Debido a las tensiones comerciales, la inquietud en los mercados financieros y una desaceleración más marcada de lo previsto en varias economías avanzadas, el Banco Mundial (BM) recortó este martes sus previsiones de crecimiento para todo el mundo en 2019.

Según las proyecciones semestrales de la institución, el crecimiento mundial va a desacelerarse a 2.6% este año, lo que significó 0.3 puntos por debajo que lo proyectado en enero. Para 2020, la nueva proyección es de 2.7%, un nivel también 0.1 puntos por debajo de lo calculado anteriormente.

El BM espera que el crecimiento de América Latina y el Caribe, exceptuando Venezuela, sea de 1.7% en 2019, respecto al 2.1% que proyectó en enero.

El organismo dejó sin cambios las previsiones de crecimiento para Estados Unidos, proyectando una expansión de 2.5% este año, aunque recortó las de la zona euro, a un 1.2%, es decir, una reducción de 0.4 puntos.

Especialistas han advertido que el crecimiento global podría verse aún más afectado ya que las previsiones del Banco Mundial fueron elaboradas antes del anuncio hecho por el presidente Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones provenientes de México.

Según lo publicado por el Banco, la reducción en América Latina «refleja las complicadas condiciones que enfrentan varias de las grandes economías de la región».

Respecto a México, el Banco pronosticó una expansión de 1.7%, un desempeño que está 0.3 puntos por debajo de lo pronosticado en enero (2.0%). Para 2020, también modificó su previsión, pasando de 2.4% a 2.0%

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario