El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió a su homólogo estadounidense, Joe Biden, tomar una decisión respecto al embargo comercial que mantiene contra Cuba, y pidió que se permita a las familias de la isla recibir remesas.

En ese sentido destacó que nuestro país recibe apoyo de mexicanos en el extranjero por 4,000 millones de dólares al mes.

«Ahora que hay una situación difícil de salud en Cuba, en vez de bloquear, todos deberíamos de ayudar. No es concebible que en estos tiempos se quiera castigar a un país independiente con un bloqueo», dijo López Obrador, durante su conferencia de prensa matutina.

«Pienso que el presidente Biden debe tomar una decisión al respecto», añadió.

López Obrador destacó el envío a la isla de dos barcos que México enviará con ayuda médica y alimentaria, días después de que la administración de Biden anunciara sanciones contra una entidad y un funcionario cubano por su papel en la represión de las protestas.

«Podrían hacerse muchas cosas, solo sugiero una: que se permita el que puedan recibirlas familias de Cuba remesas de quienes viven y trabajan en Estados Unidos o en cualquier otro país del mundo (…) ¿Cómo bloquear eso si ni siquiera es dinero del gobierno?», sostuvo AMLO.

El morenista aclaró que su palabras eran un «llamado respetuoso», y pidió que desde ningún punto de vista se considere como un acto injerencista. Justificó que habría que separar lo político de lo humanitario, y dijo que la vida es lo más importante, «es lo principal de los derechos humanos».

Insistió que ante la situación de salud que vive actualmente la isla, que es «difícil», no debería haber bloqueos.

Recordemos que el embargo estadounidense causó el año pasado más de 9,000 millones de dólares en pérdidas, según el gobierno comunista de Cuba, lo cual ha dicho, perjudicó su capacidad para afrontar la pandemia del coronavirus.

La medida data de 1960 como represalia a las expropiaciones de las compañías y demás propiedades de ciudadanos estadounidenses en la isla por parte del nuevo gobierno de Fidel Castro. Aunque inicialmente excluía alimentos y medicinas, en 1962 las medidas se endurecieron y las restricciones llegaron a ser casi totales.

Sobre la propuesta que realizó el fin de semana sobre sustituir a la Organización de Estados Americanos (OEA) y crear algo semejante a Unión Europea en América Latina, el presidente no quiso abundar en dicha sugerencia.

No obstante, dijo que se debe buscar una nueva relación entre todos los países de América y se debe convencer y persuadir a las autoridades de Estados Unidos para que «nos integremos con respeto a la soberanía de cada país».

Aseguró que la política que se definió hace 200 años ya no funciona. «No es buena para nadie», apuntó. Señaló que ya no deben haber invasiones, anexiones, bloqueos y debe haber cooperación para el desarrollo entre todos los pueblos.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario