El Banco de México (Banxico) anunció esta tarde su decisión de aumentar 50 puntos la tasa de interés para quedar en 7%, esto al registrarse la inflación más alta en 21 años.

La decisión, que representa un cuarto aumento de 50 puntos base y el octavo incremento consecutivo del objetivo, se tomó por mayoría de cuatro votos y un voto en contra de la subgobernadora Irene Espinosa, quien sorprendió a los analistas al pedir aumento de 75 puntos.

«La Junta de Gobierno evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación y sus determinantes, así como el riesgo de que se contaminen las expectativas de mediano y largo plazos y la formación de precios», justificó Banxico.

La decisión ya se esperaba tras revelarse el lunes que la inflación general subió en abril a casi 7.7%, su mayor nivel desde enero de 2001.

Banxico elevó sus pronósticos de la inflación general a un promedio de 6.4% anual en el último trimestre de 2022 desde la expectativa anterior de 5.5%, mientras que la subyacente promediaría 5.9% frente a un cálculo previo de 5.2%.

Al explicar las razones que llevaron al nuevo incremento, la Junta de Gobierno de Banxico dijo en un comunicado que existe el riesgo de que «se contaminen las expectativas de mediano y largo plazo y la formación de los precios», y que se enfrentan mayores retos ante «el apretamiento de las condiciones monetarias y financieras globales, el entorno de acentuada incertidumbre, las mayores presiones inflacionarias asociadas al conflicto geopolítico y al resurgimiento de casos de COVID-19 en China, y la posibilidad de mayores afectaciones al entorno inflacionario».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario