El presidente francés, Emmanuel Macron, reiteró este martes sus polémicas declaraciones sobre la OTAN, a la que había acusado de estar en «muerte cerebral», provocando el disgusto de sus socios de la Alianza Atlántica poco antes del inicio de una cumbre en Londres.

«Mi afirmación provocó la reacción de mucha gente», pero «mantengo» esas palabras, afirmó el mandatario en rueda de prensa conjunta con el presidente estadounidense Donald Trump, que horas antes había calificado estas declaraciones de «muy insultantes».

«Cuando se mira lo que la OTAN debería ser, en primer lugar se ve el desplazamiento en el peso y el presidente Trump ya lo recordó», afirmó Macron, subrayando que Estados Unidos es el primer contribuidor «con diferencia».

Pero «cuando hablamos de la OTAN no se trata sólo de dinero», agregó.

En su polémica entrevista con The Economist, en que denunció la «muerte cerebral» de la organización, Macron había puesto como ejemplo la ofensiva de un aliado, Turquía, contra las milicias kurdas en el norte de Siria, clave en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico, lo que enfureció a Ankara.

Al respecto, el presidente Donald Trump reconoció este martes que tiene una «pequeña disputa» con Macron, sobre la OTAN, pero dijo que confía en que «probablemente» puedan «resolverlo».

Mientras Trump insistió en la necesidad de que los aliados hagan más aportes a las arcas de la OTAN, Macron fue más duro al insistir en que no se trata de hablar «solo de dinero», sino de tener una «estrategia clara» sobre lo que debe ser la Alianza.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin