Tal como lo anunció el sector restaurante, luego de una semana de manifestaciones y peticiones para que se les permitiera retomar actividades, el gobierno de la Ciudad de México informó que será este lunes 18 de enero cuando podrán reabrir pese a continuar en semáforo rojo en la capital.

«Sabemos que podemos ir retomando algunas actividades, aún en Semáforo Rojo, donde hay un bajo riesgo y donde tenemos la capacidad de implementar estrictas medidas sanitarias de manera coordinada con el sector empresarial y las actividades económicas», indicó el director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, Eduardo Clark.

El funcionario precisó que las actividades donde se presenta un menor riesgo, de acuerdo a evidencia internacional científica, son las que se realizan al aire libre, ya que representan un menor riesgo de transmisión vía aerosoles.

Se indicó que a partir del 18 de enero y en coordinación con las cámaras empresariales y el sector restaurantero, arrancará el programa: Restaurantes al Aire Libre, lo cual ayudará a que se reactive la actividad económica.

Señalaron que las reglas establecidas con el sector empresarial y cámaras agremiadas son: el consumo hasta las 18:00 horas en el establecimiento; después de ese horario, únicamente se podrá prestar servicio para llevar como venía ocurriendo.

«El servicio únicamente, es importante enfatizar que únicamente se puede realizar en terrazas y mesas al exterior. Es decir, todavía no se permite ningún comensal que esté dentro espacios cerrados», añadieron las autoridades; explicaron que las mesas deberán ser colocadas en zigzag, a una estricta distancia de 1.5 metros entre ellas para permitir la Sana Distancia.

Entre las medidas se establece que no podrá haber más de cuatro personas por mesa, pues uno de los mayores riesgos de los restaurantes es cuando más gente está dentro de una misma mesa.

Los establecimientos también tendrán que hacer uso obligatorio del Código QR, para en caso de que cualquiera de las personas que asista resulte positiva, se pueda notificar al resto de los comensales, así como el personal que labora en dicho lugar.

Enfatizaron que los espacios que se pueden ocupar para el servicio de comensales, son principalmente terrazas o espacios descubiertos propios, entre los que están considerando estacionamientos propios, es decir, podrán sacar sus mesas, al igual que a las banquetas o la franja de estacionamiento sobre el arroyo vehicular, aunque de ser el caso, tendrán que asegurar la seguridad vial y la seguridad peatonal.

Para que los restaurantes puedan reabrir, se indicó que tendrán que registrarse, y con ello evitar hacer algún tipo de trámite. Tendrán que imprimir y exhibir el comprobante del registro para comenzar a operar.

Foto: Twitter @FDoringCasar

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario