El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lamentó la muerte de una mujer en un altercado entre la Guardia Nacional y pobladores de Chihuahua, aunque aseguró que se actuó los elementos de la corporación actuaron «muy bien» en el operativo.

El incidente ocurrió este martes tras el intento por parte de un grupo de agricultores chihuahuenses de tomar la presa de La Boquilla, en protesta por el desvío de agua a Estados Unidos al que México está obligado por un tratado de 1944.

«Actuó muy bien la Guardia (Nacional), porque, primero, eran muchos más los manifestantes y ellos aunque tenían armas deciden no usar las armas y se salen todos», explicó el presidente, recalcando que hubo una retirada por parte de los elementos.

Según la versión del presidente, que está por «esclarecerse», horas más tarde de ese operativo en el que se estima que había unos 2,500 manifestantes, unos manifestantes pasaron con vehiculos por otra infraestructura protegida por la Guardia Nacional.

Allí, supuestamente amenazaron a los agentes con «que les iban a tirar granadas o bombas» extraídas a la Guardia Nacional durante la toma de la presa. Los agentes procedieron a su detención y constataron que «en efecto llevaban granadas», por lo que decidieron llevarlos a Delicias para ponerlos a disposición de las autoridades ya en la noche del martes.

En la caravana hacia Delicias «empiezan a seguirlos cuatro camionetas, a los de la Guardia Nacional, de los manifestantes, y se dan unos disparos».

«Esta es la versión: contesta uno, primero unos tiros al aire, y de las cuatro camionetas se dan cuenta que queda una detenida. Las otras tres se van. Se paran los de la Guardia, van y encuentran que estaba herida de muerte, una señora y el esposo», detalló López Obrador.

El presidente pidió a la Fiscalía que lleve a cabo la investigación correspondiente, para conocer qué fue lo que sucedió, y castigar a los responsables, aunque también pidió saber quién convocó a la movilización, quién tomó la decisión de tomar la presa, ya que aseguró que hubo la participación de dirigentes políticos.

Fue en ese punto donde dijo que debido a las elecciones que se llevarán a cabo en la entidad, el PRI y el PAN están engañando a la gente difundiendo información entre la población de que se quedarán sin agua.

“Lo que ya sabemos es que estaban utilizando el asunto del agua con propósitos político-electorales, porque existen intereses creados en el control y manejo del agua. El día  de estos lamentables hechos participaron dos exgobernadores del PRI, un diputado federal del PAN, el senador Madero, del PAN, en eso anda; pero no es justo, es inaceptable, que se use un asunto como este del agua, con propósitos electorales”, dijo el mandatario.

AMLO señaló específicamente al senador Gustavo Madero del PAN, quien aseguró busca la gubernatura del estado. Además mencionó a los exgobernadores Fernando Baeza Terrazas y José Reyes Baeza de estar relacionado con las protestas.

López Obrador acusó que los exgobernadores forman parte de una especie de «huachicoleros del agua».

El presidente recordó que fue justo en el Chihuahua cuando en 1986 nació el PRI-AN, una alianza de facto entre el tricolor y Acción Nacional, la cual dijo se repite ahora que se viven tiempos  electorales.

«Cómo el régimen iba a permitir que un estado de la frontera gobernara un partido opositor, entonces se metieron con todo, hicieron el fraude, impusieron a uno de los que antier estuvo en la manifestación, uno de esos ex gobernadores Fernando Baeza, es interesante todo esto, eso fue en el 86, viene el fraude del 88, y se impone Salinas y Salinas se arregla con los opositores, de ahí nace el PRIAN», relató AMLO.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario