Los accionistas de Twitter aprobaron este martes la oferta de Elon Musk para comprar la red social por 44,000 millones de dólares, incluso mientras el multimillonario intenta romper el acuerdo, informó la compañía.

La votación se produjo en una junta de accionistas que duró unos minutos y en la que la mayoría de los votos se emitieron a distancia.

Recordemos que Twitter acudió a los tribunales para obligar que Musk cumpla su compromiso de adquirir la empresa. El inicio del juicio está programado para que de inicio el próximo mes.

Y mientras los accionistas aprobaron la oferta de compra, el exjefe de seguridad de la compañía, Peiter «Mudge» Zatko, compareció ante el Senado de Estados Unidos, en donde reiteró sus señalamientos de que Twitter es incapaz de proteger los datos de sus usuarios porque muchos trabajadores tienen acceso a esa información y no rastrea adecuadamente la posible infiltración de agentes extranjeros.

«Los fallos de seguridad de Twitter amenazan la seguridad nacional, comprometen la privacidad y la seguridad de los usuarios y, en ocasiones, amenazan el futuro de la empresa», dijo Zatko durante su comparecencia ante el Comité Judicial de la Cámara Baja.

El exejecutivo, que trabajó para la red social desde noviembre de 2020 y hasta su despido en enero pasado, aseguró que avisó en reiteradas ocasiones a la dirección sobre los problemas de ciberseguridad, pero la empresa «rechazó hacer los cambios necesarios para crear una plataforma más segura».

Las revelaciones de Zatko han sido utilizadas por Musk para justificar su decisión de cancelar la compra de la red social.

Twitter rechazó las acusaciones de su exjefe de seguridad, asegurando que son parte de una «falsa narrativa» contra la empresa y que están plagadas de «inconsistencias e imprecisiones». Además, afirmó que Zatko fue despedido por «un liderazgo poco efectivo y «un desempeño pobre» en sus tareas.

Durante su comparecencia, el exdirectivo afirmó que la empresa «desconoce cuánta información tiene, dónde la tiene y de dónde viene, por lo que no puede protegerla». Según un estudio interno citado por Zatko, la compañía solo sabe para qué utiliza el 20% de la información que recolecta de los usuarios, como correos, números de teléfono o geolocalización.

Zatko opinó que esta gestión insegura de la información supone un «riesgo» para la seguridad nacional y la democracia estadounidense, además de acusar a la empresa de «engañar deliberadamente» a las agencias reguladoras para esconder sus problemas.

Uno de los asuntos que llamó más la atención de los legisladores, fue el de la supuesta infiltración de agentes extranjeros de China o de la India dentro de la compañía.

Zatko aseguró que Twitter no tiene los mecanismos para identificar a los agentes extranjeros que se infiltran en la empresa, y que solo los descubre cuando lo alerta una agencia externa.

El director general de Twitter, Parag Agrawal, fue citado ante el Comité del Senado pero descartó su comparecencia para no comprometer el proceso judicial que tiene abierto la empresa con Elon Musk.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario