Tag

UNAM

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) denunció que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue muy maltratada en el llamado periodo neoliberal que encabezaron las anteriores administraciones.

Dijo que ese maltrato derivó en la huelga de 1999, la cual generó que se le estigmatizara y se llegara a decir a que si un profesionista era egresado de la UNAM no tenía posibilidades de trabajo.

“Aún con eso, es una gran universidad ocupando los primeros lugares en conocimiento en el mundo, es una gran universidad. Pero sí hubo toda una campaña en contra como la hubo en contra de la educación pública, no podemos tapar el sol con un dedo, eso ya se terminó”, dijo AMLO.

Al respecto dijo que este tipo de campañas en contra de instituciones de educación se acabaron, ya sean públicas o privadas. Indicó que no será él quien emprenda una campaña contra alguna institución como se le ha acusado, refiriéndose al caso del ITAM.

El mandatario reconoció que es mil veces mejor que haya universidades a que no haya, aunque la mayoría sean privadas. Reconoció que el que tenga para pagar una escuela privada está en su derecho, solo que el Estado tiene la obligación de garantizar la educación pública gratuita en todos los niveles de escolaridad.

“Pero no es oponernos a que exista la educación privada, o sea, eso también dejarlo muy claro”; señaló que en los últimos gobiernos, en todas las áreas económicas y financieras eran convocados puros egresados del ITAM.

 

El Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aprobó esta tarde el Proyecto de Presupuesto para 2019, el cual asciende a 44 mil 942 millones 499 mil 166 pesos.

Se especificó que 39 mil 778 millones 705 mil 166 pesos son aportaciones del gobierno federal y cinco mil 163 millones 794 mil pesos corresponden a ingresos propios, que son superiores a los cuatro mil 895 millones 305 mil 400 pesos del año pasado.

Los integrantes del Consejo Universitario señalaron que los recursos asignados a la Universidad por parte del gobierno federal presentan un aumento en términos inflacionarios, por lo que el gasto universitario deberá realizarse de manera más eficiente y racional.

A la docencia se destinará poco más de 61% del presupuesto total: 27 mil 490 millones 78 mil 470 pesos. De ellos, 78% será para el nivel superior, mientras que para el bachillerato se asignará el 22%.

Para la investigación se destinará más del 26% de los recursos totales: 11 mil 797 millones 364 mil 59 pesos; al programa de extensión universitaria le serán asignados 3 mil 621 millones 449 mil 733 pesos.

Los consejeros coincidieron en que el presupuesto que se presenta permitirá atender las necesidades de la Universidad y continuar en el camino de su fortalecimiento y apertura de nuevos proyectos académicos en beneficio de los universitarios y del país.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) planea limitar la creación de plazas académico-administrativas y de confianza, así como otros gastos por plan de austeridad.

Este lunes, en su gaceta, la máxima casa de estudios publicó 27 medidas que se implementarán en este 2019 como parte de su Programa de Racionalidad Presupuestal.

En las negociaciones presupuestales en la Cámara de Diputados en 2018, la UNAM se comprometió a aplicar una política de austeridad que presentaría en enero. Su rector, Enrique Graue Wiechers, dijo que devolvería a la tesorería universitaria una parte de su salario y lo hizo la semana pasada, al reembolsar 22 mil 350 pesos de su primera quincena del año.

La institución “se identifica plenamente con los principios de racionalidad, austeridad, disciplina, transparencia, eficacia y eficiencia en el uso y aplicación de los recursos que la sociedad le ha confiado”, e indica que la casa de estudios es auditada de manera interna y externa, y su cuenta pública es entregada a la Cámara de Diputados.

Asimismo, destaca que sin afectar sus funciones sustantivas, “no puede ser ajena a los esfuerzos para mejorar la calidad de la inversión pública” impulsados por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El plan de austeridad será de carácter obligatorio y aplicable a todas las entidades académicas y dependencias universitarias que integran la casa de estudios y el propósito es generar ahorros en el presupuesto 2019, que se aplicarán para reforzar las funciones sustantivas de la Universidad.

Graue y el presidente del Patronato de la UNAM, Alonso Gómez Robledo, firmaron el documento que contiene una serie de medidas como que en 2019 no habrá creación de plazas académico-administrativas, de confianza, ni administrativas de base, con excepción de las que habrán de destinarse a la atención de nueva infraestructura y para las dependencias destinadas a vigilancia, seguridad y protección civil, siempre y cuando se cuente con la disponibilidad presupuestal correspondiente.

En tanto para la creación de nuevas plazas académicas sostendrán la política de contar con el dictamen aprobatorio de la Secretaría General de la Universidad y su creación dependerá de la disponibilidad presupuestal con que cuente la Institución.

Asimismo, se señala que no se otorgará incremento salarial al personal con nombramiento de funcionario, que se reducirán los gastos en los Centros de Estudios Mexicanos en el extranjero hasta en un 20%.

También se aplicará una reducción del 10% en la partida correspondiente a viáticos para el personal y en la de pasajes aéreos.

Se plantea, además, que la asignación al Programa de Extensión y Colaboración Académica se reduzca en un 10%. Los recursos asignados para reuniones de trabajo se reducirán en un 50% y se mantendrá una política de no realizar erogaciones para cubrir eventos de fin de año ni obsequiar regalos con este motivo.

Luego de que en diciembre pasado el rector de la UNAM, Enrique Graue, anunciara que devolvería una parte de su sueldo como parte de las medidas que en la Máxima Casa de Estudios se implementan en línea con la política de austeridad del gobierno federal, este viernes se informó que se realizó la primera devolución del sueldo.

“Coincidiendo con la visión de austeridad marcada por el presidente de la República, el Rector Graue regresará parte de su salario a la Tesorería a partir de la primera quincena de enero”, dijo la UNAM en un comunicado en diciembre pasado.

Al respecto, este viernes la UNAM informó que en cumplimiento con el compromiso adquirido de “reducir su salario en un monto similar al del presidente de la República”, el Rector reembolsó a la Tesorería de la UNAM la cantidad de 22 mil 350 pesos, correspondiente a la primera quincena de enero.

Adelantó que en los próximos días se dará a conocer una serie de medidas que reforzarán el programa de “racionalidad presupuestal”.

Si bien la UNAM informó sobre la cantidad que se devolvió, no se ha especificado el porcentaje del suelo al que corresponde. Según algunos medios, hasta el año pasado el Rector Graue recibía un sueldo mensual de 177,868 pesos, que supera el nuevo monto que se impuso el Presidente de la República y que asciende a 108,248 pesos.

 

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIJ-UNAM) firmaron un convenio de colaboración en materia de prevención de la corrupción, el primero para una dependencia federal en la Cuarta Transformación de México.

En las instalaciones de la Máxima Casa de Estudios, el Director General del SAE, Ricardo Rodríguez Vargas, y el Director del IIJ-UNAM, Pedro Salazar Ugarte, signaron el convenio que busca que ambas instituciones lleven a cabo actividades conjuntas en materia de prevención de actos de corrupción, investigación y docencia.

En su mensaje, Rodríguez Vargas destacó que “hoy en el SAE queremos ser los pioneros en la lucha contra la corrupción y que este ejemplo se replique en el resto de la Administración Pública Federal: que la firma de este acuerdo sea la punta de lanza de una nueva cultura nueva basada en la austeridad, la transparencia y la ética”.

El Director General del SAE enfatizó que uno de los compromisos del Gobierno de México y de la SHCP es el combate a la corrupción en todos sus ámbitos. Asimismo, subrayó la importancia de tener una sinergia entre el gobierno y las instituciones académicas en la lucha contra este fenómeno. “Creo que somos privilegiados en iniciar este cambio”, puntualizó.

Por su parte Salazar Ugarte se congratuló que sea precisamente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la dependencia del nuevo Gobierno de México con la que se firmó este primer convenio de colaboración. De igual manera, consideró que el combate a la corrupción es la agenda que el país necesita y en la que el IIJ-UNAM está decidido a contribuir.

Salazar Ugarte resaltó que una de las iniciativas torales del Instituto a su cargo es el Observatorio de la Corrupción e Impunidad, cuya Secretaria Académica, Fabiola Navarro Luna, estuvo presente en la firma del convenio como testigo: “A través del Observatorio hemos podido diseñar una metodología para contar con estudios objetivos, que nos permitan hacer diagnósticos sobre fenómenos relacionados la corrupción y poder así enfrentarlos con una visión completa, haciéndonos cargo de toda su complejidad”, indicó.

El acuerdo firmado establece que ambas instituciones trabajarán en el diseño e implementación de herramientas de análisis que contribuyan a identificar problemas en el desempeño institucional vinculados a la corrupción, así como la definición de estrategias y mejores prácticas para prevenirlos. De igual manera, el convenio prevé la realización de proyectos de investigación y estudios jurídicos, así como la celebración de ciclos de conferencias, coloquios, seminarios, simposios, talleres, cursos, y diplomados.

Redacción APO / Foto: Twitter

Después de 21 días de asueto, mañana lunes se reanudarán las actividades en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La Universidad en su totalidad retomará labores administrativas, y regresarán a clases los nueve planteles de la Escuela Nacional Preparatoria, el Colegio de Ciencias y Humanidades, así como algunas licenciaturas como Medicina y Odontología, en todos los planteles donde se imparten.

El resto de las licenciaturas, cuyo plan de estudios es semestral, iniciarán labores hasta el próximo 28 de enero.

Los recintos universitarios, principalmente los museos, retornarán a sus tareas entre los días 8 y 11 de enero.

 

Redacción APO / Foto: Especial

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguró que preocupada por tener una sociedad informada, durante el proceso electoral de este año brindó herramientas a los ciudadanos para tener un voto informado.

Al reiterar que el proceso electoral de 2018 es considerado como uno de los más importantes de la historia de México, explicó que dos de las aportaciones que hizo fue poner en marcha una plataforma sobre voto informado, así como el Observatorio Electoral.

Además resaltó que ofreció a candidatos, primero, y después al Presidente electo y a su equipo de trabajo, una serie de diagnósticos precisos de la situación del país, como la agenda nacional “Hacia la Consolidación y Desarrollo de Políticas Públicas en Ciencia, Tecnología e Innovación”.

La Máxima Casa de Estudios indicó que firmó un convenio de colaboración con el Instituto Nacional Electoral (INE) por el que, a partir del 14 de diciembre de 2017, fue la encargada de realizar el monitoreo y análisis de programas noticiosos en radio y televisión sobre la cobertura de precampañas y, posteriormente, en la etapa de campañas, como parte del proceso electoral.

Adicional recordó que el Rector de la UNAM, Enrique Graue, entregó al Presidente electo el documento “Hacia la Consolidación y Desarrollo de Políticas Públicas en Ciencia, Tecnología e Innovación. Objetivo estratégico para una política de Estado 2018-2024”, que es una agenda consensuada entre más de 80 instituciones del área, para contribuir al desarrollo de nuestra nación.

 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó esta tarde que adoptará medidas de austeridad, en sintonía con la visión marcada por el presidente de la República.

Explicó que como parte de las primeras acciones, el Rector Enrique Graue regresará parte de su salario a la Tesorería a partir de la primera quincena de enero próximo.

Graue Wiechers anunció que “en la misma proporción que el señor presidente lo haga (bajarse el sueldo), así lo haré yo”. Adicional adelantó que a la brevedad presentará el programa completo de austeridad que implementará la Máxima Casa de Estudios.

El anuncio de la UNAM llega luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hiciera un llamado a los rectores de las universidades públicas, para que con su colaboración se garantizará austeridad en el manejo del presupuesto asignado.

Dijo que aunque respetaría la autonomía, “quiero que haya honradez en el manejo del presupuesto que se dirige a las universidades públicas”.

Adicional se informó que el director del instituto Politécnico Nacional (IPN), Mario Rodríguez, también se bajará el sueldo.

 

Este lunes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desmintió que vaya a haber menos presupuesto para la educación, en específico para las universidades.

Durante su conferencia matutina, el mandatario fue cuestionado sobre un comunicado emitido por la UNAM, en el que la máxima casa de estudios expresaba su preocupación ante el presupuesto, y señaló que no tenía conocimiento de dicho comunicado, pero negó que se esté reduciendo el presupuesto para las universidades y dijo que sólo en becas son diez mil millones de pesos adicionales para estudiantes de nivel superior.

“Hay que ver de qué se trata, no tengo conocimiento del comunicado de la UNAM, lo que sí puedo decirles es que se va a hacer más con menos porque se acaba la corrupción”, afirmó.

E insistió: “No es cierto que se reduzca el presupuesto, solo en becas son 10 mil millones de pesos adicionales para estudiantes de nivel superior, hagan la cuenta son 300 mil jóvenes de familias de escasos recursos económicos”.

El presidente reiteró que ese dinero no existía, además de que hay también 1,000 millones para las nuevas universidades públicas.

“Va a haber más recursos que antes, y aclaro tiene que rendir más el presupuesto, porque tienen que terminarse lujos y haber austeridad republicana”, señaló López Obrador.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), reconoció la “pronta y oportuna” aclaración que las autoridades federales, por conducto del secretario de educación, Esteban Moctezuma, hiciera respecto a la omisión de la fracción séptima del artículo tercero constitucional en el documento que se entregó a la Cámara de Diputados, sobre el nuevo acuerdo educativo.

La Máxima Casa de Estudios indicó que con la aclaración realizada, queda manifiesta la voluntad que se tiene de respetar la autonomía de las universidades.

Reconoció que la omisión de dicha fracción “preocupó profundamente” a la comunidad universitaria del país, esto debido a las implicaciones que podría llegar a tener en la misión que históricamente se le ha encomendado a las instituciones educativas.

La UNAM recordó que la fracción artículo tercero constitucional que se omitió establece que “las universidades y las demás instituciones de educación superior a las que la ley otorgue autonomía tendrán la facultad y responsabilidad de gobernarse a sí mismas; realizarán sus fines de educar, investigar y difundir la cultura, de acuerdo con los principios de este artículo, respetando la libertad de cátedra e investigación y del libre examen y discusión de las ideas; determinarán sus planes y programas; fijarán los términos de ingreso, promoción y permanencia de su personal académico; y administrarán su patrimonio”.

Además dijo que ampara las relaciones laborales, tanto del personal académico como del administrativo, las cuales se establecen de manera que concuerden con la “autonomía, la libertad de cátedra e investigación y los fines de las instituciones a que esta fracción de refiere”.

Finalizó indicando la autonomía constitucional protege la independencia de la vida académica universitaria, fortalece sus acciones y su compromiso con el progreso del país.

 

La Universidad Nacional Autónoma de México informó que tres estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), de Naucalpan, fueron expulsados por participar en los hechos del 3 de septiembre pasado en Ciudad Universitaria, con lo que ya han sido 38 los sancionados por la institución.

A través de un comunicado, la UNAM señaló que Benjamín Pelcastre Ortiz, Jorge Eduardo Chávez Avilés e Israel del Ángel Hernández, todos del CCH Naucalpan, fueron identificados como participantes de los sucesos violentos, por lo que determinó su expulsión.

La máxima casa de estudios dijo que la notificación de la expulsión fue publicada en la Gaceta UNAM de este martes.

La Universidad indicó que continuará con la investigación, búsqueda e identificación de los participantes en los hechos, y hará públicos los resultados.

El Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), exhortó al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y a los diputados de la actual legislatura, a considerar un aumento real en el presupuesto 2019 que se asigna a las universidades públicas.

La Máxima Casa de estudios indicó que el aumento solicitado es para que las instituciones puedan solventar sus labores sustantivas de educación, investigación, innovación y difusión del conocimiento.

El Consejo Universitario indicó que las universidades juegan un papel primordial en la formación de los jóvenes de México, que tal como lo ha indicado López Obrador, son pieza fundamental para atender y resolver los problemas que aquejan al país.

A través de un comunicado se indicó que durante los últimos años la situación general para la educación ha sido compleja, principalmente al travesar dificultades en términos presupuestales.

“El Consejo Universitario hace este exhorto con la certeza de que una sociedad con bienestar requiere de la seguridad de una educación pública, amplia y de calidad”, remató.

 

Cuando se genera un sismo importante, especialistas de la UNAM se dan a la tarea de caracterizar el punto de ruptura y cómo se propaga dicho movimiento. El ocurrido el 7 de septiembre de 2017 “tiene algunas particulares inusuales respecto a otros sismos intraplaca: su magnitud de 8.2, en dónde inicia su ruptura y cómo se propagó”, indicó Xyoli Pérez Campos, directora del Servicio Sismológico Nacional.

Estos hallazgos, publicados recientemente en la revista Nature geoscience, son resultado de un estudio liderado por expertos de la Universidad Nacional, en el que participan El Colegio de Michoacán y de la Universidad de Oregón.

Por la UNAM colaboraron Xyoli Pérez y Enrique Cabral Cano, del Instituto de Geofísica; Ángel Ruiz Angulo y Jorge Zavala Hidalgo, del Centro de Ciencias de la Atmósfera; Marina Manea y Vlad C. Manea, del Centro de Geociencias; M. Teresa Ramírez-Herrera, del Instituto de Geografía; y Leonardo Ramírez Guzmán, del Instituto de Ingeniería.

Pérez Campos explicó que la litósfera oceánica en la placa de Cocos es frágil a profundidades como en la que se generó el sismo del 7 de septiembre. Ahí, literalmente se rompió dicha placa.

En el trabajo se describe que el sismo se originó en una zona que está por debajo de la corteza oceánica, en el manto litosférico. “Cuando se rompe, no sólo toca la litósfera, sino también una región que no era considerada tan frágil”. Esto fue lo que llevó a los expertos a repensar por qué se rompió la placa.

Habitualmente, añadió, los terremotos rompen la parte superior del manto litosférico, pero el que afectó principalmente a los estados de Oaxaca y Chiapas se dio por debajo de ella. En esta ocasión, la parte del manto en el Istmo de Tehuantepec se comportó de forma diferente y se rompió.

La experta recalcó que lo particular de este temblor es que inició y se propagó a una profundidad en la que no es habitual que se fracture el material, pues es considerado más dúctil y maleable.

Entre las implicaciones del por qué se originó el sismo, Pérez Campos precisó que es una región con alto nivel de hidratación, y que fallas preexistentes fueron hidratadas antes del movimiento telúrico, por lo que se comportó de manera diferente.

Este movimiento es similar, en tamaño y geometría de placa, al ocurrido en 1931, que no se dio en el Golfo de Tehuantepec, sino en el centro del estado de Oaxaca.

Recordó que anualmente la Placa de Cocos se mueve unos centímetros, y eso continuará por millones de años; por lo tanto, nuestro país seguirá presentando movimientos sísmicos.

Este estudio científico es uno más de los que han realizado expertos de la UNAM con la finalidad de lograr un modelado para alertamiento temprano de tsunamis; un mapeo de las más de 27 mil réplicas que se han generado del sismo, además de revisar la distribución de la ruptura, el tiempo en el que ocurrió y sus características.

Finalmente, Pérez Campos recordó que aunque los cálculos de la magnitud de un evento como éste son casi inmediatos, el análisis del movimiento sísmico lleva tiempo no sólo por la precisión con la que deben ser analizados los datos, sino porque se trata de trabajos que deben ser revisados por pares.