Tag

termoeléctrica

Browsing

Con la decisión de Andrés Manuel López Obrador de seguir adelante con la termoeléctrica de la Huexca, es claro que el presidente recapacita, a veces, en sus decisiones. En mayo del 2014, AMLO estuvo en Yecapixtla, Morelos, en donde prometió a los habitantes que los protegería de la degradación al medio ambiente y los peligros que ocasionaría la conclusión de la termoeléctrica de la Huexca.

Y, sin embargo, este fin de semana se llevó a cabo una consulta de esas que le gustan al presidente, que carecen de todo rigor metodológico y legal, en donde el resultado de la votación fue que sí se concluya con esta obra.

¿Por qué recapacitó AMLO, quien pocas veces lo hace?

Personas involucradas en las reuniones que sostuvo el gobernador dan cuenta de la obsesión del presidente por conocer hasta los últimos detalles de la termoeléctrica. Los temas que le preocuparon fueron, primero, saber si esta obra era necesaria.

La zona centro de México es deficitaria en materia de energía eléctrica. Es decir, se consume más de lo que se genera de electricidad. Pero en el caso de Morelos, hay cero generación de energía y por ello le cuesta mucho dinero a la CFE llevar luz al estado. Aproximadamente 7 mil millones de pesos anuales.

Una de las razones por la que pobladores de la zona se oponen a la obra y la mantienen parada es que la obra afecta el cause del río Cuautla. Por un lado, argumentan que le restará agua al cauce del río en perjuicio de los agricultores, y la otra es que se contaminará el agua porque se le verterán aguas negras. Esa fue la segunda preocupación de López Obrador.

Se le demostró que el agua que utilizará la termoeléctrica serán aguas negras de Cuautla, que serán tratadas en una nueva planta de tratamiento que limpia una cantidad tres veces superior a las requeridas (900 litros por segundo, cuando la planta solo necesita 245 litros por segundo). El agua excedente será tratada una segunda vez y así ya regresará al río. Lejos de quitarle agua al río, le llegará más agua.

Por último, Andrés Manuel López Obrador estaba preocupado de que la construcción fuese un peligro para la población por estar construida en una zona sísmica, cerca del volcán Popocatépetl. Los pobladores de la zona han circulado un documento que supuestamente fue elaborado por el Centro Sismológico de la UNAM en el que dan cuenta de la inviabilidad técnica de la planta. Hay un pequeño detalle: la UNAM no acredita dicho documento.

Además, le preocupaban posibles daños ambientales. Se le demostró que la tecnología a utilizarse hará que la energía generada sea muy limpia, más del 80 por ciento por debajo de lo que establece la Norma Oficial Mexicana (NOM). Al utilizar gas natural, se dejarán de consumir 2.13 millones de barriles de combustóleo al año o 2.31 millones de barriles de diésel al año, en comparación con otras centrales termoeléctricas convencionales.

Una vez que AMLO estuvo convencido de que no habría impacto ambiental y que la termoeléctrica no supone un riesgo por la zona en la que está construida, el presidente decidió utilizar el camino de la consulta popular para justificar la decisión que tomó. Como cuando en octubre pasado hizo la consulta del aeropuerto de Texcoco. Sin embargo, en esta ocasión, el pueblo bueno votó por seguir adelante con la obra.

 

Columna completa en El Universal 

El delegado federal en Morelos, Hugo Éric Flores Cervantes, aplaudió la participación que se tuvo en la consulta de este fin de semana sobre la termoeléctrica de Huexca. Resaltó que, en las pasadas consultas, en la del aeropuerto, se registró una participación de aproximadamente 25 mil ciudadanos; en la de programas sociales 20 mil, mientras que para la de este fin de semana se superó la cifra de 43 mil personas.

Sin embargo reconoció los altercados que se vivieron. Relató que se registró un incidente con un grupo del municipio de Temoac, específicamente de la comunidad de Amilcingo que estuvieron recorriendo varias casillas.

Incluso dijo, ese grupo quemó el sábado una de ellas y participó en actos de vandálicos. “Se tuvieron que, por motivos de seguridad, básicamente en el municipio de Temoac cerrar la consulta por no poner en riesgo la vida nadie. Esa era una instrucción que traíamos”.

Añadió que también se registró un incidente en Cuernavaca donde hubo el robo de una casilla.

Aclaró que por instrucciones del gobierno federal, las personas que se habían detenido por dicho incidente fueron liberadas con el acompañamiento de la Comisión de Derechos Humano.

“Esa fue la instrucción que recibimos del señor presidente, no caer en provocaciones, y eso fue la instrucción que le dimos a todos los Servidores de la Nación que estuvieron participando en estas mesas”, dijo Flores Cervantes.

Finalmente relató que una de las casillas de Jonacatepec fue robada y llevada a Amilcingo donde también fue quemada.

Remató asegurando que pese a los altercados, el saldó fue positivo, y hoy en día hay un ambiente de tranquilidad en el estado de Morelos.

“La gente expresó libremente su opinión con respecto a la termoeléctrica. Y estamos seguros que este tipo de ejercicios seguirán fortaleciendo nuestra democracia”.

 

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció en su conferencia matutina que el 59.5% de los 55,715 ciudadanos que participaron en la consulta de este fin de semana le dijeron sí a que la termoeléctrica en La Huexca, Morelos, inicie operaciones.

López Obrador reconoció que el ejercicio de este 23 y 24 de febrero realizado en Morelos, Puebla y Tlaxcala, se dio en medio de polarización por las protestas que se registraron.

“Se pudo hacer la consulta, hubo provocación (…) yo estoy satisfecho porque esto es mandar obedeciendo, no es imponer”, comentó.

«Se tuvieron que cerrar (las casillas) en el municipio de Temoac, la consulta para no poner en riesgo a nadie. En Cuernavaca hubo un robo de casilla y fuimos instruidos a que las personas detenidas, tres jóvenes encapuchados, se les liberara, esto respetando los derechos humanos y la libertad de expresión», comentó Hugo Eric Flores, delegado de Bienestar Social.

Por su parte, Diana Álvarez, Subsecretaria de Desarrollo Democrático y Participación Social de la Segob, destacó la participación en la consulta, así como el acompañamiento de organismos de derechos humanos.

“Todo el tiempo prevaleció el respeto a la libertad de expresión”, aseguró la funcionaria.

Pobladores de la comunidad de Amilcingo y activistas en rechazo a la termoeléctrica de Huexca, Morelos, impidieron que se instalaran las mesas de votación de la consulta pública que puso en marcha el gobierno federal, para definir si entra en funciones el Proyecto Integral Morelos (PIM) en la comunidad de Huexca, en el municipio de Yecapixtla.

En Temoac y en Huexca no se instaló la mesa de votación este domingo, como lo había planteado por la noche del sábado el delegado de Bienestar Social, Hugo Eric Flores Cervantes, quien en conferencia de prensa, aseguró que la consulta seguiría pero en las 11 comunidades donde hubo conflictos, se analizaría la colocación de las urnas, con base en las condiciones de seguridad de la zona.

Sin embargo, los pobladores sustrajeron el material del municipio de Jonacatepec y lo quemaron en el centro de esta demarcación, en rechazo a dicha jornada y en protesta por el asesinato del luchador social, Samir Flores Soberanes, quien fue acribillado en su domicilio el miércoles pasado; el cual se había manifestado en contra de la termoeléctrica y el gasoducto.

En la plaza publica de Amilcingo, los pobladores primero realizaron honores a la Bandera, rodeados de mantas exigiendo el esclarecimiento de la muerte de Samir Flores; después quemaron el material de la consulta.

Al grito de “Samir, vive, la lucha sigue” y “Samir, no murió, el gobierno lo mató”, los pobladores expresaron su negativa a la consulta la cual consideraron amañada.

Un grupo de opositores a la operación de la planta termoeléctrica de Huexca, Morelos, quemó urnas y boletas de la consulta ciudadana que se lleva a cabo este fin de semana para decidir el destino del proyecto.

De acuerdo con el periódico La Jornada, integrantes del Frente de Pueblos en Defensa del Agua y la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala, se reunieron desde muy temprano en el poblado de Amilcingo, donde el pasado miércoles fue asesinado a balazos su compañero y activista Samir Flores, para planear una serie de manifestaciones en contra del ejercicio convocado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al enterarse que el goberno federal no instalaría una casilla en esa comunidad, los inconformes se trasladaron hasta la cabecera municipal de Temoac para desmantelar la casilla y quemar la papelería correspondiente.

El grupo siguió con su ruta de protesta hasta otro centro de votación ubicado en Amayuca, municipio de Jantetelco, donde también se volcaron en contra de las mesas y urnas.

De acurdo con el portal Pie de Página, entre las principales consignas lanzadas por los manifestantes estaba: «¡Samir no murió, el gobierno lo mató!», en referencia al asesinato del activista por el que varias organizaciones civiles solicitaron al presidente López Obrador posponer la consulta, a fin de conocer si el crimen estuvo relacionado o no con su oposición al Proyecto Integral Morelos.

Previo al inicio de la consulta pública para decidir si se pone en marcha la termoeléctrica, el gasoducto y el acueducto en la comunidad de Huexca, en Yecapixtla, Morelos, autoridades federales confirmaron que serán elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) los que se encarguen de resguardar las 30 mil boletas que se van a distribuir en Morelos, Tlaxcala y Puebla.

“La Sedena nos ayudará a esta tarea de resguardar los paquetes con el propósito de garantizar esta labor; no crean que fue muy fácil ahí, porque nadie quiere meterse en cuestiones políticas”, informó el delegado de Bienestar Social, Hugo Eric Flores Cervantes.

En su visita a Morelos, la subsecretaria de Desarrollo Democrático y Participación Ciudadana, Diana Álvarez Maury, explicó que en los nueve municipios de Tlaxcala, los 15 de Puebla y los 37 municipios de Morelos, se colocarán 147 casillas.

“Ha sido muy satisfactorio todo este proceso que hemos llevado a cabo por parte de la Secretaría de Gobernación, que tiene el encargo de poder realizar el desarrollo de la democracia, participación social y generar consensos sociales”, detalló la funcionaria.

Álvarez Maury descartó que exista descontrol en torno a la consulta o que se incurra en doble voto. La funcionaria dijo que se capturará el CURP de los votantes y a través de una aplicación de celular se verificará si alguna persona votó en una casilla diferente a la que corresponde en su distrito y, en caso de que ya haya sufragado, no podrá volver hacerlo.

Además las boletas que serán impresas por Talleres Gráficos, son de un papel especial que no podrá fotocopiarse.

En conferencia de prensa, el jefe de la oficina del gobierno estatal de Morelos, José Manuel Sanz Rivera, y el delegado federal para los Programas de Bienestar Social en Morelos, Hugo Eric Flores, aseguraron que que existen las condiciones propicias para llevar a cabo la consulta ciudadana en la que los ciudadanos decidirán si se pone en marcha la operación de la Termoeléctrica de Huexca.

Recordaron que la consulta está programa para este 23 y 24 de febrero, y reiteraron que dadas las condiciones, el ejercicio democrático propuesto por el Gobierno de México no será suspendido.

Flores Cervantes destacó que las asambleas informativas que se han realizado se desarrollaron en absoluto orden y respeto, por lo que fue posible brindar la información necesaria a la población sobre el proyecto, para que este fin de semana acudan a manifestar su decisión..

Puntualizó que se respetará la libre expresión de personas o grupos que consideran que la termoeléctrica no debe ponerse en operación; por ello dijo, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió que se hiciera la consulta, «para escuchar todas las voces».

La autoridades estatales manifestaron que si bien el ejercicio es organizado por el Gobierno de México, corresponde a la administración local brindar las condiciones de seguridad para que la ciudadanía se exprese libremente en cualquiera de las 75 casillas que se instalarán en el territorio morelense.

Previamente, Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Desarrollo Democrático y Participación Social de la Secretaria de Gobernación (Segob) dio a conocer que las casillas estarán recibiendo a la población en un horario de 8:00 de la mañana a 18:00 horas.

Detalló que se van a instalar 147 módulos en todos los municipios de Morelos, 15 de Puebla y nueve de Tlaxcala, que se eligieron por ser aquellos por donde pasa el gasoducto.

Este viernes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, firmó un acuerdo con la ONU para garantizarle a los pobladores de los estados de Morelos, Tlaxcala y Puebla que, en caso de aprobarse el funcionamiento de la termoeléctrica de Huexca, no se afecte el medio ambiente y la calidad del agua.

«En caso de que se apruebe el funcionamiento de la termoeléctrica vamos a contar con dictamenes sobre la calidad del agua y la no contaminación con un organismo independiente para que no quede la menor duda de que no podríamos llevar a cabo una actividad económica, por importante que sea, afectando el medio ambiente, contaminando el agua, dañando el territorio”, dijo López Obrador en su conferencia desde Palacio Nacional.

El mandatario mexicano recordó que este fin de semana en nueve municipios de Tlaxcala, 36 de Morelos y 15 del estado de Puebla se llevará a cabo una consulta sobre si las obras y las operaciones de la Termoeléctrica de Huexca deben continuar o se detienen de manera definitiva.

«Se trata de resolver un conflicto con el método democrático, pidiendo que la gente sea la que decida, en la democracia es el pueblo el que manda. Es mandar obedeciendo”, dijo.

Señaló que la planta es de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y representa una inversión de 25 mil millones de pesos del presupuesto público.

«Si no funciona la planta se pierde esa inversión que es presupuesto público, dinero del pueblo, con esa planta tendríamos la capacidad para generar energía eléctrica y satisfacer la demanda de todo el estado de Morelos”, dijo.

López Obrador explicó que los opositores a la Termoeléctrica de Huexca sostienen que las operaciones de esta obra contaminan el agua, sin embargo, aseguró que hay pruebas de que no es así.

«Tenemos elementos para decir que no hay esa contaminación y que además estamos dispuestos a que haya una supervisión, como ya lo dije de la ONU, sobre este proyecto. Estamos también haciéndonos cargo del desarrollo de toda la región, de apoyar a los campesinos, que no van a tener menos agua al contrario la planta tiene un proceso para limpiar el agua, las aguas residuales se van a tratar, se van a revestir canales para que no hay fugas y sí se aprueba también en estos municipios de Tlaxcala, Puebla, en todos los municipios de Morelos se reduciría la tarifa de pago de energía eléctrica”.

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aclaró que no participará en el ejercicio de participación ciudadana previsto para el  23 y 24 de febrero próximo en Huexca, Morelos, para determinar la continuidad de operaciones de la termoeléctrica.

La consulta fue anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quien anunció que se realizaría para que fuera el pueblo quien decida si se construye o no la planta termoeléctrica.

El INE contestó a Movimiento Ciudadano una consulta que realizó para saber «la consulta popular realizada por el Presidente de la República (…) se ajusta al mecanismo establecido en el artículo 35 de la Constitución y en la Ley Federal de Consulta Popular y, en su caso, qué participación tendría el INE”.

El Consejero Presidente, Lorenzo Córdova, dejó en claro que no todos los mecanismos de democracia participativa son competencia del Instituto.

“Más allá de su participación en la organización de los procesos electorales federales y locales del país, la intervención del INE en otros mecanismos de participación ciudadana se limita a lo establecido en el artículo 35 constitucional”, mencionó.

Explicó que el INE solo tendría injerencia en las iniciativas ciudadanas o consultas populares, cuando éstas sean solicitadas por un número determinado de ciudadanas y ciudadanos, y en la organización, desarrollo, cómputo y declaración de resultados de las consultas populares.

Enfatizó que la consulta en cuestión se trata de un ejercicio distinto al mecanismo de consulta popular establecido por el artículo 35 constitucional y, por lo tanto, no implica la participación del Instituto Nacional Electoral.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este domingo que se realizará una consulta ciudadana, los días 23 y 24 de febrero, para que el pueblo decida si se construye o no la planta termoeléctrica en Huexca, Morelos.

En medio de protestas de los habitantes locales, el mandatario indicó que en caso de que la planta sea aprobada por el pueblo, no operará sino hasta después de ser certificada por un organismo internacional para avalar que el proyecto no contamina el agua de la entidad.

“Le dije a los técnicos que busquen un organismo internacional que tenga que ver con el agua. Un organismo de la ONU para que certifique sobre la calidad del agua y que ese organismo decida si se utiliza el agua o no para la termoeléctrica”, dijo.

“En el caso de que se apruebe, la operación va a ser a partir de un certificado de la Unesco o de la ONU, para que quede claro de que no hay contaminación del agua”, añadió.

Dijo que quienes se oponen al proyecto están en su derecho de informar al pueblo las razones por las que no creen conveniente que se realice. Indicó que la intención es que el pueblo, informado, tome la decisión al respecto.

“Que la gente tenga toda la información, los que se oponen que vayan e informen por qué no debe aplicarse este programa de generación de energía eléctrica. Que le tengan confianza a la gente, el pueblo no es tonto”, indicó López Obrador.

 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este viernes sobre el plan de su gobierno para recuperar la planta termoeléctrica La Huesca, en Yecapixtla, Morelos, de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y anunció que se someterá a consulta si se finaliza o no la obra que está inconclusa.

El mandatario señaló que la termoeléctrica es necesaria para evitar tener que comprar energía de empresas privadas o del extranjero.

En su conferencia de prensa matutina, desde Palacio Nacional, el mandatario habló de los beneficios de concluir la obra, pero advirtió que no se tomará ninguna decisión sin la aprobación de los ciudadanos.

A la par, el delegado de Bienestar Social en Morelos, Hugo Eric Flores Cervantes hizo una exposición de lo que significa el proyecto y dio a conocer que habrá un consulta en más de 20 municipios de Tlaxcala, en otros más de Puebla y en todo el Estado de Morelos.

Con la llegada del mega proyecto al estado se evitó que industrias como Nissan y Saint Gobain se fueran de la entidad, porque no había el abasto suficiente de electricidad.

El domingo, el presidente estará en Cuautla para anunciar la consulta y, agregó qué hay grupos de ambientalistas financiados por empresas privadas que intentan evitar que el proyecto funcione.