Tag

VACUNAS

Browsing

El gobierno mexicano, a través de las Secretarías de Relaciones Exteriores y de Salud, presentó este lunes cuatro proyectos de investigación mediante los cuales se busca una vacuna contra el Covid-19.

La presentación de proyectos se hizo ante la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), coalición multi-actor, que se ha especializado en la respuesta a las epidemias.

Al día de hoy, México es el único país latinoamericano que participa en el Consejo de dicha organización.

La CEPI desarrolla vacunas contra 6 de los 9 virus considerados por la OMS con potencial pandémico y actualmente sus esfuerzos se han centrado en desarrollar la vacuna contra el SARS-CoV-2.

Recientemente, la CEPI lanzó una convocatoria para lograr una aceleración sin precedentes del desarrollo de vacunas para Covid-19, apoyando financieramente los proyectos con el potencial de alcanzar autorizaciones sanitarias en 12-18 meses o menos, y con ello poder garantizar la disponibilidad de dosis suficientes para un despliegue global generalizado tan pronto como sea posible, en 2021.

Ante dicha convocatoria, el canciller Marcelo Ebrard instruyó la conformación del Consorcio de Científicos Innovadores en Vacunas MX, grupo que ha trabajado durante varias semanas en la selección y preparación de cuatro proyectos.

Los proyectos científicos mexicanos para la búsqueda de la vacuna contra COVID-19 que participan en la convocatoria de la CEPI son:

1. Vacuna recombinante del Instituto de Biotecnología de la UNAM, en colaboración con el Cinvestav.
2. Vacuna Avimex-IMSS, en colaboración con la UNAM y el Cinvestav.
3. Vacuna ADN del ITESM y Universidad Autónoma de Baja California, en colaboración con el IPN.
4. Vacuna basada en péptidos de la Universidad Autónoma de Querétaro en colaboración con el IPN.

Durante su intervención en la presentación virtual de los proyectos, el canciller Ebrard señaló que es esencial que México apueste por el desarrollo de vacunas, así como de infraestructura tecnológica y científica que determinan hoy en día la salud pública.

Sostuvo que, si bien habrá ocasiones en las que nuestro país tendrá que seguir según los avances que haya en otros países, ante esta pandemia es estratégicamente fundamental presentar ante el mundo los cuatro protocolos que hoy México tiene más avanzados y mejor integrados para poder alcanzar el desarrollo de una vacuna.

Enfatizó que además del financiamiento que se busca, se desea posicionar a México como un actor de primer orden en los esfuerzos globales para enfrentar a la pandemia y trabaja para garantizar el acceso equitativo a las vacunas y tratamientos contra el coronavirus para México y el mundo.

Por su parte, el secretario Jorge Alcocer destacó la importancia de contar con vacunas ante un escenario como el que enfrentamos actualmente y reiteró que México cuenta con la capacidad científica y tecnológica para impulsar el desarrollo de la investigación biomédica, farmacológica, de la genómica y proteómica.

México presentará el próximo 30 de junio cuatro proyectos de posibles vacunas contra el Covid-19 que han desarrollado instituciones del país, con el objetivo de obtener financiamiento.

Las propuestas serán presentadas por el gobierno mexicano ante la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias (CEPI), una organización público-privada que ya financia nueve trabajos.

«Los proyectos se ven muy bien, todos tienen conexión con alguna empresa farmacéutica, todos tienen conexiones con grupos importantes en el extranjero, trabajando sobre el tema de infecciones», indicó la doctora Esther Orozco, líder del grupo de especialistas que coordina los trabajos.

La especialista detalló que la CEPI decidirá si alguno de los proyectos, o varios, tiene posibilidad de acuerdo con sus estrictos parámetros, de ser financiados. Sin embargo, no se dio a conocer cuál sería el momento que se otorgaría en caso de avanzar.

Entre las instituciones que participan en el desarrollo de una vacuna contra la enfermedad están la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), el Tecnológico de Monterrey (ITESM), así como las universidades autónomas de Querétaro y Baja California.

También trabajan centros de salud como el Instituto Nacional de Nutrición y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Orozco indicó que los proyectos ya se encuentran avanzando, pues se trabaja en ellos desde hace seis meses, el tiempo que tiene la pandemia, ya que los responsables de cada iniciativa tienen experiencia en trabajar con virus y en hacer vacunas, y puso como ejemplo las que se han desarrollado para la influenza o el zika. Afirmó que todos los proyectos de vacunas están listos para empezar a hacer las pruebas en humanos.

CEPI estima que desarrollar la vacuna contra el Covid-19 exigirá unos 2,000 millones de dólares, de los cuales asegura haber reunido 1,400 millones para financiar diversos proyectos.

A inicios de mayo, el gobierno mexicano dijo que aceptó la invitación de Noruega (país fundador y su contribuyente más importante) para adherirse a la CEPI.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó este viernes una iniciativa para que el hallazgo de uno o más tratamientos y vacunas para la Covid-19 sea compartido gratuitamente con el mundo entero y así evitar que la cura y prevención de esta nueva enfermedad se conviertan en el privilegio de unos pocos.

La idea inicial partió del Gobierno de Costa Rica, que planteó una especie de fondo común donde los que decidan participar, de forma voluntaria y bajo el principio de responsabilidad social, pondrán a disposición el conocimiento científico, los datos y la propiedad intelectual que vayan desarrollando.

Además de medicinas y vacunas se incluyen pruebas de diagnóstico mejoradas, dispositivos médicos (como prototipos de respiradores), material de protección sanitaria y cualquier otra tecnología que se muestre útil para frenar la pandemia.

La Plataforma de Acceso a la Tecnología (C-TAP) es el nombre que la OMS ha decidido darle y funcionará en paralelo a otra iniciativa con fines parecidos, el ACT Accelerator, que busca acelerar el desarrollo de las principales herramientas para luchar contra el coronavirus SARS-CoV-2 y promover un acceso equitativo a ellas.

El mundo está a punto de entrar en el sexto mes desde que se aceptó la gravedad del nuevo coronavirus que apareció en China, y que llegó primero a otros países de Asia, del que se descubrieron en febrero los primeros casos en Europa y que en marzo había saltado a América, donde la ola de la pandemia está ahora en su auge.

Treinta y cinco países han manifestado su apoyo al C-TAP, la mayoría países en desarrollo y, entre ellos, varios latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, República Dominicana, Ecuador, Perú, y Uruguay. México también se ha unido a la iniciativa.

Entre otras cosas, esta plataforma plantea que los gobiernos y todas aquella entidades que financien investigaciones incluyan en los contratos que firmen con farmacéuticas cláusulas sobre «distribución equitativa y publicación de los datos obtenidos de los ensayos clínicos», explicó en el lanzamiento el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Asimismo, se pide que se compartan las secuencias genéticas y datos científicos, pero el punto más delicado de esta iniciativa es que pide que se cedan los derechos de propiedad intelectual de tratamientos y vacunas a esta plataforma para que a su vez ésta los conceda a productores de genéricos.

«Invito a las industrias y sectores académicos a que registren y compartan su conocimiento, propiedad intelectual y datos de tecnologías sanitarias existentes y nuevas para combatir el Covid-19 por el bien de toda la humanidad», dijo el presidente de Costa Rica,

Grandes corporaciones farmacéuticas prometieron este jueves que no buscarán obtener ganancias si consiguen desarrollar los tratamientos y vacunas que están investigando. Ello mientras dure la pandemia.

Sin embargo, altos ejecutivos de GlaxoSmithKline, AstraZeneca, Pfizer y Johnson & Johnson afirmaron que hay que defender y mantener el principio de la propiedad intelectual, sin el cual, enfatizaron, no habría incentivo para la innovación.

La Federación Internacional de Productores Farmacéuticos (IFPMA) participa en representación de la industria en el ACT Accelerator, pero no se ha manifestado sobre la nueva iniciativa, que va más lejos que la primera y que les comprometería a ceder sus derechos sobre los descubrimientos que hagan en torno al coronavirus.

La canciller de Alemania, Ángela Merkel, advirtió hoy que entre el 60% y 70% de los alemanes se contagiará de Covid-19.

En conferencia de prensa, indicó que el actual brote de coronavirus, ya declarado pandemia por la OMS, deja en situación de vulnerabilidad a la ciudadanía pues aún no existe inmunidad a él.

“Hay que entender que el virus está ahí. La población no tiene inmunidad a él, no hay posibilidades de vacunación o tratamiento. Un alto porcentaje, según los expertos, entre el 60 y 70 por ciento de la población alemana resultará infectada mientras esta condición permanezca», aseguró.

Advirtió que debido a ese pronóstico de especialistas, Alemania ya trabaja de forma intensa en encontrar opciones de terapia y vacunas.

Por otra parte, señaló que otra preocupación para la nación germana es atender el declive económico por el que atraviesan debido al nuevo tipo de neumonía. «Luego veremos qué significa para nuestro presupuesto, indicó.

Alemania es el séptimo país más afectado del mundo, con unos mil 300 infectados y tres muertes relacionadas al COVID-19. Merkel subrayó que lo principal es ralentizar la extensión de la epidemia para no saturar al sistema sanitario y mantener la actividad económica «en la medida de lo posible».

Pidió a la ciudadanía, hacer caso a las indicaciones de las autoridades y no congregarse en eventos multitudinarios para evitar más casos de contagio.

La Secretaría de Salud, a través de la Dirección General de Epidemiología, confirmó que hasta el día de hoy hay cuatro casos confirmados de sarampión en la Ciudad de México.

Entre los casos de infección, se encuentran dos menores: una niña de ocho años en la alcaldía Álvaro Obregón; tres casos más en la alcaldía Gustavo A. Madero; los tres varones de 10, 37 y 39 años.

El caso de la menor de Álvaro Obregón tiene 14 contactos identificados, mientras que solo uno de los casos de Gustavo A. Madero tiene un contacto extranjero identificado.

En todos los casos no se tiene antecedente de vacunación previa.

El año pasado, se registraron 20 de casos de sarampión en el país, de los cuales, la mayoría fue contagiado por importación, principalmente de Europa y Africa.

Para atender dicha enfermedad no existe un tratamiento específico, aunque existe una vacuna; en el caso de los niños es la triple viral, para los adolescentes y adultos, se trata de la doble viral.

Al respecto, autoridades de Salud han informado que las vacunas ya fueron liberadas, por lo que actualmente se encuentran en los estados y se aplican a la población.

El titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer, compareció la tarde de ayer ante el Pleno de la Cámara de Diputados, con motivo del análisis del Primer Informe de Gobierno del Ejecutivo federal. Ahí, el funcionario indicó que el gobierno federal ha permitido ahorros en el sector por 2 mil 732 millones de pesos (mdp) durante diciembre 2018 y junio 2019.

Indicó que dichos ahorros en el sector salud son producto de las acciones de gasto responsable y combate a la corrupción del gobierno federal. Destacó que el ahorro principalmente se debe a las compras consolidadas de medicinas y material de curación, así como las acciones realizadas con los gobiernos estatales para hacer efectivo el acceso universal a los servicios de salud y medicamentos gratuitos.

“Se obtuvo un ahorro de mil 32 millones de pesos, equivalente al 21 por ciento con relación al año anterior, a través de la compra consolidada para el segundo semestre de 2019, cuyo procedimiento de licitación fue asistido por la ONU y en el que por primera vez se integraron las necesidades de medicamentos y material de curación de 25 entidades federativas”, detalló.

Ante los cuestionamientos de los legisladores, el secretario indicó que se cuenta con el 100% de vacunas contra la influenza, que fueron adquiridas para aplicar a los grupos de riesgo durante la próxima temporada invernal. Detalló que también se compraron las vacunas contra el sarampión, que ya comenzaron a distribuirse.

Alcocer Varela subrayó que algunos de los desafíos que enfrenta el sistema de salud es su segmentación y fragmentación, así como la necesidad de incrementar y buscar la sostenibilidad de su financiamiento.

El titular de la Secretaría de Salud anunció que la compra consolidada de medicamentos y material de curación para 2020 será por licitación pública internacional. Indicó que la convocatoria de esta licitación se publicará del 1 al 4 de noviembre próximo, en el portal de CompraNet.

“¿Por qué internacional? Porque si sigue habiendo problemas en la obtención a nivel nacional, vamos a tener que recurrir igual como se hizo con el metotrexate para llamar a la compra. No a lo más barato sino a la calidad”, indicó.

Señaló que no se trata de comprar cualquier medicamento o elegir el más barato, o que se opte por algún proveedor «preferente». Indicó que se optará por un plan de compra en el que cuentan con la asesoría de la Organización Panamericana de la Salud.

A días de que inicie la Tercera Semana Nacional de Vacunación, diputados del PAN denunciaron que no hay vacunas para proteger a los niños del sarampión, lo cual llega en medio de la crisis de las últimas semanas de desabasto de medicamento y compras tardías de insumos.

Al respecto, el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, secretario de la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, hizo un llamado a nombre de su grupo parlamentario a las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de Salud (SSA), así como a la Comisión Federal de Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), a atender la emergencia en materia de salud.

Comentó que la situación que se vive en el país podría costar vidas de la población más vulnerable. El legislador advirtió que de no atenderse la situación, podrían resurgir padecimientos que se tenían controlados en el país.

“Ya lo estamos viendo, casos de sarampión, casos de parálisis flácida en niños, que es la antesala de la poliomielitis, incremento de casos de dengue y riesgo por influenza y neumococo, que podría incrementar el índice de mortalidad en la población de adultos mayores, si para octubre, no comenzamos a vacunar”, agregó.

Refirió que este jueves en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, proporcionaron un boletín epidemiológico, en el cual se observa que hay seis mil 958 casos de dengue; con datos de alarma dos, mil 554 y con dengue severo 700, “en 2018 a estas alturas había mil 636 casos”.

El diputado mencionó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, se pidió 500 millones de pesos menos para vacunas, y al ver que no era suficiente, los legisladores pidieron que se asignaran 300 millones de pesos más, lo cual fue negado por la SHCP.

Pidió que la Cofepris haga los trámites necesarios para que se permita la importación de medicamentos; a la SHCP que se liberen los recursos necesarios y a la SSA, que se reconozca y actúen en consecuencia ante esta emergencia sanitaria.

“En el PAN les decimos que si no pueden, les ayudamos, que si no saben, les enseñamos, pero no quieren; entonces deben renunciar porque hoy no se puede decir que un niño tiene sarampión porque no hay vacunas, con qué cara van a argumentar que Morena se interesa por la salud de la población”, indicaron los diputados panistas.