Tag

Veracruz

Browsing

Las campañas que llevaron a las gubernaturas de Veracruz, a Javier Duarte, y de Tamaulipas, a Rodolfo Torre Cantú, fueron financiadas por la empresa Odebrecht.

Así lo reveló Alberto «N», ex director Superintendente de la empresa brasileña en México, quien abundó que el objetivo del financiamiento, en 2010, fue de obtener un buen posicionamiento en el futuro Gobierno, según publica Reforma.

A la campaña de Duarte de Ochoa, la Constructora Norberto Odebrecht inyectó 500 mil dólares, en tanto que a la de Torre Cantú, la empresa metió 350 mil dólares.

Reforma indica en su nota que esa revelación consta en la orden de aprehensión que se giró contra el ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya a inicios de julio por lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), en relación al dicho del testigo colaborador brasileño, la compañía Odebrecht pretendía obtener buenos contratos en los gobierno de Duarte y Torre Cantú.

Y lo logró: Gracias al apoyo, a mediados de 2013, el Gobierno de Veracruz adjudicó de manera directa a Odebrecht el Proyecto de Propósitos Múltiples de Xalapa.

Para dicha obra, se subcontrató a la empresa Constructora Ruso, de Juan Felipe Ruiz Ortiz y su hijo Juan Felipe Ruiz Sosa, quienes fueron recomendados por Lozoya al entonces directivo de Odebrecht.

El ex directivo de Odebrecht comentó que lo mismo pasó en Tamaulipas, sucedió con Rodolfo Torre Cantú:

Conforme a los «lineamientos» que sugirió Lozoya Austin, conoció a Jorge Eduardo Rivera Schotte, quien es un empresario de esa entidad y accionista de Petrochem Mexicana.

El testigo colaborador detalló que Rivera Schotte, quien «pertenecía a un grupo de empresarios que apoyaban al candidato de la Coalición Todos con Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú», le dijo que si quería «posicionarse» en el estado debía contribuir con la campaña electoral.

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

Se me informa que la idea de remover a Cuitláhuac García del Gobierno de Veracruz ha sido, desde un principio, de Alfonso Romo. De hecho, cuando le hicieron este planteamiento a López Obrador por primera ocasión, la respuesta fue un “no” contundente, sin embargo, con el paso del tiempo, su perspectiva ha cambiado.

Después de varios meses y yerros cometidos por su amigo Cuitláhuac García, AMLO entendió que en el caso particular de Veracruz, la lealtad y sumisión a su palabra no son suficientes. Se requiere estrategia y don de mando.

El documento alternativo que Alfonso Romo colocó en las manos de AMLO propone, (tal como lo adelanté en mi columna anterior), remover al Secretario de Gobierno, o en su defecto, disminuir su poder enviándole una comitiva de Segob que opere “tras bambalinas”.

Sin embargo, el documento original, (o propuesta inicial de Romo), siempre ha sido “traerse a Cuitláhuac al Gobierno Federal apenas cumpla dos años como Gobernador, de otra manera, se corre el serio riesgo de perder el arrastre morenista que el propio AMLO logró en ese estado”.

Lo que en un principio resultó inaceptable para AMLO, con el paso de los meses ha sido considerado una necesidad por el propio Presidente de la República: retirar a Cuitláhuac García como Gobernador de Veracruz. Deberán esperar dos años, para evitar elecciones extraordinarias, pero la decisión está tomada.

Romo lo decidió y López Obrador acabó secundándolo. El peor enemigo de Cuitláhuac García ha sido él mismo, nadie más. ¿Qué podría salvarlo de su inminente relevo? Simple, que los astros se alinearan y dejara de cometer errores.

Las visitas de AMLO a Veracruz continuarán con el afán de matizar el desastre que su pupilo ha generado, pero la mirada del Presidente para Cuitláhuac García ya no será la misma. “Le mintió en su cara, en plena conferencia de prensa mañanera, sobre la existencia de nepotismo en su Gobierno. Andrés Manuel está muy decepcionado de Cuitláhuac; de verdad lo está”, me afirmaron, desde Palacio Nacional.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

La Fiscalía General de la República (FGR) tiene una investigación abierta por las presuntas irregularidades en que habrían incurrido funcionarios o exfuncionarios de la entonces PGR, ante la acusación de que acordaron retirar los cargos por delincuencia organizada al exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, a cambio de que este se declarara culpable de otros delitos menos graves.

La indagatoria se encuentra a cargo de la Visitaduría General de la FGR, que inició la carpeta de investigación número FED/VG/UNAI/00000435/2018 en contra de quienes resulten responsables. Los posibles delitos van desde ejercicio ilegal del servicio público y contra la administración de justicia, hasta cohecho.

En entrevistas difundidas en diversos medios, Duarte dijo que en 2018 pagó una fuerte cantidad de dinero (cuyo monto no precisó) a funcionarios de la PGR, encabezada en ese momento por Alberto Elías Beltrán. Ello como parte de una supuesta negociación para que se declarara culpable, a cambio de reducirle la gravedad de las acusaciones.

Desde octubre de 2018, la organización civil TOJIL: Estrategia Contra la impunidad había presentado una denuncia en la FGR, que dio pie a la referida carpeta de investigación, debido a que consideraron que fue un trato desfavorable para la sociedad, al haberle permitido a Duarte obtener una condena muy baja en un caso de corrupción de gran trascendencia e impacto.

No obstante, hasta ahora no se conoce de algún avance en la investigación de la FGR.

Por otro lado, los abogados defensores de Javier Duarte, Enrique Reyes Retana y Pablo Campuzano, señalaron de forma categórica al portal Animal Político que no tuvieron conocimiento alguno del supuesto pago que habría dado Duarte a exfuncionarios de la PGR, ni tampoco de alguna negociación en ese sentido.

Reiteraron que ellos están centrados en la estrategia de defensa jurídica de su cliente, a través de impugnaciones y demandas de amparo promovidas desde el año pasado.

El proceso penal federal en México en contra de Javier Duarte inició el 17 de julio de 2017, luego de su detención y extradición desde Guatemala, y concluyó el 27 de septiembre de 2018, con una sentencia condenatoria de 9 años de prisión en su contra.

 

 

Con información de Animal Político 

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

 

“Me entregué en Guatemala a cambio de que dejaran en paz a mi familia; a mi no me detuvieron, yo decidí entregarme”, me sostuvo el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, vía telefónica desde el sitio donde ahora pasa sus días y noches: el Reclusorio Norte.

“Una vez privado de mi libertad, negocié y me ofrecieron quitarme el delito de Delincuencia Organizada, a cambio de que les diera dinero y aceptara los cargos que fabricaron en mi contra”.

¿Dinero?, ¿y a quién le diste ese dinero? -pregunté al oriundo de la ciudad de Córdoba-

“Ese dinero me lo dio el ex Presidente Peña Nieto por el cargo de conciencia que tenía, por lo que me había hecho, y se lo entregamos al entonces encargado de despacho de la PGR (Alberto Elías Beltrán), como bien se dice ahora en las noticias”.

¿Y qué ocurrió a cambio de ese dinero que entregaste, Javier? -cuestioné-

“Me quitaron el delito de delincuencia organizada, y me ofrecieron los 9 años de condena, que realmente son 4 y medio, por ser primo delincuente. Yo había pactado 7 años, pero intervino el (entonces) subprocurador Felipe Muñoz para perjudicarme, es muy amigo de Miguel Ángel Yunes, y por fortuna ya lo corrieron. Por eso mi condena quedó en 9 años”.

¿Y por qué aceptaste 9 años en vez de los 7 que ya tenías acordados? -me adelanté a cuestionarle-

“Si no los aceptaba, amenazaban con volverme a poner el delito de delincuencia organizada, y por ese son mínimo 20 años inconmutables. De hecho, acepté el procedimiento abreviado, aún así, me quedaban la apelación y amparo en contra de esa sentencia, pero cuando apelamos, Felipe Muñoz se puso furioso,  y amenazó en ir por Karime con una orden de detención con fines de extradición, por un delito ridículo que le inventaron a través del testimonio de Antonio Nemi, el cual ya denunció que lo hizo bajo tortura”.

Pero aunque inicialmente no apelaste, de todas formas fueron por ella, ¿cierto?

“Tuve que desistirme de mi apelación, ya que tenía que proteger a mi familia a toda costa. Sin embargo, una vez que presenté mi escrito de desistimiento, Felipe Muñoz envío la orden de detención con fines de extradición contra Karime, y yo en consecuencia retiré mi desistimiento”.

¿Y tu esposa?

“Karime está protegida por el Gobierno británico, producto de la persecución de la que ha sido víctima, la cual tenemos ampliamente documentada”.

Entonces, ¿crees salir en poco tiempo de prisión?

“Hace unos días, un juez de amparo acaba de determinar que tengo mis derechos para pelear en amparo directo mi procedimiento abreviado. Y a principios de este año, otro juez federal determinó que las pruebas con las que fijaron mi sentencia son ilegales, ya que la PGR las obtuvo sin autorización judicial, por lo tanto, no existen pruebas en mi contra, así que, en efecto, ya voy para afuera”.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

Los asesores del Presidente López Obrador están muy molestos con el desempeño de Cuitláhuac García al frente del Gobierno de Veracruz. Es incluso menos redituable que Cuauhtémoc Blanco, asunto que de verdad preocupa a la cúpula de Morena.

El Gobernador de Veracruz dice que el turismo internacional subió, de diciembre a la fecha, 331 por ciento. En Palacio Nacional “tienen otros datos”, unos que distan mucho de esa cifra alegre; es más, ni la Sectur ha logrado ese aumento a nivel nacional.

El Gobernador de Veracruz dice que el índice delictivo ha bajado 31 por ciento. En Palacio Nacional son más realistas y tienen otros datos: 10 por ciento. Sin embargo, derivado de lo sensible del tema, prefieren ser conservadores y no anunciarlo, buscando sensibilidad con las miles de familias afectadas en el estado.

El Gobernador de Veracruz, después de aquella Declaratoria de Emergencia por Desaparición de Personas que hizo el día de su toma de protesta, (y que se convirtió en su primera acción formal como mandatario estatal), no ha generado algo más en el tema, sólo replicar lo que el Gobierno Federal hace. Lo saben en Segob.

De hecho, el mismo día que el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas rindió su informe, con la presencia del Gobernador Cuitláhuac García, el grupo de asesores del Presidente López Obrador, comandado por Alfonso Romo, me escribió lo siguiente:

“Como decimos por acá: tenemos otros datos sobre el trabajo de Cuitláhuac García en Veracruz, particularmente en Seguridad Pública, Turismo, Educación y Finanzas. Los verdaderos datos los tiene el Presidente, y en Veracruz no hay avances sustanciales, sino retrocesos”.

“Sin embargo, el dato más importante es que el Presidente está molesto porque Cuitláhuac le mintió frente a todos, en una conferencia mañanera, sobre la no existencia de nepotismo con una persona que resultó ser su primo hermano. El Gobernador prefirió sostener esa mentira a quien le ha dado todo”.

“Andrés Manuel decidió no exhibir a Cuitláhuac en cuanto al nepotismo que comete, a pesar de las actas de nacimiento que lo comprueban. De hecho, buscará ayudarle en ese tema, pero se decepcionó de él y la decisión está prácticamente tomada: habrá otro Gobernador en Veracruz después de las elecciones intermedias, quizá antes. La causa: Cuitláhuac le mintió al Presidente en su cara, y en cadena nacional”.

 

 

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

 

Al menos 101 migrantes centroamericanos fueron asegurados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, en colaboración con fuerzas federales, en dos operativos distintos.

En el municipio de Tierra Blanca, al sur del estado, los elemento de seguridad detuvieron a una camioneta color rojo con placas del Estado de México, en cuya cabina encontraron a 86 personas migrantes.

Los agentes de seguridad aprehendieron a una persona, conductor del transporte, luego de que intentara fugarse al ver a los policías.

“Al revisar la unidad, los elementos descubrieron que en la caja viajaban 86 personas, entre adultos y menores”, indicó la dependencia a través de un boletín.

En otra acción, elementos de la SSP estatal abordaron un autobús de la línea Conexión y detectaron a 15 personas de origen extranjero (seis adultos y nueve menores), los cuales viajaban sin ningún tipo de documentación que acreditara su estancia en el país.

“Ocurrió en la carretera 127 Canoas-El Palmito, en Tantoyuca, cuando oficiales inspeccionaban un autobús de la línea Conexión y detectaron a seis adultos y nueve menores de edad de origen extranjero”, se señala en el boletín.

Los 101 migrantes fueron puestos a disposición de las autoridades migratorias luego de ser sometidos a valoraciones médicas.

En las últimas semanas, se han realizado un alto número de aseguramientos de personas migrantes en dicha entidad, incluida la detención de más de 700 personas el pasado 15 de junio.

Al respecto…
Por Alejandro Aguirre Guerrero 

El PRI en Veracruz no sale de terapia intensiva. Atrás quedaron los tiempos donde el tricolor hacía y deshacía a sus anchas. Hoy, de aquel partido que mandó durante más de 80 años en el estado sólo quedan cenizas, y ni el más optimista logra observar por dónde puedan levantar.

La mayoría de los aún priístas en Veracruz apuestan por colgarse de “un vivo” para salir del cementerio. En el careo podrían negarlo, sin embargo, de sobra saben que para soñar con respirar, necesitan empezar como partido satélite, engancharse a otro no tan desgastado, y así, buscar renacer de los escombros.

El asunto es que el plan nacional para levantar al PRI en Veracruz incluye someterlo a la voluntad de AMLO. La idea de quienes habrán de tomar la nueva dirigencia del CEN tricolor, radica en consolidar a Morena en el estado, y así, evadir la debacle al estilo “partido rémora”.

Con la llegada de Alejandro Moreno al PRI Nacional se avisora una fusión con el Presidente López Obrador. “Y en el caso de Veracruz, donde el tricolor está en la lona, la idea es ganar posiciones como partido aliado de Morena”, me dicen al interior del CEN.

“En la estrategia de la nueva dirigencia tricolor está el sobrevivir a costa del más poderoso en este momento, y ese lugar pertenece actualmente a Morena. Apenas se dé el movimiento en el CEN priísta, la línea de acción llegará a los líderes estatales, aunque ya lo saben o intuyen desde la renuncia de José Narro”, me comentan.

“Hay muchos priístas que se mostrarán inconformes, y quizá abandonen también al partido, pero eso es algo que, supongo,  la nueva dirigencia debe tener contemplado ocurra: una probable nueva desbandada de militantes de abolengo”.

Veracruz es el cuarto estado con mayor padrón electoral de la República Mexicana, incluso era el tercero. La nueva dirigencia del CEN priísta prefiere, ante cualquier eventualidad, negarse a morir, y eso, según ellos, es pegándose a Morena.

alejandroaguirre77@gmail.com
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Personal de la Policía Federal y del Instituto Nacional de Migración (INM) detuvieron este sábado en Veracruz, cuatro tráileres de doble caja que transportaban migrantes ilegales.

Aunque no se ha dado a conocer una cifra exacta y oficial de los detenidos, se habla de poco más de 500 personas, entre los que se encuentran menores de edad.

Según la información que ha trascendido, la detención se logró gracias a un operativo que se realizaba en el kilómetro 17 de la autopista La Tinaja-Acayucan.

En nuevo titular del INM, Francisco Garduño, indicó que los migrantes están siendo entregados a las autoridades en la estación migratoria de Acayucan, Veracruz.

Medios locales reportan que los cuatro operadores de los tráileres se encuentran bajo custodia.

De acuerdo a algunos testimonios, los migrantes pagaron a los conocidos «polleros», 3 mil 500 dólares cada uno, por ser llevados a la frontera con Estados Unidos.

Foto: Twitter

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

Los yerros del Gobernador de Veracruz continúan y en Palacio Nacional se mecen, literalmente, los cabellos. El abordaje que hizo sobre la existencia o no de nepotismo en su administración fue tan desafortunado, que varios asesores del Presidente no quieren verlo “ni en pintura”.

“Es un absoluto desastre. El propio Andrés Manuel, en plena conferencia de prensa mañanera, le recomendó que atendiera el tema del nepotismo que muchos dicen está solapando, y Cuitláhuac se atrevió a hacerse el chistoso mencionando a su abuela, es el colmo”, me dijeron en el primer círculo de AMLO.

Tal es el coraje de varios asesores en Palacio Nacional con Cuitláhuac García y sus constantes errores, que hablarán con el Presidente en los próximos días para pedirle que evite respaldarlo reiteradamente en público, pues a decir de ellos, “el Gobernador de Veracruz malentiende el apoyo y se siente poderoso, cuando en realidad, no da una como mandatario”.

“Si faltara poco tiempo para que se cumplieran los dos años de mandato y ya pudiéramos traerlo al Gobierno Federal, no nos importaría tanto que cometiera error tras error, pero todavía le queda mucho allá, y continúa perjudicándonos rumbo a las elecciones intermedias”.

En Palacio Nacional consideran que el Gobernador García ofendió al Presidente evitando dar puntual respuesta al tema del nepotismo, más aún cuando fue él quien se lo solicitó de manera directa (y en cadena nacional), a través de la mañanera.

“Cuitláhuac debió negarlo categóricamente, o bien, aceptarlo y decir que actuaría de inmediato, tal como lo pidió el Presidente, de manera formal y concreta, con argumentos de por medio, o empeñar su palabra diciendo que todo era mentira, había muchas opciones de respuesta, pero eligió la peor: querer bromear o ironizar al estilo de AMLO, y para eso le faltan mil años de aprendizaje”.

¿Y qué piensan hacer para continuar ayudando al Gobernador García? Si no mal recuerdo fue una instrucción Presidencial -cuestioné-

“Pues a ver cómo le hace, o mejor aún, que lo ayude su abuela, digo, aprovechando que él mismo la trajo a colación”.

alejandroaguirre77@gmail.com
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Al respecto…
Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

El pasado 5 de abril, el Gobierno de Cuitláhuac García debió pagar, por mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, casi 90 millones de pesos al ayuntamiento de Xalapa, derivado de la controversia constitucional 202/2016 promovida por el propio municipio, el 7 de noviembre de 2016, exigiendo el pago de las participaciones federales que Javier Duarte no les cubrió.

El Gobierno de Veracruz, desacatando el dictamen de la Suprema Corte, dejó pasar los 90 días hábiles que le asignaron para pagar al municipio xalapeño. Ante ello, el pasado 20 de mayo, el Ministro Ponente, Arturo Zaldívar, dio un plazo de 48 horas para su cumplimiento, mismo que tampoco se cumplió.

Este último plazo venció el pasado 25 de mayo, y para evitar que la Suprema Corte pudiera solicitar la destitución del Gobernador por su adeudo con Xalapa, el ayuntamiento, de extracción morenista, sesionó de manera extraordinaria a su Cabildo con la intención de llegar a un acuerdo con Cuitláhuac Garcia, y así, evitar que el mandatario fuera sancionado.

La instrucción de la Suprema Corte fue que el Gobierno de Veracruz pagara en una sola exhibición el adeudo con Xalapa, sin embargo, el Cabildo del municipio xalapeño acordó que, derivado de la situación financiera del estado, Cuitláhuac García pague en tres parcialidades, entre el 30 de mayo y el 31 de julio.

Resulta evidente, (y hasta natural, por asuntos de partido), que el municipio xalapeño ayude a la administración de Cuitláhuac García para salir de este problema, mismo que podría significar, después de algunos pasos, su destitución como Gobernador.

Si bien es cierto los adeudos que el Gobierno de Veracruz tiene con varios municipios por recursos federales no entregados durante el 2016, corresponden a la gestión de Javier Duarte, el que debe cubrirlos es Cuitláhuac Garcia, por instrucción de la SCJN.

A pesar de que el municipio xalapeño buscara librar al Gobernador de pagar su adeudo en los tiempos y condiciones obligadas, lo cierto es que el Poder Ejecutivo de Veracruz incumplió los términos instruidos por la Suprema Corte, y será el Ministro Zaldívar quien decida, con la ley en la mano, cuál será el destino del Gobernador García.

Si bien es cierto este municipio apoyó a Cuitláhuac García, derivado (entre otros aspectos) de los colores que comparten, difícilmente ocurrirá lo mismo con otros ayuntamientos donde hay adeudos mayores, y que por cierto, no son morenistas.

En términos planos y concretos, el Gobierno de Cuitláhuac García desacató las órdenes de la Suprema Corte, cosa que ni su jefe en Palacio Nacional, por respeto e institucionalidad, se atreve a hacer.

 

alejandroaguirre77@gmail.com
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Así es como se le conocía hace algunos años al ahora secretario de educación del estado de Veracruz: Tarzan Boy.

A pesar de que no es un tema nuevo, esta semana volvió a hacerse viral el pasado de Zenzayen Escobar García, colaborador del gobernador de Morena, Cuitláhuac García.

De acuerdo a una fotografía que se filtró hace poco más de un año en redes sociales, se puede ver al ahora funcionario estatal anunciando sus servicios como bailarín exótico, tanto en antros como en domicilios particulares.

El ahora secretario habló sobre el tema en un programa de internet al que asistió. Reconoció que «he practicado 11 años físico-constructivismo y fitness, hace tiempo», pero al ser cuestionado si eso significaba haberse desempeñado como stripper, lo negó. «No, pues fui constructivista», pese a lo que mostraba su tarjeta de presentación.

Aceptó que tenía primos que se dedicaban a dicho oficio. «No uno, varios». Subrayó que los señalamientos que se  le han hecho por varios años los ha sentido como un acto de discriminación pues dijo, «es un trabajo respetable (…) es más respetable a robarse el dinero del pueblo, porque al final se lo ganan con el sudor de su cuerpo».

Sin embargo, el pasado de Escobar García no ha sido criticado únicamente por haber sido «constructivista», sino porque «de la nada» le apareció un título universitario.

Según lo que se sabe, sin contar con estudios al respecto, en 2008, con 23 años de edad, obtuvo una plaza magisterial en Río Blanco, Veracruz, para luego ser transferido a Córdoba.

Ya como docente, en 2013 conformó el Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV) junto a otros compañeros. De ahí le siguió un camino como líder de oposición a la reforma educativa, que fue donde conoció al ahora gobernador, a quien decidió apoyar en sus intenciones de buscar la gubernatura. Sorpresivamente, en 2016, conforme Morena ganaba posiciones en el Congreso del estado, Escobar García logró un escaño por la vía plurinominal.

Una vez que Cuitláhuac García asumió como gobernador en 2018, sus detractores denunciaron que «apareció» en los registros de la SEP, un título de licenciado en ciencias de la comunicación para el cercano al gobernador, quien lo invitó a encabezar la secretaría de educación.

Con información de La Silla Rota / Foto: Twitter

Al respecto…

Por Alejandro Aguirre Guerrero

 

El plan para remover a Cuitláhuac García como Gobernador de Veracruz en 2 años, (siempre y cuando no “levanten” sus resultados y bonos entre los ciudadanos), avanza, y el Presidente López Obrador lo sabe, por ello, buscó mover del Senado a Ricardo Ahued Bardahuil, y lo convenció.

AMLO sabe que cuenta con 18 meses para enderezar el camino de su amigo en Veracruz, y está empecinado en hacerlo, así deba ser él quien gobierne al estado desde Palacio Nacional. El equipo cercano al Presidente ya tiene el relevo para Cuitláhuac García palomeado por los que deciden: Ricardo Ahued.

No olvidemos que hace algunas semanas, en esta misma columna di a conocer que después de muchos “estiras y aflojas”, AMLO tuvo que aceptar (ante los constantes yerros de Cuitláhuac García) la súplica de su grupo cercano de asesores para “invitarlo” al Gobierno Federal tan pronto fuera posible, es decir, apenas se “brincara” el término que obliga a una elección extraordinaria, o sea, dos años de mandato.

Sin embargo, a sabiendas de lo mucho que Ahued ha crecido desde la Cámara Alta, (y aunado a la buena opinión que en lo general los veracruzanos tienen de él), AMLO decidió aprovechar los 18 meses restantes, y para ello, necesitaba tener fuera por el momento, (de un espacio tan público como el Senado), a quien será el relevo pactado para la Gubernatura del estado.

AMLO mató dos pájaros de un tiro con el movimiento de Ahued: por un lado, coloca a un personaje capaz en la Administración Nacional de las Aduanas, y por otro, lo mantiene un poco “lejos” de Veracruz, mientras intenta ayudar a un Cuitláhuac García que no da una como Gobernador.

Me cuentan que cuando el Presidente se enteró de la “broma” que su Gobernador de Veracruz hizo sobre el tema de la “transparencia informativa”, diciendo sarcásticamente a la prensa veracruzana “uy, qué grave que no hayamos respondido”, movió la cabeza y respiró largo, reprobando el hecho, pues en redes sociales (como recién se lo habían informado) lo estaban haciendo pedazos.

El plan para remover a Cuitláhuac García continúa en pie y más fuerte que nunca. AMLO tiene a su relevo ahora incrustado en el Gobierno Federal: Ricardo Ahued. El problema del Presidente radica en evitar que su Gobernador en Veracruz cometa tantos errores, tarea que se antoja, de verdad, muy difícil.

No hay duda, Ahued avanza; Cuitláhuac retrocede.

 

alejandroaguirre77@gmail.com
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Al respecto…
 
Por Alejandro Aguirre Guerrero
De acuerdo a un estudio que me fue mostrado y explicado por un personaje en Palacio Nacional, el Presidente ha perdido en Veracruz cuando menos 15 por ciento de popularidad sin que lleguen los primeros 6 meses de gobierno, cuestión que prendió focos rojos en el grupo cercano de asesores de AMLO.
El mismo documento revela que la confianza de los veracruzanos en su Gobernador cayó 35 por ciento, mientras que el 75 por ciento de los encuestados considera que las mayores carencias de Cuitláhuac García son, de manera contundente, la ingobernabilidad e inseguridad.
El estudio maneja que 8 de cada 10 veracruzanos sufragaron por Cuitláhuac García porque López Obrador estaba en la boleta, sin embargo, el dato relevante radica en que 7 de cada 10 votantes a favor del Gobernador, se arrepintieron de hacerlo.
El análisis señala que la disminución de “bonos” de AMLO en Veracruz son cortesía de Cuitláhuac García. La preocupación radica en separar al Presidente de la estrepitosa caída de su amigo en el estado.
López Obrador podría no ser el único perjudicado por Cuitláhuac García. Los opositores de Morena en Puebla buscan capitalizar los tropiezos del Gobernador en Veracruz a su favor, y de esta manera, mostrar a Miguel Barbosa como un incompetente.
“Puebla, no votes por Barbosa, o acabarás como los veracruzanos con Cuitláhuac”, “poblano, piensa tu voto, o terminarás como Veracruz”, son algunas frases que corren en redes sociales.
En Palacio Nacional saben que la popularidad de su Gobernador en Veracruz desciende a pasos agigantados, restando bonos al Presidente, y de paso, también a Barbosa en Puebla. Para infortunio de Morena, el tema de Cuitláhuac García no se queda solo en Veracruz.