Tag

Venezuela

Browsing

Estados Unidos continuará utilizando todas las herramientas económicas y políticas a su disposición en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y de los responsables por la crisis en esa nación, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

El funcionario hizo los comentarios en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, en la última parada de una gira de tres días a Chile, Paraguay y Perú,

«Estados Unidos continuará utilizando toda vía económica y política a nuestra disposición para ayudar a los venezolanos a través de sanciones, cancelaciones de visa y otros medios. Nos comprometemos a que el régimen y aquellos que lo mantienen en pie se hagan responsables por la corrupción y la represión de la democracia», dijo Pompeo en una declaración.

Maduro acusa a las sanciones impuestas por Estados Unidos de los problemas económicos del país sudamericano y se niega a reconocer al líder opositor Juan Guaidó, quien en enero invocó la Constitución para asumir una presidencia interina, argumentando que la reelección del líder socialista en 2018 fue ilegítima.

Más de tres millones de venezolanos han huido de la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicamentos, además de la crisis política. Colombia se convirtió en el principal destino de los inmigrantes venezolanos y actualmente más de 1.2 millones de encuentran en diferentes ciudades del país cafetero.

«Maduro debe saber que estamos vigilando y nuestro apoyo no va a flaquear», dijo Pompeo acompañado del presidente colombiano Iván Duque, tras visitar inmigrantes venezolanos en un refugio en Cúcuta, recorrer los puentes fronterizos y una bodega en donde se almacena ayuda humanitaria, a pocos metros de la frontera.

Aunque la mayoría de las naciones occidentales han reconocido a Guaidó como jefe de Estado, Rusia, China y Cuba continúan apoyando a Maduro.

Washington ha impuesto una serie de sanciones contra el gobierno de Maduro en un intento por expulsarlo del poder. El viernes agregó cuatro compañías y nueve barcos a su lista negra, pero los críticos han advertido que esas acciones podrían perjudicar a los venezolanos comunes.

Estados Unidos debe empezar a considerar el uso de la fuerza militar para llevar ayuda a Venezuela, aseguró el senador estadounidense, Rick Scott, exgobernador de Florida, invocando un fantasma “del que nadie quiere hablar”.

“Queda una sola opción para llevar ayuda al pueblo de Venezuela, y es algo de lo que nadie quiere hablar. Se está haciendo claro que tendremos que considerar el uso de los activos militares del país para llevar ayuda”, dijo Scott en un discurso en Washington.

En tanto, Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la Organización del Estados Americanos (OEA), denunció que “los colectivos chavistas son un grupo terrorista en Venezuela”.

El diplomático aseguró que los paramilitares responden a Nicolás Maduro, quien, dijo, “un día serán juzgados ante las cortes internacionales”.

El gobierno venezolano afirmó que el plan para reforzar la infraestructura eléctrica podría extenderse hasta por un año, en momentos que varias zonas del país petrolero aún sufren cortes de luz y fallas en el suministro de agua.

El gobierno venezolano aplicó el 4 de abril un «Plan de Administración de Cargas» o cortes programados de energía, en un intento de estabilizar el sistema eléctrico tras largas interrupciones. El plan excluye a la capital Caracas, así como al costero estado de Vargas y Delta Amacuro.

«Vamos a atacar los problemas con el plan que nos ha planteado el presidente Nicolás Maduro a corto plazo en 30 días, entre 30 y 60 días, entre 60 y 90 días y un año», dijo Igor Gavidia, ministro de Energía Eléctrica, en un acto junto al titular de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.

Venezuela sufrió en marzo dos extensos apagones, el primero de cinco días y el segundo de tres. Las fallas, que dejaron a oscuras a casi toda la nación miembro de la OPEP, además impactaron el suministro de agua corriente y las comunicaciones.

El plan de cortes de luz anunciado la semana pasada contempla suspensiones por tres horas diarias. Pero en estados como Zulia y Táchira, al oeste del país, las interrupciones han sido más largas y han desatado varias protestas.

El gobierno dice que los cortes de energía son producto de ataques y sabotajes al sistema, pero expertos señalan que las fallas se deben a años de falta de inversión y mantenimiento en las instalaciones.

Este sábado, miles de venezolanos tomaron las calles para protestar por la falla de servicios que mantiene a oscuras y sin agua parte del país.

Los manifestantes también reclaman la salida del gobierno de Nicolás Maduro, que ha recibido nuevas sanciones de Estados Unidos.

Venezuela sufre hiperinflación, recesión, escasez de productos e interrupciones de su servicios básicos que provocan protestas en varios puntos del país.

El líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, llamó a salir a las calles el sábado en el inicio de una ola de manifestaciones «definitivas» para presionar a Maduro a dejar el cargo, porque considera que su reelección en 2018 fue un fraude y es responsable de la grave crisis.

En varios puntos de Caracas, miles de manifestantes ganaron las calles, algunos golpeando ollas y otros cargando pancartas contra el gobierno de Maduro.

Venezuela sufrió en marzo dos extensos apagones que dejaron a oscuras a gran parte del país. El gobierno los atribuyó a un «sabotaje», pero expertos dicen que las suspensiones obedecen a la falta de mantenimiento y de inversión en infraestructura.

Aunque el gobierno anunció cortes programados de tres horas a la semana que excluyen a Caracas, en varios estados son más prolongados, sobre todo en el oeste del país. En la capital todavía había algunas fallas en el suministro de agua.

 

Este miércoles, José Luis Rodríguez, ‘El Puma’ que prepara su primera gira tras un doble trasplante de pulmón, manifestó su interés en aspirar a la presidencia de Venezuela cuando se convoquen elecciones libres.

En una entrevista difundida por la cadena de noticias CNN en Español, el cantante venezolano afirmó que «hay una posibilidad abierta, pero muy grande» de aspirar a la presidencia del país sudamericano agobiado por una severa crisis política, social y económica.

Acotó que su eventual candidatura «depende de una organización, de que se pongan de acuerdo», dejando en claro que en todo caso se presentaría en una etapa «Post Guaidó», en alusión al líder opositor Juan Guaidó, que se declaró presidente encargado el 23 de enero argumentando que la reelección del mandatario Nicolás Maduro fue fraudulenta.

Guaidó busca presionar a Maduro para que ponga fin a su mandato, se instale «un gobierno de transición» y se realicen «elecciones libres» lo antes posible. Maduro, por su parte, alega que Guaidó forma parte de un complot dirigido por Washington para derrocarlo.

“Siento que la gente está cansada de los políticos. Quizás necesitemos a ‘outsiders’ (personas independientes a los partidos), a empresarios responsables que sepan sacar al país adelante en lo económico y lo social. Yo dejo la puerta abierta, simplemente estoy dispuesto a colaborar para reconstruir Venezuela», dijo ‘El Puma’, quien es un severo crítico de los gobiernos socialistas de Hugo Chávez, y su sucesor Maduro, y considera a Maduro un «dictador».

La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela retiró inmunidad al líder opositor Juan Guaidó para abrir el camino a su enjuiciamiento.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente, dijo que el decreto aprobado en la sesión autoriza seguir con «el curso legal de todas las investigaciones necesarias y los juicios (…) para que haya justicia en nuestro país».

La decisión crucial ocurre en medio de las protestas que se han registrado en los últimos días en la capital y otras ciudades por la severa escasez del suministro de agua y los recurrentes apagones, que han dejado 47 detenidos y han escalado las presiones sobre el Gobierno de Nicolás Maduro.

“Que hoy la justicia esté funcionando nos debe llenar de esperanza”, afirmó Cabello durante la sesión al defender la decisión contra Guaidó.

El dirigente oficialista sostuvo que la Constituyente debió decidir el retiro del fuero porque la Asamblea Nacional “no existe” ya que está “en desacato” de las decisiones del Poder Judicial.

La resolución fue por una solicitud del Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el Gobierno, quien ordenó levantar la inmunidad parlamentaria a Guaidó para enjuiciarlo por violar una orden del máximo tribunal que le prohibió desde finales de enero salir del país, mientras enfrenta un proceso que le abrió la Fiscalía General.

Desafiando la medida del máximo tribunal, el jefe del Congreso salió del país a finales de febrero y realizó una gira de 10 días por Sudamérica en la que se reunió con algunos mandatarios que han mantenido un abierto respaldo al movimiento opositor venezolano y que desconocieron la reelección de Maduro para su segundo sexenio.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ratificó una orden de arraigo para el líder opositor Juan Guaidó y remitió a la Asamblea Nacional Constituyente, dominada por el oficialismo, un pedido para quitarle el fuero parlamentario.

El TSJ había impuesto en enero una prohibición de salir del país a Guaidó, quien «quebrantó esta medida», dijo el presidente de la corte, Maikel Moreno, en una declaración en la televisión oficial.

«Se ordena remitir copia certificada de la presente decisión al presidente de la Asamblea Constituyente a los fines del allanamiento a la inmunidad parlamentaria del referido ciudadano Juan Gerardo Antonio Guaidó Márquez (…) en su condición de diputado a la Asamblea Nacional», agregó el magistrado.

Guaidó, un ingeniero de 35 años, invocó artículos de la Constitución para proclamarse en enero presidente encargado de Venezuela, siendo reconocido de inmediato por docenas de países, entre ellos Estados Unidos y naciones vecinas al país.

Pese a la prohibición de salir del país, Guaidó visitó en febrero Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador.

«No hay ningún tipo de allanamiento», dijo Guaidó a reporteros al cerrar un acto en Caracas al final de la tarde. «No tengan duda de que me quieren ver preso, claro que lo quieren hacer, no tengan dudas. Pero no hay preocupación», agregó.

Guaidó ha dicho en varias oportunidades que en caso de que lo detengan el camino sigue siendo el mismo, buscar la salida del presidente Nicolás Maduro del poder, ir a un gobierno de transición y convocar elecciones libres.

La semana pasada el también presidente del Parlamento opositor desestimó una decisión de la Contraloría General de la República de inhabilitarlo por 15 años para ejercer cargos públicos.

El Papa Francisco afirmó haber mediado sin éxito en la crisis de Venezuela, donde destacó que hubo “puentes que ayudaron, pero que no se terminaron de resolver.

Durante una entrevista concedida a la cadena española de televisión La Sexta, el Papa reconoció que el Vaticano “medió oficialmente” con el grupo creado para tal efecto, y reconoció que hubo “mediaciones discretas, extraoficiales, puentes que han ayudado un poquito”.

El pontífice dijo que, con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, solo ha tenido dos breves encuentros, uno de 40 minutos y otro de casi media hora, y que lo vio “muy convencido de lo suyo”, aunque aclaró que «lo recibí antes de que se agudizara mucho la cosa», en referencia a la actual crisis.

En ese momento, fue cuestionado sobre la reunión que tuvo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Francisco declaró que es una “persona que tiene su proyecto y su plan”, y puntualizó que fue una visita “muy protocolar y muy corta”.

Más tarde, y en entrevista a bordo del avión papal, sin decir nombres, el pontífice dijo que “las personas que insisten en construir muros nos hacen sentir dolor, sobre todo porque, los que construyan muros, acabarán por ser prisioneros de sus propios muros”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el inicio de un plan de racionamiento eléctrico en el país que durará 30 días.

En ese tiempo, según dijo, espera resolver los fallos que ha presentado el sistema desde el 7 de marzo, cuando empezó una secuencia de apagones nacionales.

«He aprobado un plan de 30 días para ir a un régimen de administración de carga (racionamiento)”, dijo el líder chavista en la primera aparición que hace en televisión desde que el lunes un corte de luz afectara a todo el país sin que haya podido resolverse el problema desde entonces.

Maduro reiteró que la inestabilidad del fluido eléctrico se debe a supuestos ataques contra el sistema perpetrados por la oposición y la Administración estadounidense de Donald Trump, que quieren “llevar al país al caos, a la violencia“.

«El golpe fue directamente al sistema de generación y afectó la capacidad de generación (de la principal hidroeléctrica del país, Guri)”, dijo, al señalar que el pasado lunes esa instalación recibió disparos con fusil de larga distancia que terminaron por dañar varios equipos.

Además, el mandatario informó que las autoridades están investigando una posible infiltración dentro del servicio eléctrico “que pudiera estar sirviendo de topo para dañar desde adentro”.

Asimismo, Maduro indicó que han logrado reponer la energía “en algunos lugares más tiempo que en otros” con casi la totalidad de Caracas reconectada, al igual que buena parte de los estados del sur y el este.

 

El ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, dijo el viernes que ha recibido mensajes del asesor de seguridad de Estados Unidos, John Bolton, pidiéndole «hacer lo correcto».

El colaborador del presidente Maduro no ofreció mayores detalles sobre los aceramientos.

La declaración de Padrino llega luego de que Bolton le pidiera vía Twitter que se ponga del lado del pueblo y de la Constitución de Venezuela, y no del presidente Nicolás Maduro, ni de Cuba.

Sin embargo, el venezolano contestó en una entrevista televisiva, en la que dijo que «estamos haciendo lo correcto, hacer lo correcto es hacer lo que está escrito y establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela».

Al respecto, el gobierno de Donald Trump aseguró que no tolerará «ninguna asistencia militar extranjera» en Venezuela, al referirse a la presencia de aeronaves militares rusas en Caracas.

En voz de Bolton, Estados Unidos advirtió a la comunidad internacional que no desplieguen personal militar en Venezuela o en ninguna otra parte de América. Dijo considerarán tales pasos como «provocadores» y una «amenaza directa a la paz internacional y la seguridad en la región».

Bolton dijo que el uso por parte de Maduro de personal y equipo militar rusos solamente llevará a una mayor represión del pueblo venezolano.

El vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velazco Álvarez, confirmó que sí ha habido conversaciones con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, para tratar de facilitar un diálogo que permita la solución a la crisis en Venezuela.

Precisó que el papel de la cancillería se ha dado como parte de lo establecido en el Mecanismo de Montevideo.

Sin embargo, aclaró que hasta ahora no se ha planteado en esas conversaciones la posibilidad de que se otorgue asilo político en México a persona alguna del gobierno de Venezuela, incluido el presidente Nicolás Maduro.

Y es que ayer el funcionario estadounidense, comentó en una comparecencia en la Cámara de Representantes, que había planteado a los gobiernos de México y Noruega la posibilidad de que dieran asilo político al actual presidente venezolano.

En su encuentro con la prensa, Pompeo reiteró que Estados Unidos descarta dialogar con Maduro como forma de superar el impasse político.

“Debo decir que no hay pruebas de que valga la pena hablar con Maduro en este momento. Le llegó la hora, se le acabó el tiempo, es hora de que se vaya”, sostuvo.