El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió este jueves «respetuosamente» a Estados Unidos el fin del bloqueo a Cuba, e instó a la comunidad cubano-americana a que deje de lado los asuntos partidistas y busque la reconciliación.

Y aunque la postura del mandatario no es nueva, sus palabras tienen especial importancia al ser pronunciadas durante el acto oficial del Desfile Militar por el 211 aniversario de la Independencia de México.

Durante el Desfile Militar no son habituales los discursos, pero esta vez contó con las palabras no sólo de López Obrador sino de su invitado de honor, el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel.

«Ojalá que el presidente (Joe) Biden, quien posee suficiente sensibilidad política, actúe con esa grandeza y ponga fin para siempre a la política de agravios hacia Cuba», dijo AMLO. «También debe ayudar la comunidad cubano-estadounidense haciendo a un lado los intereses electorales o partidistas, hay que dejar atrás el resentimiento, entender las nuevas circunstancias y buscar la reconciliación», añadió.

Estas declaraciones tienen lugar durante el primer viaje al exterior del cubano después de las protestas contra el gobierno que tuvieron lugar en julio y cuya represión suscitó duras críticas internacionales.

Díaz-Canel llegó a nuestro país esta mañana, para participar en los eventos de hoy, y a días de que comience la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), a la que se espera que acudan 16 mandatarios.

La cita se prevé sea un reforzamiento de este foro de integración frente a la OEA, que México apostó por reformar y en la que también está presente Estados Unidos pero no Cuba.

El líder cubano arribó a la Ciudad de México acompañado, entre otros, por su canciller Bruno Rodríguez y el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

En su discurso de esta mañana, López Obrador reconoció a Cuba por su resistencia numantina y propuso declarar a la isla como Patrimonio de la Humanidad, mientras que el presidente de Cuba firmó que su país sufre «los embates de una guerra multidimensional, con un bloqueo criminal recrudecido oportunistamente».

Diaz-Canel dijo que bajo el fuego de esa «guerra total», la solidaridad de México con Cuba ha despertado admiración y agradecimiento profundo.

El mandatario mexicano insistió en que «ningún Estado tiene derecho a someter a otro pueblo, a otro país», y destacó que se puede estar de acuerdo o no con la revolución cubana y con su gobierno, «pero el haber resistido 62 años sin sometimiento es una indiscutible hazaña histórica».

Recordó las palabras del expresidente estadounidense George Washington sobre que ninguna nación debe aprovecharse «del infortunio de los pueblos» y agregó que se «ve mal» que el gobierno estadounidense utilice el bloqueo para evitar el bienestar del pueblo de Cuba.

Consideró que si esa estrategia, que consideró «perversa», de sacar a las actuales autoridades cubanas del poder se materializa, se trataría de «un triunfo pírrico, vil y canallesco» y «una mancha de esas que no se borran ni con toda el agua de los océanos».

Por ello, reiteró que «es mejor el entendimiento, el respeto mutuo y la libertad, sin condiciones ni prepotencias».

Díaz-Canel agradeció por la invitación para participar en el desfile militar y resaltó la solidaridad de México a través de los años, como haber sido el único país de América Latina que no rompió relaciones con Cuba cuando fue expulsada de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1962.

«Cuba recordará siempre sus expresiones de apoyo, su permanente reclamo por el levantamiento del bloqueo y porque se convierta el voto anual de Naciones Unidas en hechos concretos, algo que su país ha cumplido de forma ejemplar para con nuestro pueblo», dijo.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario