El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo esta mañana que fue «irrespetuoso de la investidura presidencial» acusarlo de orquestar las protestas por la muerte del joven Giovanni López, esto tras las acusaciones del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

«No se pueden lanzar esas acusaciones a la ligera, echarle la culpa a otros de lo que está uno enfrentando, de los problemas que cotidianamente tiene uno que enfrentar como gobernante», aseguró el mandatario.

Alfaro y López Obrador mantienen una relación tensa, que se recrudeció el pasado fin de semana con la muerte bajo custodia policial de un joven detenido por supuestamente no llevar cubrebocas. Las autoridades locales han desmentido que su detención se debió a dicha cuestión, y la han atribuido a conducta inapopriada.

El mandatario estatal aseguró que «detrás de todo lo que está sucediendo en este caso en Jalisco hay intereses muy precisos y muy puntuales construidos desde Ciudad de México, desde los sótanos del poder».

Además, ayer en la noche declaró que se pretendía crear en las manifestaciones contra la violencia policial «un nuevo Ayotzinapa».

«Estamos hablando de que Jalisco recibió una embestida brutal de grupos de intereses difíciles de identificar que construyeron una historia, una estrategia, que buscaron que hubiera muertos en Jalisco», sostuvo el gobernador.

Ante esas acusaciones, López Obrador dijo que no quiere «tener pleito con nadie», pero defendió que él no está «acostumbrado a tirar la piedra y esconder la mano». «No creo que ese sea el mejor método de relacionarnos», dijo AMLO.

Durante las protestas en Guadalajara, varios organismos de derechos humanos nacionales e internacionales reprocharon que unos 80 jóvenes fueran arrestados por policías encapuchados que los golpearon, les robaron y los subieron a camionetas no oficiales para luego abandonarlos en colonias de la periferia.

En la Ciudad de México también se vivieron manifestaciones violentas por la muerte de Giovanni López y por la de George Floyd en Estados Unidos.

López Obrador aprovechó su conferencia matutina para reconocer que el racismo existe en el país.  «El racismo existe en México, desgraciadamente, lo mismo, encubierto por la hipocresía», remató.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario