Un científico iraní de alto rango que trabajaba en el sector nuclear fue asesinado este viernes cuando se hallaba en su vehículo cerca de Teherán, un acto que fue calificado por Irán como «terrorista» en el que encuentran «serios indicios de un papel israelí».

«Terroristas asesinaron a un eminente científico iraní hoy. Esta cobardía, con serios indicios del papel israelí, muestra un belicismo desesperado de sus autores», tuiteó Mohamad Javad Zarif, ministro de Exteriores de la República islámica.

Zariv también instó a la comunidad internacional a «cesar sus vergonzosas posiciones ambivalentes y condenar este acto terrorista».

El científico, identificado oficialmente como Mohsen Fakhrizadeh, era jefe del Departamento de investigación e innovación del ministerio de Defensa.

Por su parte el jefe del Estado mayor de Irán, general Mohamad Bagheri advirtió que una «terrible venganza» se abatirá contra quienes se hallan detrás del asesinato del científico. «Los grupos terroristas y los autores de esta cobarde acción deben saber que les espera una venganza terrible» tuiteó Bagheri.

El científico resultó gravemente herido cuando su coche fue atacado por varios individuos, que se enfrentaron a tiros con su equipo de seguridad, según un comunicado del Ministerio de Defensa. Fakhrizadeh minutos después a causa de las heridas sufridas, pese a que los médicos hicieran lo posible por reanimarlo.

Este científico había sido calificado en el pasado por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu como el padre del programa de armas nucleares de Irán.

Este asesinato se produce menos de dos meses antes de la llegada a La Casa Blanca del demócrata Joe Biden, presidente electo en la presidencial del 3 de noviembre en Estados Unidos.

Biden prevé cambiar la posición de su país ante Irán, tras cuatro años de presidencia del republicano Donald Trump, que se retiró en 2018 del acuerdo con las grandes potencias, firmado en 2015, sobre el programa nuclear iraní.

Washington restableció entonces, y luego reforzó, las sanciones contra Teherán. Trump considera que este acuerdo no ofrecía las garantías suficientes para impedir que Irán se dote de armas nucleares. La República islámica siempre ha negado buscar semejante armamento.

El presidente de Estados Unidos retuiteó este viernes las informaciones sobre el asesinato del científico iraní, pero sin añadir ningún comentario personal.

De acuerdo a algunos analistas, existe una posibilidad de que Donald Trump le herede a Biden una guerra con Irán, la cual podría haber empezado con el asesinato el científico iraní, pues según Estados Unidos era el tutor del programa nuclear de dicho país.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario