Tag

Venezuela

Browsing

En una señal de que considera beneficioso que Chevron siga operando en el país Venezuela a pesar de la debacle económica. El Gobierno de Estados Unidos anunció que renovará la licencia de la petrolera para continuar la extracción de petróleo y gas en el país sudamericano como exención a las sanciones.

La dependencia estadounidence informó que que renovaría la licencia por tres meses para la firma, la última gran compañía estadounidense en operar en Venezuela, una nación miembro de la OPEP. El permiso expira el 25 de octubre de 2019.

En un comunicado el portavoz de Chevron, Ray Fohr indicó: «Nuestras operaciones en Venezuela se mantienen en cumplimiento de todas las leyes y regulaciones aplicables»

Estados Unidos impuso fuertes sanciones sobre Venezuela a inicios de este año, en un esfuerzo por sacar del poder al presidente Nicolás Maduro.

A otras petroleras estadounidenses se les había estado otorgando licencias a pesar de las sanciones, pero la gran mayoría ha detenido sus operaciones debido a la inestabilidad en Venezuela.

Chevron es socio minoritario en Petropiar y Petroindependencia, una empresa conjunta en la faja del Orinoco, como también en Petroboscán y Petroindependencia en el oeste de Venezuela, que en conjunto producen 44 mil barriles por día (bpd) para la compañía en el 2018.

Venezuela produjo 734 mil bpd en junio, de acuerdo a fuentes secundarias de la OPEP, por debajo de un bombeo promedio de unos 1.4 millones de bpd en 2018.

Estados Unidos dijo este martes que ha comunicado a los cercanos del presidente Nicolás Maduro, que el mandatario tiene un «corto plazo» para dejar el poder si no quiere enfrentar la justicia internacional y nuevas medidas estadounidenses.

Adicional, el gobierno de Donald Trump confió en que el Grupo de Lima envíe pronto el mismo mensaje al chavismo.

«Es el momento de que Estados Unidos y los países del Grupo de Lima le ofrezcan una salida (a Maduro) en un tiempo definido. Y si no la toma, las medidas se van a endurecer mucho, mucho más», afirmó a la agencia Efe el encargado de las relaciones con Latinoamérica en La Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone.

«Ese plazo es inmediato (…) y ya lo hemos comunicado indirectamente (a Maduro), con personas en quien él confía. Es importante que también los países del Grupo de Lima hagan lo mismo», añadió el asesor del presidente  estadounidense, Donald Trump.

Al respecto, se dio a conocer que la oposición de Venezuela incluidos representantes del líder Juan Guaidó, ha estado en contacto con Moscú, dijo el martes el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en su sitio de internet.

«Hemos estado hablando activamente con representantes de la escena política de Venezuela: el gobierno, figuras de la oposición, incluida la gente de Juan Guaidó, que nos está contactando», dijo el ministerio, citando entrevistas del ministro Sergei Lavrov a medios de comunicación latinoamericanos.

Lavrov comentó, según el reporte, que Moscú le dijo a la oposición de Venezuela que no «resuelva sus problemas internos provocando interferencias externas», en una referencia a Estados Unidos. El canciller ruso dijo además que la situación en Venezuela estaba cambiando para mejor.

La delegación de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos criticó hoy el informe presentado por la alta comisionada Michelle Bachelet sobre la situación en el país. Lo consideró «parcial» y lleno de «graves errores metodológicos».

El documento «está dominado por una visión selectiva y parcial, carente de rigor científico y con graves errores metodológicos», subrayó el viceministro venezolano de Asuntos Exteriores, William Castillo.

En su réplica al informe presentado, el funcionario venezolano indicó que el informe no refleja la realidad de lo que Bachelet vio en su país.

Castillo argumentó sus críticas en el hecho de que de las 558 entrevistas realizadas para la elaboración de su informe, 460 tuvieron lugar fuera de Venezuela (según Bachelet explicó previamente, con migrantes y refugiados venezolanos actualmente en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y España).

Además, denunció que el documento ignora los graves impactos que el ilegal, criminal e inmoral bloqueo económico está ejerciendo sobre la vida de los venezolanos, por lo que solicitó una «corrección de su contenido».

El informe, cuya publicación coincide con la celebración del Día Nacional de Venezuela, como recordó Castillo, insta al Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, a acabar con «las graves vulneraciones de derechos» en el país.

Entre otras cosas, el documento denuncia que, especialmente desde 2016, el régimen de Maduro y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia «orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno» con detenciones arbitrarias, malos tratos y torturas a críticos.

Documenta, entre otros graves hechos, más de 6.800 ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas entre enero de 2018 y mayo de 2019.

El convoy de guardaespaldas que lo acompañaban al desplazarse por Caracas con cinco teléfonos celulares repletos de contactos claves confirmaban la reputación de que Manuel Cristopher Figuera fue un soldado leal que tras su infancia en una casucha de bahareque llegó a ser el jefe de la inteligencia venezolana.

Sin embargo, a medida que el presidente Nicolás Maduro comenzó a solicitarle que se encargara del trabajo sucio (encarcelar a opositores y víctimas de tortura, según declaró) el oficial de inteligencia entrenado en Cuba y Bielorrusia comenzó a perder la fe. En abril pasado, en una demostración de audacia, el musculoso general de 55 años traicionó al líder con el que se reunía casi a diario y en secreto planificó un fallido alzamiento militar que, asegura, estuvo increíblemente cerca de derrocar a Maduro.

Ahora, uno de los grandes desertores del partido socialista que ha gobernado Venezuela durante dos décadas llegó a Washington para vengarse de quien fuera su jefe, por lo que busca ayuda del mismo “imperio” estadounidense al que había aprendido a odiar para investigar actos de corrupción y violaciones de derechos humanos.

“Yo estoy como el soldado que iza la bandera al revés, que es una señal de auxilio universal”, dijo el general a The Associated Press. “Mi misión es buscar auxilio para que me ayuden a liberar a mi país de la desgracia que está viviendo”.

El martes se reunió con el enviado especial estadounidense para Venezuela, Elliott Abrams. Queda por ver si Cristopher Figuera aún ejerce influencia dentro de la estructura gubernamental y si puede reunir evidencias para sustentar sus denuncias.

Durante una entrevista que duró siete horas en la suite presidencial de un hotel en Washington, Manuel Cristopher Figuera relató por primera vez detalles de lo que describió como órdenes directas de Maduro para cometer abusos, incluyendo detenciones arbitrarias y siembra de evidencias para inculpar a opositores.

Primero como subdirector de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y luego director del temido Servicio de Inteligencia Bolivariana (SEBIN), Cristopher Figuera permaneció junto a Maduro mientras la situación en Venezuela seguía deteriorándose.

Durante la profundización de la crisis, dijo haber presenciado y jugado un papel en la consumación de abusos, tales como constatar indicios muy probables de torturas practicadas por terceros a varios prisioneros y no haber evitado la detención de Luis Carlos Díaz, un prominente periodista.

No obstante, el general aseveró que la orden más arbitraria fue la de perturbar el entorno íntimo de Juan Guaidó para quebrar la moral del líder opositor.

Inicialmente, dijo, Maduro quería arrestar a la madre de Guaidó. Cuando Cristopher Figuera le comentó que padecía cáncer entonces pensaron en Roberto Marrero, un estrecho colaborador de Guaidó arrestado desde marzo por presuntamente encabezar una “célula terrorista” dedicada a perpetrar asesinatos.

“¿Qué hago para meterlo preso?”, recordó el general haber preguntado a Maduro durante una tensa reunión celebrada en Fuerte Tiuna menos de 72 horas antes de la detención de Marrero. “Me dijo: ‘Eso no es mi problema. Mételo preso, siémbrale armas. Ve qué haces’”.

 

 

Con información de AP

El subsecretario de Relaciones Exteriores de Uruguay, Ariel Bergamino, confirmó este jueves la retirada definitiva de su país de la 49 Asamblea General de la OEA, que se celebra en Medellín, al considerarla «desnaturalizada».

El diplomático uruguayo aseguró que no existe la posibilidad de que regrese a las tres sesiones plenarias que faltan de la Asamblea General porque su país no está de acuerdo con el manejo que se está dando a la crisis de Venezuela.

«Que nosotros nos hayamos retirado de una asamblea que consideramos que está desnaturalizada no significa que no sigamos trabajando, ¡por favor!, todo lo contrario, es mi mayor compromiso», dijo Bergamino, aclarando que su salida de la Asamblea no implicaba abandonar el organismo.

Horas antes, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, exhortó a los países que conforman el organismo a unirse y a evitar la polarización.

«Debemos tener en cuenta que nuestra peor amenaza es la polarización, la fragmentación y la vulnerabilidad», manifestó Almagro. Añadió que la OEA debe evitar la polarización interna, debe evitar las trampas que las dictaduras y los autoritarismos han tendido en el pasado y tienden en el presente para enfrentarse entre Estados democráticos.

Dicha declaración fue tomada como una clara alusión al gobierno venezolano y su presidente, Nicolás Maduro.

Al respecto, Maduro advirtió que será «implacable» con la oposición si intenta dar un golpe de Estado, luego de que su gobierno denunciara un plan para derrocarlo y asesinarlo.

«Seríamos implacables en una contraofensiva revolucionaria a un intento de golpe fascista, ¡implacables!», afirmó Maduro en un mensaje a medios.

Tras abandonar las filas del chavismo el pasado 30 de abril y de esconderse en Bogotá, Colombia, el exjefe de los Servicios de Inteligencia de Venezuela (Sebin), Manuel Ricardo Cristopher Figuera, llegó a Estados Unidos con muchos secretos del gobierno de Nicolás Maduro.

Figuera, de 55 años, dio una entrevista al diario The Washington Post, en la que aseguró que no se arrepiente de haberse volteado contra su jefe, Nicolás Maduro.

En 12 horas de entrevista, el exjefe del Sebin hace revelaciones que el propio diario estadounidense calificó como “un tesoro”.

Por ejemplo, acusa al gobierno Venezolano de negocios ilegales con oro. Él ya investigaba, asegura, a una compañía creada por un asistente del hijo de Maduro, Nicolás Maduro Guerra, de 29 años, la cual se dedicaba a comprar oro barato a mineros del sur, para venderlo a precios elevados al Banco Central.

También dijo que comprobó casos de lavado de dinero que involucraban al entonces vicepresidente Tareck El Aissami, actual ministro de industrias de Maduro.

Reveló la presencia de células de Hezbolá en Maracay, Nueva Esparta y Caracas, aparentemente ligadas a negocios ilícitos para financiar operaciones en el Medio Oriente.

“Nunca vi la situación del país y la corrupción del gobierno tan de cerca como la vi en mis últimos seis meses. Entendí que Maduro es la cabeza de una empresa criminal. Su propia familia está involucrada”, aseguró Figuera.

El militar, que estuvo dos meses escondido en Colombia, dijo: “Yo estoy orgulloso de lo que hice” (haber dimitido del chavismo), y dijo estar en deuda con muchas personas que están presas, “hay mucha gente inocente”.

Figuera también relató que el plan de levantamiento del pasado 1 de mayo, por el cual serían reconocidos los poderes de la Asamblea Nacional, incluía al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y al jefe del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno.

Explicó que el plan fracasó cuando estos dos personajes cambiaron de opinión y decidieron mantenerse del lado de Maduro. Moreno, según el relato del Post, pedía 100 millones de dólares para sumarse al complot.

Es sabido que el ex presidente Vicente Fox es un usuario activo de las redes sociales, y fue justo ahí donde se lanzó de nueva cuenta en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a quien culpó de las medidas que Donald Trump está tomando en contra de México.

Y es que luego de que una delegación mexicana viajara a Estados Unidos en busca de concretar un acuerdo que evite la imposición de aranceles a los productos mexicanos, Fox criticó la actuación del equipo encabezo por el Canciller Marcelo Ebrard.

“López (Obrador) y equipo muestran una incapacidad e ignorancia total de cómo opera el mundo. Broncas con Estados Unidos, broncas con calificadoras y mercados. ¡Esto ahora es Venezuela! Aguas”, expuso el ex mandatario.

En otro mensaje, afirmó que el país es un caos en manos del presidente López Obrador, pues refirió que es él el único responsable de que el flujo migratorio creciera, tal como lo ha denunciado el presidente estadounidense.

“Estamos donde estamos por su culpa. Él abrió de par en par la frontera sur. Él ofreció visas y empleos”, dijo el  ex panista en referencia al mandatario mexicano.

Sobre el evento de unidad al que convocó el presidente, Fox dijo que no puede unir quien ha atacado y dividido al país. Subrayó que AMLO no puede convocar a la ciudadanía y diversos sectores a  seguirle en los errores que comete.

Juan Guaidó, líder opositor venezolano dijo que el gobierno del presidente Nicolás Maduro llegará a su fin este 2019, tras asegurar que la oposición seguirá en las calles, días después de las últimas conversaciones en Noruega, que finalizaron sin acuerdos.

Guaidó insistió en que mantiene sobre la mesa todas las opciones como respuesta ante la crisis económica y humanitaria que afecta al país sudamericano y que ha presionado la migración de millones de venezolanos y afectado a países vecinos.

«Esto no empezó en el 2019, pero sí va a terminar en el 2019. Que sea el régimen quien decida si salen por las buenas o si salen por las malas (…) 20 años fueron suficientes”, dijo Guaidó, citado un comunicado de la Asamblea Nacional, sin mencionar directamente a Maduro.

“Llegó el momento de echar el resto porque no hay soluciones mágicas”, agregó el también presidente del Congreso, en un acto masivo con sus seguidores en el occidental estado Barinas, la región natal del fallecido mandatario Hugo Chávez.

Y es que, en enero, Guaidó, invocó artículos de la Constitución para proclamarse presidente encargado por considerar ilegítimo al mandatario venezolano. En tanto que, Maduro, ha acusado a Guaidó de ser un “títere” que con apoyo de Estados Unidos busca sacarlo del poder.

El jefe del Parlamento y líder de la oposición de Venezuela, Juan Guaidó, calificó de ‘cínica’ la propuesta del presidente Nicolás Maduro de adelantar las elecciones legislativas, y sostuvo que esa medida no solucionará la crisis que se vive actualmente en ese país.

Maduro planteó el lunes anticipar los comicios para la Asamblea Nacional, la principal plataforma desde la que la oposición se ha enfrentado al gobierno y cuyo líder es Guaidó.

La actual Asamblea, que quedó en manos de la oposición luego del retiro del oficialismo en 2017, fue elegida en 2015 y su período de cinco años culmina en diciembre del año próximo.

En Venezuela “todos sabemos cuál es el problema (…) todos sabemos que lo que nos arrastró aquí fue precisamente no celebrar elecciones libres, transparentes, justas”, dijo Guaidó en un discurso en la Asamblea.

Además, el opositor a Maduro llamó a las Fuerzas Armadas a evitar una catástrofe en el país, en medio de la pugna entre el gobierno y la oposición tras la propuesta de adelantar las elecciones parlamentarias.

Y es que, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, aseguró previamente que Estados Unidos aumentará su cooperación con “el presidente interino Juan Guaidó, para reconstruir los lazos entre funcionarios estadounidenses y venezolanos”.

JORGE CASTAÑEDA

EL FINANCIERO

 

 

Haber otorgado el beneplácito al embajador de la dictadura de Nicolás Maduro en México constituye una vergüenza para el país, un error político, pero sobre todo una pifia diplomática innecesaria. Lo es por la persona a la que le fue concedido, por las explicaciones que se dieron, y por la incapacidad o renuencia a adoptar una solución factible, fácil y económica.

Francisco Arias Cárdenas fue golpista con Chávez en 1992. Se dirá que se trataba de una buena causa, contra un régimen neoliberal; que Chávez también lo fue; pero nada de todo eso justifica su aceptación por un tercer país. Los venezolanos eligieron a Chávez en 1998, pero México no tenía por qué aceptar a uno de sus colegas. Ya me imagino si el gobierno chileno de Patricio Aylwin, en 1990, nos hubiera mandado de nuevo embajador a un exmiembro de la junta que derrocó a Salvador Allende. Que por cierto Carlos Andrés Pérez, el presidente venezolano contra el cual se alzaron, entre otros, Chávez y Arias Cárdenas, era tan amigo de México como el Chicho.

En segundo lugar, la Cancillería inventó una serie de mentiras o medias verdades para justificar el otorgamiento del beneplácito. La Convención de Viena no obliga a otorgar o negar beneplácitos en un plazo determinado y la supuesta, anacrónica y absurda Doctrina Estrada no dice absolutamente nada al respecto. La tesis según la cual en los archivos de la Cancillería no figura ningún trazo de un beneplácito anteriormente negado es un argumento para tontos e ignorantes. Los beneplácitos no se niegan por escrito; se hace palpable de manera indirecta u oficiosa que un determinado país no desea que fulano de tal sea el embajador de otro determinado país y punto.

Me remito a los dos casos que sí conozco, de dos beneplácitos negados en los hechos a México, en los años ochenta. Tanto el Reino de Holanda como el Reino Unido le comunicaron a los gobiernos de De la Madrid y de Salinas de Gortari que sus candidatos a ocupar la representación diplomática de México en La Haya y Londres no eran aceptables, y que mejor los retiraran. Si no deseaban hacerlo, no habría un rechazo formal, pero jamás una aceptación. Se retiraron ambas candidaturas, después de un “intervalo decente”.

Por último, acceder a la petición de Maduro fue un error político. La embajadora anterior del dictador había sido por lo menos aprobada por la Asamblea Nacional, donde la oposición es mayoritaria. Arias Cárdenas es el embajador de la Asamblea Constituyente, espuria, desconocida por buena parte del mundo, y repudiada por el pueblo venezolano. Maduro lo es también. Incluso en términos jurídicos no queda claro si podrá tomar posesión de la representación diplomática en la Ciudad de México.

Pero, sobre todo, la metida de pata trae dos consecuencias lamentables. En primer lugar, cualquier taparrabos de neutralidad al que hubiera podido aspirar López Obrador se destruyó. Por razones de pura afinidad ideológica, se otorgó un beneplácito innecesario. ¿Por qué innecesario? La respuesta es evidente para cualquiera con un mínimo de experiencia. Bastaba con no dar respuesta a la solicitud de Maduro: ni sí, ni no. Nos lo han hecho muchas veces; todos los países recurren a esta medida; nadie puede reclamar nada, y si reclaman, ni siquiera es pertinente responder. “Estamos estudiando el caso”.

Al desaparecer todo viso de neutralidad, queda patente la toma de partido de AMLO por Maduro, y la marginación completa de la Cancillería. Sabíamos que no metió ni las manos en el tema del Rey de España; conocimos las objeciones del secretario a las modalidades de la visita de Kushner a México y cómo fue informado a última hora; ahora nos enteramos que tampoco incide en la política hacia Venezuela. Nadie nos va a convencer de que Ebrard no sabía que existía una alternativa, y que prefirió el oso de Arias Cárdenas a la demora indefinida. Fue Morena, y las huestes chavistas mexicanas, que obviamente se brincaron a Ebrard y convencieron a quienes mandan que sí había que aceptar al enviado de Maduro. Golpista, ilegal e innecesario.

Este miércoles, el Departamento de Transporte de Estados Unidos ordenó la suspensión de todos los vuelos de pasajeros y de carga hacia Venezuela desde su territorio, citando reportes de disturbios y violencia alrededor de los aeropuertos en el país sudamericano.

En una carta al Departamento de Transporte solicitando la medida, el Departamento de Seguridad Interior dijo que «las condiciones en Venezuela amenazan la seguridad de los pasajeros, las aeronaves, y las tripulaciones que viajan hacia o desde ese país».

Actualmente algunas aerolíneas como United Airlines o Copa vuelan de ciudades como Miami o Houston a Caracas con escalas en Panamá.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró este martes que ha llegado la hora de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, abandone el poder.

«Ha llegado la hora de que Maduro deje el poder», dijo Pompeo en una rueda de prensa tras reunirse con su colega ruso, Serguéi Lavrov.

El colaborador del presidente Donald Trump reveló que exhortó a Rusia a que dejara de apoyar a Nicolás Maduro. Además, pidió a Rusia demostrar que interferir en elecciones «es cosa del pasado”.

Lavrov por su parte defendió la posición rusa y dijo que las amenazas que recibe el gobierno de Maduro por parte de funcionarios estadounidenses, unido al aparente apoyo de Guaidó a una intervención militar extranjera «no tienen relación con la democracia».

Pompeo aprovechó para afirmar que el presidente Tump está «decidido a mejorar» las tensas relaciones con Rusia. «Estoy aquí porque el presidente Trump está decidido a mejorar esta relación», dijo Pompeo en Sochi, una ciudad balnearia a orillas del Mar Negro.

Lavrov pidió a Estados Unidos relaciones «más responsables» entre ambos para salir de la «triste situación» actual.

«Creo que es hora de empezar a construir un modelo nuevo, más responsable y constructivo, de nuestra percepción mutua (…) Nosotros estamos listos”, remató el funcionario ruso.

Decenas de guardias nacionales y policías con escudos antimotines tomaron este martes la Asamblea Nacional de Venezuela y sus alrededores e impidieron el paso de los congresistas opositores.

La toma del palacio legislativo se produjo horas después de que unos 15 miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) -la policía política- ingresaron al edificio para buscar un supuesto artefacto explosivo, indicó Roberto Campos, miembro de la Subsecretaría de la Asamblea Nacional, en su cuenta de Twitter.

“Esto es para nosotros, desde luego, un acto intimidatorio del régimen para tratar de impedir que la Asamblea Nacional siga haciendo sus funciones”, afirmó el diputado opositor Luis Stefanelli.

El legislador dijo a periodistas que la directiva del Congreso está considerando mudar la sesión a otro inmueble.

Hasta el momento el Gobierno del presidente Nicolás Maduro no se ha expresado al respecto.

El incidente ocurre menos de una semana después de que miembros del SEBIN detuvieron al vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, luego que el Tribunal Supremo de Justicia acordó abrir un proceso judicial contra el congresista opositor y otros nueve de sus colegas por acompañar al líder opositor Juan Guaidó durante el infructuoso levantamiento militar del 30 de abril.

WordPress Lightbox Plugin