El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y miembros de su gabinete, anunciaron esta mañana que en las próximas horas enviará al Congreso una propuesta de reforma constitucional del sistema electoral.

López Obrador ha acusado en repetidas ocasiones al Instituto Nacional Electoral (INE) de estar a favor de sus opositores, de no ser imparcial y estar en contra de la democracia.

La propuesta busca, entre otros puntos, federalizar las elecciones, por lo que se eliminarían las autoridades electorales locales los llamados OPLES y los Tribunales Electorales locales.

Los árbitros de las elecciones, es decir los consejeros electorales y magistrados del Tribunal Electoral, serán elegidos por los ciudadanos, de forma directa o por voto popular, de una lista de propuesta que hagan los tres poderes de la Unión. Con esto. En el caso del Consejero General del INE, habrá disminución de consejeros, de 11 a 7 consejeros.

Además se propone reducir el número de legisladores, a 300 en el caso de Diputados y a 97 en el caso de Senadores; mientras que los Congresos locales también reducirán el número de diputados, de un mínimo de 15 a un máximo de 45, dependiente su población.

La iniciativa propone crear un nuevo organismo federal que sustituiría al actual Instituto Nacional Electoral (INE). Se trataría del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC).

«No hay la intención de que se imponga un partido único», dijo el mandatario. «Lo que queremos es que haya una verdadera democracia en el país y que se termine con los fraudes electorales (…) Dejar establecido un verdadero estado democrático», agregó.

Se contempla que el financiamiento a partidos políticos sea exclusivamente para campañas electorales, es decir, que no tengan financiamiento en periodos ordinarios como sucede hoy en día. Al mismo tiempo, se redefine la propaganda gubernamental para que funcionarios del gobierno puedan pronunciarse durante las campañas, algo que ahora está prohibido por las vedas electorales.

También se propone instaurar el voto electrónico, pues señalaron que en muchas de las ocasiones, la distancia a donde se colocan las casillas, hace que los ciudadanos no ejerzan su derecho al voto, y facilitar el sufragio de los ciudadanos en el extranjero.

Los encargados de presentar la reforma, Adán Augusto López, Horacio Duarte y Pablo Gómez, apuntaron que con la reforma se estima un ahorro de 24 mil millones de pesos, y se reformará en total 18 artículos constitucionales y 7 transitorios. Se contempla hacer una sola legislación electoral.

López Obrador justificó que la reforma elimina el fraude, algo que insiste padeció en 2006, cuando perdió la elección presidencial ante Felipe Calderón.

«Nosotros venimos de una lucha por la democracia, y hemos padecido durante años de fraudes electorales, de imposiciones, somos víctimas de la antidemocracia, del fraude, llegamos a la presidencia por voluntad del pueblo», indicó.

Sin embargo, especialistas ya adelantan que será difícil que la reforma consiga el apoyo suficiente en el Congreso, porque Morena y sus aliados no tienen la mayoría calificada de dos tercios necesaria para aprobar tales cambios. Los partidos de oposición, PRI-PAN-PRD y MC han dicho que no apoyarían la propuesta.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario