Un hombre pidió al presidente electo Andrés Manuel López Obrador no trabajar en sábado, debido a que los mandamientos lo prohibían y Dios podía castigar a los mexicanos con más sismos.

El hombre esperaba al tabasqueño afuera de sus oficinas y cuando López Obrador se disponía a dejar el lugar le gritó que no trabajara en sábado.

«El sábado es el día del señor, el sábado no se debe trabajar es un mandamiento. Le puede ir mal a los mexicanos, pueden venir más sismos», advirtió el sujeto.

Al salir López Obrador a bordo de su vehículo, la persona intentó abalanzarse sobre el carro, lo que provocó la reacción de uno de los seguidores del futuro presidente, quien lo jaló hasta tirarlo.

«Era por precaución», se limitó a decir el hombre que apartó al fanático.

Posteriormente, algunos otros simpatizantes se dirigieron a los dos que estaban en el piso. Unos para regañar a quien fungió como defensor, pidiéndole cuidado; otros a quien llamó la atención del Mandatario electo.

Al levantarse del suelo, el religioso dijo que sólo quería saludar al tabasqueño.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario