El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) defendió este jueves su política energética luego de que la Suprema Corte ordenara la suspensión definitiva del decreto emitido por la Secretaría de Energía (Sener) y que modifica las reglas para las nuevas plantas privadas de energía renovable.

El mandatario advirtió que de ser necesario, se planteará una reforma constitucional para defender el interés público.

«No vamos a ceder en este asunto, porque tenemos que defender el interés público, del pueblo, de la nación», dijo López Obrador en su conferencia matutina.

Recordemos que el pasado 29 de junio, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) suspendió de forma provisional la nueva política a cargo de la titular de Sener, Rocío Nahle, que entró en vigor desde el 15 de mayo, y que limitaba la producción eléctrica renovable de los privados y prohibía la emisión en pruebas de las centrales limpias que estuvieran por arrancar. Ayer, la Primera Sala de la Corte declaró infundado un recurso que presentó la Consejería Jurídica del gobierno federal, por lo que la suspensión tomó carácter de definitiva.

Cuestionado sobre la decisión de la Suprema Corte, López Obrador dijo que se está trabajando en una revisión de todos los ordenamientos legales pues insistió en que se «abusó mucho».

Reiteró que el propósito de las antiguas administraciones era dejar el mercado de los energéticos en manos del sector privado, tanto nacional como extranjero, lo que implicaba acabar y destruir a Pemex y a la CFE.

AMLO acusó que el propósito de la política económica en el periodo neoliberal no tiene cabida en su administración.

López Obrador advirtió que si no hay otra instancia para defender el interés público, propondría una reforma constitucional para que prevalezca el dominio de la Nación sobre los recursos naturales, y para que el interés del pueblo esté por encima de intereses personales o de grupos, por legítimos que sean.

Y es que empresas generadoras de energías renovables han promovido diversos recursos legales para frenar el llamado «Decreto Nahle» al considerarlo un ataque frontal a la certeza jurídica de las inversiones.

Adicional, esta mañana AMLO se volvió a lanzar en contra de la empresa española Iberdrola, que dijo no está conforme con la política energética de su gobierno pues se opone al rescate de CFE y Pemex.

Acusó que los arreglos entre el gobierno y dicha empresa eran de tal tamaño que «la Secretaria de Energía pasó a ser funcionaria de Iberdrola». Como ejemplo dijo, el ex presidente Felipe Calderón fue nombrado consejero de la compañía.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario