Tag

Venezuela

Browsing

Un año después de haber sido reconocido por medio centenar de países como presidente encargado de Venezuela, el opositor Juan Guaidó apareció este jueves en el Foro Económico Mundial (WEF) que se celebra en Davos, Suiza.

Ahí, el líder venezolano pidió a los líderes mundiales ayuda contra la «dictadura» de Nicolás Maduro y aseguró que «solos no podemos».

«Hoy, y por eso estamos aquí, solos no podemos. Nos enfrentamos a un conglomerado internacional, criminal y necesitamos de su ayuda», dijo Guaidó. «Europa, el Grupo de Lima, Estados Unidos, estamos todos reunidos para lograr una elección libre, real, transparente. Nos hemos movilizado una y otra vez, lo vamos a seguir haciendo», añadió.

Su visita a Davos coincide con el primer aniversario de su autoproclamación como presidente encargado de Venezuela, el 23 de enero de 2019 en Caracas.

En su discurso, Guaidó dibujó un panorama sombrío para Venezuela, que enfrenta según él, una tragedia sin precedentes. «Venezuela no es un país en guerra. No oímos las bombas, pero sentimos el llanto, el dolor de las madres», aseguró.

También denunció que el país está en manos de un «conglomerado criminal» donde actúan grupos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia y del Hezbolá.

Violando una prohibición para salir de su país, Guaidó viajó esta semana a Colombia, y desde allí a Europa. El líder opositor venezolano mantuvo encuentros con responsables británicos en el Reino Unido y representantes europeos en Bruselas.

La imposibilidad de desplazar a Maduro del poder hizo caer la popularidad de Guaidó, un ingeniero de 36 años, de 63% a 38.9% en 12 meses, según la encuestadora venezolana Datanálisis. El líder opositor ha tratado de revitalizar las protestas contra Maduro, pero sus llamados han tenido débil respuesta, con cientos de manifestantes frente a las decenas de miles que movilizó un año atrás.

El líder opositor Juan Guaidó se juramentó este martes como presidente del Parlamento de Venezuela con los votos de diputados opositores, a pesar de que los militares intentaron impedir su entrada al recinto, además de los corte de luz sufridos en el Palacio Legislativo.

«¡Lo juro!», gritó Guaidó desde el podio presidencial de la unicameral Asamblea Nacional, único poder en manos de la oposición en Venezuela.

El opositor, quien al frente del Legislativo se proclamó mandatario interino en 2019, cargo reconocido por medio centenar de países, juró cumplir «en nombre de Venezuela (…) con los deberes de presidente encargado» para buscar una «solución a la crisis».

El diputado rival Luis Parra, autoproclamado el domingo presidente de la cámara con el apoyo del chavismo, presidió justo antes otra sesión. A la llegada de Guaidó, abandonó del hemiciclo.

Guaidó llegó a la sede del Congreso en una camioneta acompañado por una caravana de autobuses donde se trasladaban varios diputados de la bancada opositora, tras recorrer unos cinco kilómetros por el centro de Caracas sorteando varios piquetes policiales.

Luego de que Guaidó entonara el himno nacional venezolano junto a parlamentarios opositores, el Congreso quedó a oscuras por un corte eléctrico, momento en que varios diputados iluminaron el recinto con las linternas de sus celulares.

Cuando Guaidó abandonaba el Parlamento, miembros de grupos prochavistas acusados por la oposición de ser el «brazo armado» del gobierno, le arrojaron una pequeña granada de gas lacrimógeno. El líder opositor salió ileso.

Varios periodistas sufrieron agresiones de estos colectivos, según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), principal agrupación del gremio periodístico en el país caribeño.

Juan Guaidó fue ratificado este domingo como presidente del Parlamento de Venezuela por diputados opositores en la sede de un periódico, después de que un congresista rival, Luis Parra, se proclamara en el Palacio Legislativo como jefe de la cámara con apoyo chavista.

«Juro (…) hacer cumplir» la Constitución como «presidente del Parlamento y presidente encargado de Venezuela», dijo Guaidó tras recibir votos de 100 legisladores en una sesión en la que participaron diputados inhabilitados por acusaciones penales que la oposición denuncia como actos de «persecución política». El proceso fue nominal, congresista por congresista.

Parra, quien tras ser acusado de corrupción rompió lazos hace un mes con Guaidó, se juramentó horas antes a los gritos con un megáfono en el Congreso mientras el dirigente parlamentario intentaba, sin éxito, entrar a la unicameral Asamblea Nacional. La oposición calificó ese acto como «un golpe de Estado parlamentario».

Guaidó subió las rejas perimetrales del edificio, pero militares con escudos antimotines le impidieron saltarlas.

El dirigente tildó a las fuerzas militares y policiales que establecieron piquetes en las calles de acceso al palacio de «órganos represivos de la dictadura».

El presidente Nicolás Maduro, quien ha logrado mantenerse en el poder apoyado por la Fuerza Armada y países como China, Rusia o Cuba, reconoció a Parra.

«La Asamblea Nacional ha tomado una decisión y hay una nueva junta directiva (…). Venía sonando que el diputado Juan Guaidó iba a ser sacado», celebró Maduro, vestido de beisbolista, en la inauguración de un estadio en el estado Vargas, donde nació Guaidó.

Ante la ausencia de Guaidó en el Palacio Legislativo, el diputado Héctor Agüero, del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), subió a la tribuna presidencial apoyado por la bancada chavista y llamó a sesión alegando que se trataba del legislador de mayor edad, con 79 años, y que por ello tenía esa potestad.

Fue entonces cuando Parra se proclamó tras una consulta a mano alzada. No se contaron los votos.

Parra aseguró a la prensa que la sesión contó con 140 diputados y que 81 aprobaron su postulación, presentada apenas unas horas antes por otro legislador opositor que marcó distancia con Guaidó, José Brito. El congresista chavista Pedro Carreño, no obstante, aseguró que fueron 84 votos, mayoría simple en la cámara.

La oposición ganó 112 de 167 escaños en las elecciones legislativas de 2015, pero ha sufrido divisiones y, además, una treintena de legisladores se exiliaron o se refugiaron en sedes diplomáticas por procesos judiciales. Guaidó ha denunciado «sobornos» a diputados para ponerlos en su contra.

Parra y Brito son acusados de cabildear ante autoridades de Colombia y Estados Unidos para librar de responsabilidad a un empresario en casos de presuntos sobrecostos en la importación de alimentos para el gobierno de Maduro. Tras esa denuncia, ambos rompieron con Guaidó, asegurando que aún adversan al chavismo.

Guaidó había prometido desplazar a Maduro en 2019, después de que la mayoría opositora del Parlamento lo declarara «usurpador» acusándole de haber sido reelegido fraudulentamente en 2018. 

Tras la proclamación de Parra, que tildó de «show burdo», Guaidó llamó a una sesión a diputados opositores en las instalaciones de El Nacional, medio de comunicación crítico de Maduro, donde fue ratificado.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, respondió a su homólogo venezolano quien este fin de semana se refirió a él como un “traidor y pelele del imperialismo”, en referencia al gobierno de Estados Unidos.

Fue a través de sus redes sociales, donde Bukele respondió a lo expuesto por Maduro en un evento realizado en Cuba. “Más respeto Sr. @NicolasMaduro. Habla de un presidente electo democráticamente, a diferencia suya”, soltó vía Twitter.

Bukele añadió, en su defensa, que en su país «sin estar sobre mares de petróleo, un rollo de papel higiénico no nos cuesta el salario de un mes”.

Y es que Maduro aseguró que da vergüenza como se «desfigura, se derrite» el mandatario de El Salvador frente al imperialismo. Se refirió a Bukele como una persona que llegó a la presidencia de su país como una «esperanza» para el pueblo salvadoreño.

Maduro acusó que de la historia nadie se salva, por lo que dijo, «no te salvas Bukele, te toca tu lugar como traidor y pelele del imperialismo».

El presidente Donald Trump, llamó este martes «marioneta de Cuba» a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, y prometió que Estados Unidos seguirá del lado del pueblo venezolano «hasta que se restaure la democracia» en el país.

«El dictador Maduro es una marioneta cubana protegida por guardaespaldas cubanos», sentenció Trump durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Además denunció que Cuba saquea la riqueza de Venezuela para mantenerse a flote, y pidió a los venezolanos atrapados en dicha «pesadilla» que no olviden que Estados Unidos está apoyándoles, con grandes cantidades de ayuda humanitaria.

«Estamos siguiendo muy de cerca la situación en Venezuela. Esperamos el día en que se restaure la democracia y Venezuela sea libre», agregó.

El mandatario dijo que la situación en Venezuela es un recordatorio de que el socialismo y el comunismo no se tratan de justicia ni de sacar a la gente de la pobreza, un mensaje que pareció estar dirigido al ala de la izquierda del Partido Demócrata de su país.

Donald Trump definió el socialismo como «el destructor de las naciones y de las sociedades» y advirtió de sus efectos nefastos «cuando se combina con las nuevas tecnologías», sin dar más detalles.

Trump también aprovechó su intervención para reconocer las acciones del gobierno mexicano y en especial del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respecto al flujo migratorio.

“Me gustaría agradecer al presidente López Obrador de México por la gran cooperación que estamos recibiendo y por poner 27,000 efectivos en nuestra frontera sur”, dijo Trump ante los líderes del mundo en la 74 Sesión de la Asamblea General de la ONU.

“México nos está mostrando gran respeto y yo lo respeto de vuelta”, enfatizó el republicano al decir que trabaja coordinadamente con «amigos» como México, Canadá, Guatemala, Honduras, El Salvador y Panamá para defender la integridad de las fronteras y asegurar la seguridad y prosperidad los habitantes de la región.

En ese tema, Trump advirtió que pese a pagar a contrabandistas que les prometan introducirlos en su país, a los migrantes que lleguen de manera ilegal no se les permitirá entrar y se les regresará a sus países de origen.

El gobierno venezolano anunció este viernes que presentará evidencias ante la Fiscalía General para que emprenda una investigación sobre el supuesto vínculo del líder opositor Juan Guaidó con narcotraficantes colombianos tras la polémica desatada por la difusión de fotografías en las que aparece junto a dos miembros de uno de esos grupos.

Guaidó rompió el viernes el silencio que había mantenido tras la difusión de las fotografías junto a los jefes del grupo delictivo Los Rastrojos, Albeiro Lobo Quintero, alias Brother, y Jhon Jairo Durán, alias Menor, y dijo en una entrevista con la emisora colombiana Blu Radio que «era difícil saber quién me pedía fotos».

El jefe de la Asamblea Nacional expresó que durante la travesía que realizó de Venezuela a Colombia, en la que debió sortear varios bloqueos de vías de las autoridades para acudir al concierto benéfico que se realizó el 22 de febrero en Cúcuta, se tomó muchas fotos y sostuvo que era «difícil discriminar quién pide una foto».

Pero el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, lo acusó de tener «vinculación directa» con los líderes de Los Rastrojos, señalados de participar en actividades de narcotráfico, contrabando de combustible, asesinatos y reclutamiento de menores, y dijo que el gobierno consignaría las evidencias en la Fiscalía General para que se inicie una investigación y se «haga justicia».

Desde el palacio presidencial Reverol afirmó que Guaidó «fue custodiado por estas organizaciones narco paramilitares colombianas» en febrero en su paso por la frontera y mostró algunas fotografías del opositor junto a supuestos paramilitares.

Guaidó atribuyó esas acusaciones a una acción que busca «distraer la atención» y retó Reverol, y al fiscal general Tarek William Saab a que detengan a los «narcoterroristas» y miembros de grupos guerrilleros colombianos que están en Venezuela.

Este miércoles, la Secretaría de Relaciones Exteriores expresó su preocupación y rechazo categórico a la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca aprobada en la sesión del día de hoy del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos y reiteró que condenará cualquier decisión que se tome mediante el uso de la fuerza.

 

Lo anterior, luego de que con 12 votos a favor, cinco abstenciones y un voto ausente, el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para aplicarlo a Venezuela.

Al mismo tiempo, resaltó que “México reitera su absoluto respeto a las normas de derecho internacional y su firme convicción para encontrar una solución pacífica, democrática y dialogada a la situación por la que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela”.

En un comunicado, la Cancillería mexicana expresó que “la vocación pacifista de México se opone rotundamente a la posibilidad del uso de la fuerza militar contemplado en el TIAR y por ello el 6 de septiembre del 2002 nuestro país denunció dicho tratado”.

Señaló que en la sesión de hoy, la representante de México ante la OEA, embajadora Luz Elena Baños Rivas, expresó que nuestro país se opone a la invocación de dicho tratado ya que sienta un peligroso precedente para la democracia, el derecho internacional, la búsqueda de la paz, la solución pacífica de controversias y la no intervención en los asuntos de otros Estados.

El TIAR contempla los mecanismos a seguir en caso de un conflicto entre países miembros, en el cual se contempla una respuesta militar ante un posible ataque.

Este viernes, la Fiscalía venezolana anunció una nueva investigación penal contra el líder opositor Juan Guaidó, señalado de “traición a la patria” por presuntamente estar detrás de un plan para renunciar al Esequibo, un territorio rico en recursos que Caracas reclama a Guyana.

“Iniciamos una investigación” a Guaidó por estar involucrado “en una negociación ilegal a espaldas del país que pretende desistir del histórico reclamo que tiene nuestro país sobre el territorio Esequibo”, señaló en una alocución televisada el fiscal general, Tarek William Saab.

Estos hechos implicarían “el delito de traición a la patria”, apuntó el fiscal, de línea oficialista, quien dijo que la investigación fue abierta el jueves a solicitud del presidente Nicolás Maduro.

La Fiscalía mantiene varias causas contra Guaidó, el jefe del Parlamento reconocido como gobernante interino por medio centenar de países, quien le disputa desde enero el poder a Maduro.

La oficialista Asamblea Constituyente ya lo despojó en abril de su inmunidad parlamentaria y autorizó enjuiciarlo por “usurpar” funciones de Maduro, pero Estados Unidos, principal valedor internacional de Guaidó, ha advertido que detenerlo sería el “último error de la dictadura”.

Este jueves el Parlamento de Venezuela rechazó el nombramiento de Francisco Arias como embajador en México.

El presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano, Francisco Sucre, envió una carta a la Cancillería mexicana para rechazar el beneplácito del Gobierno de ese país al embajador designado por el presidente Nicolás Maduro, por considerar “inconstitucional” la selección.

 

En la misiva, que fue difundida a través de las redes sociales, Sucre se dirige al canciller mexicano, Marcelo Ebrard, para manifestar el “más profundo rechazo” por la decisión del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de recibir esta semana las credenciales de Francisco Arias, el funcionario escogido por Maduro.

El parlamentario esgrimió que el nombramiento es “nulo, írrito e inconstitucional”, pues, según él, desconoce “la autoridad del único poder constituido con legitimidad”, la cual proviene los votos de “14 millones de venezolanos”.

Sucre invitó “respetuosamente” al Gobierno mexicano “a no hacerse de la vista gorda ante la cada vez más grave crisis que se vive Venezuela”, por lo que le pidió asumir “un compromiso firme con la reivindicación de los principios democráticos”.

Luego de que este lunes, el gobierno de Donald Trump impusiera nuevas sanciones económicas a Venezuela, entre ellas el bloqueo de todos los bienes del gobierno venezolano en territorio estadounidense.

El portavoz de la Comisión Europea, Carlos Martín Ruiz dijo este jueves que la La Unión Europea (UE) se opone a la aplicación de medidas restrictivas extraterritoriales como las que impuso el gobierno de Estados Unidos a Venezuela.

Sin embargo, la portavoz Annika Breidthardt subrayó que la UE analiza “en detalle el alcance y las implicaciones” de las medidas impuestas por Washington a Caracas.

Según la orden, todos los bienes e intereses en propiedad del gobierno venezolano que estén en lo sucesivo en Estados Unidos, o en el poder o el control de cualquier estadounidense, están bloqueados y no pueden transferirse, pagarse, exportarse, retirarse o negociarse de otra manera.

Ante el anuncio de las sanciones por parte de Estados Unidos, el gobierno de Nicolás Maduro denunció que el objetivo del nuevo plan estadounidense es un cambio inconstitucional en el país, en abierta violación a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas. Miles de seguidores del chavismo marcharon en Caracas en rechazo al bloqueo de activos de Venezuela en Estados Unidos.

Mientras que el presidente de la Asamblea Nacional y líder de la oposición en Venezuela, Juan Guaidó, se refirió también al bloqueo impuesto por EU al país sudamericano y dijo: “Maduro no protege a nadie, esas sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos son al régimen. Si te interesa tanto vete de Miraflores y así se levantan las sanciones mañana”.

Jorge Arreza ,el canciller de Venezuela anunció hoy que el gobierno de su país está construyendo una ‘arquitectura alternativa’ para enfrentar las nuevas sanciones impuestas por el presidente estadounidense, Donald Trump, pero admitió que será «más difícil» y «costoso» diseñar los caminos alternativos.

En conferencia, Arreaza informó que la administración del presidente Nicolás Maduro está trabajando con los gobiernos aliados para definir las vías alternas, aunque no ofreció detalles de los planes ni dijo qué países estarían participando.

Al preguntarle sobre el impacto de las medidas, el canciller dijo que bienes que superan los 30 mil millones de dólares se verán afectados por las sanciones, incluidos unos 8 mil millones de dólares la petrolera Citgo, hecho que consideró como el «robo del siglo».

El ministro acusó a Washington de buscar transformar a Venezuela en su «territorio de su guerra geopolítica contra Rusia y contra China» y de tratar de «implosionar» el proceso de diálogo impulsado por Oslo.

Arreaza descartó que el Gobierno venezolano vaya a salir del mecanismo de negociaciones, y anunció que «vendrán importantes noticias de acuerdo de ese diálogo» si ese proceso no se afecta.

En momentos en que el gobierno de Estados Unidos aumenta la presión para forzar que el mandatario Nicolás Maduro abandone el poder, este jueves presidente Donald Trump, dijo que considera un bloqueo o aislamiento de Venezuela.

Al ser cuestionado sobre si estaba considerando una medida de este tipo debido a la injerencia de China e Irán en el país petrolero, Trump dijo: «Sí».

El gobierno de Trump apoya al líder de la Asamblea Nacional y líder de la oposición, Juan Guaidó, reconocido por cerca de 50 naciones como el líder interino legítimo del país sudamericano.

Las conversaciones entre el régimen de Maduro y la oposición han progresado poco debido a un estancamiento sobre la demanda de Guaidóde nuevas elecciones. A pesar de la insatisfacción generalizada de los venezolanos con su gobierno, las divisiones dentro de la oposición están complicando el impulso hacia una administración posterior a Maduro.

Según la agencia de noticias, Bloomberg el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, describió el jueves los planes para reconstruir las instituciones financieras y la infraestructura de Venezuela en un discurso ante ejecutivos de negocios latinoamericanos en Brasilia.

«Venezuela continuará deteriorándose hasta que el gobierno internacionalmente reconocido de Juan Guaidóimplemente las reformas económicas, políticas y sociales necesarias», dijo Ross.

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela dijo que dos prófugos exdirigentes de la desmovilizada guerrilla de las FARC son «bienvenidos a Venezuela», días después de que Colombia denunció que estarían ocultos en el país petrolero.

Se trata de Seuxis Paucias Hernández, más conocido como ‘Jesús Santrich’, y de Luciano Marín Arango, alias ‘Iván Márquez’, quienes participaron en la negociación de paz entre el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 260 mil muertos.

«Habían anunciado que venía Iván Márquez y Jesús Santrich, me quedé esperando. Iván Márquez y Jesús Santrich son bienvenidos a Venezuela y al Foro de Sao Paulo cuando quieran venir, son los dos líderes de paz», dijo Maduro en la clausura del evento de políticos y activistas de izquierda latinoamericana, acompañado del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

«Y ‘Timochenko’ y ‘Catatumbo’ y las FARC es bienvenida a Venezuela cuando quieran venir porque son líderes de paz, claro que sí, claro que son bienvenidos, me quedé esperando, me alegré cuando supe que venían», aseguró Maduro refiriéndose a algunas versiones que aseguraban que Santrich y Márquez participarían en el Foro de Sao Paulo.

Márquez desapareció desde mediados de 2018 sin posesionarse como congresista, mientras que Santrich se posesionó como legislador en junio de este año luego de recuperar la libertad en medio de un proceso en el que se le acusa de estar involucrado en un plan para enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos valoradas en 320 millones de dólares.

WordPress Lightbox Plugin