Tras la presentación del Plan 2018-2014 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Director General del Instituto, Germán Martínez, aseguró que la tarea de garantizar el acceso a la salud de los mexicanos, es un desafío enorme frente al abandono en diversas áreas del sistema de salud.

Refirió que el reto es aún mayor considerando la «corrupción, negocios privilegiados y simulaciones», entre las que sobrevive un personal; enfatizó que “vamos a ir, sin distingos, como lo prometió y ordenó el presidente López Obrador, contra los corruptos que dañan al IMSS”.

Martínez Cázares afirmó que el progreso con justicia es lo que busca la cuarta transformación, por lo que adelantó que trabajarán para edificar un IMSS donde el centro y la razón de ser, sean la persona y su bienestar durante toda la vida.

El funcionario indicó que el trabajo del IMSS debe estar presente durante todo el ciclo de vida que empieza en la gestación, con cuidados prenatales, y termina con cuidados paliativos para bien morir, pasa por una niñez que promueve un crecimiento sano; vigila una adolescencia para disuadir comportamientos nocivos para la salud, protege riesgo y apoya la edad productiva y debe otorgar una pensión digna fruto del trabajo.

Con anterioridad, Germán Martínez aseguró que no le «daba miedo» perseguir a corruptos, además de que no permitiría que se siguieran haciendo negocios al amparo de privilegios o de políticos en las licitaciones del Instituto.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario