El presidente Joe Biden pidió este miércoles al Congreso de Estados Unidos suspender por tres meses un impuesto federal sobre los precios de la gasolina, que se han disparado y están afectado a los estadounidenses, a pocos meses de las elecciones legislativas de mitad de mandato.

«Podemos bajar el precio de la gasolina y dar a las familias un poco de alivio», dijo Biden en un discurso en la Casa Blanca.

La Casa Blanca quiere eliminar hasta septiembre un impuesto federal de 18 centavos por galón y pedir a los estados, que también gravan la gasolina en el surtidor, hacer lo mismo con el fin de «aliviar directamente a los consumidores estadounidenses que sufren el alza de los precios de (Vladimir) Putin», indicaron altos funcionarios de la administración Biden.

El precio promedio del galón de gasolina alcanzó el nivel récord de 5 dólares, frente a unos 3 dólares hace un año.

El repunte está repercutiendo en la economía nacional, arrastrando el índice de aprobación del presidente estadounidense, que se ubica por debajo del 40%.

«El presidente es consciente del importante reto que suponen los altos precios de la gasolina para las familias trabajadoras», pues los costos de la gasolina «escalaron dramáticamente en todo el mundo, en casi 2 dólares el galón desde que Putin concentró sus tropas en las fronteras de Ucrania», afirmaron los funcionarios.

También señalaron que el presidente Biden entiende que la suspensión del impuesto sobre la gasolina no va a compensar por sí sola el aumento de los costos que se viven, «pero cree que en este momento único en el que la guerra en Ucrania impone los costos a las familias estadounidenses, el Congreso debe hacer lo que pueda para aliviar a esas familias», añadieron.

La suspensión de este impuesto federal de 18 centavos, junto con el impuesto sobre el diésel de 24 centavos por galón durante la temporada de viajes de verano, costaría unos 10,000 millones de dólares al fondo de infraestructuras de carreteras, normalmente financiado por estos gravámenes.

Y mientras en Estados Unidos se discute esta posibilidad, en México el gobierno sigue subsidiando las gasolinas, con el fin de frenar la inflación. Sin embargo, ¿a quién le subsidian las gasolinas? En Broojula te presentamos el mejor análisis junto a Sofía Ramírez, directora de México, ¿cómo vamos?

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario