El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sorprendió esta  mañana al informar, adelantándose al anuncio oficial del Banco de México (Banxico), el aumento en la tasa de interés hasta el 6.5%, tras un alza de 50 puntos base.

«Ayer (miércoles) el Banco de México aumentó la tasa de interés 0.50 puntos. Vamos a tener la tasa de interés en 6.5% porque cuando aumenta la tasa de interés hay menos inversión y se supone que baja la inflación, es un mecanismo de control», dijo el mandatario en su conferencia de Palacio Nacional.

El anuncio de López Obrador sorprendió a analistas y a la prensa, pues es Banxico quien hace el anuncio oficial, que en el caso de hoy se tiene programado que ocurra al rededor de las 13:00 hrs. Esta información se da acorde al calendario para los anuncios de las decisiones de política monetaria que el Banco de México tiene establecidos.

«La decisión del Banco de México de ayer (miércoles) se tomó por unanimidad, y nosotros respetamos la decisión del Banco de México», agregó el mandatario.

Para algunos especialistas como Gabriela Siller, de Banco Base, los dichos de AMLO generan incertidumbre por tres razones: el presidente se adelanta a Banxico en el anuncio de política monetaria. Quién filtró a AMLO la decisión que la Junta de Gobierno tomó y, el presidente dijo que el gobierno bajó la tasa de interés, aunque realmente es una decisión de Banco de México.

López Obrador dio este anuncio mientras defendía la política energética en combustibles del país, que permitirá controlar la alta inflación, que en esta primera quincena de marzo se ubicó en el 7.29%.

López Obrador explicó que la política energética actual de México, que busca lograr la autosuficiencia y rescatar a Pemex, les permite «¿reducir la importación de combustibles en un 48%». «Esto nos permite tener una política más eficaz en materia petrolera y protegernos ante situaciones como las que se está padeciendo en el mundo», dijo.

Explicó que la exportación de petróleo mexicano, unos 900,000 barriles diarios a un mayor precio, «nos permite subsidiar» los combustibles que consume el país, y explicó que el subsidio a la gasolina se da porque «necesitamos controlar la inflación».

«Si se desata la inflación nos afecta mucho porque es carestía. Aumenta el precio de todo y no nos rinde el ingreso, podemos tener incrementos salariales, pero por la inflación se reduce nuestra capacidad de compra, entonces no hay que permitir la inflación», remarcó.

Dijo que hay varias maneras de enfrentar la inflación, “la mejor es produciendo y consumiendo lo que producimos”, aunque tampoco descartó una mayor apertura comercial, como quitar aranceles en ciertos alimentos importados, para que se controlen los precios.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario