El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos aumentó un 1.6% en el segundo trimestre respecto a los tres meses precedentes, sin cambios respecto al cálculo previo, informó este jueves la Oficina de Análisis Económico (BEA).

El tercer y último cálculo de la actividad económica trimestral, que en tasa anual creció al 6.7%, levemente por encima del 6.6% de la anterior estimación, refleja el impacto positivo de la reapertura de negocios, las vacunaciones y los programas de estímulo del gobierno.

De nuevo, el informe oficial recalcó que en el trimestre pasado los pagos gubernamentales en forma de préstamos y fondos a autoridades locales y estatales aumentaron, mientras que los beneficios sociales a los hogares, como las transferencias directas, se redujeron.

Así, el valor de la actividad económica en EUA, la primera economía mundial, supera ya los niveles previos a la pandemia de la COVID-19.

No obstante, los analistas consideran que dadas las dificultades que aún encaran las cadenas de suministro globales y la progresiva retirada de algunos planes de ayuda federal, como el refuerzo de los subsidios de desempleo, la actividad se podría ralentizar ligeramente en la segunda parte del año.

Hace una semana, la Fed disminuyó levemente el crecimiento previsto para el cierre de 2021 al 5.9%, frente al 7% estimado tres meses atrás, aunque supone una cifra todavía sólida tras la contracción del 3.4% de 2020.

La gran preocupación económica en Estados Unidos sigue siendo la inflación, que está en sus niveles máximos en una década.

Pese a que en agosto la inflación anual se redujo en una décima, al 5.3%, todavía se mantiene a niveles muy elevados y lleva tres meses consecutivos por encima del 5%.

En este sentido, esta semana la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y el presidente de la Fed, Jerome Powell, reconocieron en una comparecencia ante el Congreso que la inflación durará «más de lo esperado» en sus cálculos de los últimos meses.

Yellen anticipó que la inflación probablemente estará más cerca del 4% este año, y en cualquier caso reconoció que estará claramente por encima del 2%, que es la meta anual de la Fed.

Por otro lado, el mercado laboral en EUA sigue registrando progresos, aunque a un ritmo más lento del esperado, y la tasa de desempleo cerró agosto en el 5.2%, frente al 6.7% de final de 2020.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario