Tag

SRE

Browsing

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) debe entregar versión pública de la Nota Diplomática a través de la cual se formuló la solicitud de detención provisional con fines de extradición de Karime Macías, según instrucciones del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Al presentar el asunto ante el Pleno, la comisionada Blanca Lilia Ibarra Cadena destacó que dicho caso involucra el interés público de conocer información que permite abonar al escrutinio por parte de la sociedad en el ejercicio de recursos públicos.

Ibarra Cadena señaló que cualquier persona, al hacer uso del derecho a la información, cuenta con herramientas para conocer el desempeño de las autoridades en el ejercicio de sus atribuciones y exigir que se cumplan con los principios constitucionales inherentes al desempeño de sus cargos.

Y es que un particular solicitó que la SRE le informara si el gobierno de México ya solicitó formalmente al gobierno del Reino Unido la extradición de Karime Macías, esposa del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, derivado de la orden de aprehensión que un juez penal del estado giró en su contra.

La solicitud detallaba que en caso afirmativo, deseaba conocer la fecha de la solicitud y el estado en que se encuentra; y en caso, negativo, las razones por las cuales no se ha presentado.

Sin embargo la SRE, a través de la Dirección General de Asuntos Jurídicos, clasificó como confidencial la información relacionada con expedientes de extradición ya que alegó que podrían contener datos personales, así como el pronunciamiento sobre la existencia o inexistencia de una petición de extradición en contra de la persona indicada por el solicitante.

Luego de un análisis, “concluimos que la difusión de la información solicitada favorece la rendición de cuentas a la sociedad, de manera que puedan valorar el desempeño de las autoridades mexicanas que han participado en la solicitud de extradición de la persona de mérito”, subrayó la comisionada.

Por lo anterior, el Pleno de INAI, por unanimidad, revocó la respuesta de la SRE para que proporcione la versión pública de la Nota Diplomática a través de la cual se formuló la solicitud de detención provisional con fines de extradición y su anexo en la que no podrá proteger el nombre de la persona de quien se solicitó la extradición; los fundamentos legales; los datos de identificación de la orden de aprehensión y los datos con las penas que le pudieran ser aplicables y prescripción de los tipos penales.

El Gobierno de México dio el visto bueno a la designación del exmilitar Francisco Arias Cárdenas como embajador de Venezuela en nuestro país.

Arias Cárdenas fue nombrado para el cargo por el presidente Nicolás Maduro, aunque se ha señalado que ficho nombramiento no reúne con los requisitos que marco su constitución, pues fue designado sin el respaldo de la Asamblea Nacional, la cual preside el opositor Juan Guaidó.

El diplomático no podrá ejercer como embajador hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no acepte sus cartas credenciales, sin embargo, será tratado como un representante diplomático más de Venezuela.

Al respecto, la cancillería indicó que según el Artículo 4 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961, en vigor desde el 24 de abril de 1964, el Estado acreditante deberá asegurarse de que la persona que se proponga como jefe de la misión ante el Estado receptor ha obtenido el beneplácito de ese Estado.

Explicó que el beneplácito o plácet se otorga con respecto a la persona por acreditar y no sobre el procedimiento que en el Estado acreditante se lleva a cabo para nombrarlo.

“México realiza el análisis referido con apego a sus principios constitucionales y a la doctrina Estrada. Es decir, sin que este trámite conlleve de forma implícita el reconocimiento o desconocimiento de un gobierno extranjero con el que se mantienen relaciones diplomáticas”, como es el caso de Venezuela.

A través de un comunicado, la SER dijo que el gobierno de México reitera su apego a los principios de no intervención en asuntos internos de los países, de autodeterminación de los pueblos y de respeto, protección y promoción de los derechos humanos.

Tras el incidente en el que militares mexicanos apuntaron y desarmaron a dos soldados estadounidenses porque pensaron erróneamente que estaban del lado mexicano, lo cual desencadenó la amenaza de enviar soldados armados a la frontera entre México y Estados Unidos por parte del presidente Donald Trump, la Secretaría de Relaciones Exteriores precisó que el hecho se trató oportunamente además de ser común y no desata consecuencias para ninguno de los dos países.

A través de un comunicado, la cancillería detalló que el incidente ocurrió el pasado 13 de abril, a la altura de la colonia Parcelas, Ciudad Juárez, donde un grupo de militares mexicanos se encontró con los soldados estadounidenses que realizaban operaciones de apoyo en un vehículo sin identificación que se encontraba al sur de la valla fronteriza, dentro del territorio de Estados Unidos, en una zona en la que los límites de la frontera no resultan claros por su geografía.

Tras la investigación correspondiente, se determinó que el vehículo de los militares de ese país se colocara al norte de la valla fronteriza para evitar confusiones.

“Este tipo de incidentes es común, toda vez que se trata de una verificación de patrullaje ordinario, sin consecuencias para ambos gobiernos, quienes mantienen comunicación permanente y fluida. Sobre este hecho en particular, estuvieron en contacto directo y oportuno”, informó la cancillería.

Asimismo, reiteró que México tiene disposición plena para mantener una buena relación bilateral basada en la confianza y el respeto mutuo con Estados Unidos.

La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, hizo un llamado a los migrantes centroamericanos y ciudadanos de otras naciones que llegan al país, a respetar las leyes y a las autoridades mexicanas.

Los exhortó a aceptar su registro como precondición para decidir su calidad de estancia en México.  “Mantener el control de nuestra frontera sur, no es una opción, es una obligación del Estado mexicano. Lo estamos haciendo con orden y apegados a la ley”, aseveró.

En conferencia de prensa conjunta con el canciller Marcelo Ebrard, afirmó que por instrucción presidencial, se atienden los derechos humanos de los extranjeros que se encuentran en el país como parte de la política migratoria de la actual administración federal, que contempla el registro de los indocumentados como precondición, además de contribuir con el desarrollo económico y social de los países de la zona de Centroamérica.

La funcionaria reconoció que el «fenómeno de la migración centroamericana y de otros países no es causado por México, pero estamos decididos a ser parte de su atención».

Dijo que como parte del programa para atender a los indocumentados se extendió a los ciudadanos de Honduras y de El Salvador la tarjeta regional a migrantes centroamericanos, a fin de que las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) puedan orientarlos y que permanezcan en el país de manera ordenada.

Por su parte el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dio a conocer que el próximo 7 de mayo viajará a Washington para analizar con las autoridades de Estados Unidos la relación bilateral, sobre todo en materia migratoria.

El funcionario federal indicó que en materia de migración, el gobierno mexicano seguirá sosteniendo los fundamentos y la decisión que México ha tomado desde que asumió la nueva administración. Aprovechó para descartar que el gobierno de Donald Trump esté dando instrucciones a nuestro país sobre cómo actuar en el tema migratorio.

Reiteró que México no aceptará políticas que lo coloquen como tercer país seguro, algo de lo que la prensa estadounidense ha reportado desde hace semanas.

Ebrard aprovechó para informar que por primera vez, de acuerdo a las cifras oficiales, en enero y febrero de este año, México es el socio comercial número uno de Estados Unidos. El intercambio entre ambos países ascendió a 97 mil 418 millones de dólares en el bimestre.

Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, señaló este miércoles que frenar el flujo de personas y mercancías en la frontera con Estados Unidos «es muy mala idea».

Por ello, indicó a través de su cuenta de Twitter que establecerá contacto con las nuevas autoridades del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que encabeza Kevin McAleenan, para fijar una posición en el tema.

Ebrard manifestó que el Gobierno mexicano ratificará su postura ante Estados Unidos respecto a los costos que generará detener el flujo entre ambas naciones.

“Frenar el flujo de personas y mercancías en la frontera norte es muy mala idea: está creando costos para los circuitos de valor tanto de México como de Estados Unidos. Hoy mismo estableceremos comunicación con las nuevas autoridades de DHS en ese país para hacérselos saber”, escribió Ebrard.

Y es que, hace unos días, Trump amenazó con cerrar la frontera sur de su país si México no detenía las caravanas de migrantes que pretenden llegar a los Estados Unidos.

Y aunque ha ‘suavizado’ su postura hacia México, incluso reconociendo su labor en la contención de migrantes, Trump instruyó que se reforzara la seguridad en la frontera con más agentes, lo que ha ha generado lentitud en el tráfico comercial de varias aduanas, particularmente en la de Ciudad Juárez-El Paso.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, afirmó que México no extenderá ninguna invitación a Donald Trump ya que el Gobierno Federal trabaja por defender los intereses de nuestro país.

“El gobierno de (Enrique) Peña Nieto lo invitó en campaña, nosotros no hemos hecho eso y no lo haremos nunca. Nosotros estamos defendiendo los intereses de México de la manera que mejor creemos”, sostuvo el canciller en una entrevista para El País.

Asimismo, defendió la postura del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien en más de una ocasión ha expresado que no buscará la confrontación con el gobierno de Trump. Dijo que no se trata de callar, sino de no continuar con la estrategia que busca imponer el norteamericano.

El secretario expresó que la relación entre México y Estados Unidos es difícil debido «al discurso y las prioridades que él (Trump) tiene».

Y agregó: «No se puede decir que tenemos la relación más cercana con Estados Unidos”, pese a ello, dijo, “no hay riesgos a corto plazo”.

Ebrard sostuvo que la política migratoria de México, anunciada por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, crea diferencias con Trump. “La política migratoria de México difícilmente le va a gustar al presidente de Estados Unidos”.

El Partido Acción Nacional (PAN) indicó que el gobierno de México no debe permitir que el presidente Donald Trump siga amenazando a nuestro país, y lamentó la tibieza con la que las autoridades han actuado.

Y es recordaron que el presidente estadounidense amagó con establecer el límite de un año a México para que detenga el flujo de drogas que ingresan a territorio estadounidense ya que, de lo contrario, cerrará la frontera e impondrá aranceles a los automóviles.

“En Acción Nacional rechazamos la tibia postura del gobierno y la Cancillería. Sorprende que estén intentado minimizar las amenazas de Trump; el presidente López Obrador prometió en campaña responder con firmeza al mandatario estadounidense, pero ahora vemos que no está cumpliendo”, dijo la Secretaria de Asuntos Internacionales de Acción Nacional, Mariana Gómez del Campo.

Gómez del Campo señaló que de cumplirse la amenaza de Trump, la industria automotriz estadounidense resultaría seriamente afectada, pues un 37 por ciento de los componentes utilizados por ella tienen su origen en México, lo cual implicaría pérdidas por 5 mil millones de dólares semanales.

Finalizó indicando que es fundamental que el gobierno mexicano busque alianzas con los sectores estadounidenses estratégicos, como lo es el automotriz, para cabildear con el gobierno de Donald Trump y “apaciguarlo”.

Adicional recordó que México tiene un enorme cuerpo consular en Estados Unidos que en estos momentos debería movilizar la Cancillería mexicana.

 

La alta comisionada de la ONU para los derechos huamnos, Michelle Bachelet y el canciller Marcelo Ebrard, firmaron este lunes un acuerdo para brindar asesoría y asistencia técnica a la Comisión para la Verdad del caso Ayotzinapa.

En un evento en donde estuvieron presentes los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de la escuela rural “Isidro Burgos”, el canciller afirmó que el acuerdo significa una oportunidad histórica para que, en colaboración con la agencia de Naciones Unidas, se pueda construir y consolidar capacidades institucionales.

Enfatizó que el objetivo es incorporar los más altos estándares internacionales y las mejores prácticas para garantizar que este tipo de caso no vuelva a suceder.

En su participación, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien fungió como testigo de honor, reafirmó el compromiso del Gobierno de México con las víctimas y los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Además, resaltó el compromiso del Gobierno con los derechos humanos.

Por su parte, Bachelet aseguró que la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, mostraba la gravedad de dicho problema en nuestro país, y los retos que enfrenta el gobierno para atender las violaciones a las garantías fundamentales.

La también ex presidenta de Chile indicó que llegar a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición en cumplimiento de los estándares internacionales en el caso Ayotzinapa es una obligación del Estado mexicano y una oportunidad para potenciar cambios de fondo en el sistema judicial bastante degradado.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, afirmó que México no ha cambiado ni cambiará su política migratoria pese a las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump.

El canciller dijo que hasta ahora no está previsto por el gobierno de Estados Unidos el cierre de las fronteras, aunque aseguró que están preparados para hacer frente a cualquier escenario.

En conferencia de prensa, Ebrard negó que esté cerrada alguna de las garitas o puentes con la Unión Americana, aunque precisó que el intenso flujo migratorio que en marzo alcanzó poco más de 100 mil migrantes, ha hecho más lento el proceso de atención.

Explicó que la medida tomada por el gobierno de Estados Unidos de reforzar su frontera con México con más agentes ha generado lentitud en el tráfico comercial de varias aduanas, particularmente en la de Ciudad Juárez-El Paso.

Descartó que haya devoluciones masivas de migrantes desde Estados Unidos a México, pues han sido mínimos los deportados hacia nuestro país.

Finalmente indicó que México seguirá otorgando registro humanitario a los migrantes que así lo soliciten.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) rechazó los señalamientos que se han hecho a la extensión de contrato que se realizó para el servicio de expedición de pasaportes.

Indicó que el cambio a un nuevo proveedor requiere por lo menos de seis a siete meses para su puesta en operación, por lo que señaló no podían quedarse sin proveedor.

La licitación del actual contrato de servicios para la emisión de pasaportes de la SRE se llevó a cabo en la administración anterior, la cual realizó acciones para la obtención de la aprobación presupuestal plurianual para la contratación de este servicio, detalló la dependencia a través de un comunicado.

Señaló que la ampliación efectuada por la administración saliente del contrato original de 2015 tenía como fecha de terminación el día 14 de enero de 2019.

Al respecto detalló que para iniciar un procedimiento de licitación pública se requieren al menos tres meses para el proceso de licitación y adjudicación y tres meses más para realizar el ajuste a los diferentes sistemas.

Aclaró que al iniciar la nueva administración, se procedió a una revisión sobre el estado de los servicios y contratos existentes, encontrándose que el contrato de pasaportes, con fecha de vencimiento el 14 de enero del 2019, no contaba con el tiempo y los requisitos establecidos por la Unidad de Gobierno Digital (UDG).

La SRE finalizó indicando que en línea con el compromiso del gobierno federal con la transparencia y el mejor uso de los recursos públicos, se trabaja de la mano con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para la próxima licitación del sistema de pasaportes.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) decidió extender de manera directa, el contrato con la empresa alemana Veridos, por 27.7 millones de dólares para la emisión de pasaportes.

Esta misma empresa había obtenido en abril de 2015 un contrato por un periodo de 32 meses, en una licitación que fue impugnada legalmente por presunto favoritismo por un consorcio de cinco compañías que habían presentado una oferta más barata.

Veridos ganó dicha licitación con una propuesta de hasta 93.9 millones de dólares, mientras que el consorcio encabezado por la empresa Vangent propuso un costo de 79.9 millones de dólares. Sixsigma Networks y la británica La Rue International Limited, habían ofrecían realizar el servicio de emisión de pasaportes a un costo de 86.4 millones de dólares.

Sin embargo, la SRE, encabezada entonces por José Antonio Meade, justificó la contratación de la empresa Veridos con el argumento de que se había privilegiado el aspecto técnico sobre el económico.

Sin embargo cuando Veridos empezó a emitir los pasaportes en octubre de 2015, el sistema colapsó, lo que provocó protestas de los usuarios. De 11,908 pasaportes que se emitían en promedio diariamente a nivel nacional, cayó a sólo 911 diarios, según reveló una revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Fue necesario que la SRE aplicara acciones urgentes para restablecer el servicio.

Pese a estos antecedentes, la actual administración federal decidió ampliar el contrato a Veridos, mediante una asignación directa con vigencia del 15 de enero al 31 de diciembre de 2019, por un importe total, sin IVA, de 27 millones 760 mil 666 dólares, equivalentes a 537 millones de pesos al tipo de cambio actual.

El vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velazco Álvarez, confirmó que sí ha habido conversaciones con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, para tratar de facilitar un diálogo que permita la solución a la crisis en Venezuela.

Precisó que el papel de la cancillería se ha dado como parte de lo establecido en el Mecanismo de Montevideo.

Sin embargo, aclaró que hasta ahora no se ha planteado en esas conversaciones la posibilidad de que se otorgue asilo político en México a persona alguna del gobierno de Venezuela, incluido el presidente Nicolás Maduro.

Y es que ayer el funcionario estadounidense, comentó en una comparecencia en la Cámara de Representantes, que había planteado a los gobiernos de México y Noruega la posibilidad de que dieran asilo político al actual presidente venezolano.

En su encuentro con la prensa, Pompeo reiteró que Estados Unidos descarta dialogar con Maduro como forma de superar el impasse político.

“Debo decir que no hay pruebas de que valga la pena hablar con Maduro en este momento. Le llegó la hora, se le acabó el tiempo, es hora de que se vaya”, sostuvo.