Al visitar la zona afectada por el huracán Willa, en Tecuala, Nayarit, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) mandó ‘al carajo’ a todas aquellas prácticas que solían hacerse para cometer fraude electoral.

El mandatario dijo que una de las principales asignatura que tiene pendiente, es dejar establecida una verdadera  democracia en el país.

«Nada de compra de votos, nada de estar repartiendo despensas, frijol con gorgojo, nada de estar utilizando el presupuesto, que es de todos, para apoyar a partidos o a candidatos, nada de estar acarreando gente para ir a votar, nada del ‘ratón loco’, de las ‘urnas embarazadas’, de las actas falsificadas, todo eso al carajo», dijo el mandatario.

Dijo que se debe garantizar que todos los mexicanos pueden ejercer un voto libre y secreto, y que así sea la gente quien decida quiénes serán sus gobernantes.

López Obrador dijo que les costó mucho trabajo vencer todas esas «mañas y trampas» que se empleaban en el pasado, por lo que reiteró su compromiso de no permitir que se sigan cometiendo.

Durante su mensaje, AMLO recordó que ya es delito grave el fraude electoral; dijo que todo aquel que entregue despensas, use dinero público para favorecer a candidatos, y que haga trampa «va para adentro» (a prisión) sin derecho a fianza.

Como ya se ha hecho costumbre, dijo que el gobierno es del pueblo, para el pueblo y con el pueblo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario