Tal como estaba anunciado, el presidente Donald Trump ofreció un mensaje en el que insistió en que se debe poner freno a la entrada de miles de inmigrantes ilegales que llegan a territorio estadounidense; y reiteró que Estados Unidos recibe a los migrantes que entran de manera legal y que contribuyen al progreso de la Unión Americana.

Dijo que por la frontera sur ingresan drogas como la heroína, cocaína y las metanfetaminas. Calificó dicho problema como una epidemia, pues refirió que el 90% de la heroína que entra a Estados Unidos entra por la frontera sur. Acusó que dicha situación ha causado más muertes que el número de soldados que perdieron la vida en Vietnam.

Tal como lo ha manejado desde tiempo atrás, acusó que por la frontera con México también ingresan criminales que han llevado a cabo 100 mil ataques violentos y 400 mil asesinatos, lastimado a miles de estadounidenses.

Trump hizo referencia a «una crisis humanitaria» que lastima el corazón y el alma de la Unión Americana. «Estoy decidido a poner fin a este fenómeno», por lo que detalló que su administración ha presentado al Congreso una propuesta para poner alto a la operación de los coyotes y narcotraficante.

Indicó que dicha propuesta incluye un monto de recursos que se necesitan para velar por la seguridad del pueblo estadounidense, una seguridad que afirmó nunca se ha tenido el país. Añadió que dentro de la propuesta se incluye tecnología para detección de drogas; más agentes; más jueces migratorios, y el equipo que permita atender las peticiones de asilo.

Fue en este punto cuando se refirió a los 5,700 millones de dolares que solicita para construir el muro fronterizo, el cual dijo es un «elemento vital para la seguridad nacional»; la llamó una «medida de sentido común» que se pagará por sí mismo considerando el freno que se pondrá al tráfico de drogas, el cual asciende a 500 mil millones de dólares al año.

Insistió en que otra forma en que se financiará el muro, de manera indirecta, es mediante el acuerdo comercial que recientemente se firmó con México y Canadá, el T-MEC.

Lamentó que los demócratas quieran que se reabra el gobierno mientras se discute el presupuesto, por lo que los invitó a superar el «juego político». «No quieren financiar la seguridad fronteriza de esta gran nación».

Ante las descalificaciones que se han hecho a su propuesta del muro fronterizo, acusándolo de ser un proyecto inmoral, preguntó por qué políticos poderosos, de fama, construyen bardas alrededor de sus mansiones; dijo que era «por amor a su familia, no por odio a los de afuera». Subrayó que lo inmoral es que los políticos se nieguen a actuar en bien de la ciudadanía.

Invitó al Congreso a que apruebe un presupuesto que ponga fin a la crisis que vive el país, e invitó al pueblo a presionar a sus legisladores a que «velen por la seguridad fronteriza».

Se espera que en breve los demócratas Nancy Pelosi y Chuck Schumer ofrezcan una respuesta al mensaje del presidente Donald Trump. La réplica llegaría desde el Capitolio.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario