El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo este jueves que buscará revertir la reforma energética realizada por el gobierno anterior si no logra fortalecer y «rescatar» a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con el marco legal actual.

El mandatario, quien asegura que la reforma energética del 2013 sólo debilitó a las dos firmas estatales, reconoció que pidió a entes reguladores esta semana que lo ayuden a apuntalar a las compañías, altamente endeudadas, y que en caso de no lograrlo iría por los cambios constitucionales en el 2021.

«No quiero que se privatice el sector energético, porque si no tenemos independencia económica, si no tenemos independencia en nuestros energéticos, no podemos garantizar nuestra soberanía como país independiente, libre», dijo López Obrador.

Recordemos que la reforma constitucional impulsada por el ex presidente Enrique Peña Nieto abrió toda la cadena de hidrocarburos al capital privado y extranjero y terminó con el monopolio de Pemex en la producción de crudo.

Antes de la llegada de López Obrador al poder se otorgaron en licitaciones más de 100 contratos petroleros producto de las nuevas reglas.

En el sector eléctrico, la reforma abrió la puerta para mayor participación de particulares en la generación e impulsó las fuentes renovables, pero mantuvo la transmisión en manos del Estado.

Legisladores de Morena han presentado al menos dos iniciativas de reformas a la Constitución para apuntalar el papel de las estatales. En el 2021, será renovada la Cámara de Diputados y podría reajustarse la correlación de fuerzas en ella, donde ahora Morena tiene mayoría.

«Estoy convencido de que ha sido un fracaso rotundo las privatizaciones, negocios jugosos robo, saqueo de los bienes de México, los bienes de la nación, solo en beneficio de particulares», añadió el presidente.

López Obrador dijo que Pemex solo extraerá petróleo para consumo interno y que su propuesta de reforma energética no dejaría, sin embargo, de lado a los privados, y les reiteró que no se cometerán injusticias, además de que se respetan los contratos.

«La política que había anteriormente era de destruir a Pemex y destruir a la Comisión Federal de Electricidad. Ese era el plan, privatizar completamente el sector energético», señaló.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario