El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró esta mañana en que se encuentra a la espera de una respuesta de su homólogo estadounidense, Joe Biden, sobre su petición de invitar a todos los países a la Cumbre de las Américas tras su reunión ayer con el asesor especial de La Casa Blanca.

«Yo espero que hoy o mañana tengamos ya una respuesta. ¿Qué puedo decir? Que hay un ambiente de mucho respeto en las pláticas, que le tenemos confianza y afecto al presidente Biden, y que queremos que se tome en cuenta la propuesta de no excluir a nadie”, dijo AMLO al ser cuestionado sobre el tema.

El mandatario se refirió a la reunión virtual que tuvo con Christopher Dodd, asesor especial de La Casa Blanca para la Cumbre de las Américas, que se realizará del 6 al 10 de junio en Los Ángeles, California.

López Obrador, quien ha condicionado su asistencia a la cumbre, insistió ante el representante estadounidense en su solicitud de invitar a todos los países, ante la eventual exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Dijo que no descartaba la posibilidad de que se «logre este acuerdo».

“Vamos a esperarnos, tengo confianza en el presidente Biden, es el momento de un gran viraje, es el momento de iniciar una etapa nueva en las relaciones de los países de América y va a ser un ejemplo para el mundo y solo lo puede hacer el presidente Biden», añadió.

La postura del presidente de no asistir ha desatado una polémica regional porque la han secundado Bolivia y naciones de la Comunidad del Caribe (Caricom), mientras que Argentina, Honduras y Chile han replicado las críticas aunque sin retirar su asistencia.

Además, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, anunció que no acudirá al evento por las críticas de Estados Unidos a la designación por cuatro años más de la fiscal general, Consuelo Porras, acusada por Washington de «obstruir» la justicia.

El mandatario de México ha insistido en que la Cumbre de las Américas, que en particular abordará la migración, la pandemia y la economía, sea una oportunidad para unir al continente en un bloque. Aun así, reconoció ahora que su petición «no es nada fácil, son cuestiones muy complejas».

«Porque son cambios de políticas viejas, que datan de más de dos siglos y que alentaron con la Guerra Fría, pero tenemos que relacionarnos de manera distinta en América y en el mundo, y hacer a un lado la confrontación, y hacer a un lado la guerra», expuso.

En tanto, el presidente Daniel Ortega, declaró que a Nicaragua «no le interesa» asistir a la Cumbre.

«No nos interesa, (ya que) ir a esa Cumbre es ir a llenarse ya sabemos de qué», sostuvo Ortega en una rueda de prensa en la capital del país, Managua, agregando que «esa Cumbre no enaltece a nadie, sino que más bien ensucia y embarra». «Tenemos que defendernos los latinoamericanos para que nos respeten», agregó.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario