Un adolescente, identificado como Salvador Ramos de 18 años, mató este martes a 19 niños y dos maestros en una escuela primaria de Texas, sucedo que conmocionó a Estados Unidos y que desató el reclamo del presidente Joe Biden, para «enfrentar el lobby de las armas» en su país.

El ataque en la localidad de Uvalde, Texas, a una hora de la frontera con México, es el último de una ola de tiroteos en Estados Unidos, donde el horror por la violencia armada no ha logrado impulsar suficientes acciones para ponerle fin.

«¿Cuándo, por el amor de Dios, nos vamos a enfrentar al lobby de las armas?», dijo el presidente Biden, visiblemente emocionado, al dirigirse a la nación desde La Casa Blanca luego de que regresara de su gira por Asia. «Estoy asqueado y cansado. Tenemos que dejarle claro a todos los funcionarios electos de este país: es hora de actuar», agregó.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, dijo en conferencia de prensa que el sospechoso, un residente local y ciudadano estadounidense, también resultó muerto , pues dijo, «se cree que los oficiales que respondieron (al incidente) lo abatieron».

Fuentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas indicaron que el joven armado le habría disparado a su abuela antes de dirigirse a la escuela primaria Robb alrededor del mediodía, donde abandonó su vehículo y entró con una pistola, un rifle y con chaleco antibalas

«Hay 19 niños que fueron asesinados por este malvado hombre armado, así como dos maestros de esta escuela», dijo el vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, a la cadena NBC News, con lo actualizó el saldo inicial que era de 14 niños y 1 maestro.

El tiroteo fue el más mortífero desde el de Sandy Hook en Connecticut en 2012, en el que murieron 20 niños y seis adultos, y el más letal en la historia de Texas.

También se confirmó que más de una docena de niños resultaron heridos en el ataque, en una escuela donde estudian más de 500 alumnos, y casi el 90% de ellos hispanos procedentes de familias de recursos económicos bajos.

Al respecto, el gobierno de México condenó «enérgicamente» los hechos, y ofreció apoyo consular a las personas mexicanas que así lo requirieran.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió sus condolencias a las familias de las víctimas, a quienes dijo, les enviaba un abrazo fuerte y solidario.

«Nos duele mucho que haya estas desgracias, le mandamos un abrazo fuerte a las familias (…) nuestra solidaridad con el gobierno de Estados Unidos, porque son momentos muy tristes y muy difíciles», indicó.

Consultado sobre si hay algún mexicano entre las víctimas, el mandatario señaló que por el momento no se tiene reporte de personas nacidas en México, aunque señaló que, de origen mexicano, «no hay duda». «Basta ver los apellidos. Son hijos, nietos de mexicanos, nos duele mucho».

Indicó que no deseaba ahondar en el tema, principalmente en las razones que pudieron llevar al atacante a cometer el acto, pues dijo «está todavía el duelo, y no se trata de hablar del origen, las causas, y más si es algo que tiene que ver con nosotros porque hemos estado planteando las cosas, sería aprovecharnos de una desgracia».

A pesar de que se repiten los tiroteos masivos en Estados Unidos, múltiples iniciativas para reformar las regulaciones sobre armas han fracasado en el Congreso de Estados Unidos, dejando que los estados y los consejos locales promulguen sus propias restricciones.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) ha sido fundamental en la lucha contra la aprobación de leyes más estrictas sobre armas. Abbott y Ted Cruz, legislador republicano, figuran como oradores en un foro organizado por ese poderoso grupo de presión en Houston, Texas, a finales de esta semana.

Estados Unidos registró 19,350 homicidios con armas de fuego en 2020, casi un 35% más que en 2019, según datos oficiales.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario