Tag

santa lucía

Browsing

Esta tarde se llevó a cabo la firma de un acuerdo de colaboración entre el gobierno federal, los gobiernos del Estado de México, Hidalgo y los municipios de Tecámac, Tizayuca, Jaltenco, Nexpantla, Tultepec y Tonanitla, para la planeación urbana y el ordenamiento territorial alrededor del nuevo aeropuerto internacional Felipe Ángeles.

A nombre del gobierno federal, el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Meyer Falcón, indicó que el convenio hará posible que el nuevo aeropuerto permita el desarrollo y bienestar de los pueblos aledaños al aeropuerto.

Subrayó que el tiempo en que los grandes proyectos de infraestructura eran impuestos desde un escritorio de forma autoritaria,  terminaron.

El funcionario afirmó que la construcción y operación del aeropuerto no profundizará las carencias ni los desafíos de la región; por el contrario, dijo, será un proyecto en beneficio de las familias mexiquenses e hidalguenses.

Acompañado de los gobernadores del Estado de México e Hidalgo, el titular de la Sedatu enfatizó que el Programa Territorial Operativo (PTO) contará con el diagnósticos demográfico, socioeconómico y ambiental que permita identificar los requerimientos de vivienda, infraestructura, equipamientos, áreas verdes, servicios públicos, inversiones, programas y proyectos específicos que mitiguen los efectos externos negativos, como el costo ambiental o la especulación sobre el suelo.

«El aeropuerto Felipe Ángeles será un proyecto consensuado, con una planeación ordenada que además de detonar la conectividad y economía de todo el país, abonará al desarrollo urbano y ordenamiento territorial de estos municipios. Santa Lucía no será un proyecto construido a partir de caprichos ni de decisiones unilaterales; a través de grupos de trabajo con los estados y los municipios se dará seguimiento puntual a los acuerdos derivados de las consultas a pueblos indígenas y las asambleas ejidales», enfatizó Román Meyer.

Las autoridades de la isla caribeña de Santa Lucía pusieron en cuarentena un crucero con alrededor de 300 pasajeros a bordo después de que se confirmara un caso de sarampión entre los tripulantes.

Según apunta la cadena de televisión estadounidense NBC, el barco podría pertenecer a la Iglesia de la Cienciología.

«El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa. Cualquiera que no esté inmunizado de forma adecuada puede contraer la enfermedad si ha habido un contacto estrecho con el caso confirmado», dijo en un comunicado la máxima responsable médica de la isla, Merlene Fredericks-James.

​»Por tanto, es probable que otras personas en el barco puedan haber estado expuestas», dijo, precisando que el médico a bordo ha puesto en aislamiento el caso confirmado, una integrante de la tripulación que se encuentra «estable».

«Debido al riesgo de una posible infección, no solo por el caso confirmado de sarampión sino también por otras personas que podrían estar en el barco en ese momento, pensamos que era prudente tomar una decisión para no permitir que nadie desembarque», señaló.

Según la responsable, las autoridades de Santa Lucía están en contacto con la Organización Panamericana de la Salud (PAHO) y la Agencia de la Salud Pública Caribeña (CARPHA).

El crucero comenzó la cuarentena el lunes por la mañana. El navío fue identificado como Freewinds, según dijo un sargento de la Guardia Costera de Santa Lucía a NBC News y que, según informes, es propiedad y está operado por la Iglesia de la Cienciología.

El Freewinds, de 134 metros, se utiliza para retiros religiosos de la Iglesia de la Cienciología desde 1988. La Iglesia de la Cienciología no ha expresado una posición específica sobre la administración de vacunas entre sus seguidores.

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio el banderazo para iniciar los estudios y trabajos preliminares para la construcción del aeropuerto “General Felipe Ángeles” en la Base Aérea Santa Lucía en Zumpango, Estado de México.

En un breve pronunciamiento, el mandatario recordó que la construcción estará a cargo del grupo de ingenieros de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y terminado en el 2021.

«La construcción de este nuevo aeropuerto, estoy seguro que se va a cumplir en tiempo y en forma. Que vamos estar inaugurando el nuevo aeropuerto en 2021 y que no se va ampliar el presupuesto destinado originalmente», afirmó elmandatario.

El presidente espera que su gobierno gaste menos del dinero que se tiene presupuestado, es decir, 68 mil millones de pesos de acuerdo a declaraciones del ingeniero encargado del aeropuerto, el general Gustavo Vallejo.

Ante funcionarios de su gabinete y gobernadores, López Obrador recordó que se decidió cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NACIM) en Texcoco porque estaría terminado en 2024, por corrupción y porque habrían cerrado el actual aeropuerto de la capital “Benito Juárez” y el de Santa Lucía.

«No se va a ampliar el presupuesto, que se estima una obra en 100 mil millones y termina costando 300 mil, no va a pasar lo que sucedió con el Tren Toluca-Ciudad de México, que se estimó en 30 mil millones y para terminarlo vamos a requerir un presupuesto adicional que en total va a significar 90 mil millones de pesos», aseguró el Jefe del Ejecutivo.

López Obrador recordó que se hizo una consulta con los pobladores de la zona y que es importante tener estudios de impacto ambiental, así como cumplir a cabalidad con la normatividad para no darle motivos a adversarios y conservadores para criticar la obra.

«Ya hasta se puede iniciar la construcción de las pistas pero estamos cuidando mucho, con mucha prudencia, no queremos dar motivos porque ahí andan observado todo lo que hacemos», comentó AMLO.

Autoridades federales informaron que como parte del proyecto aeroportuario que se llevará a cabo, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) va a tener una serie de modificaciones, con el fin de darle mayor amplitud y resolver el tema de la saturación.

“Va a tener una tercera terminal en el sitio que hoy ocupa el hangar presidencial, la Terminal 3, para tener más posiciones de contacto y una terminal adicional que se conectará con la Terminal 2”, indicó el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

Dentro de las modificaciones, especificó que se hará una modernización completa de los edificios, así como una reestructuración a los edificios que han tenido movimiento por el suelo mismo del aeropuerto.

Explicó que la Terminal 3 va a tener una conexión con la Terminal 2.

Sobre si las modificaciones permitirán recibir más usuarios, el funcionario indicó “en este momento no pretendemos tener muchos más, pero pretendemos darles una mayor comodidad y una mayor seguridad”, recordando que se atiende a 48 millones de pasajeros.

Al ser cuestionado sobre la operación simultánea que tendrán los tres aeropuertos, Jiménez Espriú dijo que ya se está trabajando en un estudio que se está ratificando con la empresa Navblue, sobre las posibilidades de interconexión entre los tres aeropuertos desde el punto de vista del espacio aéreo.

“El espacio aéreo no tendrá ninguna complicación. Vamos a tener la posibilidad de utilizar simultáneamente el aeropuerto actual de la Ciudad de México, el de Toluca y la primera pista, que deberá estar lista en tres años, del aeropuerto de Santa Lucía”, afirmó el titular de la SCT.

Luego de que durante la inauguración de la Feria Aeroespacial México 2019, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunciara que la construcción del aeropuerto de Santa Lucía comenzaría el próximo lunes, fue este viernes que tuvo que aclarar el dato.

“Adelanto, porque mi pecho no es bodega y siempre digo lo que pienso, que el lunes próximo vamos a iniciar ya la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México”, dijo AMLO el pasado miércoles.

Ante sus declaraciones, fue este viernes que el presidente López Obrador aclaró que el lunes va a visitar la base militar de Santa Lucía, pero para hacer la presentación del proyecto aeroportuario, pues la construcción comenzará hasta junio próximo, una vez que se tengan todos los requisitos, que es el argumento que han utilizado sus adversarios, sobre si ya tienen la declaratoria de impacto ambiental entre otros.

Al respecto, aprovechó para dar una “mala noticia” a sus detractores, “ya se hizo la consulta con los ciudadanos de la zona y aceptaron la construcción. Ni modo. Ya vamos avanzando poco a poco”.

AMLO defendió que el aeropuerto de Santa Lucía es un proyecto bien planeado, bien concebido, racional, eficaz y austero; y que llegó como la mejor alternativa al proyecto corrupto que la administración anterior quería llevar a cabo.

Y es que explicó que lo que querían los políticos era traficar con los terrenos de los dos aeropuertos (Santa Lucía y AICM), además de la inversión pública.

Lo que perseguían era “la urbanización de los terrenos; querían hacer una especie de Santa Fe en el actual aeropuerto, en los terrenos del actual aeropuerto, una avenida central lo que es la pista central, se la iban a llevar hasta el nuevo aeropuerto e iban a comercializar todos los terrenos”.

Autoridades del Gobierno Federal indicaron que, si bien será en junio de 2021 que se tendrán en operación el nuevo aeropuerto de Santa Lucía, será en un lapso de 50 años que la terminal aérea operará al 100%.

“Su máximo potencial de desarrollo será en 50 años”, es decir en 2069, dijo el General brigadier Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, director de la Escuela Militar de Ingenieros, y quien es el arquitecto constructor encargado del Aeropuerto ‘General Felipe Ángeles’.

El responsable del proyecto explicó que el presupuesto para la primera fase del aeropuerto es de 68 mil 367 millones de pesos más IVA, incluyendo la interconexión con el aeropuerto de la Ciudad de México.

Al respecto detalló que la interconexión entre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y Santa Lucía será de 48 kilómetros y se realizará en 35 minutos, e implicará un costo de construcción de 10 mil millones de pesos.

Vallejo Suárez afirmó que el Aeropuerto ‘General Felipe Ángeles’ moverá un flujo de pasajeros de 20 a 80 millones de personas.

Enfatizó que será una terminal aérea que operará las 24 horas del día con los más modernos sistemas de navegación con altos estándares de seguridad. “Será funcional, económico y sostenible, es necesario referir que esta planeación será escalable para satisfacer la demanda actual y futura de pasajeros”.

El nuevo aeropuerto en Santa Lucía comenzará a operar en junio de 2021, indicó el ingeniero Gustavo Vallejo, quien estará a cargo del proyecto de construcción.

«El aeropuerto en Santa Lucía va a ser inaugurado en junio del 2021», precisó.

La construcción de las pistas y de la terminal en la que ahora es la base aérea militar número 1, comenzará hasta que se cuente con los estudios de impacto ambiental.

La construcción del aeródromo estará a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), dependencia que tiene un presupuesto de 15 mil millones de pesos para iniciar las obras este año.

La actual administración estima que la obra terminada del aeropuerto, cuyo nombre será ‘Felipe Ángeles’, costará 68 mil 367 millones de pesos más IVA.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que en junio de este año se iniciaría la construcción del puerto aéreo en el municipio de Zumpango y afirmó que el lunes próximo visitará la zona de Santa Lucía.

Para 2021,añadió el presidente, también estará lista la remodelación del Aeropuerto internacional de la Ciudad de México (AICM), el cual va a tener una serie de modificaciones, con las que se le va a darle una mayor amplitud y se podrá resolver el problema de saturación en conjunto con los otros dos aeropuertos (Felipe Ángeles y Toluca).

Con esto, el Gobierno estima podrá resolver el problema de saturación que afecta al centro de la ciudad desde el 2014.

Luego del trabajo que publicó la revista Proceso en el que aseguró que el gobierno federal tendría que desembolsar por lo menos 8 mil millones de pesos adicionales a los 70 mil millones originalmente presupuestados para la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, debido a que el Plan Maestro presentado por el ingeniero y asesor José María Riobóo no tomó en cuenta un cerro cercano, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respondió a las críticas.

Reconoció que se están haciendo los ajustes necesarios al proyecto de la nueva terminal aérea, la cual iniciará construcción este lunes y llevará el nombre de Felipe Ángeles, un militar destacado, revolucionario que este año se cumplen cien años de su asesinato.

Recalcó que en dichos ajustes se está tomando en cuenta que no habrá corrupción ni fines de lucro.

“Nada más para que no nos confundan y deben de estarse haciendo los presupuestos más apegados a la realidad, antes eran anteproyectos, como es normal en estos casos, ahora ya se está hablando en términos de aeropuertos, ahora ya se está aterrizando. Ya se está viendo más el presupuesto”, señaló AMLO.

Sobre el tema del cerro que reporta Proceso, el presidente dijo que “claro que se tomó en cuenta el cerro. ¿Saben desde cuándo? Desde hace como 50 años que se construyó el aeropuerto militar de Santa Lucía, porque es el mismo aeropuerto”.

Incluso ironizó al respecto, pues dijo, “ya me imagino que el cerro existía, con todo respeto”, esto sobre los señalamientos que se hicieron sobre que no se tomó en cuenta.

Indicó que será la próxima semana cuando se dé a conocer todo el proyecto, y adelantó que cuando menos habrá un ahorro de 100 mil millones de pesos. También dijo que no habrá problemas con el agua, que ha sido otro de los temas que se han señalado en contra del proyecto de Santa Lucía.

“Vamos a resolver el problema de la saturación del actual aeropuerto en tres años, no en seis, como originalmente lo tenían contemplado (…) vamos bien, y estamos acostumbrados a enfrentar obstáculos y a resolver problemas”, finalizó.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que desembolsar por lo menos 8 mil millones de pesos adicionales a los 70 mil millones originalmente presupuestados para la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía, debido a que el Plan Maestro presentado por el ingeniero y asesor José María Riobóo no tomó en cuenta un cerro cercano que intervendría con la construcción de una de las pistas de la terminal.

De acuerdo con Proceso, un informe de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirma una serie de gastos no previstos en el proyecto original, entre los que se encuentra la presencia del Cerro de Paula, con una altura máxima de 2 mil 625 metros sobre el nivel del mar, y que se ubica a 10 kilómetros del terreno asignado para la construcción de la Pista 3.

El informe se titula Manifestación de Impacto Ambiental, modalidad regional, del Proyecto «Construcción de un aeropuerto mixto civil/militar con capacidad internacional en la base aérea militar No. 1”, y es firmado por el capitán Robinson Ismael Ramírez, encargado de Estudios Ambientales, y por ingenieros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Según lo establecido, el Gobierno de México deberá destinar 3 mil 30 millones de pesos para la compra de los terrenos ubicados en el cerro. Además, por la poca distancia de separación entre el obstáculo natural y la Pista 3, ésta será de uso exclusivo de los militares, a fin de evitar cualquier afectación a la operación de vuelos comerciales.

Otros 6 mil 275 millones de pesos extra serán erogados durante 2019 y 2020 por diversos conceptos, entre los que se incluye la pista colindante con el Cerro de Paula. A esos montos se suman otros 885 millones de pesos para los “Estudios de preinversión”.

De acuerdo con Proceso, los márgenes de costo van al alza, pues para el ejercicio fiscal 2019, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) aprobó 15 mil millones de pesos; sin embargo, la serie de adecuaciones realizadas por la presencia del Cerro de Paula, requiere elevar a 23 mil 415 millones de pesos los recursos necesarios para este año.

El Plan Maestro elaborado por Grupo Riobóo no tomaba en cuenta ninguno de los gastos extraordinarios y consideraba que con los 70 mil 342 millones de pesos, originalmente presupuestados, se podían edificar: el Edificio Central, la Torre de Control, los Hangares de Mantenimiento y la remodelación de las pistas 1 y 2.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) deberá buscar y, en su caso, dar a conocer los estudios realizados para determinar la viabilidad del aeropuerto de Santa Lucía, ordenó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

El organismo indicó que la Sedena debe informar las características topográficas del terreno; impacto y remediación ambiental; soluciones para pistas, áreas de rodaje y plataformas; estudios de viabilidad de trayectorias y conos de aproximación, aterrizaje y despegue.

“Es indispensable que la sociedad conozca información técnica sobre la construcción de dicha obra, ya que con ello las autoridades brindan seguridad de lo que se está construyendo, y que se cumple con la normatividad aplicable, que se cuenta con medidas de seguridad, por ejemplo, que el terreno es el adecuado para la construcción, brindando así certidumbre jurídica y confianza institucional”, afirmó la comisionada Blanca Lilia Ibarra Cadena quien presentó el asunto ante el Pleno.

Añadió que este asunto revela el interés de la ciudadanía en la agenda pública que impacta en el desarrollo político, económico y social del país y genera una mayor participación ciudadana, lo que propicia que las autoridades transparenten y rindan cuentas de su actuar.

Y es que la Sedena respondió a la solicitud de un particular a través de las Direcciones Generales de Ingenieros y Administración, que llevó a cabo una búsqueda exhaustiva de la información; sin embargo, no localizó en sus archivos información sobre los estudios de viabilidad del aeropuerto de Santa Lucía.

Los comisionados señalaron que en caso de que la información solicitada no se encuentre en los archivos del sujeto obligado, éste deberá informar al recurrente dicha situación y fundamentar los motivos de la inexistencia.

La Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República aprobó citar a comparecer al secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, para que informe los pormenores de la cancelación del aeropuerto en Texcoco y la construcción del nuevo en Santa Lucía, Estado de México.

Se precisó que el encuentro con el funcionario será el próximo martes 9 de abril, a las 17:00 horas.

Los integrantes de la comisión adelantaron que otros temas de controversia que analizarán con Jiménez Espriú, son el caso de la construcción del Tren Maya y el de Toluca-Ciudad de México.

Además, se discutirá con el funcionario federal sobre el tema de Mexicana de Aviación, con respecto a la situación laboral que aún enfrentan sus ex trabajadores.

Adicional aprobaron un exhorto dirigido también al titular de la SCT y a las autoridades competentes, a que remitan al Senado un informe sobre el costo total y estado en el que se recibió el avión presidencial “José María Morelos y Pavón”.

 

Al encabezar la Exporail 2019, el titutlar de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, dio a conocer que será la empresa Aeropuertos de París la responsable de elaborar el plan maestro de la nueva terminal aérea de Santa Lucía.

El funcionario federal señaló que a la par, Navblue es quien se encuentra realizando el estudio aeronáutico, y adelantó que ya contemplan aumentar los estudios relacionados con el proyecto, tales como como el de beneficio-costo, inversión e impacto ambiental.

Aprovechó para insistir en que la cancelación del Aeropuerto en Texcoco no fue un error, sino que se canceló porque «creemos que (Santa Lucía) es la mejor solución», aunque el gobierno justificara en su momento la cancelación del proyecto en atención a la opinión de los mexicanos en la consulta que se realizó al respecto.

Jiménez Esrpiú no precisó fechas de entregas o detalles del plan, sin embargo dijo que ya se ha avanzado en el proyecto.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que el aeropuerto de Santa Lucía será operado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con normas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En conferencia matutina desde Palacio Nacional, el mandatario señaló que ya se tomó la decisión de que esa terminal aérea lleve el nombre de General Felipe Ángeles, uno «de los pocos que se mantuvo leal al gobierno de Francisco I. Madero», puntualizó.

«Se va a llamar Aeropuerto Felipe Ángeles y va a estar, en efecto, operado por la Secretaría de la Defensa (…) es un aeropuerto civil operado por la Sedena y con las normas de la Secretaría de Comunicaciones, toda la parte normativa corresponde a la SCT», dijo.

Añadió que en el aeropuerto de Santa Lucía se tomarán en cuenta las recomendaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

La semana pasada, la IATA señaló que la operación de tres terminales dificultaría el negocio de las aerolíneas e impactaría en la economía; aunado que, de acuerdo con la experiencia global, la operación de aeropuertos en manos de militares no funciona.

En ese sentido, López Obrador dijo que escucharán y analizarán todas las recomendaciones que haga la industria aérea, aunque, puntualizó, que «muchas de esas organizaciones no son tan profesionales».