Tag

senado

Browsing

El presidente Donald Trump rechazó este lunes las acusaciones del juicio político o «impeachment» que se alcanzaron en la Cámara de Representantes, y calificó los argumentos de que ha abusado de su poder y obstruido el Congreso como afrentas a la Constitución de Estados Unidos que deben desestimarse.

«El Senado debe rechazar rápidamente estos deficientes artículos de impugnación y absolver al presidente», indica el resumen del alegato previo al juicio de Trump, que constituye la primera defensa integral del presidente republicano antes de que comience su juicio en el Senado.

Trump, cuarto presidente estadounidense que se enfrenta a la posibilidad de ser destituido por un juicio político, está acusado de abusar de los poderes de su cargo al pedir a Ucrania que investigue a un rival político demócrata, Joe Biden, y de obstruir una investigación del Congreso sobre su conducta.

El sumario ejecutivo afirmaba que la «novedosa teoría de ‘abuso de poder'» de los demócratas de la Cámara de Representantes no es una ofensa que pueda ser objeto de un juicio político suplantando el criterio constitucional de «traición, soborno u otros delitos y faltas graves».

«La teoría recién inventada de ‘abuso de poder’ de los demócratas de la Cámara de Representantes se derrumba en el umbral porque no alega ninguna violación de la ley en absoluto», dice el resumen.

También rechazó la acusación de obstrucción al Congreso por ser «frívola y peligrosa», afirmando que el presidente ejerció sus derechos legales al resistirse a las demandas de información del Congreso, también conocidas como citaciones.

«Los demócratas de la Cámara de Representantes proponen que se destituya al presidente de su cargo porque hizo valer los derechos y privilegios legales de la rama ejecutiva contra citaciones defectuosas, basándose en el asesoramiento del Departamento de Justicia», dice el resumen. «Aceptar esa teoría haría un daño duradero a la separación de poderes» entre las ramas ejecutiva, legislativa y judicial del Estado.

También acusó a los demócratas de la Cámara de Representantes de llevar a cabo un proceso amañado, dijo que solo lograron demostrar que Trump no había hecho nada malo y argumentó, como lo ha hecho la Casa Blanca en repetidas ocasiones, que se trata de una maniobra para anular la victoria electoral de Trump en 2016.

Aunque es muy poco probable que el Senado, controlado por los republicanos, destituya a Trump de su cargo, el presidente republicano quiere desacreditar las acusaciones demócratas como parte de una cacería de brujas partidista.

Trump necesita limitar el daño político a su campaña para reeditar su cargo en las elecciones de noviembre.

El equipo legal de Trump dice que estaba dentro de su autoridad constitucional ejercer presión el año pasado sobre el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, para que investigara a Biden y a su hijo Hunter como parte de una campaña, según Trump, en contra de la corrupción. Los Biden niegan haber cometido ninguna infracción y las acusaciones de Trump han sido refutadas de forma rotunda.

El Senado de Estados Unidos inició este jueves formalmente el juicio político al presidente Donald Trump con una lectura pública de las acusaciones en su contra y la presencia del presidente de la Corte Suprema John Roberts.

La cámara alta del Congreso estadounidense se transforma así en un tribunal para enjuiciar al máximo cargo del Poder Ejecutivo.

Con el traspaso de responsabilidades, el proceso queda a cargo del Senado, donde los republicanos son mayoría y sale de la jurisdicción de la Cámara de Representantes, donde los demócratas dominan.

Los legisladores de la cámara baja que estarán encargados del proceso leerán las acusaciones en voz alta en el Senado, tras lo cual Roberts le tomará el juramento a los nuevos responsables, los 100 senadores, comprometiéndolos a aplicar justicia de manera imparcial.

Trump ha calificado el proceso como «una farsa», a pesar del surgimiento de nuevas pruebas de que presionó al gobierno de Ucrania para que investigue a sus rivales políticos al tiempo que le retenía asistencia financiera ya aprobada por el Congreso.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, declaró que las nuevas evidencias ratifican la necesidad de que el Senado llame a más testigos para que hablen de las acciones de Trump en Ucrania.

Pelosi señaló que usualmente ese tipo de hechos serían investigados por un fiscal especial, pero dudó que eso ocurra ahora. «Esto es un ejemplo de lo que hacen los secuaces del presidente y espero que los senadores no se conviertan en los secuaces del presidente», expresó Pelosi.

Trump está acusado de abuso de poder al presionar a Ucrania a que investigara al demócrata Joe Biden, ex vicepresidente y posible contrincante de Trump en las elecciones de noviembre próximo, mientras le retenía la ayuda financiera al país europeo. Además, Trump está acusado de obstruir las labores del Congreso, ya que se negó a cooperar con la pesquisa, impidiendo la entrega de documentos o la presentación de testigos.

El Senado estadounidense aprobó este jueves el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC.

Por 89 votos a favor y 10 en contra, el Senado se sumó a la Cámara de Representantes, que ya dio su visto bueno en diciembre al pacto, que ahora solo necesita la firma de Trump, que se espera para la próxima semana.

Ahora que el T-MEC recibió el visto bueno del Congreso estadounidense, se espera la ratificación por parte del gobierno de Canadá, lo que permitirá la entrar en vigor del acuerdo.

A través de un video, el presidente López Obrador celebró la aprobación del T-MEC en Estados Unidos, y aseguró que es una buena noticia ya que significará mayor confianza para las inversiones, así como para la instalación de empresas en nuestro país.

El negociador en jefe del acuerdo por parte del gobierno actual, Jesús Seade, reaccionó en sus redes sociales a la aprobación del T-MEC.

Aseguró que el acuerdo mejoró el tratado para los tres países, en particular para México. «Atentos a nuestros amigos en Canada», dijo el también subsecretario de la cancillería.

Por su parte el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco, indicó que con la aprobación del T-MEC en el Congreso de EUA se da un mensaje de certidumbre en la región, además de que propicia una mayor integración económica para las siguientes décadas.

Quien también reaccionó fue la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, quien calificó la aprobación del T-MEC como una buena noticia para México y para sus socios comerciales.

«El T-MEC es un tratado amplio y poderoso que coloca a México como un socio comercial a la par de EE.UU. y Canadá, e inicia una nueva etapa de inversión y crecimiento para la región», indicó la dependencia en un comunicado conjunto con la cancillería.

Se agregó que la plena instrumentación del T-MEC traerá beneficios a todos los mexicanos al ser un factor esencial para el crecimiento de las exportaciones, generación de empleo y la atracción de inversiones, todo lo cual garantizará el desarrollo económico de México.

Añadieron que ahora, la región económica de América del Norte se consolida como la economía más importante del mundo con más de 22.2 billones de dólares de Producto Interno Bruto y más de 490 millones de habitantes.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, celebró la ratificación y dijo que estarán atentos al proceso de ratificación en el Congreso de Canadá.

El pleno del Senado de los Estados Unidos aprobó este jueves el acuerdo comercial con México y Canadá, el T-MEC, lo que según los propios republicanos y alguno especialistas, significa una victoria para el presidente Donald Trump quien enfrenta un juicio político.

El texto es una versión modificada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que estaba en vigor desde 1994 y que Trump obligó a revisarlo bajo amenaza de retirar a Estados Unidos.

Con 89 votos a favor y 10 en contra, el acuerdo fue ratificado. La aprobación llega un día después que Trump firmó un primer acuerdo con China que marca una tregua en la guerra comercial.

La Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, dio el visto bueno al texto del T-MEC el 19 de diciembre, tras imponer varias enmiendas al borrador inicial.

Recordemos que el T-MEC fue firmado inicialmente el 30 de noviembre de 2018, y ratificado por México en junio del año pasado.

Su confirmación en el Congreso de Estados Unidos se complicó porque los legisladores demócratas exigieron previsiones para asegurar el cumplimiento de una reforma laboral mexicana exigida para evitar la competencia desleal con los trabajadores estadounidenses.

Tras meses de negociaciones, se acordaron enmiendas y un nuevo protocolo del T-MEC fue firmado el 10 de diciembre en Ciudad de México por los representantes de los tres países. La versión final del T-MEC ya fue ratificada por el Senado mexicano el 12 de diciembre pasado, en tanto Canadá ha prometido confirmar el acuerdo una vez que Estados Unidos lo haya adoptado.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró ante la prensa que Estados Unidos finalmente ratifique el acuerdo.

«Hoy quedaría ya resuelto este asunto que consideramos va a ayudar mucho en el crecimiento económico, en la llegada de inversiones, en la creación de empleos, en el bienestar de nuestro pueblo», dijo en la mañanera. «Es muy importante que ya se termine este proceso en Estados Unidos», agregó.

El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, delineó hoy a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Senadores el paquete de reformas a la Constitución y creación de nuevas leyes relacionadas al sistema de justicia, que serán presentadas oficialmente el 1 de febrero.

Explicó que entre ellas destaca crear un Código Penal Nacional, así como evitar la llamada “puerta giratoria» y que grupos criminales hagan funciones de poder dentro de un territorio.

“Si no se construye un proyecto completo que vea y que analice con claridad dónde comienza el fenómeno delictivo y cómo se va a detener, nos va a volver a pasar lo mismo», expuso el fiscal Gertz Manero.

Reconoció que la falta de justicia se sustenta en tres factores fundamentales: una enorme inseguridad, una enorme corrupción y una enorme impunidad.

Sobre el Código Penal Nacional, se pronunció por homologar todos los delitos, su tipicidad y agravantes, en una sola ley que le dé certeza y equilibrio a la defensa social en todo el país.

Consideró que no se pueden tener 32 códigos, porque al final de cuentas, si no hay una homologación de defensa social, no puede haber tampoco una homologación de defensa de cada una de las personas.

De la llamada “puerta giratoria, señaló que “lo han tenido que confesar o reconocer y aquí (en el Senado) hay funcionarios que lo han dicho con mucha claridad, se creó lo que se llama una ‘puerta giratoria’ y, por un lado, entraban y por ese mismo salían».

El funcionario federal admitió que se han hecho esfuerzos durante los últimos 20 años, sin embargo se han generado respuestas parciales que finalmente nunca han terminado por generar realmente una solución.

Por su parte el consejero jurídico de la Presidencia de la República, Julio Scherer Ibarra, explicó que las iniciativas de reformas constitucionales y de leyes de nueva creación, tienen el objetivo de consolidar un nuevo modelo de seguridad y justicia.

“Todas estas iniciativas pretenden formar un nuevo paradigma que nos lleven a consolidar un nuevo modelo de seguridad y justicia, que sustituya al actual que ha fracasado y que nos ha llevado a un récord nada envidiable de casi 99 por ciento de impunidad en México», explicó.

El funcionario federal dijo que la justica es una serie de valores esenciales sobre los cuales se debe de establecer la sociedad: respeto, la equidad, la igualdad y la libertad.

Expuso que van a proponer ante el Senado, de común acuerdo con la Fiscalía General, la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; una Ley Nacional de Justicia Cívica, un nuevo Código Penal Nacional, y un proyecto de Código Nacional de Procedimientos Penales. Además, un proyecto de Ley Nacional de Ejecución Penal, un proyecto de Ley Nacional de Sistema Integral de Justicia para Adolescentes, que llevarán a consolidar un nuevo modelo de seguridad y justicia.

Invitó a los legisladores a reflexionar sobre el tema, en el cual no se repara con frecuencia, posiblemente porque afecta de manera directa, e indicó que pertenece a un grupo que vive convencido y comprometido con la transformación de nuestra nación, sin más empeño que trabajar en beneficio de la sociedad mexicana.

Dos legisladores que encabezaron la investigación que condujo al juicio político al presidente Donald Trump serán  los fiscales por parte de la cámara baja en el juicio político que se vivirá en el Senado.

Son los demócratas Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia, y Jerry Nadler, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos, anunció este miércoles la presidenta de la cámara, Nancy Pelosi.

Recordemos que la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó el cargo de abuso de poder contra Trump por presionar a Ucrania para que investigara a su rival demócrata Joe Biden, y también lo acusó de obstruir la investigación subsecuente.

El proceso contra Trump será el tercer juicio político presidencial en la historia de Estados Unidos, y tiene como telón de fondo una nación políticamente dividida y un año de elecciones.

«El presidente y los senadores tendrán que rendir cuentas», dijo Pelosi en un comunicado el martes. «El pueblo estadounidense merece la verdad y la Constitución exige un juicio».

Se prevé que el Senado se transforme en una corte política a partir del jueves y se acumula la presión sobre los senadores para convocar nuevos testigos. La Constitución exige que el magistrado presidente lleve el proceso y los senadores, que fungen como jurado, rindan juramento de una «justicia imparcial».

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell dijo el martes que el magistrado presidente iniciaría el juicio esta semana, pero los procedimientos más significativos comenzarían el próximo martes después del fin de semana largo.

Señaló que los 53 senadores republicanos estaban de acuerdo con su plan de comenzar la sesión y considerar posteriormente el tema de los testigos.

McConnell sostuvo el martes una reunión privada con senadores republicanos en momentos en que negocian los términos del juicio. Los republicanos indicaron que rechazarían la idea de simplemente votar para desechar los cargos de juicio político contra Trump, como sugirió el mandatario. McConnell reconoció que no tenía los votos para seguir con ese plan.

Pelosi, anunció en total a los siete managers que participarán en el juicio político.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, votará este miércoles sobre enviar al Senado cargos formales de juicio político contra el presidente Donald Trump, lo que podría poner en marcha esta misma semana el proceso contra el mandatario republicano.

La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, dijo durante una reunión de su partido que quería también nombrar un equipo demócrata de «encargados» que encabecen las acciones contra Trump, dijo el congresista demócrata Henry Cuellar.

Trump se convirtió en el tercer mandatario estadounidense sometido a un juicio político luego de que la Cámara de Representantes aprobó el mes pasado cargos de abuso de poder por presionar a Ucrania a anunciar una investigación sobre su rival demócrata Joe Biden y por obstruir al Congreso.

Pero Pelosi ha demorado el envío de cargos al Senado, en un esfuerzo por hacer que el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, esté de acuerdo en incluir nuevos testimonios de testigos que podrían perjudicar a Trump.

Se espera que el Senado absuelva al mandatario porque ninguno de sus 53 miembros republicanos se ha manifestado a favor de destituirlo, medida que requeriría una mayoría de dos tercios en el Senado de 100 miembros.

Trump asegura que él no ha hecho nada indebido y que el impeachment en su contra es un esfuerzo partidista por deshacer su victoria en las elecciones de 2016, mientras intenta lograr la reelección en noviembre próximo.

Votar el miércoles le permitiría al Senado iniciar el juicio el jueves por la mañana, aunque los primeros días se destinarían a labores como leer formalmente los dos cargos de impeachment y nombrar miembros. Es probable que los legisladores no oigan argumentos de apertura sino hasta la semana que viene.

Finalmente, el líder de los senadores republicanos, Mitch McConnell, indicó que el proceso de destitución iniciaría el martes próximo, aunque reconoció que esta semana se avanzará con detalles previos.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy  Pelosi, indicó este viernes que la próxima semana enviará al  Senado el pliego de cargos contra el presidente Donald  Trump, para que pueda comenzar el juicio político en su contra por condicionar la política exterior a su interés electoral.

La Cámara de Representantes inició en septiembre una investigación oficial para determinar la viabilidad del impeachment contra Trump. En diciembre, finalmente decidió acusar formalmente al presidente de abuso de poder y obstrucción al Congreso, lo que obliga a celebrar un juicio político en el Senado que concluirá con su absolución o su cese.

Trump está acusado de presionar a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, para que abriera dos investigaciones: una sobre las supuestas corruptelas del precandidato demócrata Joe Biden y su hijo Hunter en el país europeo y otra sobre la «desacreditada teoría» de que fue Kiev, no Moscú, quien interfirió en las elecciones presidenciales de 2016.

Según los congresistas norteamericanos, Trump condicionó a la apertura de estas dos investigaciones una «ansiada» visita de Zelenski a La Casa Blanca y la ayuda militar que Estados Unidos da a Ucrania en el marco de la guerra en Donbas.

La cámara baja está convencida de que Trump buscaba perjudicar a Biden y los demócratas de cara a las elecciones presidenciales de 2021, en las que intentará conseguir un segundo mandato.

Para que el proceso llegara al Senado solo quedaba que Pelosi designara a los llamados ‘managers’, los congresistas que se encargarán de representar a la cámara baja en el juicio político, algo que ha anunciado este viernes.

«He pedido al presidente de la Comisión Judicial, Jerry Nadler, que esté preparado para llevar la próxima semana al pleno la resolución para designar a los managers y transmitir los artículos del impeachment al Senado», ha dicho Pelosi en una carta dirigida a los miembros de la Cámara de Representantes.

La líder demócrata se había resistido a dar este paso porque, una vez que el impeachment se eleve al Senado, la Cámara de Representantes perderá el control del proceso, salvo por los ‘managers’.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, Ricardo Monreal, informó que en los próximos días se reunirá con los coordinadores de los grupos parlamentarios, con el fin de construir los consensos que se requieren para sacar adelante, en el segundo periodo ordinario de sesiones, 17 temas legislativos prioritarios.

El senador indicó que se trata de asuntos como la ley de amnistía, fuero, elevar a rango constitucional el sistema de bienestar social, cannabis, outsourcing, así como las reformas judicial, electoral y al sistema financiero.

Entre los temas también mencionó los relacionado con la economía circular, bienestar animal, cuidado al medio ambiente y combate al cambio climático, derecho al olvido en plataformas digitales, a la verdad y al libre desarrollo de la personalidad y las leyes secundarias del artículo 19 de la Constitución sobre delitos graves.

Asimismo, agregó, la reducción al financiamiento de los partidos políticos y el contenido nacional en servicios de plataformas digitales, como Netflix y YouTube.

Resaltó que la ley de amnistía y la reforma judicial son prioritarias, “Triple A”. en tanto, el tema del cannabis es una obligación constitucional y un mandato de la Suprema Corte. “Todas son prioridades para nosotros”.

Ricardo Monreal destacó que hay “una buena relación de respeto” con los líderes de las otras bancadas, por lo que se puede sacar adelante la mayor parte de esos puntos. Insistió en que los 17 asuntos son los que se consideran prioritarios, pero “no son limitativos”.

El comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos aprobó este martes por 25 votos a favor y tres en contra el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a fin de que sea debatido y votado por el pleno.

El T-MEC traerá mucha de la necesaria certidumbre y beneficios concretos a los granjeros, trabajadores y hombres de negocios estadounidenses, señaló el presidente del comité, Chuck Grassley.

Los senadores republicanos Pat Toomey y Bill Cassidy, así como el demócrata Sheldon Whitehouse, fueron los únicos votos en contra, reportó CNBC, el cual precisó que las exportaciones estadounidenses a Canadá y México superan a las hechas a cualquier otro país.

La versión que votó este martes el Senado es la que incorporó varias adiciones hechas por la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, la cual le dio luz verde por 385 votos a favor y 41 en contra en su sesión del pasado 19 de diciembre.

El acuerdo fue también enviado a los comités senatoriales de Comercio, de Relaciones Exteriores así como de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones.

De acuerdo a analistas, la demora que vive el juicio político al presidente Donald Trump en espera de que el Senado fije sus reglas, parece favorecer la aprobación del T-MEC, pues el tiempo legislativo podría ser aprovechado para su aprobación que podría suceder la próxima semana, aunque aún no hay una fecha exacta.

El documento que actualiza el original Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 1994, entrará en vigor cuando el socio canadiense haga a su vez la ratificación parlamentaria, lo que ocurrirá una vez que regrese a laborar el próximo 27 de enero.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo esta mañana que se tiene previsto que esta semana la Cámara Alta del Congreso de los Estados Unidos apruebe el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

López Obrador indicó que Jesús Seade, subsecretario para América del Norte y jefe negociador del acuerdo comercial, con quien se reunió esta mañana, le informó que ya hay acuerdo entre senadores estadounidenses.

Desayuné con «Jesús Seade, que me trae buenas noticias. Es muy probable que se apruebe en el Senado de Estados Unidos el tratado en esta semana. Entonces ahora me va a informar de eso”, refirió López Obrador.

Una vez que se logré la aprobación en Estados Unidos, México solo deberá de esperar la aprobación que debe de realizar Canadá.

Recordemos que el acuerdo modificatorio del T-MEC fue firmado el pasado 10 de diciembre por los representantes comerciales de las tres naciones, Seade por México, Robert Lighthizer de Estados Unidos y Crrystia Freeland de Canadá.

Adicional, durante la conferencia de prensa, AMLO aprovechó para informar que este miércoles y jueves se llevará a cabo una reunión el cuerpo diplomático del país, además de que se entregarán reconocimientos a embajadores y cónsules.

La presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, reconoció que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) del partido carece de la facultad de instruir a su bancada en el Senado de separar a Lilly Téllez, quien se ha pronunciado en contra de la despenalización del aborto.

No obstante, consideró que los legisladores que están en Morena sin ser militantes, lo mínimo que tiene que hacer es respetar la postura del partido, aunque también admitió que los estatutos establecen que hay apertura para la diferencia de pensamiento y son respetuosos.

Explicó que el órgano jurisdiccional tiene injerencia en problemas de militantes contra militantes, resolver problemas internos y puede hacer sugerencias.

“Honestidad y Justicia no puede darle instrucciones por ejemplo a las Cámaras de Senadores, de Diputados, a los grupos parlamentarios, no, ellos tienen su propia vida», sostuvo la dirigente.

Apuntó que el Artículo 38 del estatuto plantea que el Comité Ejecutivo Nacional sí es quien marca los lineamientos para las bancadas, regidores, gobernadores y todos lo que forman parte de los gobiernos de Morena, pero es el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y no la CNHJ.

No descartó que los estatutos de Morena sean adecuados en su momento para que quede muy claro qué tareas le corresponden a cada quien. Sin embargo, rechazó que la CNHJ obstruya el trabajo del grupo parlamentario por su opinión o visión y reiteró que Lilly Téllez entró como externa, por lo que no puede ser expulsada.

Aclaró que los externos y militantes que fueron candidatos se comprometieron con la plataforma de Morena, misma que no abarca el tema del aborto ni el matrimonio igualitario.

“A lo que todos firmaron es lo que está en la plataforma, lo que no está en la plataforma no está firmado y es donde tienen más libertad unos a favor y otros a lo mejor tiene una postura distinta», aseveró.

La dirigente expuso que están sacando lo esencial que permita el bienestar de todos los mexicanos en temas como educación, salud, infraestructura, la lucha contra la corrupción y la honestidad.

Polevnsky Gurwitz se pronunció porque no se penalice el aborto y aclaró que no lo están promoviendo, “es dar el derecho de hacer en una forma higiénica, médica y sin que sea penalizada».

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó esta tarde el tratado comercial con México y Canadá, T-MEC, que reemplazará al TLCAN.

Con 385 votos a favor y 41 en contra, el proyecto fu enviado al Senado para su tratamiento a comienzos del próximo año.

Los votos en contra fueron de 38 demócratas, dos republicanos y un independiente.

Al respecto, el canciller Marcelo Ebrard indicó que con la aprobación del T-MEC en el Congreso de EUA está por iniciar nueva etapa de inversión y crecimiento para México.

Afirmó que la fase de incertidumbre que se venía viviendo desde que se alcanzó el acuerdo comercial entre los tres países, debido a la prolongación de la ratificación, llegaba a su fin. «Avanzamos. Buena noticia», dijo el canciller mexicano.

Por su parte subsecretario para América del Norte de la SRE, y negociador en jefe en el T-MEC por parte del gobierno mexicano, Jesús Seade, indicó que la aprobación de esta tarde era algo histórico, pues las disputas entre republicanos y demócratas retrasaron un año la ratificación del acuerdo.

WordPress Lightbox Plugin