Tag

wsj

Browsing

A una semana de las elecciones presidenciales, el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) indica que la mayoría de las encuestas favorecen a Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pero advierte que muchos mexicanos aún tienen la esperanza de que el candidato pueda ser derrotado por alguno de sus adversarios.

El WSJ indica que en sus intentos anteriores por llegar a la Presidencia, AMLO se ha hecho de una reputación de ser un mal perdedor, por lo que si de nueva cuenta llega a ser derrotado en las urnas, avecina que su reacción no sería buena.

“AMLO se autodenominó el candidato anticorrupción porque los mexicanos están hartos de una clase política ladrona. En los últimos seis años, durante el gobierno del PRI del presidente Enrique Peña Nieto, la familia del presidente, su administración, Petróleos Mexicanos (Pemex) y múltiples gobernadores del PRI, una vez promocionados como la nueva generación de líderes del partido, han sido acreditados de corrupción flagrante. Aunque Meade se considera limpio, el peso del PRI ha dañado sus posibilidades”, relata el diario.

Señala que al igual que Meade, Ricardo Anaya no ha tenido las cosas fáciles, pues ha sido señalado de actos de corrupción y lavado de dinero.

El trabajo del diario señala que AMLO no es el antídoto para los temas de corrupción, pues tiene sus propios señalamientos, los cuales no ha podido aclarar; para ello retoma la construcción del segundo piso de la Ciudad de México. Múltiples contratos sin licitación, incluyendo los que ventiló Ricardo Anaya en el tercer debate por un total de 171 millones de pesos para un solo contratista.

“Para alguien que se considera a sí mismo como moralmente superior a sus oponentes, López Obrador también tiene una cuestionable colección de amigos y seguidores. Uno de los más coloridos es René Bejarano, que trabajó en el gobierno de la capital con AMLO, pero es más conocido por haber sido capturado en video en 2004 empacando una maleta con dinero en efectivo del empresario argentino Carlos Ahumada”, añade el texto del WSJ.

Sobre los números que las encuestas dan al tabasqueño, el diario indica que un problema que tienen los encuestadores para tener una idea clara de las preferencias, es la gran cantidad de hogares mexicanos que se niegan a participar en los ejercicios, a lo que se agrega el porcentaje de indecisos. “Al asignar votos indecisos a los candidatos proporcionalmente, algunos encuestadores pueden estar distorsionando la imagen”.

Asegura que mientras los seguidores de AMLO es poco probable que estén indecisos, muchos oponentes de AMLO planean apoyar a quien parezca capaz de vencer al demagogo de izquierda. “Muchos pueden estar indecisos, pero no están contemplando votar por AMLO. Si sus votos van en gran medida son, digamos algo, para Anaya y si la participación es alta, AMLO podría ser derrotado”.

Compara la elección en nuestro país, con lo que sucedió en Estados Unidos con la victoria de Trump, o con el referéndum Brexit, o con el referéndum colombiano sobre las FARC; indica que dichos sucesos desafiaron lo pronosticado por las encuestas.

 

Con información de The Wall Street Journal / Foto: Archivo APO

En 2006, Andrés Manuel López Obrador perdió su primera carrera presidencial por un pelo. Se negó a conceder, y en una ceremonia surrealista se puso una banda presidencial y se declaró el presidente legítimo de México. Anteriormente, en un ardiente discurso en la histórica plaza de la capital, maldijo a las instituciones del gobierno de México.

Ahora, el político de izquierda está a semanas de una elección en la cual hace su tercer intento por llegar a la presidencia.

Aunque las encuestas lo ubican como el candidato favorito, ha dividido al país, aterrorizando a muchos de los hombres de negocios más importantes de México y electrizando a muchos mexicanos promedio hartos de los políticos de siempre, de la corrupción, del lento crecimiento económico y de la creciente violencia.

Según las encuestas, López Obrador está a 15 puntos de distancia de Ricardo Anaya, el candidato del partido de centro-derecha del ex presidente Felipe Calderón.

El próximo 1 de julio podría ser la última y mejor oportunidad de AMLO de ganar la presidencia tras las derrotas sufridas en 2006 y 2012.

Su mensaje anti corrupción, que es el centro de su campaña, es más popular que nunca debido a que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha estado plagado de escándalos. Media docena de gobernadores priístas han sido acusados de malversar cientos de millones de dólares, aunado a que la violencia desmedida y la persistente pobreza se han sumado al hambre de cambio.

Ahora, AMLO promete la ‘cuarta transformación’ para México. López Obrador ve su llegada al poder como el fin de una lucha en contra de las élites del poder que han mantenido a millones de personas en la miseria.

El político tabasqueño suele recurrir a términos religiosos, utilizando metáforas e historias bíblicas en sus discursos. Llamó en dos ocasiones a sus marchas como “Éxodos”, y su hijo menor fue bautizado como Jesús Ernesto por el salvador cristiano y por Ernesto ‘Che’ Guevara, el revolucionario.

El historiador Enrique Krauze, quien llamó en un ensayo a López Obrador como ‘el Mesías Tropical’, dijo en una entrevista: “No sé si el Congreso, la Suprema Corte y las instituciones independientes de México como el Banco Central y los medios puedan resistir su poder personal”.

Los mexicanos nacionalistas saben que AMLO posee una personalidad fuerte que a menudo trabaja en su contra.

 

 

Texto completo en The Wall Street Journal, disponible para suscriptores.

Luego de que el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) asegurara que el proyecto energético que contempla el candidato presidencial de Morena-PT-PES, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), podría poner en jaque a la industria, fue su coordinadora de campaña, Tatiana Clouthier, quien dijo que la propuesta del tabasqueño no es como la planteó el diario.

Clouthier indicó que al WSJ le falta información sobre el proyecto energético de López Obrador. “Falta información, creo que no tienen información completa de lo que estarían viendo”.

En entrevista con el portal Político.mx, la coordinadora de campaña indicó que ella ha podido leer con detenimiento el tema de energía que se incluye en el proyecto de nación del tabasqueño, y asegura que lo relatado por WSJ no está cerca de lo que se contempla.

Por su parte Rocío Nahle, actual coordinadora del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, y a quien AMLO ha perfilado como secretaria de energía en caso de llegar a la Presidencia, aseguró en días pasados que la intención del candidato de construir más refinerías no significaría detener la inversión extranjera en petróleo sino acabar con la política de exportación de crudo.

 

Con información de Político.mx / Foto: Archivo APO

El candidato presidencial por la coalición “Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), planea poner de cabeza al sector energético recién abierto en México, advirtió el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ).

 

 

Firmado por el periodista Robbie Whelan, el texto refiere que AMLO ha confundido a los inversionistas al pedir un congelamiento temporal en las nuevas inversiones privadas en exploración y producción de petróleo.

 

Indica que AMLO ha dejado ver que sus intenciones son trasladar el gasto federal de la exploración y la producción a las refinerías, lo que según los críticos podría tener consecuencias dramáticas para la economía mexicana y las refinerías estadounidenses a lo largo de la costa del Golfo de Estados Unidos.

 

En su artículo publicado este lunes, WSJ señala que eventualmente López Obrador quiere detener por completo las exportaciones de petróleo crudo, una fuente primordial de ingresos para el país, porque considera que México se ha vuelto demasiado dependiente de Estados Unidos para obtener gasolina refinada, tal como lo ha afirmado Rocío Nahle, a quien AMLO ha anunciado que fungirá como Secretaria de Energía, si logra llegar a la Presidencia.

 

El diario recuerda que analistas de energía, políticos rivales y ex empleados de Pemex han dicho que el plan de López Obrador arrojaría la economía dependiente de la energía de regreso a los inicios de la década de 1970 y añade que el plan de las refinerías de AMLO también podría tener amplias consecuencias fiscales para México, tales como conducir a un potencial déficit presupuestario.

 

El diario precisa que López Obrador tiene una larga historia de oposición a la apertura de la industria petrolera de México a la inversión extranjera y privada. Relata que en 2013, dirigió a miles de manifestantes a protestar contra el plan del presidente Enrique Peña Nieto de permitir la inversión privada en la exploración y producción, calificando la idea de compartir los beneficios de los recursos naturales mexicanos con compañías petroleras extranjeras como una afrenta a la soberanía nacional.

 

Las seis refinerías de Pemex operaban a una capacidad promedio de 48 por ciento el año pasado, el nivel más bajo registrado, por lo que López Obrador ha anunciado que quiere construir una o dos nuevas refinerías, las cuales costarían alrededor de seis mil millones de dólares cada una y tardarían aproximadamente tres años en ser construidas.

 

Con información de The Wall Street / Foto: Archivo APO