Tag

texcoco

Browsing

Este jueves, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció una disculpa a la familia del fallecido Alfredo del Mazo González, a quien por error se le mencionó como asesor en el proyecto de construcción del nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el Lago de Texcoco.

“Se ofrece una disculpas a la familia del finado Alfredo del Mazo porque hace unos días se le vinculó con la construcción del Aeropuerto de Texcoco, su hijo, el gobernador, nos pidió que se aclarara”, dijo en su conferencia de prensa mañanera desde Palacio Nacional.

López Obrador afirmó que se revisó la documentación y Del Mazo González no tuvo que ver con el proyecto del aeropuerto de Texcoco.

“En el caso del ingeniero Alfredo Elias Ayub, el sí reconoció que había participado, pero dijo algo importante, que la mayor parte de los asuntos se resolvían en Gobernación”, señaló.

López Obrador dijo que siempre que se afecta a alguien, cuando se afecte la dignidad de las personas, su gobierno «está en la mejor disposición de rectificar y ofrecer disculpas”.

Según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ambos fueron contratados por la empresa Parsons, gerente del proyecto aeroportuario que canceló el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En octubre pasado y mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador se preparaba para cancelar la construcción del NAIM Texcoco, el empresario Carlos Slim le envió una carta personal en la que le pidió salvar el proyecto, ofreciendo asumir los costos si éste entregaba el proyecto de Texcoco a la iniciativa privada.

La propuesta no fue una sorpresa ya que el empresario había defendido públicamente la construcción del nuevo aeropuerto, sin embargo el Presidente se negó, de acuerdo con información publicada este lunes por Bloomberg.

Con la negativa, la cordial relación que mantenían el magnate y el morenista se enfrió, y fue remplazada con una acogedora relación entre el Presidente y el empresario Ricardo Salinas Pliego, de Grupo Elektra.

«El aeropuerto fue un gran golpe para Slim», señaló Alejandro Schtulmann, quien dirige la consultora de riesgos políticos EMPRA en la Ciudad de México. Para el presidente, «Slim podría ser útil, pero si se percibe que está en el camino, López Obrador simplemente lo atropellará. No es personal, es una utilidad pragmática», se lee en la publicación.

Pese a ello el Presidente ha señalado en sus conferencias mañaneras que tiene una buena relación con el multimillonario mexicano.

«Acabo de ir a comer con Carlos Slim la semana pasada, fue una buena conversación», dijo López Obrador, sin proporcionar detalles adicionales.

Cabe señalar que el empresario no apareció en el consejo asesor de negocios que López Obrador anunció en noviembre pasado, lo que podría reflejar la fría relación.

La relación de trabajo de Carlos Slim y Andrés Manuel López Obrador se remota al año 2000, cuando el ahora Presidente fungió como Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y ambos trabajaron en la renovación del Centro Histórico de la capital.

El arquitecto Iñaki Echeverría, responsable del Plan de Recuperación Integral del Lago de Texcoco, confirmó esta mañana que en los terrenos en los que se construía el Aeropuerto de Texcoco, se tendrá uno de los parques urbanos más grandes del mundo.

Echeverría indicó que por el momento no se tiene un proyecto como tal, sino que se inician la conversación que tendrá que incorporar las ideas, las sensibilidades, el conocimiento de todas poblaciones vecinas a la zona que tienen un conocimiento de lo que puede y debe suceder ahí.

Dijo que lo que se busca es aprovechar la oportunidad para llevar a cabo un proyecto único e irrepetible, que es recuperar la zona en beneficio de toda la población del Valle de México, en beneficio de la población.

“Al llamarlo parque es un poco venderlo corto, es un gran territorio, cerca de 12 mil 500 hectáreas que esto representa, más o menos dos veces Villahermosa, una y media a veces Oaxaca, para incorporar un proyecto de gran belleza, pero no ostentoso, que nos permita recuperar el paisaje”, detalló el responsable del Plan.

Añadió que el Plan implicará triplicar la proporción de áreas verdes por habitante en cuanto a espacio de parque urbano, con lo que se colocaría como uno de los más grandes del mundo.

Finalizó indicando que también se busca mejorar la relación de la Ciudad con el Valle, generar una mejor forma de habitar su propia geografía y dar un paso a una dirección contraria a una historia de conflicto con el agua en el Valle desde hace 500 años.

A través de redes sociales se difundió una fotografía que muestra a dos empleados de una plaza comercial subiendo paquetes de cerveza a la patrulla TX-035 en Texcoco, Estado de México, mientras elementos de la policía municipal observaban con atención y esperaban a que terminaran de subirlas para irse.

Luego de esto, en una tarjeta informativa, el Ayuntamiento de Texcoco señaló que rechaza las acciones de los policías, por lo que «los uniformados serán sancionados con rigor».

Debido a lo anterior, se giraron instrucciones para que la Comisión de Honor y Justicia de la dependencia, así como el cabildo, procedan a analizar la acción indebida por parte de los elementos para fincar las responsabilidades correspondientes y no se repitan conductas similares en un futuro.

Asimismo, destacó que los uniformados a cargo de la patrulla fueron acuartelados para que respondan por estos hechos.

«El director de Seguridad Pública y Movilidad, Alfonso Valtierra Guzmán, señaló que desde los primeros momentos los uniformados a cargo de una unidad TX-035, fueron acuartelados para que respondan por estos hechos que salen del código de ética y conducta de la Policía Municipal y de todo servidor público».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado esta mañana sobre las declaraciones que hiciera el secretario de Comunicaciones y Transportes, quien afirmó que no se encontraron indicios de corrupción en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.

Como ha sucedido en los últimos días, el presidente desmintió a una vez más a uno de sus colaboradores.

El mandatario insistió en que sí hubo corrupción en el proyecto aeroportuario, empezando por el engañó que las anteriores autoridades perpetraron al presentar un dictamen haciendo creer que no se podía operar al mismo tiempo el aeropuerto de la Ciudad de México y el aeropuerto de Santa Lucía.

Indicó que algo que no se sabía y no dijeron, era que se iban a cerrar dos aeropuertos para construir el aeropuerto de Texcoco, y el aeropuerto actual se iba a urbanizar, “se iba a convertir en una especie de Santa Fe. Era un negocio para unos cuantos”.

También denunció que, aunque el costo anunciado para la construcción de las dos pistas era de 300 mil millones de pesos, su gobierno proyectó que al final el costo terminaría siendo de 600 mil millones de pesos.

Finalmente dijo que se trató de un tema de corrupción, debido a que “por intereses» se decidió construir el aeropuerto de Texcoco en el peor sitio del Valle de México, pues recordó que dicha zona es donde se producen más hundimientos, lo que no garantizaba la calidad de la obra.

La Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado de la República aprobó citar a comparecer al secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, para que informe los pormenores de la cancelación del aeropuerto en Texcoco y la construcción del nuevo en Santa Lucía, Estado de México.

Se precisó que el encuentro con el funcionario será el próximo martes 9 de abril, a las 17:00 horas.

Los integrantes de la comisión adelantaron que otros temas de controversia que analizarán con Jiménez Espriú, son el caso de la construcción del Tren Maya y el de Toluca-Ciudad de México.

Además, se discutirá con el funcionario federal sobre el tema de Mexicana de Aviación, con respecto a la situación laboral que aún enfrentan sus ex trabajadores.

Adicional aprobaron un exhorto dirigido también al titular de la SCT y a las autoridades competentes, a que remitan al Senado un informe sobre el costo total y estado en el que se recibió el avión presidencial “José María Morelos y Pavón”.

 

Alexandre de Juniac, director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), señaló que las alternativas planteadas por el Gobierno mexicano a la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco no son las mejores.

«Conocemos la decisión de cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), (pero) las alternativas distan de ser las mejores», subrayó Juniac durante su participación en el Aviation Summit México.

El Gobierno determinó la cancelación del NAIM y planea la construcción de dos pistas en la base militar de Santa Lucía, además de la operación simultánea con los puertos aéreos de la Ciudad de México y Toluca.

Juniac agregó que el funcionamiento de los tres aeropuertos implicaría un fuerte reto para las aerolíneas e impactará en la economía mexicana en el mediano plazo.

«(Operar) tres aeropuertos va a ser desafiante, si el gobierno logra esto será difícil su operación», precisó el CEO de IATA.

Además, la IATA estima que separar a las aerolíneas de bajo costo del resto no beneficiará la libre competencia del mercado mexicano.

Juniac indicó que, según el análisis de la institución que dirige, la economía mexicana dejará de captar dos mil millones de dólares anuales debido a la cancelación del NAIM en Texcoco.

La IATA ofreció ayudar al Gobierno para tomar la mejor decisión que impulse la industria aérea y aumente el flujo de turistas hacia México.

Ante miembros internacionales de la industria aérea, el Secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú, defendió la cancelación del aeropuerto.

«La decisión de cancelar no solo fue por cuestiones aéreas, sino por las financieras, las ecológicas», indicó el titular de la SCT.

Asimismo, Jiménez Espriú señaló que en los siguientes días, el Gobierno mostrará hallazgos que validan la cancelación de la obra en Texcoco.

Las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco aún dan de qué hablar en materia de transparencia, asunto que generó polémica desde que se lanzó el proyecto.

Este lunes, el diario El Universal publicó que la Policía Federal indaga un supuesto desvío de más de 17 mil millones de pesos de los recursos que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) había destinado al proyecto.

La conclusión de la indagatoria ya ha sido entregada a la Secretaría de la Función Pública (SFP), así como a la Procuraduría General de la República (PGR) y están bajo la mira el ex director General de Obra del GACM, Raúl González Apaolaza, así como el ex director General de Administración del GACM, Carlos Noriega.

El reporte destaca la necesidad de investigar los bienes de Manuel Ángel Núñez Soto, ex gobernador del estado de Hidalgo.

Los actos de corrupción tienen que ver con contratos para la compra de materiales de construcción como tezontle y basalto que llevó a las empresas involucradas a beneficiarse con 17 mil 724 millones de pesos.

Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, dijo el jueves que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco ha sido suspendida oficialmente.

Cabe recordar que la cancelación del proyecto fue anunciada a finales del año pasado por el presidente Andrés Manuel López Obrador por considerar que su precio era sumamente elevado y estaba plagado de corrupción.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional junto al presidente, Jiménez Espriú explicó que no podían tomar una decisión sobre la cancelación de los contratos de la construcción antes de resolver la recompra de bonos del NAIM por mil 800 millones de dólares y negó que esa operación se pueda calificar como un ‘NAIMproa’.

Dijo que la recompra de bonos “significa que de lo que habíamos conseguido como deuda, como Gobierno, no nosotros, el Gobierno anterior, se disminuyó ya esa deuda en mil 800 millones de dólares, se devolvieron”.

Aclaró que, de los 6 mil millones de dólares que se debían, hoy nada más se deben 4 mil 200 millones de dólares “y la idea es ir disminuyendo cada año, unos 200 millones de dólares, esa deuda”. Al resolver esta operación, dijo que se podía tomar la determinación de cancelar las obras.

El titular de la SCT detalló que se concretó la recompra de bonos a finales de noviembre y una vez resuelto el tema de los bonos se dieron instrucciones al director del Grupo Aeroportuario de la CDMX para iniciar la cancelación de los contratos.

No sólo el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, ahora también el secretario de Turismo, Miguel Torruco, se unió a los reclamos en Twitter contra el ex candidato presidencial, José Antonio Meade, a causa del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

A través de la red social, el funcionario calificó de “curioso” “el activismo” del priista y le cuestionó por qué no detectó la corrupción de millones de pesos cuando era titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El excandidato, que quedó en tercer lugar en los comicios de julio pasado, con 9 millones 289 mil 853 votos, fue titular de la SHCP en dos ocasiones: de septiembre de 2011 a noviembre de 2012 durante el sexenio de Felipe Calderón, y de septiembre de 2016 a noviembre de 2017 con Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción de la organización Transparencia Internacional, en 2017 México ocupó el lugar 135 de 180.

La discusión sobre el aeropuerto comenzó cuando Meade, según sus cuentas, explicó que la cancelación de la obra en el Lago de Texcoco costará 145 mil millones de pesos.

A lo que Jimenez Espriú respondió que «la enorme pérdida» que Meade asignaba a la cancelación del NAIM en Texcoco eran «las cuentas alegres de un hombre triste».

El ex candidato presidencia de la coalición PRI-PVEM-PANAL, José Antonio Meade, aprovechó las fiestas decembrinas para expresar su deseo de que el aeropuerto de Texcoco, Estado de México, sea retomado por el gobierno federal.

Fue a través de sus redes sociales que el exfuncionario federal indicó que «anticipando un deseo» para Navidad y Año Nuevo, confiaba en que la decisión de cancelar el aeropuerto de Texcoco se reflexionara, se rectificara y se rescatara.

Indicó que rescatar la obra aeroportuaria sería en beneficio de la sociedad mexicana, por lo que millones de mexicanos lo agradecerían.

El mensaje del ex titular de Hacienda llega luego de que en octubre pasado participara en la consulta que realizara el entonces gobierno electo para definir el futuro del proyecto. Meade informó que había votado por dar continuidad al NAIM, pues dijo que era la «única opción técnicamente viable».

Dijo que el proyecto iniciado por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, tenía cinco ventajas: «cuida las finanzas públicas. Crea más empleos. Implica más turismo. Permite más viajes de negocios. Mantiene la confianza en el país. Quiero un México moderno y global».

 

Con la nueva propuesta que presentó este martes el Gobierno de México a los tenedores de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), los usuarios del actual aeropuerto pagarían más al comprar sus boletos de avión.

La Secretaría de Hacienda mejoró la oferta de recompra de los bonos del Fideicomiso MEXCAT, luego del rechazo obtenido por parte de distintos grupos de inversionistas.

Entre las condiciones que busca cambiar la nueva oferta de la SHCP es el impuesto que pagan los usuarios a través de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA) y que se refleja en el costo del boleto.

El Mexcat propone incrementar el pago del TUA a 44.07 dólares para vuelos internacionales y a 23.20 dólares para vuelos nacionales.

Estos incrementos implicarían un alza de 28.5% para el caso de los vuelos internacionales y del 3.8% para vuelos nacionales.

En la propuesta de Hacienda se incluye que será un evento de default si el impuesto de TUA es cobrado en otra moneda diferente al dólar o es reducido por debajo de los 34.72 dólares para vuelos internacionales y 22.33 dólares para vuelos nacionales, impuesto que se paga actualmente.

«La Secretaría Hacienda y Crédito Público anunció que el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México («MEXCAT») planea modificar sus ofertas de compra y solicitudes de consentimiento publicadas el pasado 3 de diciembre, después de considerar algunas respuestas por parte de los tenedores de bonos y otras partes interesadas», dijo la dependencia en un comunicado.

Además, el Gobierno modifica los incentivos a los tenedores de bonos. Dará 10 dólares por cada mil en papeles a quienes decidan vender sus bonos, y también 10 dólares a quien no venda, pero acepte el cambio en las condiciones de los contratos.

La primera oferta era de 900 dólares por cada mil, y además había un incentivo de 50 dólares a quien vendiera anticipadamente y otro de 7.50 dólares a quien aceptara modificar las condiciones de los contratos.

El cambio fundamental en las condiciones es que el pago a los bonistas ya no estará respaldado en el futuro por las operaciones del NAIM, el cual se pretende cancelar, sino ahora estaría soportado por la operación del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) Benito Juárez.

 

 

Con información de El Financiero