Luego del cambio que hicieran los organizadores de la marcha en defensa del INE que se llevará a cabo el próximo domingo en la Ciudad de México, para concentrarse en el Monumento a la Revolución, y que se replicará en más de 30 ciudades del país, el presidente celebró que haya manifestaciones por parte de la oposición.

Al ser cuestionado sobre el tema, López Obrador dijo que se darán todas las facilidades para que la movilización puedan concentrarse en el Monumento a la Revolución. Dijo que el derecho a manifestación se garantiza para todos los mexicanos, reconociendo que «costó mucho conseguirlo».

Dijo que por mucho tiempo no se permitía la libre manifestación de las ideas ni de libre tránsito para expresar posturas distintas a las del gobierno, por lo que ahora se garantizarán estos derechos. «Sabemos lo que es que bloqueen plazas y que prohíban hacer manifestaciones. Nosotros no podemos hacer lo mismo».

«Yo celebro que hay estas manifestaciones por dos razones; primero, porque se demuestra que vivimos en un país democrático y se garantiza el derecho a disentir; y segundo, porque se quitan máscaras, se combate la simulación, hay definiciones», sostuvo el presidente.

Sobre la participación de José Woldenberg, como único orador de la marcha del próximo domingo, AMLO dijo que no es ninguna novedad, pues acusó, «forma parte del grupo, es el maestro político de Lorenzo Córdova y de todo ese grupo».

El mandatario aprovechó para reiterar que su opinión es que sí hace falta una reforma electoral, pues insistió en que se gasta mucho en la organización de las elecciones: 20,000 millones de pesos, más lo que se le da a los OPLE’s y a los partidos políticos.

En ese sentido, volvió a reiterar que está demostrado que los consejeros del INE y los magistrados del TEPJF no garantizan imparcialidad ni elecciones limpias y libres. «Forman parte del fraude electoral que hemos padecido históricamente en México. Es una vergüenza que México sea de los países con más fraudes electorales en la historia».

Pese a que «celebra» la movilización de la oposición, acusó que los del bloque conservador no quieren que la democracia se consolide y que no existan los fraudes electorales. «Están muy molestos porque se acabaron los privilegios y ya no se permite robar. Se sentían los dueños de México y sobre todo les molesta mucho que se diga lo que antes se ocultada, les molesta mucho decir que hay racismo, clasicismo».

Habló sobre lo sucedido ayer en el vuelo a Yucatán, donde pasajeros del avión en que viajaba lo criticaron y le lanzaron consignas. Dijo que está muy consciente de que no todos los mexicanos comparten postura con él y con el gobierno.

Insistió en que en México había mucha simulación, al grado que había partidos paleros para simular que había democracia. «Puro choro mareador; ahora no, ahí van a estar agarrados, de la mano todos y eso es muy bueno porque mediatiza la simulación. Son tiempos de definiciones».

Afirmó que no todos los mexicanos deben pensar de la misma manera, pues eso si sería dictadura, tal como lo acusan erróneamente sus detractores. 

Sin embargo, aseguró que es claro que en México hay dos proyectos distintos y contrapuestos: el de sus adversarios, a quienes mueve el interés y el dinero, que es su verdadero Dios, «nada más que son muy hipócritas y son, repito: clasistas, racistas, aspiracionistas; se creen superiores, sabiondos, son también déspotas, son de los que maltratan a sus trabajadores».

Aun así, dijo que ve con mucho respeto a sus adversarios, y sostuvo que aunque los reaccionarios también son mexicanos, ellos (partidarios de la 4T) son distintos. «Vamos a estar pendientes de la movilización y que les vaya bien», finalizó.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario