Estados Unidos ha vacunado ya a la mitad de su población con esquema completo contra la COVID-19, meta que se alcanza días después de que la Unión Europea (UE) llegara a la misma cifra, informó este viernes La Casa Blanca.

«El 50% de los estadounidenses (de todas las edades) están ya completamente vacunados», indicó el director de datos sobre la COVID-19 de La Casa Blanca, Cyrus Shahpar, en su cuenta oficial de Twitter.

Así, más de 165.6 millones de estadounidenses han recibido el esquema completo de las vacunas, lo que equivale a la mitad de la población del país y el 58.4% de los mayores de 12 años, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El anuncio llega cuatro días después de que Estados Unidos alcanzara, con un mes de retraso, el objetivo que se había marcado el presidente Joe Biden para el pasado 4 de julio: tener al 70% de su población adulta inmunizada con al menos una dosis de la vacuna.

Después de un inicio fluido de la campaña de vacunación entre diciembre y mayo, el proceso se ha ralentizado en los últimos dos meses en Estados Unidos, esto, debido al rechazo de una buena parte de la población a recibir la vacuna, especialmente en varios estados del sur y el centro del país.

La situación con los llamados ‘antivacunas’ ha coincidido a una nueva explosión de contagios y hospitalizaciones que han devuelto la situación epidemiológica en el país a los niveles que registraba en febrero, debido a la expansión de la variante Delta, mucho más contagiosa.

En los últimos días, no obstante, las autoridades sanitarias estadounidenses se han mostrado optimistas sobre el aumento de las vacunaciones y han asegurado que la inmunización está subiendo en los estados con mayores tasas de contagios, como Luisiana, Arkansas, Misuri, Alabama, Oklahoma o Misisipi.

Shahpar mantuvo ese optimismo en su tuit de este viernes, en el que aseguró que la media semanal de personas que han recibido la primera dosis de la vacuna ha crecido 11% desde la semana pasada y 44% en las dos últimas semanas.

La Unión Europea superó el pasado martes la marca de la mitad de la población vacunada, semanas después de que alcanzaran individualmente dicha cifra países como Alemania, Francia o España.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reconoció este viernes que los contagios probablemente «subirán» más en el país antes de que se tenga bajo control la situación, aunque subrayó que la situación es diferente a la de hace un año, porque la enfermedad está afectando fundamentalmente a los no vacunados.

«Estados Unidos puede derrotar a la variante Delta, igual que derrotamos a la COVID-19 original», dijo Biden durante un discurso en La Casa Blanca con motivo de la publicación del dato de desempleo relativo al mes de julio.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario