El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este miércoles que «está de acuerdo» con que el Banco de México (Banxico) suba las tasas de interés para contener la inflación, aunque criticó al organismo por no enfocarse en el crecimiento.

«Como ahora ha habido un incremento en inflación, ellos están tomando como medida aumentar la tasa de interés, esto lo están llevando a cabo y yo respeto esa decisión que toman, porque se tiene que tener control de la inflación», dijo el mandatario al ser cuestionado sobre el tema.

Sus declaraciones se producen después de que el banco central elevara la semana pasada la tasa de interés en 25 puntos base, para ubicarse en 4.5%, segundo aumento consecutivo.

La Junta de Gobierno de Banxico coincidió en presiones en la inflación general y subyacente, que en julio registraron tasas anuales de 5.81% y 4.66%, respectivamente, muy por encima del objetivo del 3% que tiene Banxico. La votación fue dividida, con las opiniones en contra del aumento de los subgobernadores Galia Borja y Gerardo Esquivel, ambos nombrados por López Obrador.

Sin embargo, AMLO dijo que desde su punto de vista, el Banco de México debería estar atento a la inflación y al crecimiento, a las dos cosas, pues acusó que desde hace mucho tiempo solo atienden lo de la inflación y no voltean a ver lo del crecimiento.

López Obrador sostuvo que su gobierno actúa en materia económica, sobre todo en el control de los precios de los energéticos. Presumió de que durante su administración se ha incrementado casi en un 50 % real el salario mínimo, que ahora es de 141.7 pesos diarios.

«Todo lo que sean bienes, que podamos garantizar nosotros que no aumenten los precios, lo vamos a hacer», dijo.

Y aunque el mandatario se dijo «respetuoso» de la autonomía del Banco de México, también criticó a algunos de los miembros de su Junta de Gobierno, por oponerse a usar el crédito de 12,200 millones de dólares que el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgará a México, para pagar deuda.

Recordemos que el presidente había anunciado la semana pasada su intención de usar el monto que le corresponde a México por la nueva asignación de derechos especiales de giro (DEG) del FMI para pagar deuda pública, aunque los miembros de Banxico respondieron que no era posible.

«No lo deben olvidar los que trabajan en el Banco de México porque son servidores públicos, no empleados de los financieros, eso que se atesora en el Banco de México es dinero del pueblo y de la nación», sentenció.

Así, el presidente López Obrador informó que enviará un planteamiento formal al Banxico para usar los recursos que entregará el FMI. Insistió en que sí se puede usar.

«Que se use ese dinero para pagar deuda; se va a hacer el planteamiento formal al Banco de México para que se beneficie la Hacienda pública, se beneficie al pueblo». Consideró que con el uso de estos recursos la Hacienda pública podría disminuir el pago de intereses de la deuda externa, mientras que al ser colocados en el mercado financiero nacional, únicamente generarían 1% de interés.

“Si llegan 12 mil millones de dólares más al Banco de México y resulta que se van a colocar el mercado financiero y vamos a recibir uno por ciento por el manejo de dinero y la Hacienda pública tiene que pagar intereses por su deuda, del 4 por ciento, por qué no se utiliza ese dinero para pagar deuda y nos ahorramos intereses”, afirmó.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario