Joe Biden visitó Florida el martes en medio de una campaña por atraer el voto hispano, y arremetió contra el presidente Donald Trump por sus declaraciones de que los soldados caídos son «bobos» y «perdedores».

«En ningún aspecto sus faltas son más flagrantes y más ofensivas, al menos para mí, que cuando se trata de denigrar a nuestros miembros del servicio, veteranos, guerreros heridos que han caído», dijo Biden en un evento de campaña con veteranos de Tampa.

Los comentarios ofensivos del presidente hacia los miembros del servicio militar, caídos y capturados, fueron obtenidos de forma anónima y reportados por primera vez en The Atlantic. Según esos reportes, Trump llamó «perdedores» y «bobos» en 2018 a los soldados muertos en la Primera Guerra Mundial que están enterrados en un cementerio estadounidense en Francia.

Y aunque Trump ha negado haber hecho esos comentarios, muchos fueron confirmados de forma independiente por la agencia The Associated Press.

Biden ha tomado esos comentarios como una oportunidad para ganarse el voto de los veteranos y las familias de militares, que apoyaron ampliamente a Trump en las elecciones de 2016.

Con ese evento Biden inició su primer viaje a Florida como candidato presidencial demócrata. Más tarde, Biden asistió a un evento por el Mes de la Herencia Hispana en Kissimmee, cerca de Orlando, buscando el apoyo entre los latinos que podrían decidir la elección en uno de los estados más reñidos del país.

Biden afirmó que habló sobre cómo «voy a trabajar como el diablo para dar la vuelta a todos los votos latinos e hispanos», dijo Biden el lunes.

Una victoria de Biden en Florida reduciría drásticamente el camino hacia la reelección de Trump. Pero en un estado donde las elecciones a menudo se deciden por un punto porcentual, existe una creciente preocupación de que el ex vicepresidente pueda estar perdiendo terreno, particularmente con los influyentes votantes latinos del estado.

Una encuesta de NBC-Marist publicada la semana pasada encontró que los latinos en el estado están divididos en partes iguales entre Biden y Trump.

La demócrata Hillary Clinton lideró a Trump por un margen de 59% a 36% entre los latinos en la misma encuesta en 2016, y Trump ganó Florida por casi 1 punto porcentual.

Los votantes hispanos en Florida tienden a ser un poco más republicanos que en el resto del país debido a la población cubano-estadounidense del estado.

La decisión de Biden de celebrar el Mes de la Herencia Hispana en Kissimmee refleja un enfoque en la comunidad puertorriqueña en rápido crecimiento del estado, muchos de los cuales se mudaron a Florida después de que el huracán María devastó la isla en 2017.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario