propuesto por Putin tiene un pasado corporativo pues anteriormente fue director del Catastro Federal, en la Agencia Federal de Zonas Económicas Especiales dentro del Ministerio de Desarrollo Económico. Quien fuera jefe del FNS desde 2010, ahora deberá ser refrendado por la Duma, cámara baja rusa.

Putin, de 67 años y quien ha sido mandatario o primer ministro desde 1999, renunciará en 2024 cuando finalice su cuarto periodo presidencial. Todavía no ha dicho qué planea hacer cuando expire su mandato, pero según la actual Constitución, que prohíbe a cualquiera cumplir más de dos mandatos presidenciales sucesivos, Putin tiene prohibido volver a presentarse de inmediato.

Putin dijo a la élite política del país, en su discurso anual sobre el estado de la nación, que está a favor de cambiar la Constitución para entregar a la Duma, la cámara Baja del Parlamento, el poder de elegir al primer ministro de Rusia y otros cargos clave.

«Por supuesto, estos son cambios muy serios al sistema político», dijo Putin, quien agregó que cree que el Parlamento y la sociedad civil están listos para los cambios. «Aumentaría el papel y la importancia del Parlamento del país (…) y la independencia y responsabilidad del primer ministro».

Los críticos han acusado a Putin durante mucho tiempo de planear quedarse en algún puesto para ejercer el poder después de que renuncie. Putin sigue siendo popular entre muchos rusos que lo ven como una fuente de estabilidad, incluso pese a que otros se quejan de que ha estado al mando demasiado tiempo.

Los críticos han sugerido que está considerando varias opciones para permanecer en el poder, incluso dar mayor peso al Parlamento par asumir como primer ministro después de 2024. Otra opción que a menudo se menciona es que encabece un Consejo de Estado, un organismo que Putin dijo el miércoles que debería recibir más poderes.

El procedimiento de destitución del presidente Donald Trump en el Congreso estadounidense por abuso de poder se basa en acusaciones «totalmente inventadas», dijo este jueves Vladimir Putin.

«Aún debe pasar al Senado, donde los republicanos son mayoría. Y es poco probable que quieran sacar del poder a un representante de su partido basándose en acusaciones totalmente inventadas», dijo Putin durante su rueda de prensa anual.

El presidente ruso consideró que la crisis que sacude a Washington era la «continuación de las luchas políticas internas» en Estados Unidos.

El líder ruso acusó que el partido que perdió las elecciones, el partido demócrata, intenta lograr sus objetivos usando otros medios y otras herramientas, acusando a Trump de complot con Rusia. «Y cuando queda claro que no fue así entonces inventan la historia de presión contra Ucrania», dijo Putin.

Y es que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la noche de ayer los cargos de abuso de poder y obstrucción del Congreso contra Trump, lo cual abre la vía para un juicio en el Senado para su destitución.

Trump se convirtió así en el tercer presidente de Estados Unidos en ser sometido a este tipo de juicio en el Senado, después de Andrew Jonhson en 1868 y de Bill Clinton en 1998.

Se necesitan al menos 67 votos en el Senado para una destitución. Los republicanos tienen 53 senadores actualmente.

El Kremlin dijo el viernes que espera que Washington no revele detalles confidenciales de las conversaciones telefónicas sostenidas entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, hizo el comentario tras ser consultado respecto a la difusión por parte de la Casa Blanca de una transcripción de la conversación telefónica del 25 de julio entre Trump y su par de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, que desencadenó una tormenta política en Estados Unidos.

Peskov afirmó que no es una práctica diplomática normal dar a conocer detalles confidenciales de tales llamadas y destacó que espera que las deterioradas relaciones con Washington no condujeran a una situación similar respecto a Rusia.

Y es que de acuerdo con Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, Trump habría presionado al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, investigar a Joe Biden, principal contendiente demócrata a La Casa Blanca, y a su hijo Hunter.

WordPress Lightbox Plugin