Tag

santa lucía

Browsing

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló sobre los amparos que están vigentes y que están frenando la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

El mandatario indicó que los amparos se van a resolver pronto, pues no tienen razón de ser.

«Esto es un asunto de nuestros adversarios, es un capricho de Claudio X. González y su grupo, que son los que promueven esto. No estoy inventando nada, ellos mismos lo sostienen, están en su derecho de expresarse, de manifestarse, de oponerse, nada más que no tienen razón», dijo AMLO.

Incluso dijo, ya se han desechado algunos amparos por parte del Poder Judicial, pues no tienen fundamento. Los calificó como «propaganda» que solo busca retrasar la obra.

En ese sentido, el presidente dijo que había que reconocer la situación y llamarlo por su nombre: «sí nos están afectando, también hay que decirlo, para que cada quien asuma su responsabilidad, nos afectan porque nos demoran los trabajos de Santa Lucía y también de la rehabilitación del lago Nabor Carrillo»

Finalmente López Obrador reiteró que todas las estrategias que se tienen en contra de los proyectos del gobierno federal son resultado de que la oposición no se ha podido articular y están, «derrotados moralmente».

Al asistir a Palacio Nacional al Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espirú, aseguró estar contento con el balance dado a conocer por parte del presidente, así como de ser parte del equipo de la Cuarta Transformación.

Aprovechó para comentar sobre el aeropuerto de Santa Lucía, el cual ha sido retrasado debido a los amparos que se han presentado en contra del proyecto.

Jiménez Espriú estimó que a más tardar en un mes se resolverán todos los amparos. «Esperamos no más allá de un mes que se resuelvan todos los amparos”.

En entrevista con Notimex, el funcionario federal sostuvo que en la SCT están a la espera de que el poder judicial resuelva el tema de los amparos. Reprochó que el colectivo #NoMásDerroche, quien está detrás de los amparos, no haya intervenido con el despilfarro en el aeropuerto de Texcoco.

Acusó que lo que sucedía en el proyecto aeroportuario de Texcoco “sí era derroche opulento y ahí si no dijeron nada”.

Tal como lo señalara el presidente López Obrador (AMLO), Jiménez Espriú dijo que Claudio X. González es el empresario que está detrás toda la cargada contra el aeropuerto de Santa Lucía, un proyecto que describió como ponderado, austero y adecuado.

Al ser consultado sobre los amparos que se han presentado para detener el inicio de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que en unos días más el Poder Judicial resolvera sobre los recursos presentados masivamente.

López Obrador dijo que espera se resuelva en definitiva toda la parte legal relacionada al nuevo aeropuerto, pues su gobierno necesita trabajar para tener a tiempo el proyecto aeroportuario.

«Esta es la información que tengo y que se va a resolver pronto, se va a aplicar el principio de justicia pronta y expedita, porque se requiere, es un asunto de interés nacional, necesitamos construir ese aeropuerto», sostuvo el presidente.

Insistió en que hay una especie de sabotaje legal en contra de Santa Lucía con la promoción de amparos masivos, que lo único que buscan es que no se avance en unos de los compromisos que hizo. Acusó al conservadurismo de desgastar un derecho que para el ejercicio de las libertades: el amparo.

«No les importa porque el propósito es que fracasemos, que nos vaya mal, están obnubilados, fuera de quicio y no se dan cuenta que con esa actitud afectan el desarrollo del país», añadió AMLO.

Afirmó que al final de cuentas sus adversarios no lograrán su propósito, pues insistió en que defenderán todo lo que consideren bueno para el desarrollo de México, además de que les recordó que es alguien muy perseverante.

Dijo que quienes buscan ponerle el pie a su gobierno, además de corruptos son torpes, pues dijo que lo que quisieran es que cayeran en la provocación y lanzarse en contra del Poder Judicial para poder decir: ‘Ya ven, ahí está el autoritarismo’.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) adjudicó de manera directa el proyecto de diseño de la nueva terminal del aeropuerto de Santa Lucía a Francisco González Pulido, arquitecto radicado en Chicago con experiencia en aeropuertos en Asia, Europa y Estados Unidos.

González Pulido es un mexicano que entre otras obras ha trabajado en los aeropuertos de Bangkok, las expansiones de los de Chicago y Munich, y el estadio de beisbol de Los Diablos.

De acuerdo a una investigación de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), González Pulido colabora con el proyecto de Santa Lucía al ser invitado directamente para diseñar la terminal; con esto, se estaría modificando el proyecto presentado por el empresario José María Riobóo.

González Pulido es un arquitecto mexicano que dirige el despacho FGP Atelier con sede en Chicago y que en su momento concursó por la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y más tarde por el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco. La mayor parte de su obra arquitectónica está fuera del país, especialmente en Asia y Estados Unidos, una de ellas las Veer Towers en Las Vegas.

El arquitecto dijo a MCCI no poder dar detalles de su participación en el aeropuerto, pero confirmó que fue invitado por la Secretaría como asesor.

Sin embargo, la dependencia confirmó que González Pulido y las empresas ADPI y Nat Blue fueron invitados directamente por el gobierno federal, sin licitación, para participar en la obra, por su experiencia en aeropuertos. Y aunque no se conocen mayores detalles de las colaboraciones, se sabe que Nat Blue está haciendo los estudios de espacio aéreo e interconexión con el AICM y el aeropuerto de Toluca.

Recordemos que tras la cancelación del aeropuerto en Texcoco, el presidente Andrés Manuel López Obrador le encargó a la Secretaría de la Defensa la obra del nuevo aeropuerto.  El proyecto original y el único que hasta ahora se conoce fue elaborado por el amigo y asesor de campaña del presidente, José Mariá Riobóo.  Así fue presentado durante la transición de gobierno y así aparece en la página web de López Obrador. Los planos que Sedena ha presentado para tramitar permisos ambientales son muy similares al proyecto de Riobóo.

Además de esos planos, el gobierno federal ha revelado pocos detalles. En el sitio de Presidencia se publicó un listado de cualidades que deberá reunir el nuevo aeropuerto: austero en el diseño, eficiente y funcional, sustentable y positivo, fácil de construir, urbano y contextual, flexible y modular, inclusivo y seguro, y emblemático, atributos que González Pulido destaca sobre su propia obra.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este miércoles que ya se concluyó la liquidación con todas las empresas que tenían contratos en el aeropuerto de Texcoco.

«Ayer se terminó, se finiquitó ya el tema, todas las empresas y cumplimos con el compromiso que hicimos de hacernos cargo de bonos, de actuar con responsabilidad, de no afectar a ningún inversionista; y cumplimos también con el compromiso de no quedar a deber ni un peso a los constructores. Ya se terminó con eso», indicó AMLO.

Adelantó que en los próximos días el secretario de Comunicaciones y Transportes ofrecerá mayores detalles.

El mandatario añadió que se liquidaron cientos de contratos que se resolvieron sin acudir a instancias judiciales, en donde prevaleció un trabajo de conciliación, de mucho diálogo, y que representaron ahorros.

Sobre el tema de los aeropuertos, AMLO dijo que confía en que se resolverá el problema de la saturación del actual aeropuerto, además de que con el nuevo proyecto aeroportuario se van a ahorrar, en tres años, más de 100 mil millones de pesos.

En ese sentido dijo, se está creando el sistema aeroportuario de la Ciudad de México, que incluye la rehabilitación del actual aeropuerto, que no se va a cerrar y la rehabilitación del aeropuerto de Toluca, que se había dejado de usar y es un buen aeropuerto.

«Y lo tercero es que va el Aeropuerto Felipe Ángeles en la base aérea militar de Santa Lucía, va a pesar de la lluvia de amparos. Vamos a construir el aeropuerto de Santa Lucía», insistió AMLO.

Reiteró el aeropuerto de Santa Lucía se tendrá con menos dinero, con más calidad, además de que no se va a hundir ninguno de los aeropuertos, como se iba a hundir el de Texcoco.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre los amparos que s ehan presentado en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía. Se le preguntó hasta dónde, jurídicamente, estaba dispuesto a esperar y permitir que se retrasara el inicio de la obra.

AMLO dijo que efectivamente eran muchos amparos que se han presentado, aunque reiteró que su gobierno actuará con legalidad.

Acusó que lo que quieren sus adversarios es «pararnos, que quedemos mal, que no se hagan las obras, que es un sabotaje legal».

Volvió a acusar que detrás de todas las maniobras legales en el caso de Santa Lucía, estaba Claudio X González, pues su hijo siempre ha tenido diferencias con el proyecto que encabeza. Insistió en que todo se debe a que Claudio X González papá fue asesor de Carlos Salinas, y desde entonces ha sido el dirigente de un grupo cercano a él.

Sobre la ruta que seguirá el proceso judicial, y si respetaría lo que determine la Corte, AMLO dijo que ya estaban viendo, desde la oficina de la presidencia, la parte legal; advirtió que ya se analiza otro recurso: poner por delante el interés de la nación.

Al preguntarle a qué se refería, AMLO dijo que en su momento se daría a conocer, aunque adelantó que podrían acudir a la facultad que tiene el Estado para poner a salvo el interés nacional.

AMLO insistió en que no puede un grupo de intereses creados detener el desarrollo del país, pues el desarrollo es lo primero que se tiene que defender.

Sobre si con todo el proceso legal que hay al respecto, van retrasados con el proyecto aeroportuario, López Obrador dijo que no había  dificultad pues estaban en tiempos, «va a haber el aeropuerto».

Finalizó indicando que todo el sabotaje se debe a que están dolidos sus adversarios, debido a que se les fue un «negocito de algunos billullos» y están utilizando todos los recursos de manera muy inmoral.

Al ser consultados sobre si el gobierno piensa hacer algo con casos de empresas que se amparan para no cubrir sus adeudos fiscales pese a hacer públicas acciones de compra, como ha sido el caso de Interjet, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) indicó que aun cuando se trate de un asunto que pueda significar una afectación a la hacienda pública, serán respetuosos de la ley.

«Tenemos que ajustarnos a esos procedimientos aunque no estemos de acuerdo siempre hay que respetar al Poder Judicial que es, en este caso, el encargado del otorgamiento o es el que concede el amparo», explicó AMLO.

Reconoció que hay muchos otros contribuyentes, hasta políticos, que tienen vigentes amparos para no cubrir sus adeudos, ante lo que no pueden hacer nada, pues no se van a violar los procedimientos legales.  Sin embargo dijo, aunque hay casos en donde se da una especie de sabotaje legal, dichas maniobras no dejan de ser legales.

Fue en ese punto donde dijo que como ejemplo de dichas maniobras, están los amparos en contra del aeropuerto de Santa Lucía, en donde de acuerdo con el colectivo #NoMásDerroches, hay en marcha 147 amparos promovidos.

López Obrador dijo que ese caso, «están ahí todos los abogados opositores, todos los abogados del conservadurismo»; incluso mencionó, el empresario Claudio X. González mediante una organización se encuentra detrás, pues es un personaje que siempre ha tenido diferencias con su proyecto.

«Desde el tiempo de Salinas, porque el señor Claudio X. González, con todo respeto, su papá fue asesor de Salinas y promotor de la política de privatizaciones. Entonces, le siguen, están inconformes, no quieren los cambios, no quieren la transformación; pero también están en su derecho, son conservadores», expuso el presidente.

Sostuvo que lo que quieren los conservadores es que no cumpla con sus compromisos, que quede mal y que no se haga el aeropuerto. Indicó que sus reclamos no son en defensa del medio ambienten y la defensa de los pobladores de la zona. Aseguró que hay ninguna razón, y que sólo es una motivación política.

Recordó que cuando su administración en la Ciudad de México decidió hacer los segundos pisos también «llovieron los amparos».

«Es el interés de detenernos, de hacernos quedar mal, no se dan cuenta que están afectando o intentan afectar el desarrollo del país, porque nosotros tenemos que resolver el problema de la saturación del actual aeropuerto y no lo íbamos a hacer, no vamos a seguir con la corrupción como ellos lo proponían, de hacer el aeropuerto en el lago de Texcoco para que se hundiera y costara miles de millones de pesos», dijo AMLO.

En ese sentido dijo que su gobierno no cederá ante campañas abiertas o encubiertas; dijo que perseverante y más cuando está convencido de la causa que se tiene que defender. Indicó que seguirán enfrentando los cuestionamientos sin recurrir a actos autoritarios, respetando al Poder Judicial y haciendo valer el Estado de derecho.

Este miércoles el juez décimo de distrito del  la suspensión definitiva contra la Autorización de Impacto Ambiental que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales otorgó al proyecto aeroportuario que se ubicará en la base aérea militar número 1 de Santa Lucía.

El comunicado publicado por Mexicanos contra la corrupción destaca: «Se otorga debido a que la propia autorización de la Semanart reconoce que con la ejecución del proyecto de Santa Lucía se ocasionarán daños y afectaciones al ecosistema actual de las regiones que impactará la obra aeroportuaria».

Este recurso legal es uno de los amparos promovidos por el colectivo #NoMásDerroches contra la edificación del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, el cual, según la organización, no cumple con los requerimientos ambientales para ser construido.

Con esta suspensión definitiva, el Gobierno está impedido para iniciar la obra en Santa Lucía mientras no concluya el juicio de amparo referente a la Manifestación de Impacto Ambiental.

Los diputados del PRI solicitaron al gobierno federal informar sobre el proceso de compra de los terrenos requeridos para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, y a dónde serán reubicados los propietarios de dichas tierras.

Los priístas llamaron a poner toda la atención a esta situación, ya que las poblaciones aledañas a la obra cuentan con altos niveles de marginación y las tierras de los ejidatarios son, muchas de las veces, su única fuente de empleo, ingreso y sustento familiar con la que cuentan.

Pidieron al gobierno federal pagar de manera justa por los terrenos y, sobre todo, se garanticen sus derechos fundamentales.

“Para nadie es sencillo abandonar su tierra y comenzar una nueva vida, por lo que es indispensable que las negociaciones para la compra de terrenos se realicen teniendo en cuenta el impacto social, laboral y económico que tendrá para los propietarios”, subrayó la bancada en un comunicado.

La bancada informó que con este objetivo, presentaron un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente, ya que, señalaron, el gobierno federal no ha dado respuestas al llamado.

En ese sentido, los diputados priistas reiteraron la importancia de que las autoridades informen si existen planes de reubicación para los pobladores y sus familias que ocupan actualmente los terrenos en cuestión, los lugares a donde serán ubicados y si se han negociado con los propietarios.

Remataron indicando que es necesario contar con información sobre el proceso de compra de los terrenos que pertenecen a las poblaciones aledañas que inicialmente contemplaba la adquisición de mil 286 hectáreas de terrenos, abarcando los municipios de Zumpango, Santa Ana Nextlalpan y Tecámac, en el Estado de México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) cuestionó la preocupación que tienen sobre la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

Dijo que los que estaban interesados en la construcción del aeropuerto de Texcoco deben entender que hace falta construir el nuevo aeropuerto, proyecto que indicó, es por el bien de todos.

Hizo un llamado a entender que no puede ser que por intereses económicos se trate de detener el proyecto con lo que llamó un «sabotaje legal» con amparos y con acciones legales, además de propaganda en contra del aeropuerto.

Reiteró que Santa Lucía, además de resolver el problema de la saturación, significará un ahorro de 100 mil millones de pesos, dinero que acusó, se iban a robar unos cuantos..

«Entonces, ojalá y recapaciten y nos dejen trabajar, que no estén pensando nada más en el lucro. Antes decía yo, ya no lo puedo comentar, pero por única vez, que no tiene llenadera.  Ya cambiaron las cosas, se acaba la corrupción». añadió AMLO.

Sobre el caso de un periodista que fue detenido la tarde de ayer en los terrenos de la base militar de Santa Lucía, a quien aclaró ya se liberó, López Obrador dijo que su gobierno no será represor ni autoritario. Dijo que por convicción, por principios, por ideales, su gobierno no viola los derechos humanos, no reprime y no limita la libertad de expresión y de prensa.

Es un asunto de convicción, así nos formamos, no venimos, pues, de la corriente conservadora, somos progresistas, queremos que haya justicia, respetando las libertades. Entonces, aclarar esto también.

Al ser consultado sobre que si con el resolutivo de Impacto Ambiental del aeropuerto de Santa Lucía ya se tenía «vía libre» para iniciar con el proyecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó que no.

Y es que dijo que aunque ya se tiene todo lo necesario, están a la espera de que se terminen de desahogar los amparos que se han presentado contra el proyecto, aunque dijo, afortunadamente se han acumulado por lo que se les tiene que dar una respuesta legal.

«Desde nuestro punto de vista son improcedentes, pero eso lo tiene que resolver el juez, el Poder Judicial. Estamos esperando esto. Fue un avance el tener ya el estudio de impacto ambiental y el que se permite trabajar», dijo AMLO.

Confió en que el Poder Judicial resuelva lo más pronto posible los amparos, para que así no haya «tácticas dilatorias», que la justicia sea pronta y expedita y se pueda avanzar, porque ha restado tiempo al compromiso que hizo sobre la construcción del aeropuerto y ahora sólo tienen dos años y medio de plazo.

En ese sentido dijo, lo que quieren sus adversarios es que no cumplan en tiempo y forma, pero sostuvo «vamos a cumplir y lo estamos haciendo respetando todo el procedimiento legal».

Cuestionó que en otros tiempos las autorizaciones y requisitos se obtenían de manera exprés. «Era un telefonazo: nos urge, hagan el estudio para llenar el expediente, pura formalidad», acusó AMLO.

Incluso dijo que pese a que se iba a acabar con el lago de Texcoco, no hubo ningún problema, y quizá ni amparos como está sucediendo ahora.

Sobre si los amparos significaban que el Ejecutivo fuera rehén del Poder Judicial, López Obrador dijo que no, sino que por primera vez en muchos años hay un auténtico Estado de derecho. Señaló que anteriormente el poder de los poderes era el Ejecutivo, y el Poder Judicial y el Legislativo estaban subordinados.

«Ahora no, ahora hay independencia y autonomía de poderes», remató el presidente.

Luego de que se diera a conocer el estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), el colectivo #NoMásDerroches aseguró que dicha construcción sigue suspendida judicialmente, pues el Poder Judicial de la Federación no la condicionó únicamente dicho estudio.

Reconocieron que dicha resolución determina que es “ambientalmente viable” el proyecto, por lo cual lo autoriza de manera condicionada.

Sin embargo, reiteraron que el Poder Judicial de la Federación condicionó la construcción a que se contara con estudios, dictámenes y permisos en materia cultural, arqueológica, de seguridad, de viabilidad aeronáutica, y de estrategia social, política e interinstitucional.

«La autorización de SEMARNAT es solo UNO de numerosos requisitos que puso el Poder Judicial de la Federación para que pueda iniciar la construcción del AISL. Al día de hoy, se encuentran vigentes once suspensiones judiciales que condicionan dicho proyecto al cumplimiento de los requisitos indicados», enfatizó el colectivo.

Adicional, precisaron que el artículo 10° de la Ley de Aeropuertos indica que para que pueda construirse un aeropuerto civil, el encargado del proyecto debe contar con un título de concesión, el cual únicamente se le puede otorgar a una sociedad mercantil.

En este caso, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) quien, como lo ha afirmado el Gobierno de México, será la encargada de construir y operar el Aeropuerto de Santa Lucía, ni cuenta con título de concesión ni es una sociedad mercantil.

El colectivo remató haciendo un llamado a que se cumpla a cabalidad lo que establecen las leyes mexicanas y los tratados internacionales, pues la construcción de un Aeropuerto Internacional no admite improvisaciones.

La Semarnat publicó el Resolutivo de Impacto Ambiental del proyecto del Aeropuerto de Santa Lucía y avaló su construcción y operación hasta por 50 años.

A través de su Gaceta Ecológica, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) publicó el Resolutivo y dio luz verde a la construcción del proyecto de infraestructura más importante del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con lo publicado en la Gaceta, el aeropuerto «Felipe Ángeles» cuenta con una vigencia de operaciones de 33 a 50 años.

El Resolutivo fue una respuesta a la Manifestación de Impacto Ambiental promovida por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), entidad a la que el presidente López Obrador asignó la titularidad de la planeación y obras de la nueva terminal aérea civil.

En el extenso reporte elaborado por la Semarnat, de más de 900 páginas, el apartado de Pronóstico Ambiental establece que tras los diversos análisis realizados al Sistema Ambiental Regional sede del proyecto, se descarta la posibilidad de riesgos ecológicos importantes para su ejecución.

La autoridad federal consideró que si se aplican las medidas de mitigación recomendadas para los impactos ambientales identificados, la construcción y operación del aeropuerto se puede llevar a cabo sin afectaciones significativas al medio natural, social y económico.

«La tendencia de crecimiento de las zonas urbanas, así como del desarrollo agrícola e industrial que se ha presentado en las últimas décadas, propicia que los impactos ambientales asociados al proyecto sean de baja magnitud, poco significativos, temporales y recuperables, ya que una vez con la entrada en operación del proyecto, las condiciones actuales de los factores del medio retornarían al estado en que se encuentran actualmente».